Mar 7 2014

El verdadero valor del Bitcoin: Revelar la realidad como es

Gabolonte Blasfemus

bitcoinRealmente, nunca fui algo así como un fanático de los bitcoins, ni siquiera podría decir un entusiasta. Cuando lo descubrí ya sentía que estaba llegando tarde si pretendía minar, y más tarde lo comprobé. Y así como no disponía de ahorros para invertir en GPUs en su momento (o ahora directamente en miners por hardware) tampoco los tengo para especular con su suba de precio, si es que realmente lo viera viable. Sí me parece tremendamente interesante el concepto, un desafío a como las sociedades piensan la economía y el funcionamiento de una moneda. Lo que es seguro es que a estas alturas todo el mundo escuchó al menos de oido mencionar  su nombre y tiene una vaga idea de lo que es, aunque seguramente también muchas dudas y preconceptos.

No me interesa en lo más mínimo jugar a la futorología o al genio de las finanzas, y mucho menos me considero un gurú de la criptografía, por lo que no voy a ponerme explícitamente a favor o en contra del concepto de las criptomonedas. Lo que ciertamente me resulta de sumo interés es ver como se exponen ciertos hilos del poder, y todo se lo debemos al bitcoin.

Continue reading


Ene 29 2012

Dudas Existenciales (87): El límite de la libertad

Gabolonte Blasfemus

imageBuenos días. Ante todo, agradezco encarecidamente la paciencia de quien es capaz de seguir las actualizaciones irregulares y fluctuantes de este weblog de bajo perfil que no hace SEO ni tiene múltiples redactores, y cuyo autor hace casi un mes que no lo actualiza, no porque haya estado pasando unas estupendas vacaciones en el caribe, sino más bien por índoles meramente particulares, como el tener una vida algo complicada.

Tal vez no sea ninguna casualidad. En tiempos de SOPA y PIPA, nuevos y enésimos embates del momento contra la libertad de esta criatura indomable que tantos dolores de cabeza genera a los poderes y damos en llamar generalizadamente Internet, también tenemos noticias deprimentes por casa, no exactamente similares, pero sí en la misma página: El control y el temor.

Continue reading