Feb 1 2011

Migrar de Windows Mobile a Android (2): Agenda y sincronización de archivos

Gabolonte Blasfemus

imageContinuando con la serie que explica todo lo que podemos extrañar (o no) de Windows Mobile al pasar a Android, hoy vamos a ver dos elementos vitales de todo trabajador móvil: La agenda, o dicho más técnicamente, PIM, y la sincronización de archivos con la PC.

Agenda

El apartado agenda es uno de los que más pueden llegar a representar un buen obstáculo para todo aquél usuario comprometido con su Windows Mobile. Y cuando digo usuario comprometido o serio, o heavy user, no me refiero al que hizo de su vida el deporte extremo de probarse una ROM distinta todos los días como si de una camiseta se tratara mientras se instala 30 aplicaciones por semana; me refiero a aquel que asimiló verdaderamente lo que ofrece el dispositivo, al punto de necesitar cada detalle del mismo. Si usas o usabas tu WinMo para trabajar además de para cargarle jueguitos y probar warez, altísimas son las chances de que le dieras un uso pleno y completo a sus excelentes capacidades como organizador personal y a su sincronización con Microsoft Outlook (o alguna otra alternativa) vía el tan amado y a la vez odiado ActiveSync. De esta forma, podemos realizar la afirmación bíblica de que así como es en el Outlook es en el WinMo, y todos nuestros emails, contactos, eventos del calendario, tareas y notas quedaban replicados en ambos lados al cabo de cada sincronización. Bueno, ahora las malas noticias: Eso en Android no existe.

No nos tenemos que olvidar jamás que un teléfono con Android es ante todo un Googlephone, y si permite manejar y sincronizar emails son sólo los pertenecientes a cuentas de Google, lo mismo con el Calendario y todo lo demás.

Pero vayamos por partes como decía el vicioso de Jack. Si del email se trata y si utilizamos Gmail como el 90% de los geeks no tenemos de qué preocuparnos. La aplicación de Gmail de Android es muy completa y poderosa, lo más parecido a tener todas las funciones de la versión web en la mano. Puede que nos pase, eso sí, que a la que venga de fábrica en nuestro teléfono le falten algunas cosas, pero esto es sólo porque no es la última versión disponible, algo que se soluciona fácilmente buscándola en el Market y realizando la actualización. Además, si tenemos una versión actual de Android podremos configurar varias cuentas en caso de que con una no nos alcance, y ser felices.

imageSi por el contrario, necesitamos utilizar cuentas de correo electrónico que no son de Google, no vamos a tener el mismo nivel de integración y facilidades, y ahí se nos presenta una serie de opciones:

  1. Si el teléfono es un Motorola con MotoBlur, esté nos permitirá configurar fácilmente cualquier casilla de correo POP3 o IMAP.
  2. También podemos instalar un cliente de correo por separado que soporte POP3, IMAP e incluso Microsoft Exchange en algunos casos, como los excelentes k9mail, Improved Email o MailDroid.
  3. Por último, nos queda la opción nada despreciable de utilizar todas nuestras cuentas de correo electrónico a través de una cuenta de Gmail, algo que ya muchos hacen de todas formas, y que desde la aplicación de Gmail de Android funciona muy bien ya que la última versión permite enviar mensajes desde cualquiera de los remitentes que tengamos previamente configurados en nuestra cuenta.

Ahora pasemos a los contactos, y acá sí que realmente no nos queda otra opción mejor que manejarnos con una cuenta de Google si no queremos entrar en cosas raras. Cuando configuramos una cuenta de Google en Android podemos elegir qué es lo que queremos sincronizar con la misma, y si elegimos los contactos éstos se replicaran entre aquella y la libreta de nuestro teléfono.

Con el calendario pasa lo mismo: Google espera que usemos su aplicación de Google Calendar, y así tendremos en nuestro móvil un reflejo del de nuestra cuenta de Google. El problema lo tendremos con las tareas, ya que por defecto Google aún no las soporta, salvo por un muy limitado módulo que podemos habilitar desde sus Labs. En este caso, tenemos estas opciones posibles:

  1. Usar las limitadas tareas de Google Labs. Desde la web las podemos visualizar tanto en Gmail como en Calendar, pero no podremos verlas en nuestro andróifono a menos que usemos para eso una aplicación como Astrid, un excelente ToDo manager gratuito que además ofrece sincronización con las tareas de Google. Pero debemos tener en cuenta que ni de cerca se parece al manejo de tareas en Outlook/WinMo: No tenemos categorías, ni fecha de inicio, ni recordatorios, ni periodicidades… es de verdad muy básico.
  2. La otra opción es utilizar la aplicación web de manejo de tareas por excelencia, Remember The Milk, la cual por supus tiene su propia aplicación para Android, como Dios y the-rule-of-cool mandan. El único problema es que para poder hacer esto último es requisito actualizarse a una cuenta Pro, pago anual mediante.

imageEn mi caso estoy utilizando de momento, y no sin una buena cuota de resignación, la opción 1, que me está conformando cada vez más sólo debido a la funcionalidad de Astrid, que permite implementar toda clase de alarmas y recordatorios así como etiquetas y niveles de prioridad. Por supuesto que nada de esto es sincronizado con las tareas de la cuenta de Google, pero es algo; si necesitamos avisos para nuestros quehaceres nuestro teléfono lo hará a través de Astrid (yo también comienzo a amarla…).

Por último nos quedan las notas. Tal vez no muchos las usen, pero en mi caso lo hacía con frecuencia, y he de afirmar que era todo un placer tenerlas replicadas y a la mano tanto en mis computadoras como en mi teléfono, y sin tener que pensar en si tenía conexión a Internet ni depender de una cuenta online. Pero como todo lo demás en Android, acá también necesitaremos de una. Google no posee en la actualidad un manejo nativo de notas, por lo que las opciones evaluadas por mi fueron las siguientes:

  1. Utilizar Google Docs para almacenar y recuperar las notas como archivos de texto. Lo malo de esto es que Android aún no posee ninguna Google Docs App oficial que permita abrir fácilmente y con sincronización offline todos nuestros documentos, pero sí existen algunas aplicaciones de terceros que lo hacen. Del lado de la PC sucede lo mismo, ya que hace un tiempo que Google retiró el soporte offline para sus docs, aunque afortunadamente parece que piensan rehabilitarlo a lo largo de este año.
  2. Instalar Note Everything, un gestor de notas gratuito pero poderoso que además de permitir importar nuestras notas existentes de Microsoft Outlook, posee la opción de exportar todo su contenido a la tarjeta SD para tener un backup, así como mediante un módulo gratuito que se descarga por separado, NE Gdocs, exportar cada nota como un archivo de texto separado a Google Docs. Lo malo es que no posee sincronización alguna; la exportación a SD deberemos realizarla a mano todas las veces, y la subida a Google Docs también, con el agravante de que no se pueden subir todas las notas de una vez, sino que deberemos seleccionar una por una.
  3. Así como Remember The Milk es el rey de los ToDo en aplicaciones en la nube, para las notas el puesto recae sobre Evernote, el cual también posee su aplicación para Android y también para Windows, lo cual lo hace mucho más atractivo y funcional a la hora de consultar las notas desde la PC. Tenemos varios puntos buenos con esta opción, ya que tanto que no sólo sirve para almacenar notas; básicamente podemos tirar fotos, links, grabaciones, y lo que sea, que luego serán automáticamente sincronizadas. Lo malo, muy malo, es que, a menos que actualicemos a una cuenta paga, no tenemos acceso offline a nuestras notas en el móvil, lo cual es un turn-off importantísimo. Imaginen no poder ver un apunte en el momento que se lo necesita por no tener conexión a Internet…

imageY en este caso tengo que decir que pasé por las tres opciones en este corto tiempo con mi Android. Primero fue Note Everything, del que tengo que decir que es una excelente aplicación de notas si no se está interesado en la sincronización; pero yo lo estaba, claro. Luego me jugué por Evernote, ya que sus vistosas aplicaciones para Windows y Android prometían, y no me había quedado claro si realmente en la actualidad el problema de no poder cargar una nota sin conexión en el teléfono; tengo el vago recuerdo de una prueba que me había salido positiva. El amor se acabó el día que necesitaba leer con apuro una nota desde mi droide y estaba tan seco de batería que tenía la conexión de datos desactivada; ahí aprendí que no podía relegar información importante en algo que dependía de estar conectado al momento de consultarlo. Ahora estoy probando la opción de Google Docs. Google aún no devolvió el soporte offline para la aplicación web, pero al menos desde Android hay algunas buenas aplicaciones de terceros que permiten tener acceso sin conexión a nuestros documentos, dos de ellas son GDocs y Docs Pics. Personalmente vengo utilizando el primero con bastantes buenos resultados, ya que además permite realizar la conexión a Google de manera segura; el único problema es que al sincronizar por primera vez una nota que antes no tenía se deberá abrirla para que descargue una copia local que luego podamos acceder sin conexión, lo cual nos puede traer nuestros problemas. La otra contra muy importante es que debemos ingresar la contraseña de nuestra cuenta, lo cual a más de uno nos crispa los pelos. Ambas aplicaciones tienen algo de reputación como para no desconfiar tanto, pero aún así sería muy importante que implementen Oauth si quieren que se las tome más en serio. Volviendo al lado del escritorio, y de momento mientras esperamos por Google a que reimplemente el modo offline, podemos descargarnos en Windows un backup de nuestros documentos con la aplicación GDocBackup, aunque padece del mismo problema de tener que ingresar la contraseña, aunque al menos es open source.

Por último en este apartado, queda aclarar que no consideré ninguna de estas opciones sin tomar el cuenta el importantísimo factor de que debía migrar lo que ya tenía en Windows Mobile/Outlook. Afortunadamente Outlook hace fácil exportar cualquiera de sus carpetas en formato CSV, ya sean contactos, citas, tareas o incluso las notas. A partir de ahí no tuve mayores problemas para importar los contactos en la versión web de Gmail y las citas en la web de Google Calendars desde las respectivas aplicaciones web oficiales de Google. No fue así con las tareas, donde me fue imposible algún tipo de importación automática, por lo que aprovechando que tenía pocas tareas activas copié y pegué desde el archivo CSV exportado de Outlook en nuevas tareas que fui creando en Google. En el caso de las notas fue similar, y a pesar de que tengo una buena cantidad no me quedó otra que copiar y pegar una a una en la aplicación de Windows de Evernote. En Note Everything sí es posible importar desde el CSV de Outlook previo un par de retoques.

Como ven, la única forma de tener en Android algo parecido a lo que se tiene en WinMo a nivel PIM, es totalmente a costa de aplicaciones/servicios web, los cuales corren con el gran riesgo de depender del acceso a una cuenta, la cual puede ser bloqueada sin previo aviso o robadas sus credenciales de acceso. Con respecto a la dependencia de la conexión a Internet, podemos llegar a configurar Gmail con nuestros contactos así como Google Calendar para acceso offline en la PC sincronizándose a través de Google Gears, preferentemente desde Chrome para que también nos permita crear iconos directos a las aplicaciones.

Sincronización de archivos

imageAlgo indispensable y que va de la mano con el pack PIM para cualquiera que venga de Windows Mobile. La sincronización de archivos es algo vital, y difiere de sincronizar notas y recortes con aplicaciones como Evernote o por Google Docs, ya que hablamos de poder sincronizar una carpeta completa con todo su contenido, donde pueden haber archivos de cualquier tipo, sin restricción alguna al respecto. En Windows Mobile era exactamente así, una carpeta se creaba automáticamente dentro de Mis documentos, cuyo contenido se replicaba en cada sincronización con el de la carpeta My documents del dispositivo móvil. De esta manera, además de tener a mano de esta forma cosas imaginables como documentos de office y archivos de texto, se podían sincronizar cosas realmente interesantes, como por ejemplo el archivo de datos de KeePass que recuerda de manera segura todas nuestras credenciales y contraseñas.

Y acá tenemos otra pésima noticia: Android no tiene nada ni remotamente parecido que lo haga de manera nativa; existe la opción de sincronización con Windows Media Player 11 por USB pero sirve solamente, como se deduce, para archivos multimedia. De momento encontré sólo dos opciones viables:

  1. PCFileSync, que  puede ser un excelente reemplazo de la función de sincronización de archivos de WinMo. Este programita gratuito descargable desde el Market permite sincronizar cualquier carpeta de la tarjeta SD del teléfono con un recurso compartido SMB de Windows/Linux o con un servidor FTP. Puede funcionar conectado tanto por Wi-Fi como por 3G/GPRS, y permite la configuración de varios perfiles distintos de sincronización. Seguramente lo estaría usando ahora mismo sino fuera que lo encontré después de ya estar usando…
  2. Dropbox: Otra vez encontramos solución a las funciones faltantes de Android recurriendo a una aplicación web de las líderes en Internet en su segmento en particular. Dropbox, al igual que con los servicios anteriores, también posee cómo-no su aplicación para el androide. El funcionamiento de Dropbox es a prueba de nabos, y hace exactamente lo mismo que la función de sincronización de archivos de WinMo con Windows: Todo lo que tiremos en la carpeta de Dropbox en nuestra computadora se replicará automáticamente, pero esta vez vía Internet y los servidores de Dropbox, a todas las demás máquinas donde tengamos instalada la aplicación y configurada nuestra cuenta. Esto también nos ofrece la ventaja de que podemos acceder a nuestros archivos desde cualquier PC y sin necesidad de la aplicación de Dropbox, tan sólo con un navegador, acceso a Internet, y nuestras credenciales. Una cuenta gratuita ofrece un almacenamiento de 2 GB, lo cual es más que suficiente para cosas como documentos y archivos que se quieren sincronizar con el móvil, así que va perfecto, pero hay un catch: La aplicación de Dropbox para Android es un poquito diferente de las versiones para PC. Mientras que estas últimas se encargan de efectivamente sincronizar las carpetas locales, esto es, si cambia algo en el contenido de la carpeta de cualquiera de las PCs sincronizadas, el cambio se propaga automáticamente a todas las demás carpetas de los otros equipos, en la app para Android el comportamiento es algo distinto, y se trata más de un visor del contenido de nuestra cuenta de Dropbox en Internet, pero con caché. Dicho de otra forma: Cuando abrimos la aplicación no estamos viendo la carpeta local de nuestro Android donde sincroniza Dropbox, lo que vemos desde la aplicación es el contenido de nuestra Dropbox en la nube, y si tocamos un archivo para abrirlo lo que la aplicación hará es descargarlo en ese mismo momento en la carpeta de caché del dispositivo para luego abrirlo en nuestro teléfono. De esta forma, si vamos abriendo y por ende bajando varios archivos desde nuestra Dropbox de Internet, la carpeta de caché local se parecerá cada vez más a la carpeta de Dropbox de nuestra PC, pero con la diferencia de que ningún cambio que hagamos en ella será sincronizado (subido) a nuestra cuenta y por ende a nuestras PCs. En teoría, el único tipo de sincro que la aplicación soporta es que si abrimos un archivo desde ella, lo modificamos, guardamos, y cerramos, esto será detectado y automáticamente se subirá ese archivo modificado desde la caché del teléfono a nuestra cuenta. Pero es algo que sólo vi funcionar a veces. Si realmente queremos asegurarnos que si modificamos algo en el teléfono llegue a nuestra Dropbox, lo ideal es utilizar la función de upload de la aplicación y subir el archivo que modificamos dentro de la carpeta de caché, que normalmente es una que se llama Dropbox y reside en la tarjeta SD ( /sdcard/dropbox , más fácil imposible).

imageAl momento de publicar esto aún sigo utilizando Dropbox para mis necesidades sincronizatorias, y hasta ahora no he tenido mayores problemas, pudiendo decir que en el apartado sincronización PC a PC es mil veces mejor que depender de conectar el móvil de una PC a otra.

Nos vemos en la próxima.


Nov 16 2009

Dudas Existenciales (70)

Gabolonte Blasfemus

La guerra de los smartphones

super droid Todo parece indicar que Windows Mobile es el nuevo Palm. Lo que algunos ya reseñan alevosamente con el hollywoodense título the war of the droids ya es una realidad contundente que se terminó de materializar con Android 2.0 y los dos droides que tienen el honor de ser de los primeros en portarlo: El Motorola Droid (o Milestone fuera de USA) y el HTC Droid Eris. Con estos lanzamientos, sumados a las promociones increíbles con las que ya se pueden conseguir alguno de estos dos teléfonos incluso en países como el nuestro, queda más que claro que Google viene con todo, no va a dar tregua, y en muy poco tiempo va a dejar en posiciones más que vulnerables a jugadores importantes del mercado como RIM y sus BlackBerrys, o Symbian que sobrevive únicamente gracias a la capacidad de Nokia para fabricar numerosos y magníficos smartphones. A Palm ni hace falta mencionarla; su suerte estaba echada desde mucho antes, y las Pre por más que sean terminales muy interesantes constan por el momento de únicamente dos modelos, una disponibilidad muy reducida hasta en su propio país, y lo más importante, llegaron demasiado tarde como para salvar a la agonizante Palm, perdiendo así los favores de miles de viejos seguidores y, principalmente, de los desarrolladores, lo que más necesita una plataforma para crecer.

El que parece evidente a todas las luces que sobrevivirá el embate de los droides es Apple, la cual aún disfruta de los beneficios de haber sido pionera en conceptos como el de una tienda de aplicaciones exclusiva, la cual ya supera las 100.000 (a pesar de la dudosa utilidad de varias de ellas), y por supuesto, una terminal totalmente disruptiva en aspecto y usabilidad, o al menos lo suficiente como para que sus fans le perdonen a cambio tantas falencias básicas que tuvo en sus primeros años.

image Pero el caso de Windows Mobile es bastante singular. Hasta hace un año no le iba nada mal, siendo bastante fuerte en el mercado corporativo, donde se necesitaba una plataforma móvil compatible 100% con Exchange en la mayoría de los casos, pero ese segmento comenzó a ser devorado desde muchos costados hace cierto tiempo, con RIM enarbolado en el smartphone perfecto para ejecutivos y la terminal de Apple que avanzaba desde el lado del hogar y el entretenimiento, pero queriendo agradarle también al gerente que necesitaba chequear su casilla corporativa. Y Microsoft cometió el mismo error que Palm, el cual le había permitido comerle una gran parte de mercado a esta última: Dormirse en sus laureles, no innovar, y no tener en cuenta las innovaciones que de la competencia. Su peor error, por supuesto, fue ignorar la importancia del concepto de interfaz del iPhone.

Hoy, si nos detenemos a ver el panorama actual nos encontramos con un Windows Mobile que, amén de ser odiado por ser hijo de Microsoft, ya realmente nadie quiere, mientras el grueso de los usuarios de smartphones actuales se regodean entre el presente del iPhone y principalmente en el futuro, que ya llegó, de Android y Google. Y motivos no faltan. Steve Ballmer nunca tomó en serio la amenaza que representaba en ese sentido el iPhone (y en otros), y la plataforma desperdició dos años vitales en los que se podría haber puesto a la altura de las circunstancias, haciendo exactamente lo mismo que antes. Ahora que ya están con el agua hasta el cuello, se acordaron de adornar un poco las vistas principales con un estilo más touch recién en WinMo 6.5, algo que vinieron haciendo todo este tiempo por ellos fabricantes como HTC y Samsung para conseguir darle un poco de gracia y atractivo a sus terminales; porque si hay algo que realmente es aburrido y deprimente es la vista Hoy con los plugins estándar de Windows Mobile. Pero ahora ya es demasiado tarde, y para cuando aparezca Windows Mobile 7, el que se supone que recién estaría a la altura de la usabilidad de los dos hits del momento, va a ser demasiado tarde; a menos que realmente se venga con un buen par de trucos bajo la manga, todo lo que WinMo 7 va a encontrar es un mercado lleno de droides que ya vienen haciendo lo mismo que él recién viene a ofrecer, desde hace rato, y de fanáticos que quieren mucho a su teléfono con manzanita.

image Y hay muchas señales que dan por hecho el apocalipsis del nuevo Palm. Para empezar, un Android que está en boca de todos, pero hay mucho más: Un par de terminales que piensan romper todos los esquemas, miles de usuarios que quieren saber como instalar Android en su teléfono con Windows Mobile, y lo peor, cada vez más aplicaciones novedosas y populares que salen exclusivamente para iPhone y/o para Android, pero omitiendo olímpicamente a WinMo, algo totalmente impensable hace nomás un año, cuando era una plataforma que aún conservaba el favor de los desarrolladores.

Y más allá de que se trate de Microsoft, el cual todos odiamos en mayor o menor medida y nadie le tiene ninguna compasión, me da bastante pena ver el ocaso de una plataforma tan útil y funcional en el universo móvil como WinMo. Creo que aún tiene mucho para dar, si MS realmente hace las cosas bien con la próxima versión 7, así como ahora lo hizo en el escritorio con Windows 7. Pero mientras tanto, lo años y el poco cuidado al desarrollo de WinMo se empiezan a notar más que nunca, y Android ya atravesó oficialmente esa barrera que separaba su primigenia condición de “experimento loco de Google”, del de una plataforma novedosa e innovativa que ofrece una alternativa real, y que principalmente todos ven como el futuro gracias al apoyo del Gigante.

Para estas fiestas hasta en un país tercermundista como el nuestro tendremos la oportunidad de adquirir por un precio muy tentador un smartphone con la última versión de Android, algo jamás acontecido del lado de Windows Mobile, y por mucho que me gusten varios de los puntos fuertes que WinMo aún ofrece, ni yo ni nadie en su sano juicio puede no querer ver qué tiene Android para ofrecerles.

image Por todo esto, desde el punto de vista de las tecnologías móviles, 2010 parece un año que nos encontrará a muchos con un androide en nuestros bolsillos, y yo no puedo dejar de imaginarme un típico argumento de western cuando veo lo que le está pasando a Microsoft con la competencia, y en especial con Google: Los blancos para hacer frente a los pieles rojas se atrincheran en el fortín de forma que quedan totalmente atrapados, mientras se desesperan tratando de parar a los indios que vienen por todos los costados posibles. En este caso, cada costado o punto de acceso del fortín son los distintos mercados en los que MS comenzó a perder contra Google: Buscadores, publicidad, webmail, mapas, aplicaciones en la nube, y ahora un golpe tan fuerte como el de los smartphones. Y el fortín simboliza lo único que todavía está en control de los blancos, porque es lo que siempre tuvieron, y por ende lo que recién van a perder en el final, cuando ya estén realmente muertos. Y claro, para MS eso no es ni más ni menos que Windows y (por ahora) MS Office, seguramente la reina y el rey que quedarán al final de todo para ese jaque mate que parece que le tienen jurado Larry y Sergei, cuando ya se hayan comido todo lo demás.

Y mis preguntas rondan alrededor de todas estas cuestiones: ¿Android realmente aniquilará a Windows Mobile? ¿Éste correrá la suerte de Palm? ¿Existen terrenos en los que aún es imprudente meterse con Android o algo distinto a la plataforma móvil de MS? ¿Ustedes se comprarían un smartphone con Android? ¿O ya lo tienen y están de acuerdo/en contra de lo dicho? Comenten o mastúrbense para siempre (con el smartphone en vibrar).


Jul 14 2009

Los sabores de Android

Gabolonte Blasfemus

image Para muchos, como para mí hasta hace muy poco, Android era sinónimo del Google Phone, o dicho de otra forma, cuando alguien hablaba de un teléfono con Android, indudablemente hablaba de los smartphones de Google. Pero de acuerdo a este artículo de The Mobile Spoon no sería tan así, existirían, de acuerdo al nivel de integración con Google, tres tipos de teléfonos con el sistema operativo Android:

1. The Google Experience: Este sería el verdadero Google Phone de los tres, es el que viene con absolutamente todas las aplicaciones de Google precargadas y con el logo de de la gran G por todos lados, más acceso total al Android Market.

2. Strings Attached: En el caso de estos dispositivos, también incluye las aplicaciones de Google preinstaladas gracias a un acuerdo de distribución con el fabricante, pero el sistema operativo no lleva el logo de Google.

3. Google-free: Estos son terminales que aunque sean movidas por Android no incluyen absolutamente nada de Google, y sus aplicaciones e interfaz pueden varias de un fabricante a otro.

Así que ojo si tenés ganás de comprarte un teléfono con Android, que no significa inequívocamente que sea un Google Phone…


Mar 12 2009

ThrottleLauncher pone las pantallas de inicio de IPhone, Palm Pre y Google Phone en tu Windows Mobile

Gabolonte Blasfemus

Si como usuarios de Windows Mobile nos daba envidia las novedosas pantallas de inicio de los smartphones del momento, con ThrottleLauncher podemos darnos una buena panzada. Esta aplicación permite poner pantallas de inicio completamente personalizables en nuestro WinMo cuan si fuesen skins, existiendo ya las que imitan a las del iPhone, la Palm Pre, y el Google Phone respectivamente.

image

La aplicación aún está en etapa de pruebas, pero la versión más reciente, la 0.9.7, parece estar lo suficientemente madura como para disfrutar de su uso. ThrottleLauncher es completamente gratuito y tan sólo requiere generar una clave desde el propio sitio del producto, es compatible con Windows Mobile 5, 6 y 6.1, necesita del .NET Framework 2.0 o superior para funcionar, y de momento las pantallas de inicio creadas están pensadas exclusivamente para Pocket PCs que incluyan la función de teléfono, o sea smartphones. En la página de la aplicación también se pueden observar varios videos con las distintas pantallas en funcionamiento, las cuales son completamente manejables con el dedo en la pantalla táctil.

Vía 1800PocketPC.com.