Mar 22 2012

Aceleración de gráficos por hardware en Linux para AMD Fusion

Gabolonte Blasfemus

La tecnología de AMD conocida como Fusion (o Vision), que integra en un mismo chip el procesador principal y el dedicado a los gráficos, formando lo que llaman APU (Accelerated Processing Unit), tiene ventajas que la postulan como una interesante elección, y hoy en día la podemos ver en muchos portátiles. Pero uno de los inconvenientes que presenta, como toda tecnología relativamente novedosa, es un soporte completo de controladores por parte de otras plataformas más allá de Windows (en la que los fabricantes de hardware se encargarán desde un principio que este exista). La situación más común se da con Linux, que a pesar de contar con uno de los repositorios de controladores más completo, suele quedarse rezagado en ciertos casos, justamente, por esta misma falta de interés.

Y este es uno de ellos: Desde que tuve mi notebook con un AMD E-450 que integra una GPU ATI Radeon HD 6320 una de las primeras tareas que acometí fue instalarle Ubuntu 11.10, Oneiric Ocelot. Ni la última versión de la distro de Linux más popular con sus últimas actualizaciones fue capaz de utilizar el hardware de aceleración gráfico de mi APU, y aunque el escritorio de Unity (la interfaz por defecto de Ubuntu) se veía excelente, el controlador utilizado era uno genérico que hacía el trabajo mayormente por software y modos de video VESA; esto significaba nada de aceleración 3D y cero chances de ver una película sin saltos. Aún así, Oneiric ofrece la instalación de drivers propietarios de AMD, pero que lamentablemente son anticuados y terminan funcionando peor que el genérico.

Posiblemente así como está nos podremos arreglar bastante bien para todas las tareas que normalmente hagamos en nuestra Linux Box movida por un Fusion, pero si por algún motivo necesitamos aceleración de hardware para, por ejemplo, jugar un FPS o ver un video sin saltos, notaremos claramente esta falencia.

La buena noticia al respecto de esto es que AMD lanzó sus propios drivers (privativos, claro está) que soportan perfectamente su línea de APUs; la no tan buena es los deberemos instalar a mano nosotros, pero tampoco es tan difícil, si hasta yo lo hice.

  1. En primer lugar deberemos ir a la página de soporte de AMD, desde donde seleccionaremos de toda la línea de productos nuestro modelo exacto de APU y el sistema operativo, en este caso Linux, de 32 o 64 bits, de acuerdo a lo que tengamos en nuestro equipo. Desde ahí descargamos el controlador apropiado.
  2. Luego, y siempre según las instrucciones de la ayuda de Ubuntu, debemos habilitar el repositorio de código fuente en los Orígenes de Software, algo por lo que no hay que preocuparse demasiado ya que a mi no me dejó hacerlo mi Ubuntu y sin embargo todo salió bien.
  3. Abrimos la consola e ingresamos el clásico sudo apt-get update para actualizar la info de todos los repositorios, y a continuación instalamos las librerías QT4, si no es que ya las tenemos, con sudo apt-get install libqtgui4.
  4. Una vez hecho todo esto, nos vamos con la consola a la carpeta donde descargamos el archivo con los controladores de AMD, y lo invocamos de la siguiente manera: sudo sh amd-driver-installer-12-2-x86.x86_64.run –buildpkg Ubuntu/oneiric. En este ejemplo el nombre del archivo descargado es sudo amd-driver-installer-12-2-x86.x86_64.run, pero claro está que este puede ir cambiando a medida que avance la versión, por lo que deberemos ingresar exactamente el nombre del archivo que descargamos. Actualización: En las versiones más recientes de este binario de AMD solo hace falta ejecutarlo sin parámetro alguno y aparecerá un asistente gráfico que nos guiará por el proceso de instalación automáticamente, con lo que no hace falta hacer nada más.
  5. El instalador se irá encargando de descargar algunas dependencias que necesite, y cuando finalice va a generar en la misma carpeta en la que estaba tres archivos .deb y uno .change; los primeros deberemos instalarlos, y podemos hacerlo de una vez para los tres mediante el comando sudo dpkg -i *.deb, el último es un archivo de texto que contiene información sobre los cambios relativos a este paquete.
  6. Una vez instalado todo, ejecutamos sudo aticonfig –initial y reiniciamos nuestro Linux. Si todo salió como debería, este arrancará cargando los nuevos drivers para nuestra ATI.
  7. Para confirmar que efectivamente se cargaron los drivers de AMD ingresamos en la consola el comando fglrxinfo, que nos devolverá el siguiente resultado en caso de estar todo ok:

fglrxinfo Pantallazo del 2012-03-20

¿Pero qué mejor que probar la efectividad de estos drivers jugando un poco de OpenArena?

OpenArena Pantallazo del 2012-03-12