Nov 28 2013

La disputa de los DPI

Gabolonte Blasfemus

Oh, los DPI, ese parámetro de los archivos de imagen, para algunos elusivo, para otros tomado en cuenta de una forma tan religiosa… o sea, con ignorancia y testarudez.

DPI (del inglés dots per inches, traducido puntos por pulgada) indica exactamente eso, la cantidad de puntos (o píxeles) de una imagen que se deben imprimir por cada pulgada, y por eso también se lo conoce como PPI (pixels per inches); son dos formas de denominar lo mismo. Y debemos remarcar imprimir, porque si hay algo muy importante a tener en cuenta con los DPI de una imagen es que sólo tienen relevancia cuando se la va a imprimir en un medio gráfico (papel, cartulina, cartón, etc). ¿Por qué? Porque dicho de otra manera, este numerito mágico determina qué tan espaciados estarán los píxeles de esa imagen en la impresión y, en relación al tamaño en que va a ser impresa, puede ser que exista o no pérdida de definición debido a los DPI que soporte la impresora. Pero eso es sólo si hablamos de imprimir.

ppi

De todo esto se puede deducir que en realidad los DPI o PPI no tienen injerencia alguna en la manipulación y exhibición digital de una imagen. Es sólo un número almacenado en los metadatos del archivo de imagen, y si se lo altera no cambia la resolución real, en píxeles, de la imagen (esto únicamente podría suceder si se tilda la opción de resampling, presente en algunas suites de edición como Photoshop donde, tomando un tamaño previamente definido, sí altera la resolución real en píxeles). Todas esas cuasi leyes de que si la imagen es para pantalla va en 72 dpi y si es para impresión va a 300 son simplemente mitos. El valor de DPI sólo tiene sentido a la hora de realizar la impresión sobre un material, porque una vez impreso no se le puede hacer zoom a una imagen, cuando en una pantalla sí.

Afortunadamente, existen muchos intentos mejores que el mío de explicar esto y de una forma mucho más amena y extensa, como Say No to 72 dpiMisunderstandings about dpi, o A JPEG picture doesn’t care about no DPI.

Ciertamente hay que decir que es una temática que puede resultar confusa, más para quien no es un profesional gráfico. El problema pasa porque es un mito que muchos (supuestos) profesionales repiten como mantra, amplificando la confusión.

No hace mucho me tocó toparme con uno de estos especímenes. Una diseñadora gráfica con la que, por ciertas circunstancias profesionales, terminamos en una relación que se podría calificar de tirante, a causa de haber competido por un proyecto y que mi propuesta fuera la ganadora.

El problema tuvo que ver con unas imágenes que yo debía colgar en un sitio web, pero cuyos originales manejaba ella, por lo que me tocó la difícil tarea de solicitárselas en la resolución que yo consideraba necesaria para su minuciosa visualización, ya que eran imágenes con muchos detalles, que por ende debían ser de muy alta resolución.

Yo presentía que si había rencor, algo tan fácil como pedir unas imágenes en la misma resolución que ya lo había hecho en una ocasión anterior podía convertirse en una pesadilla, y esta vez así fue. Primero me las envió en casi la mitad de los píxeles solicitados, no sin insistencia de mi parte, algo que por supuesto no alcanzaba para lo que necesitaba. Hasta que finalmente, ante mi exigencia de una resolución precisa, vino el argumento de los DPI: “¿A cuántos DPI?”

moss

No importó intentar explicarle ni darle como referencia algunos de los links anteriormente citados. La respuesta fue tan ciega como cortante: “Sí importan los DPI” (omito faltas gramaticales para comodidad del lector). Conclusión que no hubo forma de convencimiento alguna para quien luego se ofendió por ponerse en duda su profesionalidad.

El consejo: Si alguna vez tienen la desdicha de entrar en discusión con alguien que malinterpreta el uso de los DPI y sólo pueden conseguir que lea un link, envíenlo directamente a Say No to 72 dpi, donde hasta hay imágenes de ejemplo publicadas en distintos DPI pero con la misma cantidad de píxeles que, por supuesto, se ven exactamente igual en pantalla.


Jul 7 2010

Convertir documentos en imágenes con ImagePrinter

Gabolonte Blasfemus

En algunas ocasiones me vi en la necesidad, por una cuestión práctica generalmente, de enviar o llevar algún tipo de documento como una imagen. Puede ser que se trate de un documento de Office, un PDF, o incluso la salida resultante de alguna oscura aplicación para Windows, pero el hecho es que tener en una imagen lo que en su lugar iría a parar a una impresora tiene grandes ventajas:

  • Dependiendo del formato/tamaño/calidad, puede ocupar menos que un PDF.
  • Es más difícil de modificar por terceros.
  • Es más universal, si guardamos la imagen en un formato popular como JPG nos aseguramos de que sea legible en absolutamente todo dispositivo capaz de abrir una imagen y hacer zoom en ella.
  • Ideal para mostrar en línea en una página web.

Lo ideal para todo esto es disponer, al igual que cuando deseamos generar PDFs o mandar faxes desde nuestra PC, de una impresora virtual que convierta en una imagen todo trabajo de impresión proveniente de cualquier aplicación. Existen algunas opciones disponibles en esta categoría de aplicaciones, pero por lejos una de las mejores es Virtual Image Printer driver, o abreviado ImagePrinter.

image

Completamente gratuita y open source, esta herramienta está basada en el controlador universal de impresión de Microsoft y hace exacto lo que necesitamos: Instala en Windows una impresora de imágenes, y coloca en nuestro escritorio un icono desde el cual podremos ajustar parámetros importantes de su configuración como el formato y calidad de la imagen resultante, el nombre del archivo, el directorio donde será guardado, y si deseamos que al terminar se abra con alguna aplicación gráfica. Los formatos de salida a elegir satisfacen todas las necesidades; no sólo podemos elegir entre formatos gráficos populares como BMP, PNG, JPG y TIFF, sino que hasta nos permite utilizarlo como impresora de documentos PDF.

Sin dudas ImagePrinter es una herramienta de la que conviene disponer en todo momento, y resulta ideal, por ejemplo, cuando se desea guardar una extensa página web en una sola imagen, evitándonos así el engorroso trabajo de realizar múltiples capturas de pantalla.


Nov 5 2009

NoniView, visor de imágenes gestual para Windows Mobile

Gabolonte Blasfemus

A estas alturas ya andan muchos buenos (y no tanto) visores de imágenes para Windows Mobile, muchos incorporando un manejo compatible con los dedos y adornados con lindos efectos visuales. NoniView es uno de esta camada, que con unos vistosos efectos y un manejo a través de gestos que se realizan al pasar el dedo sobre la pantalla, y una vez aprendidos estos,  lo convierten en muy atractivo y práctico.

image

La interfaz en general de toda la aplicación es bastante vistosa y curiosa, como por ejemplo la navegación de carpetas, la cual puede confundirnos un poco al principio, pero que ciertamente es original.

image

Además de estas sofisticadas funciones de navegación de carpetas y visualización de imágenes, desde esta aplicación es posible recortar las imágenes, rotarlas, o enviarlas por email o MMS.

NoniView es completamente gratuito, pero es posible realizarle donaciones a su autor para impulsarlo a continuar con el proyecto.

Vía 1800PocketPC.com.


Oct 15 2009

El contraste como indicador del sexo

Gabolonte Blasfemus

Si vemos descuidadamente la imagen a continuación, casi seguro es que identifiquemos un rostro claramente femenino y otro masculino.

image

Seguramente el de la izquierda es el que no nos quedaron dudas de que se trata del rostro de una chica, mientras que el de la derecha nos parecerá que es el de un muchacho. En realidad las dos imágenes son del mismo rostro andrógino, con la única diferencia de que nuestra mente le da un caracter femenino a la que tiene mayor contraste, y uno masculino a la que tiene menos. Este trabajo lleva de nombre The illusion of sex (La ilusión del sexo) y obtuvo el tercer lugar en un concurso de efectos visuales llamado Illusion of the Year.

Todo esto es muy interesante, ahora, no les hace cagar un poco en las patas el pensar que es tan fácil conseguir que podamos identificar como femenino básicamente cualquier rostro? Una técnica que mediante la sabia aplicación del maquillaje adecuado deben conocer muchos él-que-quiere-parecer-ella posiblemente…

Visto en KungFooSion.


Jul 21 2009

Poster-guía definitivo de conectores de PC

Gabolonte Blasfemus

Sin dudas una más que instructiva guía, tanto para quienes se estén iniciando como para aquellos que ya lleven varios años en informática, es este gráfico creado por el usuario Sonic840 de deviantART, donde podemos encontrar retratados fotográficamente a prácticamente todo conector, ranura, slot o zócalo que podamos encontrarnos alguna vez en una computadora, tanto si es de las más recientes como si se trata de una de hace 25 años. Abajo podemos ver una pequeña parte del mismo, pero si queremos guardarlo como referencia o por puro geekismo lo mejor será descargarlo y tenerlo a mano en nuestra PDA o directamente imprimirlo en un hermoso poster que podremos llevar apropiadamente doblado entre nuestras herramientas, o bien colgado en nuestra oficina/casa para darle ese toque que buscábamos.

image

Es posible que el autor de esta magnánima obra publique en el futuro versiones actualizadas de la misma, ya que de hecho ya lleva dos publicadas, por lo que no está de más tener su galería en nuestros favoritos para chequearlo de vez en cuando.

Vía PuntoGeek.