Mar 12 2011

Dudas Existenciales (82): La inutilidad de las videollamadas móviles

Gabolonte Blasfemus

imageAño 2011. Las videollamadas entre celulares son posibles desde hace ya algunos años, siendo anunciadas en su arribo con bombo y platillos casi al mismo tiempo que el boom de la telefonía 3G azotaba a las operadoras. Y aún así, no vemos a nadie utilizándolas en situaciones de la vida real, ¿por qué?

Recuerdo que la única vez que vi en persona a alguien utilizándolas fue en el lugar menos esperado: Un taxista que me llevaba y se comunicaba con la central de su flota por este medio. El teléfono que utilizaba era un Nokia si mal no recuerdo, el típico candybar con pantalla diminuta, montado en un soporte sobre el panel del automóvil y con el audio en manos libres; podía ver y escuchar a quien le hablaba del otro lado, pero con una calidad de imagen pésima.

De todas maneras si pensamos en las contras de utilizar videollamadas casi todos seguramente coincidimos en lo mismo: Con el audio nos alcanza y nos sobra para comunicarnos con otra persona remotamente. El video es, por decirlo de alguna forma, demasiado invasivo; propenso a mostrar mucho más de lo que deseamos o podemos controlar. Aunque hay que diferenciar la videollamada que podemos realizar sentados frente a nuestra computadora de la que nos puede ofrecer un dispositivo móvil: En la primera, realizada normalmente a través de algún software como Windows Live Messenger o Skype entre tantos, dadas las circunstancias tecnológicas (no llevamos la computadora todo el día encendida en nuestro bolsillo esperando llamadas, no siempre tenemos Internet para estar online) cuando entablamos una llamada generalmente se acuerda entre ambas partes previamente por chat, por lo que podemos controlar y decidir cuándo y cómo queremos ser vistos; en cambio en el segundo caso perdemos ese control, de idéntica manera a que no podemos controlar el momento en que recibimos una llamada de teléfono convencional, y donde el único escape es no atender la llamada, lo cual por supuesto nos puede traer varios inconvenientes con nuestros interlocutores.

¿Y por qué eso debería ser un problema? Primero porque a nadie le gusta la sensación de ser controlado: Que los demás puedan tener una buena idea de en dónde nos encontramos y en qué situación con tan solo llamarnos por videófono es algo que de solo imaginarlo crispa los nervios. Y más si estamos justamente mintiendo sobre nuestra ubicación y quehaceres actuales, algo que explícitamente o por omisión realiza todo ser humano que utilice un teléfono sobre este planeta. El ejemplo más inocente y naif de esto es posiblemente el más común: Casi nadie está presentable las 24 horas, y las posibilidades son a favor de que no tengamos ganas de que familiares, amigos, ex parejas y hasta desconocidos nos vean la verdadera facha que tenemos un Domingo a las 12 del mediodía; preferimos dejarlos con la vaga imagen mental que se harán de nuestro aspecto mientras únicamente pueden escuchar nuestra voz. Por supuesto, se puede elegir si se desea o no agregar el canal de video a una llamada, y podríamos atender solo por audio en los casos en que nos moleste ser vistos; pero el problema radica en que, existiendo la posibilidad, lo más probable es que nuestro interlocutor nos indague sobre el por qué de no permitirle que nos vea y automáticamente nos exija que nos mostremos, especialmente si hablamos de jefes, parejas y padres.

Continue reading


Ene 12 2011

Paranoid Android

Gabolonte Blasfemus

imageQue el tiempo que tenía Windows Mobile en mis manos estaba contado, a pesar del amor que le tengo, era algo que supe durante buena parte del año pasado. Me gusta decidir sin dejarme influenciar (en lo posible) por las mayorías, y yo con WinMo estaba muy contento, a pesar de correrlo en un procesadorcito de unos míseros 200 MHz y sentir muchas veces que iba en cámara lenta. Pero cuando una plataforma es oficialmente desechada por su fabricante, todos empiezan a mudarse hacia tierras más fértiles. Por un lado se volvió algo bastante decepcionante la cada vez mayor escasez de nuevas aplicaciones, quedando la comunidad de WinMo de XDA-Developers como el único estandarte levantado que aún sigue desarrollando. Por otro, existen motivos tan dispares como desear aplicaciones que por su novedad son lanzadas directamente para plataformas más calientes. De hecho, el grado de hotness de Android alcanzó límites muy extremos, principalmente gracias a los modelos de media gama que lo acercaron a un público mucho más amplio, no sólo al de los que disponen de la plata para comprarse el último iPhone o el HTC más groso. Y cuando te encontrás un día con más de un usuario que de buenas a primeras cambia su celular y aparece con uno nuevo movido por el droide de Google y comienza a hacerte preguntas sobre el mismo, te das cuenta que llegó el momento preciso de saltar de ese barco en pleno hundimiento. Y yo tengo algo experiencia saltando de barcos que se hunden en el mundo móvil, primero salte de Palm, y ahora de WinMo.

Durante estos meses, y a pesar de que venía muy cómodo con lo que mi HTC Touch Viva me ofrecía, venía considerando que ya había esperado suficiente para que aparezca un andróifono que cumpla por lo menos con los siguientes puntos:

  1. Que incluya o disponga de actualización oficial para ese modelo a la última o penúltima versión disponible de Android.
  2. Que esas últimas versiones de Android estén lo suficientemente pulidas e incluyan esas cositas básicas que siempre se olvidan en las primeras versiones, y principalmente, cosas que en la actualidad vengo pudiendo hacer sin problemas en WinMo . En el caso de Android podemos hablar de perfiles Bluetooth faltantes, tethering, y la posibilidad de instalar/mover aplicaciones a la tarjeta SD por ejemplo.
  3. Que no tenga demasiados puntos flojos en el hardware; por ejemplo una cámara muy pobre.
  4. Y lo principal, que no rompa una regla que siempre trato de seguir con respecto a la compra de móviles viviendo en un país como Argentina: Que sea lo suficientemente barato como para que en caso de robo pueda reponerlo en un tiempo relativamente corto y no sentir que me quedo “de a pie” por tener que volver a un teléfono de características inferiores por un largo rato.

Evidentemente el punto 2 y el 3 siempre estarán en oposición, y es por eso que casi todos los modelos que podían llegar a tener mi sello de aprobado estaban en un monto que para mi economía y la realidad del país en el que vivo no son muy compatibles. Y es que aunque te puedas comprar un teléfono de tres mil pesos como si nada, dudo que te haga gracia que te sea arrebatado en poco tiempo.

Aún así, tengo que reconocer que rompí un poco esa regla por esta vez. Estuve a punto de decidirme por el Samsung Galaxy 550, posiblemente la mejor elección en media gama para un androide, ya que viene con Éclair (Android 2.1), conectividad 3G y radio FM (algo que muchos extrañamos en algunos smartphones), todo a un excelente precio. Pero finalmente me decanté por la oferta del operador Personal, quien vía emperne de año y medio con un costoso plan de AR$199, está ofreciendo, bastante silenciosamente diría yo, el Motorola Milestone 2 al ultracompetitivo precio de AR$1.299. Y para el nivel de las especificaciones que ostenta este aparatejo, he de decir que aún así con ese oneroso contrato es una excelente oferta. Aunque vale aclarar algo que a Personal se le “escapa” a la hora de describir su plan Personal Black Todo Incluido de AR$199: Los 500 minutos libres para hablar que dice incluir se componen de 250 minutos para cualquier destino y los otros 250 son únicamente para llamar a otros números de Personal, lo cual en la práctica nos deja con 250 minutos reales, siendo los otros tan sólo un bonus que puede que lleguemos a aprovechar o no.

P1120092Ahora, a casi una semana de tenerlo, y haber intentado con mayor o menor éxito tener la misma funcionalidad que ya tenía en mi teléfono anterior con WinMo, creo estar en condiciones de emitir unas cuantas opiniones sobre Android, que tendrán lugar en otro post para no alargar tanto este. Sobre el Milestone 2 de Motorola en cambio les puedo resumir que es un muy lindo fierro, se siente muy robusto, y la cámara no me decepcionó tanto; para tomar fotos está bastante bien, el flash ilumina lo suficiente como para que de noche la calidad sea aceptable… pero sólo a una distancia corta. La calidad del video en HD supera a las fotos me atrevo a decir, aunque no me gustó nada que uno de los videos que filmé quedó inexplicablemente corrupto y no se pudo abrir en ningún reproductor. Ahora bien, existe algo a tener muy en cuenta con el matrimonio Android-Moto, y es el tema de como vienen garcando a quienes confiaron en la marca, al no liberar actualizaciones oficiales a las posteriores versiones de Android en sus modelos, o hacerlo sólo para determinadas áreas geográficas. En pocas palabras, si tu MotoAndroid no es un modelo top y vivís por sudamérica, tenés todas las de perder. Aún así me decidí por este Moto porque, más allá del factor precio, viendo que algo de soporte le dieron al Milestone original es posible que al menos vea un upgrade oficial a Gingerbread (Android 2.3), y ya Honeycomb será otra historia.

Volviendo a las diferencias entre WinMo y Android, tengo que decir en primer lugar que voy a evitar hablar de performance, porque no me parece justo comparar un Windows Mobile que venía usando en un procesador de 200 MHz de hace 3 años contra un Android en un procesador actual de 1 GHz y con mucha más memoria; sólo puedo acotar que en el MM2, salvo algún cuelgue muy ocasional y por poco tiempo que tuve después de darle bastante caña instalando aplicaciones a troche y moche, el resto del tiempo la experiencia es totalmente fluida, todo un paraíso viniendo desde lo anterior. A nivel funcionalidades básicas no estoy tan conforme, y termino de confirmar que WinMo es una excelente solución PIM la que al día de hoy Android ni se le acerca, pero ya hablaré de eso más en detalle, y de sus mitigaciones. Por lo pronto sepan que ahora me siento del club de los tops, porque ahora por fin tengo un teléfono donde se puede jugar al Angry Birds.


Nov 12 2010

Agregar ciudades no listadas en el reporte del clima del HTC Touch Viva y otros

Gabolonte Blasfemus

Si tenemos la suerte (depende cómo se lo vea) de vivir en una ciudad importante, chances existen de que esta figure en la base de datos del módulo de información meteorológica de la interface TouchFLO, también conocida como Manila 2D, de nuestro teléfono HTC. En todos los demás casos nos sentiremos un poco frustrados, ya que la lista de ciudades que se ofrecen no permite ningún método para incorporarle otras personalizadas desde la misma interfaz gráfica.

Dependiendo del modelo de winmófono y la versión de TouchFLO, existen diversas formas de conseguir ver el clima de nuestra localidad de interés no incluida en el listado original. En todos los casos involucra, en primer lugar, averiguar el código de AccuWeather.com del lugar en cuestión, ya que es de este reconocido sitio de reportes meteorológicos de donde todas las versiones de TouchFLO extraen la información actualizada sobre el clima. Este código podemos extraerlo directamente buscando nuestra ciudad en el sitio y luego observando los parámetros de la URL en la barra de direcciones del navegador para conseguirlo. Normalmente tiene un formato bien definido, por ejemplo si estuviésemos interesados en la ciudad Argentina de Río Cuarto el código que le corresponde es SAM|AR|AR005|RIO%20CUARTO, mientras que en el caso de Canelones en Uruguay sería SAM|UY|UY002|CANELONES. En caso de no lograr ubicar este código a través de la misma URL de AccuWeather.com, algunos sitios se encargan de extraerlo por nosotros, como weather.joeearl.co.uk, en donde en particular deberemos tener el recaudo de extraer y reemplazar en el código obtenido los punto y coma ( ; ) por la barra vertical ( | ) en el archivo de configuración obtenido, según hiciera falta.

Luego, con esta información en mano, nos corresponde obrar de acuerdo al modelo de HTC que dispongamos. Por ejemplo, en el caso de disponer de un HTC Touch original deberemos editar el archivo HH_0407_WeatherCities.xml que se encuentra en el directorio \Windows del mismo, para agregar así nuestra nueva ciudad según el siguiente formato:

<city name=”Nombre de la Ciudad, PAÍS” locationcode=”CÓDIGO|DE|CIUDAD”/>

En otras versiones de TouchFLO el archivo a editar se llama 2330fc3c_manila y, al igual que el anterior, también reside dentro de la carpeta \Windows\ de la memoria principal de Windows Mobile. En este caso el formato del archivo no es un simple y legible XML, sino que se trata de una base datos SQLite que requerirá o bien seguir una series de pasos para agregar las ciudades deseadas desde nuestra PC con el dispositivo conectado a ella o, gracias una vez más al ingenio de la comunidad XDA Developers, mediante una simple aplicación que se encarga de hacer todo desde el mismo dispositivo móvil.

Pero en el caso de mi viejo y confiable HTC Touch Viva (también conocido como Opal) y al menos en su ROM más reciente no fui capaz de encontrar ninguno de estos archivos antes mencionados, por lo que tuve que hurgar un poco en sus entrañas. Y hete aquí, que el método que encontré para agregar ciudades fácilmente es el siguiente:

  1. En primer lugar agregamos mediante la vía tradicional una cantidad de ciudades acorde con la que deseamos tener, agregando otras ciudades de la lista por defecto de Manila en lugar de las que realmente queremos. Por ejemplo, si queremos tener el clima de Calamuchita y San Fernando del Valle de Catamarca, primero agregamos dos ciudades cualquiera de la base incorporada del teléfono, para “hacerles lugar”.
  2. Una vez hecho esto, cerramos Manila, para lo cual deberemos ingresar en Inicio/Configuración/Hoy/Elementos y deshabilitarlo para que no se cargue en la vista Hoy.
  3. Luego usaremos un editor del registro de Windows Mobile, en donde tenemos dos opciones: O bien abrirlo desde la comodidad de nuestra PC mediante CeRegEditor, un editor que abre el registro de Windows Mobile del dispositivo que tengamos conectado vía ActiveSync a la PC, o usamos uno de los tantos editores que corren dentro del mismo Windows Mobile, existiendo buenas opciones gratuitas.
  4. Una vez abierto el registro de nuestro WinMo iremos a la rama HKEY_LOCAL_MACHINE\Software\HTC\Manila2DWeather, de la cual veremos que cuelgan varias subclaves numeradas desde el cero, donde cada una tendrá los parámetros de alguna ciudad. Puede ser que figuren algunas que no se ven luego en el módulo del clima cuando está en funcionamiento, como ciudades que venían preconfiguradas en el teléfono o alguna que hemos agregado y quitado en el pasado, pero entre ellas seguro encontraremos las dos que hemos configurado previamente. Lo que debemos hacer ahora es editar los valores Location y LocationCode de cada una de estas claves, reemplazando los datos que figuran de las ciudades que agregamos antes con los de las ciudades que realmente queremos tener, por ejemplo, para el mismo caso anterior de Río Cuarto Location será igual a “Río Cuarto, AR” y LocationCode a “SAM|AR|AR005|RIO%20CUARTO” (ambos sin comillas).
  5. Una vez reemplazados los valores correspondientes cerramos el editor del registro y volvemos a ingresar a la configuración tal como en el punto 2 pero para rehabilitar Manila nuevamente.

Si todo salió bien ahora deberíamos tener el clima de nuestras ciudades favoritas a mano y actualizado sin ninguna clase de error. Espero que les sirva a los fieles usuarios de Touch Viva’s y otros HTC con versiones de Manila compatibles.


Sep 15 2010

QuickShutdown, apagado, soft reset y más con estilo en Windows Mobile

Gabolonte Blasfemus

Hace un buen tiempo habíamos visto un par de soluciones en WinMo para tener un fácil acceso al apagado o reinicio del dispositivo entre otras cosas. Hoy vamos a ver una aplicación muy similar, pero con la ventaja de soportar múltiples idiomas, algunas funciones más, y una elegante interfaz con transparencias y uso de controles tipo slide.

image QuickShutdown incluye todo lo dicho, siendo para variar una aplicación muy rápida que ni siquiera necesita de ningún framework para funcionar. Desde sus controles deslizantes podremos apagar nuestro equipo, reiniciarlo, ponerlo en suspensión, simplemente apagar la pantalla pero sin suspenderlo, o incluso reiniciar en la conocida pantalla Boot Loader de los teléfonos HTC, aquella que nos permite hacer destrozos tales como flashear la ROM.

Todo un ejemplo a seguir en desarrollo para Windows Mobile esta pequeña aplicación, que no sólo hace uso de un SDK creado por el mismo autor y con controles gráficos inspirados en la interfaz Manila (Touch) de HTC, sino que además soporta todas las resoluciones de pantalla ya que directamente redimensiona los gráficos que utiliza al valor necesario de acuerdo al dispositivo.

Y como no podía ser de otra forma si se los estoy contando, QuickShutdown además de todas estas cosas buenas que tiene, es totalmente gratuito y posiblemente funcione en todas las versiones de WinMo existentes. Descárguenlo, instálenlo, y sean felices.


May 2 2010

Klaxon, el despertador recargado

Gabolonte Blasfemus

image Hace tiempo que tenía ganas de tocar una de las funciones más básicas y simples que todo celular y smartphone moderno posee, y que a pesar de eso posiblemente sea una de las más utilizadas con en conjunto con la telefonía y los SMS. Me refiero a al despertador o alarma, omnipresente en cualquier móvil, y mucho más confiable que cualquier despertador electrónico chino y más práctico que los mecánicos antiguos, por lo cual se volvió desde hace mucho una característica indispensable en nuestro compañero tecnológico de emociones. (imagen vía betta design)

Por supuesto que así de simple como pueda resultar, la función de despertador también fue evolucionando acorde a como lo hacían los teléfonos, arrancando con una simple alarma monofónica hasta llegar a hoy en día, donde en la mayoría de los modelos es posible elegir el ringtone o mp3 de nuestra predilección para despertarnos, así como configurar diversas alarmas, seleccionar específicamente los días en que debe sonar cada una, y poder apagarlas mediante la activación de los imagesensores de aceleración o luz del teléfono. Y desde ya que los smartphones también incluyen dicha función vital, aunque en algunos casos con limitaciones difíciles de entender si los comparamos con celulares convencionales actuales. En el caso de WinMo, sus años en el mercado comienzan a notarse en omisiones como las de este apartado.

Sin necesariamente calificarla de poco funcional, la función de alarmas de Windows Mobile a lo largo de casi todas sus versiones mantuvo un set de características útiles pero al mismo tiempo una serie de carencias importantes: Se pueden utilizar varias alarmas y darle un nombre a cada una pero la cantidad está sólo limitada a 3; se pueden seleccionar varios sonidos pero únicamente de entre las alarmas disponibles por defecto en el SO, sin posibilidad de seleccionar ningún ringtone favorito; tampoco es posible desactivarlas moviendo el teléfono o encendiendo la luz en el caso de poseer sensores para tal efecto. Sólo en la última versión, la 6.5.3, se incorporan algunas mejoras como la posibilidad de seleccionar ringtones como tonos de alarma, pero sigue faltando mucho más.

image Y seguramente aplicaciones de despertador para WinMo existen muchas más de las que ahora puedo llegar a enumerar, pero dudo que pocas lleguen al nivel de calidad y usabilidad de Klaxon, el cual a todas luces está llamado a rellenar ese hueco en particular de nuestro querido y odiado WinMo.

La primera impresión que esta aplicación de alarmas nos genera es ya de por sí agradable, con una interfaz limpia, iconográfica, y con el tamaño suficiente como para manejarla con dedos gordos. Eso sí, así de vistoso como puede resultar disponer sólo de íconos y mínimo texto para identificar las funciones, también puede resultar confuso por algunos minutos figurarse algunas funciones y opciones, aunque el minimalismo general del programa ayuda mucho. Para quienes sean felices poseedores de teléfonos con acelerómetro y sensores de luz, Klaxon los dejará más que satisfechos, ya que permite configurar acciones basadas en las detecciones de estos sensores para pausar o apagar la alarma en curso, funcionando especialmente bien en el HTC Diamond, aunque hoy en día ya es compatible con otras marcas y modelos. Pero aunque no dispongamos de un smartphone de alta gama, de todas formas encontraremos en Klaxon un despertador irremplazable para nuestro WinMo varios motivos: Podemos configurar tantas alarmas como se nos venga en gana, así como elegir cualquier wav, mp3 o wma que tengamos en nuestro dispositivo o en la tarjeta flash, con lo que podemos usar cualquier tema de nuestra librería de música como nuestro próximo despertador.

image Para terminar, podemos elegir el volumen al cual sonarán las alarmas independientemente del volumen general del teléfono, configurar los tiempos de pausa, expiración y demora de cada una, y hasta es compatible con la interfaz TouchFlo de HTC, mostrando en esta la próxima alarma de la misma forma que mostraría las originales de Windows, y permitiendo bloquear a estas en caso de no querer usarlas ni de casualidad y confiar todas nuestras alarmas a Klaxon, lo cual recomiendo como una excelente idea. ¿Lo único malo que le encontré? Que para poner en hora casa alarma no queda otra que tocar sobre los números tantas veces como sea necesario, por ejemplo 30 veces para llegar de 00 a 30 minutos.

Klaxon es compatible con dispositivos que corran Windows Mobile 6.x y que usen pantalla táctil, y podemos descargar la última versión directamente desde acá o a través de alguna de las tiendas aplicaciones de WinMo. Es totalmente gratuito, y además su autor liberó su código fuente para que otros puedan mejorarlo. También existe una versión de Klaxon para Android disponible desde su tienda de aplicaciones, pero en este caso bajo el módico valor de $1,99 USD.