Mar 9 2009

FakeMail, envío de correos anónimos desde la Pocket PC

Gabolonte Blasfemus

Es increíble notar como el centro de toda la innovación e ingenio que hoy en día se puede ver para la plataforma Windows Mobile pasa de manera casi exclusiva por XDA-Developers (basta ver que la mayoría de los posts que escribo sobre aplicaciones interesantes para Pocket PC fueron hechas por alguno de sus miembros). Esta vez se trata de una aplicación para mandar correos anónimos, un tipo de programa principalmente usado para jugarle bromas a los amigos, ya que permite enviar un email con una dirección de remitente que corre completamente por cuenta de nuestra imaginación, aunque siempre habrá alguno que persiga algún fin oscuro. Su nombre es FakeMail, y permite desde nuestra Pocket PC, crear un mensaje de correo completamente falso, con la posibilidad incluso de agregar un archivo adjunto.

FakeMail ofrece una interesante ventaja con respecto a otros programas similares que se conocen para el escritorio: Al poder correrlo en nuestra PDA/smartphone, gozamos de la privacidad de mandarlo de cualquier red Wi-Fi abierta que tengamos a mano, y así no quedar escrachados con la dirección IP de nuestra ISP o de nuestra compañía celular. De hecho, para prevenir que no nos “equivoquemos”, FakeMail sólo permite enviar el mensaje si detecta que el dispositivo está conectado a Internet exclusivamente por Wi-Fi.

image

Todo esto puede sonar muy lindo y divertido, pero por si no lo saben ya déjenme aguarles un poco la fiesta: Este tipo de aplicaciones necesitan algo vital para su eficacia: Un servidor de correo SMTP que acepte el mensaje de su parte y lo retransmita a su destinatario, cosa que debido al flagelo del spam y a la posibilidad de este tipo de engaños, hoy en día es casi imposible de hacer, ya que cualquier servidor SMTP sólo entrega mensajes provenientes de cuentas autenticadas pertenecientes a su dominio, donde la dirección que figura en el campo “De” (From) coincida con la cuenta que se autentica. Para poder usar una aplicación como FakeMail es necesario entonces que nos dispongamos a buscar servidores SMTP abiertos, conocidos como open relays, los cuales que permiten reenviar cualquier cosa, sino resulta medio al dope. Normalmente estos servidores se encuentran abiertos debido a una negligente configuración por parte del administrador, siendo normalmente esto motivo suficiente para que dicho servidor sea incluído en listas negras de spam. Aún así, sólo hace falta algunas búsquedas en San Google para a lo mejor encontrar algo y mandarle ese mail en broma a un amigo.

El creador de FakeMail también creo una versión para Windows Vista/XP, siendo ambas completamente gratuitas.

Vía PocketFree.