Ago 24 2011

The Rule of Cool (4)

Gabolonte Blasfemus

Si existen un par de cosas que destacan a Supernatural por sobre otras series de TV contemporáneas es su increíble sentido del humor sin por eso abandonar los géneros del horror, lo fantástico y una consecuente cuota de drama, mientras que al mismo tiempo siempre fue una obra humilde desde sus comienzos. Un show que arrancaba con escenas de horror que se veían como copias descaradas y más baratas de The Ring, con una trama para nada pretenciosa, lista para ser usada como serie de relleno, pegada al éxito de otra con más anhelos; de hecho, al menos en Latinoamérica se transmitió por muchos años religiosamente a continuación de Smallville. Lo paradójico es que en poco tiempo llegó a convertirse en una historia muchísimo más sólida y atrapante que la de los inicios de Clark Kent. Pero esta genial serie, que está por estrenar su séptima temporada y (excepcionalmente) sin haber perdido su sabor original, no es digna de mención en esta sección por su humor ácido, su trama o su ironía, sino claro está por su cool factor.

Posiblemente su mayor colaboración para lograrlo se deba a su ubicua banda de sonido: Rock clásico de la talla de AC/DC y Led Zeppelin entre otros, que en la historia es la música favorita de Dean Winchester y en la vida real la de su creador Eric Kripke, y su excelente integración con la atmósfera dura y rústica del show. De hecho uno de los mejores momentos que todo seguidor espera llegando al final de cada temporada es el resumen de lo acontecido bajo la leyenda The road so far (el camino hasta ahora), musicalizada con un tema de Kansas que terminé disfrutando de sobremanera: Carry On Wayward Son. Uno de los mejores The road so far fue para la primera vez que usaron este tema, el de la segunda temporada:

No es casualidad entonces que esta obra de Kansas fuese también elegida, aunque reinterpretada por una banda japonesa, para musicalizar la promo y los endings de la versión anime de Supernatural, que en su versión yanqui cuenta con la voz original de Jared Padalecki (Sam Winchester), mientras que la de Dean es realizada por alguien distinto debido a un problema de agenda (¿o de interés?) de Jensen Ackles, quien solo dotó del habla al Dean animado en los dos últimos capítulos. Aún así, con Supernatural The Animation, que se concentra en lo acontecido durante las primeras dos temporadas de la serie original, el coolness level de la historia se eleva a límites insospechados:

Es llamativo el look Spike Spiegel que tiene el Sam animero, otro elemento que también suma para declarar a la franquicia Supernatural digna de seguir las reglas. Y mientras esperamos ver que pasa ahora que Cass es Dios, los seguidores y fanáticos podemos deleitarnos amenizándola con esta adaptación bastante fiel pero desde ya influenciada por muchos de los elementos comunes a la animación japonesa.

Por cierto ¿qué les parecen los Sam y Dean animados?


Feb 13 2011

Dudas Existenciales (81): Minicomponentes, ¿alguien los usa?

Gabolonte Blasfemus

imageTodavía recuerdo el inmenso placer consumista que tuve el día, enterrado en mi no tan tierna adolescencia, en el que por fin logré tener con mi familia nuestro primer minicomponente de audio. Uno bastante parecido a cuando finalmente pude tener uno con reproductor de CD (esto me deschava demasiado la edad, lo presiento). En aquel momento, época donde una computadora personal existía en pocos hogares comparado con la enorme expansión de la última década, uno de los elementos tecnológicos que no podía faltar en una casa era un equipito de audio decente; dejemos a un lado a los audiófilos para los cuales, y con buenas razones, todos los de consumo masivo son basura en términos de verdadera calidad de sonido.

Y en algún momento eso comenzó a cambiar. No se exactamente cuando, pero yo dibujaría la línea alrededor de 2004/2005, cuando los reproductores de MP3 de estado sólido ya contaban con la suficiente variedad de oferta y competitividad como para que nadie pensara ya en comprarse un reproductor de CDs portátil, o aún más retro, uno de casetes. Recién ahí, tal vez, se podría decir que el usuario promedio comenzaba a poseer un reproductor de música personal con la suficiente comodidad como para no pensar tanto en un caro equipo de audio para el living. Y no dudo que el formato de audio digital estrella y pionero en el mundo informático, sumado a la tremenda negación y lenta adaptación al mismo por parte de los fabricantes tradicionales de equipos electrónicos, tuvieron muchísimo que ver, junto a la masificación de las PCs, los parlantes amplificados de calidad decente como los Edifier, o la posibilidad de conseguir unos buenos auriculares y pasar de las porquerías que siempre vienen incluidas con un reproductor de MP3 o un music phone (término ya obsoleto, porque casi todo móvil puede reproducir música). Otro empuje bastante importante a esta tendencia lo tuvo, es tonto negarlo, Apple con la revolución de su iPod, que grabó en la cabeza de muchos el concepto de que el reproductor personal de música y el de la casa podían ser exactamente el mismo aparato, y generó todo un mercado de pequeños combos de parlantes potenciados pensados para que su iPod, y aunque no lo quisieran también sus equivalentes, ocuparan el ubicuo lugar en la sala de estar que antes era exclusiva propiedad del todopoderoso minicomponente.

En mi caso personal, hace como más de diez años que dejé de usarlos, aunque reconozco que fue más por una cuestión de espacio que por no quererlo aún. El punto es que con el paso del tiempo cada vez lo extrañé menos, hasta el punto en que un día se descompuso y jamás lo hice arreglar, porque realmente no lo usaba para nada.

Ahora existen nuevas generaciones de equipos de audio, que finalmente abrazaron el concepto del digital hub porque no les quedaba otra para sobrevivir, relegándose a ser en muchos casos un mero satélite de los verdaderos protagonistas, las computadoras, los reproductores MPx y los smartphones, donde la gente tira sus archivos de música para luego escucharlos desde ahí mismo como más les plazca. Es por eso que hoy nos encontramos con minicomponentes con enlace USB para ser controlados desde la PC y reproducir el audio de la misma a través del mismo enlace digital, y también la mayoría incluyen puertos USB para que pongamos nuestros pen drives con música directamente, lo más parecido que se puede hacer hoy a lo que era antes poner un CD para escuchar algo, pero claro, mejor. Aún así, al menos para mí, nada de esto me parece suficiente. Me pueden tentar un poco con su potencia, su aspecto atractivo, y más que nada el recuerdo de lo que antes se sentía tener uno y jugar con el, pero cuando llega la hora de las cuentas y la lógica pierden todo sentido, principalmente aquellos equipos monstruosos que superan ampliamente las cuatro cifras de nuestra moneda local. No niego que todavía puede haber lugar para adquirir uno económico  con un buen beneficio costo/calidad para usarlo mayormente de extremo final de nuestra cadena de música, pero se termina ahí; no están en mucha mejor posición que unos buenos Edifier.

Por eso me pregunto cuando veo en las publicaciones de cadenas de electrodomésticos secciones a dos páginas ofertando una inmensa variedad de equipos de audio: ¿Alguien todavía los compra?

image

Y como ya parece que se me está haciendo costumbre, vamos con la encuestita metida de la semana.

Traté de hacerla lo más específica posible, aunque puede que alguien no se vea contemplado, como por ejemplo el caso del que se armó un transductor de audio con unos calzoncillos apelmazados. En todo caso me gustaría saber si ven a los equipos de audio hogareños tan obsoletos como yo los veo.


Feb 11 2011

Migrar de Windows Mobile a Android (4): Música y llamadas por Bluetooth, Portapapeles

Gabolonte Blasfemus

Hoy vamos a ver qué diferencia hay entre WinMo y Android para algo que todos alguna vez sufrimos en plataformas móviles: La implementación del portapapeles o clipboard. Y también voy a tratar el tema de escuchar música y tener llamadas telefónicas con auriculares Bluetooth, algo que posiblemente no interese a muchos, pero a mi sí (recuerden un weblog es fruto del más profundo egocentrismo, siempre).

Escuchar música y recibir llamadas por auriculares Bluetooth

imageTanto en mi HTC Touch Viva como en mi anterior teléfono con Windows Mobile, un Qtek S200 (o HTC Prophet), casi siempre escuché mi música a través de unos cómodos auriculares estéreo Bluetooth Sony Ericsson HBH-DS220. La interacción entre estos y Windows Mobile no era perfecta, pero puedo asegurar que es suficientemente buena. Los inconvenientes normales suelen ser una considerable demora (WinMo, demoras… me suena familiar) desde que se presiona el botón de manejo de llamadas hasta que efectivamente se escucha a la otra parte cuando se atiende mientras se escucha música; también en algunas pocas ocasiones solía suceder que, luego de colgar, la música no vuelva a los auriculares, sino que comience a salir por el manos libres incorporado del propio teléfono, algo que puede resultar bochornoso si venimos escuchando los gemidos grabados de nuestra vecina o música latina/tropical en presencia de gente de buen gusto.

Como Android no tiene problemas a estas alturas en manejar los perfiles Bluetooth involucrados (A2DP para escuchar música, AVRCP para controlar el media player, HSP para funcionar como auricular telefónico y HFP para algunas funciones extra como el rediscado) era de esperarse que todo funcionara igual de bien o incluso mejor con los mismos auriculares; lamentablemente el veredicto hasta el momento es que funciona pero no está exento de varios fallos. Mientras que en WinMo solo a veces podía pasar que al cortar una llamada el audio no vuelva a redirigirse a los auriculares Bluetooth, al menos en el Milestone 2 es algo que sucede todo el tiempo: Al cortar las auriculares quedan “colgados” y generalmente tenía que apagarlos, volverlos a prender, y luego presionar Play/Pause para que se reconecten con el teléfono. Luego descubrí que con sólo esperar unos segundos y presionar Play/Pause un par de veces hasta que enganche también basta. Sospecho que se debe a que una vez finalizada la llamada no vuelve del modo HSP al A2DP para seguir funcionando como un par de auriculares estéreo multimedia. Otro inconveniente más en comparación con mi viejo Viva es que en aquel todo el audio era redirigido a los auriculares Bluetooth, por lo que me enteraba si llegaba un SMS o cualquier otro tipo de aviso de aplicación o del sistema. En Android, sólo la música del reproductor suena por A2DP, mientras todos los avisos siguen sonando en el teléfono, por lo que es fácil perdérselos por ir escuchando un tema a alto volumen.

imageLo que sí me gusta, en contraste con las ROMs oficiales de Windows Mobile para el Touch Viva, donde HTC mapeaba el stack Bluetooth para que en todo momento sólo fuese posible controlar mediante el perfil AVRCP a su reproductor de audio propietario, es la posibilidad de elegir desde la configuración de cada reproductor que instalemos si queremos o no que sea el que será controlado vía AVRCP. Al menos así sucede con la versión androide de Winamp y con MixZing, dos de los mejores reproductores multimedia que existen para Android en la actualidad.

Un punto interesante en este apartado también es la calidad del audio y la decodificación. Desde que escucho los mismos temas musicales en mi Milestone 2 que antes escuchaba en mi Viva, comencé a notar ciertas imperfecciones en el audio, gliches que me hacían imaginar algo alocado como algún defecto en la transmisión de audio por Bluetooth. Finalmente, y luego de varias pruebas, concluí que los ruidos y clicks que es escuchaba pertenecían a los archivos mp3 que escuchaba, sólo que en el Viva no los notaba, lo cual me hace pensar, desde mi liviano conocimiento de la decodificación de audio avanzada (el único conversor A/D con el que trabajé alguna vez era de 8 bits, un microcontrolador programado para emitir tonos multifrecuentes), que el fenómeno se debe a que la decodificación y/o los circuitos de audio del MM2 son de mucha mejor calidad que los del económico HTV, y por lo tanto se perciben con más claridad las imperfecciones que pueda contener un archivo de audio. Pero esto ya sería hardware, no un problema del SO.

 

Portapapeles

screenshot_6Me acuerdo cuando, no hace realmente tanto, usaba feature phones, y si en estos existía una verdadera killer feature para alguien como yo, era la implementación de un portapapeles. Algo tan simple y básico como poder copiar y pegar, al menos texto, de un lugar a otro que necesitemos, y sin embargo una función tan olvidada y dejada de lado por los desarrolladores de plataformas móviles. Algo que recuerdo bien que en Palm OS resultaba una tortura debido a la estúpida e incomprensible limitación de 4 KB para su capacidad. Una función que a Apple le pareció tan poco importante que recién la implementó en su tercer iPhone, y que Microsoft tampoco agregó aún en su flamante Windows Phone 7. Y sin embargo una función vital para cualquiera que se le puede llamar con rigor usuario de computadoras.

El portapapeles de WinMo es algo parecido al paraíso para quien vena del yugo de Palm OS, ya que es lo más parecido al de Windows en sí: No sólo podemos copiar y pegar texto sin límites absurdos, sino que también podemos hacerlo con archivos. La forma de accederlo, eso sí, resultaba generalmente incómoda para un dispositivo móvil, y más si era de la última generación touch. Normalmente existían dos formas; a través de las opciones pertinentes en el menú contextual al hacer un tap largo sobre el texto o, tal y como en la PC, usar las conocidas combinaciones de teclas Ctrl+C, Ctrl+V y Ctrl+X. Lo bueno de la implementación era su universalidad en WinMo: En casi toda aplicación que mostrara texto, este era seleccionable, y aunque luego no tuviésemos opción en el menú contextual para copiarlo, siempre funcionaba con las combinaciones de teclas; exactamente igual que en el Windows de escritorio. Lo malo era que sólo el teclado original de Windows Mobile poseía la tecla Ctrl, totalmente obviada por los posteriores teclados touch friendly que se diseñaron para iphonizar a WinMo. Algunos pocos tuvieron la genialidad de implementar botones exclusivos para las funciones de cortar, copiar y pegar, pero fueron 2 como mucho. De más está decir que para seleccionar era indispensable usar el stylus, o sino repetir la tarea 20 veces hasta que salga bien al grito de “FUUUUUUUUU…!”.

Android, afortunadamente, posee un portapapeles desde hace un buen tiempo ya, y parece funcionar bastante bien: Se pueden copiar y pegar tanto texto como archivos, y se accede a la selección de texto vía menú contextual con un tap largo o haciendo doble tap sobre una palabra. Pero no supera al de WinMo, y más bien languidece ante aquel. No sólo en Android no existe combinación de teclas posible desde el momento que (al parecer) no existe la tecla Ctrl, sino que no todo texto es seleccionable, cosa que sí sucedía en WinMo. ¿Un ejemplo? Intenten seleccionar texto de algo que estén leyendo en la aplicación de Google Reader…

Otro problema, derivado de que Android es un SO touchy, es que al no existir el stylus la precisión se va al cuerno. Lo intentaron solucionar mediante una lupa amplificadora que sigue al dedo en pantalla mientras va seleccionando, pero a mi parecer no es suficiente; como ya se hizo en muchos tipos de aplicaciones donde se necesita posicionar/manejar en una pantalla capacitiva algo pequeño con precisión, necesitan recurrir a mangos que permitan manejar la selección del texto en este caso.

imageSegún vi, lo que le faltaba al portapapeles de Android para estar a la altura del de WinMo en funcionalidad y a la de iOS 4 en usabilidad fue agregado en la nueva implementación mejorada de Gingerbread, donde al parecer sí es posible seleccionar cualquier texto en cualquier parte del sistema, así como disponer de unas pinzas tamaño dedo para seleccionar el texto con mayor exactitud, lo cual es otro motivo más para cruzar los dedos y esperar que Motochota Motorola lance el upgrade para el Milestone 2.


Sep 16 2010

SciLor’s GrooveDownloaderWM descarga la música de Grooveshark en tu WinMo

Gabolonte Blasfemus

image SciLor es un nombre al que ya conocíamos por haber sido el primero en traernos el deleite de poder escuchar cualquier tema musical que este en Grooveshark en nuestro dispositivo Windows Mobile, desde su aplicación GrooveMobile. Ahora vuelve a la carga y ya no sólo podemos escuchar la música de Grooveshark, sino que también podemos bajarla, gracias a SciLor’s GrooveDownloaderWM.

Desde una interfaz muy sencilla podremos buscar temas en esta aplicación ingresando palabras clave, para luego simplemente tildar aquellos temas que luego deseamos descargar en el dispositivo. Ideal para cuando se nos pegó en la cabeza alguna canción que no tenemos, así podemos bajarla y tenerla para escuchar a la vuelta.

Claro está que el descargarse la música que transmite una aplicación web como Grooveshark es algo que roza en la supuesta ilegalidad, por lo cual lo que hagamos con este programa cuenta por nosotros mismos, y desde su página oficial su autor aclara que es sólo una prueba de concepto, no una invitación a descargar música de este sitio.

Por último, he de comentarles como aspecto negativo que SciLor’s GrooveDownloaderWM se resistió a ejecutarse en mis dispositivos tirando un error relativo al runtime de .NET, por lo que no puedo asegurar que funcione correctamente; quedará en cada uno probarlo y ver si en su móvil o PDA funciona.

Vía FreewarePocketPC.


Jun 6 2010

Instant Elevator Music, música de ascensor mientras esperas en Windows

Gabolonte Blasfemus

Así como a aquella mente creativa a la que se le ocurrió juntar dos aspectos separados de la vida para crear algo como la fleshlight, a veces en el mundo del software ocurren este tipo de ideas surgidas del llamado pensamiento lateral, ya sea para resolver problemas de peso o meramente triviales.

image

En este caso, alguien que seguramente estaba fascinado, para bien o para mal, con el concepto de la música de los ascensores, esa pequeña tortura que se supone que nos hace transcurrir con menos impaciencia y disgusto el pasar varios segundos o hasta minutos encerrados y apretados en una cajita con extraños, tuvo la brillante(?) idea de trasladar el concepto a las típicas esperas en el mundo del software. Y así nació Instant Elevator Music.

Ya sea que descarguemos archivos por Internet Explorer o Firefox, restauremos o grabemos snapshots en nuestras máquinas virtuales, o simplemente copiemos archivos e instalemos aplicaciones, Instant Elevator Music reconocerá sin mayores problemas casi toda ocasión en la que una barra de progreso nos haga aguardar pendientes de la pantalla, y nos amenizará la espera reproduciendo una simpática melodía digna de cualquier ascensor que se precie. Incluso puede musicalizar la espera de una conocida extensión para administrar descargas en Firefox como DownThemAll! o aplicaciones específicas como TeraCopy.

Esta pequeña joya del ocio obligado es altamente personalizable, ya que por un lado nos permite controlar el volumen de la música independientemente del sistema, enmudecerla para no escucharla por un rato, e incluso seleccionar otra pieza musical. Por defecto Instant Elevator Music reproduce Mario’s Elevator, obra licenciada bajo Creative Commons  por Kmax, pero también es posible indicarle que pase nuestra música favorita a la hora de esperar por algo en Windows, indicándole cualquier archivo de nuestra colección que tenga formato MP3, Ogg Vobis o WAV.

Instant Elevator Music es totalmente gratuito, y los únicos requerimientos son Windows 2000/XP o superior y el .NET Framework 2.0 instalado, que el instalador de la aplicación descargará e instalará por sí misma en caso de no encontrarse.