Feb 24 2013

Root y upgrades en tablets Android chinas (y en especial la WM8850)

Gabolonte Blasfemus

iPad lustVivimos en un planeta donde aún todos continúan babeándose por el iPad, tengo que decirlo. No tuve más que confirmarlo cuando hace unos días el dueño de uno me lo estaba prestando para que le arregle algo, cuando instantáneamente todos los que estaban en la misma oficina vinieron a adorarlo y a querer tocarlo, porque ellos supuestamente se acordaban dónde-era-que-podía-estar-ese-coso que estaba buscando.

El que no le gusta el iPad, claro, se comprará una tablet con Android de las buenas, como las de la línea Nexus o una Samsung. Y el que no puede o no quiere afrontar ese gasto pero aún así quiere una tablet, se juega a uno de los tantos miles de modelos chinos genéricos que hay con Android, a precios comparativamente tan bajos que llegan a la cuarta parte de las otras, o aún menos. En esta última categoría entra la gran mayoría de los usuarios de tablets de países como el nuestro, por razones obvias. También sucede que son ideales como un regalo para un hijo o sobrino, ya que no cuesta tanto estirarse desde un MP5 con videojuegos, uno de los regalos más pedidos por los chicos, a una tablet china de las más baratas, donde además de los juegos de moda de la tienda de Google también van a poder conectarse a Internet y utilizar aplicaciones de dibujo y didácticas.

Este último fue también mi caso. Nunca había tenido una tablet, y no porque no me resultaran atractivas como a cualquiera, sino simplemente por una cuestión económica y de eficiencia: No tenía sentido invertir en una si ya cargaba a todos lados una notebook (imprescindible, que al día de hoy no puede reemplazar ninguna tablet) y un buen smartphone. Pero cuando compré la que iba a ser el regalo de mi hijo, el precio era tan bueno que no pude evitar llevarme una más para mí.

Mi tablet china genérica de 7"

Mi tablet china genérica de 7″

¿Y ahora? Los powerusers tenemos un pequeño problema a la hora de usar un gadget muy barato, porque siempre queremos sacarle el jugo en formas que generalmente sólo son posibles, o exitosas, en los que son de marcas reconocidas. Si tengo una tablet, voy a querer ponerle mucho de lo que ya le puse a mi smartphone, y así como casi todo lo rico engorda, casi todo lo interesante en Android necesita root. Después, si nos ponemos pretenciosos, también se nos puede ocurrir ver si conseguimos una ROM mejor y que tenga una versión de Android más nueva.

Continue reading


Nov 18 2011

El presente (¿y futuro?) de las netbooks

Gabolonte Blasfemus

imagePara muchos big kahunas de la opinología tecnológica el término netbook entra en la categoría de mala palabra, y más si nos encontramos ante seguidores de la manzana incompleta. Suelen parafrasear a su difunto amo Steve adornando sus párrafos con términos de moda como “era post-PC” y recordar el éxito de ventas que es su iTampón, y cómo gracias a su visión ese sucio gadget indigno sólo deseable por negritos tercermundistas (no para la gente común que viaja a Las Vegas todos los años para sentirse menos tercermundista) fue reemplazado en el mercado por las tablets. Críticas frecuentes al concepto de la netbook en sí siempre han sido la incomodidad de sus reducidas pantallas y teclados, las bajas especificaciones de hardware para mantener costos bajos, y que en general fue un manotazo de ahogado de las compañías de PC, que de la mano de Microsoft con su obsoleto Windows XP y sin innovar en lo absoluto intentaron mantener un crecimiento de ventas en una época móvil donde el reducido tamaño y la máxima autonomía de baterías comenzaba a tener principal preponderancia.

Un sol, un sol para las netbooks

imageEn este caso el lobo no era tan malo como lo pintan: La realidad es que la primer netbook que vio la luz fue de Asus y no traía ningún Windows, sino un Linux muy básico para aprovechar mejor sus reducidas capacidades de hardware. Fue un tiempo después que Microsoft, viendo como una amenaza que ante el furor por estos gadgets la gente conociera mejor a Linux, rápidamente hizo lo que mejor sabe hacer y tranzó con todos los fabricantes para que Windows XP sea el sistema operativo por defecto preinstalado, y más tarde cuando lo tuvo listo, Windows  7 Starter Edition; y así llegamos a lo que todo el mundo conoce hoy por netbook, que a decir verdad no eran tan lentas ni desesperantes, y ciertamente resultaban mucho más rápidas que aquellas primeras notebooks de gama baja que nefastamente venían con Windows Vista en sus entrañas. Por supuesto, lo podían haber hecho mucho mejor: Uno de los principales dolores de cabeza, imperdonable, es la ubicua resolución, casi definitoria de la categoría, de 1024×600, en un mundo donde desde hace años la mínima aceptable es 1024×768, y se la viene tratando de empujar a más. Esos 168 píxeles menos causan todo tipo de estragos en la experiencia del usuario, con botones de confirmación fuera del área visible o directamente cuadros de diálogo que se niegan a aparecer. Curiosamente, los microprocesadores Atom evolucionaban a dos núcleos, la RAM se duplicaba, pero los 1024×600 seguían ahí, inalterables, con sólo unos pocos modelos más caros y menos difundidos que llevaban la resolución vertical a los tan ansiados 768 de mínimo.

Hoy es común encontrar noticias sobre como se están vendiendo más tablets que netbooks, de las que ciertamente se cuelgan nuestros amigos opinólogos para afirmar que tenían razón, insistiendo en comparar estos gadgets tan distintos uno del otro. Vuelven a traer las palabritas mágicas era post-PC y terminan de declarar la muerte del difunto bien muerto. Y puede que algo de razón tengan, porque si vemos el mercado de netbooks, al menos el local, vemos básicamente los mismos modelos del año pasado, absolutamente ningún avance. Por supuesto, las trabas a la importación del Gobierno Argentino no hacen más que complicar esta situación, pero es curioso revisar el catálogo de cualquier vendedor y encontrar que las notebooks mejoraron mucho, pero las netbooks siguen siendo básicamente las mismas: Procesador Atom, gráficos mediocres de Intel, y a lo mucho 2GB de RAM y Wi-Fi n. Y por supuesto los fatídicos 1024×600 en la pantalla. Una realidad que en lo personal me decepciona, ya que venía pendiente desde el año anterior de la promesa de AMD y su línea de procesadores Fusion, que integraban CPU y GPU en un mismo chip, formando lo que se conoce como una APU, que combina todo el poder de un procesador AMD, preferentemente multi-núcleo, en conjunto con el poder gráfico de ATI, propiedad de la primera. Gracias a la promesa de esta nueva tecnología se suponía que veríamos netbooks mucho más poderosas, con capacidades gráficas más que aceptables, y aún mejor, con un menor consumo de batería, aumentando su autonomía significativamente.

Continue reading


Jun 2 2011

De la palma al escritorio

Gabolonte Blasfemus

Ayer Microsoft dio a conocer el nuevo aspecto que tendrá el aún en pañales Windows 8, y queda claro que lo que están haciendo es profundizar aún más en Metro UI, esa interfaz limpia, sobria y a la vez atractiva que nació en las entrañas de los Zune y está floreciendo en los Windows Phone 7.

Sinceramente, no tengo recuerdo de que esto alguna vez haya pasado antes. Si nos ponemos a pensar un poco, es la primera vez que en MS cambia la dirección de la influencia. En su antiguo Windows Mobile, la UI no era más que un reflejo simplificado de lo que se obtenía en ese momento con el Windows de escritorio más reciente. Hoy podemos ver lo contrario: El nuevo Windows no sólo va estar pensado para correr en dispositivos móviles como tablets, sino que hace un gran énfasis en el manejo mediante pantalla táctil, tratando de tomar lo mejor del look&feel de los actuales Windows Phone 7. ¿Un signo de estos tiempos?

WP7-2-W8

Con la supuesta muerte anunciada de las netbooks a mano de las tablets, no resulta extraño que en Redmond se están planteando más que nunca el viejo adagio de renovarse o morir. Si las tablets son lo que hoy en día hace mojar a gurús y gurusitos, entonces a tabletizar Windows se ha dicho.

Lo que yo pienso, desde mi humilde opinión que con el paso de los años, lo admito, posiblemente comience a verse más dinosaurística, es que existe una buena cantidad de cosas para las que una tablet no es el gadget ideal, y una PC lo sigue siendo. Puede que eso en un futuro cambie, seguramente mejorarán en varios aspectos; pero hoy, la tablet es solo una comodidad en el mejor de los casos, y un lujo de ostentosos en el peor. En muchos aspectos vamos a seguir necesitando un teclado físico, vamos a necesitar compatibilidad, y vamos a desear una plataforma de hardware abierta que no nos ate al fabricante del equipo para instalar actualizaciones. A falta de un mejor término, digo que no estaría mal intelizar las tablets, y quizá también los smartphones.


Feb 21 2011

Android con ventanas

Gabolonte Blasfemus

El paradigma de smartphones, tablets, e incluso netbooks dice que toda aplicación debe mostrarse a pantalla completa, ya que por las limitadas dimensiones y resoluciones usadas no tiene sentido, pero… qué tan cierto sería esto en una tablet con Android? La compañía Ixonos mostró una interfaz de autoría propia que pone al robotito verde a la altura de cualquier SO de escritorio.

Bajo esta UI, construida sobre Froyo (Android v2.2), incluso se modifica el comportamiento por defecto de las aplicaciones al entrar en background, que suele ser entrar en estado de reposo: Al ser todas ventanas cada aplicación continúa activa, lo que permite, por ejemplo, que sigamos viendo un video mientras redactamos un email.

Ahora la realidad pareciera indicar otra cosa: Una interfaz con ventanas volvería demasiado complicado una tablet/smartphone para el usuario común, que se acerca a ellas no sólo por su atractivo físico, sino por la promesa made in Cupertino de una simplicidad absoluta. Personalmente creo que en un smartphone no tiene lugar, pero sí es muy interesante en una tablet, al menos para quien esté dispuesto a utilizarlo, ya que estoy seguro de que el consumidor masivo preferirá la simpleza de una sola app a pantalla completa. Ustedes, ¿qué preferirían en una tablet?

Vía Engadget.


Feb 14 2011

Palm, te vamos a extrañar

Gabolonte Blasfemus

imageAl igual que los grandes imperios, las plataformas tecnológicas y sus compañías, como la vida misma, también están sujetas a un tiempo de vida finito, caracterizados por un período de apogeo, y seguido por uno de decadencia, hasta que ocurre su final. Y hoy podemos afirmar sin lugar a dudas que Palm está completa y oficialmente muerta. Ya resultaba obvio que lo estaba desde el instante en que la adquirió HP, momento desde el cual tenía ganas de dedicarle unas palabras. Pero fue esta semana que pasó cuando, con el anuncio de HP de sus nuevos smartphones y tablet corriendo web OS, se pudo ver que Palm también murió oficialmente como marca; la nueva Pre ya no es una Palm Pre, sino una HP Pre, así como el resto de los productos: HP Veer, HP TouchPad, HP web OS. El nombre Palm sólo figura en HP Palm, nombre del departamento de HP

Engadget notó esto mismo y también le dio su merecido RIP a Palm, y desde este humilde rincón no puedo más que hacer lo mismo, para una marca que, a pesar de todos sus errores y descuidos, me dio muy lindas satisfacciones.

Hasta siempre Palm.

image