feb 4 2013

Expandir la memoria disponible para aplicaciones del Samsung Galaxy S3

Gabolonte Blasfemus

SDs interna y externa en el S3Hace un tiempo hablábamos de como el Samsung Galaxy S3 (y posiblemente todo otro smartphone con Android 4.0 o superior) tiene una suerte de tarjeta SD interna y un slot disponible para otra externa, la primera se accede a través de la importantísima ruta /sdcard, y como no existe la opción de instalar o mover las aplicaciones a la memoria del teléfono, todas son instaladas por defecto ahí. Si insertamos una tarjeta microSD está será accesible bajo /extSdCard.

Lo que a simple vista parece genial (disponer de una SD interna y además la posibilidad de expandir con una externa en caso de quedarnos cortos de espacio) tiene un par de peros que nos desbaratan el entusiasmo: En el Galaxy S3 las aplicaciones no se pueden mover a la SD externa y, por supuesto, el tamaño de la interna no se puede expandir. Desconozco en cuantos dispositivos suceda esto, pero en otros no pasa este inconveniente, como por ejemplo en algunas tablets chinas donde se puede configurar el llamado almacenamiento para aplicaciones tanto en la memoria local como en la (verdadera) SD. Lo peor, es que el S3 que se vende en todos lados, y posiblemente el único disponible en las operadoras argentinas, viene con la capacidad más básica que es de 16 GB; existen modelos con 32 y 64 GB de SD interna, pero son difíciles de encontrar y posiblemente haya que vender un órgano para conseguirlos. Esto nos limita, sin posibilidad de escape alguna, a la capacidad interna del aparato a la hora de instalar aplicaciones.

En mi caso, creía que 16 GB son más que suficientes; de hecho nunca logré llenar los 8 de mi anterior Android. O al menos, eso pensaba hasta hace unos meses atrás, antes de instalar El caballero oscuro y Asphalt 7, que sumados a otros tantos juegos que tenía, me hicieron notar que el espacio libre se reducía a límites peligrosos, más teniendo en cuenta lo rápido que se consumen megabytes filmando en HD. Por supuesto, siempre puedo mover inmediatamente las fotos y videos tomados a la tarjeta externa, pero se vuelve una molestia que hay que estar tomándose con frecuencia.

Continue reading


nov 25 2012

Recuperar la hibernación en Ubuntu Linux

Gabolonte Blasfemus

La función de hibernación en los portátiles es una de esas cosas que cuando andan bien son una maravilla, pero cuando las llegamos a dar por sentadas nos encontramos con que tal versión del SO, que casualmente es la que usamos, o determinado cambio que hicimos, la rompió. Puede ser que al accionarla no funcione en absoluto, y lo notaremos cuando al encender nuevamente la máquina el sistema arranque desde cero sin retener en absoluto nuestra pasada sesión abierta; también puede ser que no aparezca la opción de hibernar en lo absoluto.

Pero para empezar, nunca está de más para quien aún se confunda marcar la diferencia entre las funciones de hibernar y suspender en una computadora.

Cuando un equipo entra en suspensión, este continúa encendido, solo que en su mínima expresión: Tanto el disco como la mayoría de los circuitos se encuentran apagados, o dicho de otra forma, en un estado de standby de mínimo consumo. Bajo esta modalidad toda la info de nuestra sesión abierta se retiene en la memoria RAM de la misma forma que si la máquina estuviese en funcionamiento normal. Este es el comportamiento por defecto de toda portátil cuando se le cierra la tapa (y más si no está conectada a su cargador) y es tremendamente útil por la velocidad con la que podemos despertarla de su letargo: Basta volver a abrirla y tocar cualquier tecla para que vuelva y todo estará ahí. Pero su gran desventaja es que, aunque mínimo, sigue existiendo un consumo de batería que a la larga la drenará completamente.

Continue reading


oct 31 2012

Montar la tarjeta SD externa del Samsung Galaxy S3 como USB Mass Storage

Gabolonte Blasfemus

Normalmente, un teléfono Android tiene dos tipos de memorias: La interna del teléfono y la disponible a través de la tarjeta microSD que le hayamos insertado en su correspondiente slot. Esta arquitectura es bastante recurrente en otras plataformas de smartphones e incluso en featurephones (un término que ya se escucha poco pero se usa para referenciar a celulares no-smartphones con funciones extra como reproductor de música, cámara… etc), y solo basta recordar como Windows Mobile también disponía de un almacenamiento principal interno donde también residía el sistema operativo y una ruta de directorio bajo la cual se podía acceder además al almacenamiento de la tarjeta SD. La particularidad en Android es que la disposición habitual para esta última es siempre a través de la inamovible ruta /sdcard y que, al menos en la mayoría de los dispositivos, es prácticamente imprescindible contar con una, ya que muchas aplicaciones esperan poder almacenar directamente ahí sus archivos de trabajo y datos del usuario.

Por ejemplo, en mi Motorola Milestone 2 contaba con 8 GB de memoria interna, de la cual no podía utilizar toda ya que en la misma reside también el sistema operativo, pero sí me servía para instalar aplicaciones. De hecho se me daba una situación inusual para un usuario de Android: La mayoría llega a tener problemas de espacio con la memoria interna del dispositivo (algunos traen muy poca y no todas las aplicaciones soportan APP2SD, aunque existe un truco para eso) mientras que tienen espacio de sobra en la SD; yo en cambio trataba de mover siempre todas mis aplicaciones a la memoria principal, ya que los 8 GB de mi microSD estaban mayormente ocupados por mi colección de música y en cambio jamás logré llenar los 8 GB del teléfono.

Continue reading


oct 23 2012

EL truco para ganar espacio en la memoria de un Android sin root

Gabolonte Blasfemus

Uno siempre tiene que ser humilde porque nunca sabe por dónde se puede enterar de una de esas perlas que te hacen el día. Me acuerdo que una vez, de casualidad, descubrí lo que era el DDNS porque encontré el instalador del cliente de No-IP en una carpeta de la máquina de un amigo que no era para nada geek. Él no sabía qué era, y yo en ese momento menos; pero me lo copié y lo probé tranquilo en casa.

En Android existe un problema ya conocido de otras plataformas de smartphones: Existe una memoria principal que viene incorporada en el teléfono y contiene al sistema operativo, y otra secundaria, generalmente externa, que suele ser una tarjeta SD o sus versiones micro, aunque también puede estar incluida internamente, aunque a nivel acceso se sigue comportando como un almacenamiento “de afuera”. Pero en el androide verde se complica un poco más la cosa, ya que en un principio no se contemplaba que se pudiesen instalar aplicaciones en otra zona que no fuese en la memoria interna del dispositivo; y para peor, es obvio que los modelos más económicos  vienen con una capacidad mucho más modesta de memoria en general. Esto nos dejaba en la situación de teléfonos con 128 MB de almacenamiento interno que se llenaban rápidamente al instalar una decena de aplicaciones, mientras que aunque se le colocara una SD de 8 GB, sólo se la podría aprovechar para almacenar archivos de usuario como música, imágenes, videos o documentos.

Continue reading


oct 20 2009

Sincronizar los archivos de la tarjeta SD en Windows Mobile

Gabolonte Blasfemus

Hay que reconocerlo: ActiveSync, dentro de todo, resulta una solución medianamente decente para sincronizar la información más básica que podamos mantener en la PIM de nuestro dispositivo con Windows Mobile. Podemos sincronizar contactos, tareas, citas, favoritos de Pocket Internet Explorer y la carpeta donde guardamos por defecto nuestros documentos en el dispositivo, My Documents. El problema empieza ni bien nos alejamos de lo básico y queremos algo más.

image Dentro se ese algo más, es muy pero muy normal y lógico que, teniendo un equipo con ranura de expansión para tarjeta SD o microSD como sucede en la mayoría de los casos, aprovechemos esta posibilidad y utilicemos una para ir depositando archivos que por su tamaño o cantidad superan la capacidad de la memoria de almacenamiento principal (main storage) de Windows Mobile, que es donde reside la carpeta My Documents, la única cuyo contenido se sincroniza con ActiveSync. Puede que esto al principio no nos importe demasiado, pero puede que comience a hacerlo un día cuando nos demos cuenta de la cantidad de archivos importantes que tenemos reunidos en nuestra tarjeta, y contemplemos el riesgo, o tengamos la mala suerte, de vivir la pérdida de estos datos por robo o extravío del móvil, o incluso mal funcionamiento de la tarjeta. También es importante considerar que si tenemos habilitada la opción de cifrado de la tarjeta SD que Windows Mobile 6 realiza de manera transparente, y que en muchos modelos viene habilitada por defecto, en caso de avería del equipo o de que se le deba realizar un hard reset, será imposible recuperar la información contenida en la misma.

Una opción fácil y simple a esto es copiar completo el contenido de la SD regularmente, para así tener un backup más o menos al día. Pero el pequeño problema con esto es la perseverancia de hacerlo, y el tiempo que llevaría copiar cada vez varios GigaBytes de información en muchos casos. Tampoco es fácil programar una copia que depende de que el dispositivo esté conectado a la PC a la hora exacta. Es por eso que varios desarrolladores de software vinieron con diversas soluciones que permitieran hacer lo que ActiveSync no hace: Sincronizar el contenido de otras carpetas además de My Documents, o de toda la tarjeta de memoria, con la PC y vía ActiveSync. A continuación vamos a ver tres productos para realizar esto y tener la paz de que nuestros datos están resguardados, aunque lamentablemente parece no existir opciones gratuitas dentro de esta categoría de aplicaciones en particular.

Continue reading