Feb 5 2014

La misión ¿imposible? de convertir usuarios de Whatsapp a Telegram

Gabolonte Blasfemus
"Nosotros te cuidamos, y para eso necesitamos ver todas tus fotos, videos y charlas subidas de tono. Es por tu seguridad..."

“Nosotros te protegemos del terrorismo, y para eso necesitamos ver todas tus fotos, videos y charlas subidas de tono. Es por tu seguridad…”

Un tiempo después de que la gran bomba de la NSA explotó, un fuerte deseo de dejar que la misma continúe empernándose al planeta entero comenzó a surgir en todos sus rincones, y eso dio lugar a varios proyectos (la mayoría ubicados fuera del país de la libertad vigilada) que intentan brindar algún canal de comunicación libre de los men in black.

En el campo de lo que podríamos calificar como mensajería por smartphone, todos sabemos que hace tiempo Whatsapp ganó la batalla como el reemplazo definitivo a los arcaicos SMSs. Algunas de sus virtudes para hacerlo no son las más loables pero tampoco podemos desmerecerlo: Lo hizo por una combinación de factores como ser uno de los primeros, ser multiplataforma desde el principio, gratis (siempre amenazan que van a cobrar pero siguen sin hacerlo porque saben que ahí se les pianta el ganado), usar una interfaz limpia y sin publicidad, pero por sobre todo, funcionar y haber tenido versiones hasta para teléfonos económicos como los viejos semi-smartphones Serie 40 de Nokia.

El problema con Whatsapp, además de que aún sueñan con algún día hacerte pasar por caja, es que en sus condiciones de servicio (que aprobaste sólo por usarlo) estás en falta desde el vamos y jamás le prestó atención a la seguridad, lo que hace que al día de hoy, incluso cuando se supone que desde hace un tiempo cifran los mensajes, aún sea posible espiarlos a todos. Imaginen entonces la papa que es para la agencia más querida del mundo mirar lo que se le antoje.

Continue reading