Ago 16 2009

¿Cuál fue tu último meme? (el meme del meme)

Gabolonte Blasfemus

image Alejandro de SpamLoco tuvo un momento nostalgioso (que suena menos bala que “nostálgico”) y recordó esa época dorada de la bobósfera donde los blogudos vivíamos de meme en meme. ¿Qué eran los memes? Una consigna que alguien iniciaba, y luego de cumplirla linkeaba a algunos amigos y conocidos designados por él mismo para repetir esto. Las consignas eran de lo más variadas, aunque generalmente tenían que ver con tecnología, frikismo, o cosas de la vida cotidiana, lo cual tenía múltiples efectos positivos: Permitía conocer un poco más al autor de cada weblog, hacía más humano el intercambio, y, finalmente, para aquellos que todo lo ven con ojos de SEO, dejaba unos saludables links que beneficiaban a todos los involucrados. Vendría a ser la versión blogger de esos mail en cadena donde te invitaban a llenar un largo de cuestionario de preguntas personales y triviales que previamente había contestado quien lo envío. Lo malo de los memes, similarmente con las cadenas de mails, es que con el tiempo comenzaron a proliferar en exceso con las excusas más triviales pero ya con un único motivo deshonesto: Hacer spam. En el caso de los memes, quien iniciaba uno conseguiría enlaces de casi todos los que después lo siguiesen, y mucho más si el meme era una especie de concurso con un premio. Podríamos decir que esto fue lo que desencadenó su fin, ya que todos nos hastiamos de verlos, y empezaban a ser uno más estúpido que el otro.

Pero esto es también un meme, y la consigna que planteó Alejandro fue justamente cuál fue el último meme que hemos seguido. En mi caso fue el de los 3 videos de YouTube, donde había que seleccionar 3 videos que nos fueran particularmente graciosos y rescatables del famoso sitio, y que les recomiendo mirar para reírse un rato (yo acabo de hacerlo).

Todo evoluciona, y así como en un momento fueron las cadenas de emails y hace unos años los memes, hoy tenemos los REtwits, que cada empezaran a propagar cada vez más basura a medida que más idiotas se sumen a Twitter, aunque sospecho que mientras no se puedan mandar pelotudeces con fotitos de colores como en Facebook, estaremos a salvo.

Y como un meme que no se pasa no puede considerarse como tal, este se lo paso a Guillermo, a 486 y al Teto.