May 25 2012

Crear un hotspot Wi-Fi desde la línea de comandos de Windows 7

Gabolonte Blasfemus

MiFi, módem 3G + router WiFiHoy en día está muy expandida la idea de poder compartir inalámbricamente cualquier conexión a Internet de la que dispongamos, generalmente enlaces de datos de telefonía celular. La mayoría de los smartphones decentes tienen la capacidad de hacerlo nativamente o mediante algun hack y/o aplicación (lo que se le llama tethering), y de hecho ya son bastante comunes las “cajitas para compartir Internet” conocidas como MiFi, que no son más que un modem 3G asociado a un router WiFi, todo integrado en un solo gadget del tamaño de un estuche de anteojos, de manera que facilite tener un enlace móvil para dispositivos que también lo son, como notebooks, netbooks, smartphones, tablets o lo que se nos ocurra. ¡Si hasta ya son comunes los autos con WiFi!

Pero lo más probable es que no tengamos un auto que comparte Internet, ni aún justifiquemos la compra de un MiFi, pero que sí tengamos un modem 3G o 4G USB que usemos en nuestra PC o notebook, y a través del cual algunas veces nos gustaría poder compartir la conexión, inalámbricamente, con otros aparatos. Hace un buen tiempo vimos como una aplicación llamada Connectify nos permitía conseguir exactamente esto, utilizando capacidades propias de Windows 7. Lo que me enteré hace poco, despistado de mí, es que esto mismo podemos lograrlo desde la misma línea de comandos de Windows 7, sin necesidad de descargar e instalar aplicación alguna.

Continue reading


Nov 21 2009

El chiste de los adaptadores para tecnologías obsoletas

Gabolonte Blasfemus

image El hardware de PC sufrió un antes y un después luego de la llegada del bus PCI allá por mediados de los ‘90. Hasta ese momento la percepción que se tenía de varios de los periféricos y puertos de la computadora personal de aquella época era bastante concreta y tangible: Los puertos paralelo tenían direcciones e interrupciones predefinidas, lo mismo los puertos serie. Un módem se regía bajo estos mismos parámetros y no era difícil de configurar mediante jumpers (pequeños puentes eléctricos que se establecen sobre determinados pines en la placa) para que luego funcionara bajo cualquier software y sistema operativo.

Pero las cosas a partir de ahí empezaron a cambiar, y como sucedió muchas veces, en nombre de hacer más fácil algo, al mismo tiempo se volvió más difícil. En el bus PCI la configuración es totalmente dinámica, y dejan de existir las direcciones e IRQs fácilmente asociables con determinado tipo de hardware. Para conseguir esto y mantener cierta retrocompatibilidad con software anterior, y así evitar que muchos geeks se arranquen los pocos pelos que les quedan, en muchos casos el acceso mediante estas coordenadas bien conocidas se emula desde el driver del periférico en sí, de lo cual se denota el papel vital que juega la eficacia y calidad del mismo para el sistema operativo que estemos usando.

image Pero las arenas del tiempo siguieron corriendo y no sólo sucedió la migración al bus PCI (y ahora al PCIe) de muchos periféricos, sino que tantos otros comenzaron a desaparecer como parte del progreso natural hacia tecnologías más avanzadas. Ese es el típico caso del hoy omnipresente puerto USB, bajo el reinado del cual casi toda PC moderna viene ya sin esos vestigios del pasado que simbolizaban los puertos serie y paralelo, para incluir únicamente numerosos puertos USB en su lugar.

Esto desde ya crea importantes disrupciones con cierto equipamiento especializado u obsoleto pero vital. Por ejemplo, el único método infalible de comunicarse con el sistema operativo de todo router o switch administrable sigue siendo el puerto de consola, el cual se maneja bajo el arcaico protocolo RS-232 que manejan esos puertos seriales que ya no vienen más en casi ninguna PC y mucho menos en notebooks/netbooks. Otro caso es el de las llaves de hardware para la activación de aplicaciones comerciales, de las cuales las antiguas se conectaban al puerto paralelo y todavía son bastante usadas en diversas empresas donde por un motivo o por otro están atoradas con algún aplicativo de hace muchos años.

image Y acá es donde supuestamente viene al rescate toda esa fauna de adaptadores y periféricos fabricada en plantas chinas de la más dudosa reputación. Claro, me refiero a los famosos adaptadores USB-a-LoQueSea, que formarían parte de ese segmento que Guillermo ha definido como Oildgets, pero también podemos incluir a todo adaptador PCI o PCIe a alguna tecnología obsoleta, como el caso de las placas PCI a puerto paralelo.

Esta familia de periféricos suelen tener una serie de rasgos comunes y siempre presentes:

  • Nunca son de marca (a menos que nombres como NogaNet sean considerados como marca por alguien)
  • Desde su caja o blister genérico de dos mangos prometen reemplazar sin problemas al hardware original funcionando en cualquier situación, sin jamás aclarar todas las situaciones en las que no funciona.
  • Como sucede con todo periférico de hoy en día son fuertemente dependientes de sus drivers, que en este caso casi nunca suelen estar incluidos en Windows y mucho menos en otros SOs, dependiendo exclusivamente del que viene en el maltrecho mini-CD que se incluye en la caja, el cual muchas veces no es siquiera legible.
  • Dicho CD contendrá no sólo el driver específico para el adaptador con el que venía, sino que estará perdido entre otros 40 drivers más, ya que para sus fabricantes fue más cómodo hacer un sólo CD con todos los drivers que luego incluyen con todos los distintos adaptadores que fabrican, teniendo que realizar todo un proceso investigativo para hallar al indicado para el adaptador que adquirimos.
  • Una vez hecho todo esto, nos encontraremos que dicho driver es una reverenda porquería, que cuelga el sistema y funciona cuando quiere, o directamente nunca, haciéndonos entender que hemos tirado la plata.

image Y por supuesto, esto es muy gradual y dependiente del caso: Existen ignotas “marcas” chinas que los fabrican con algo más de calidad que otras resultando entonces en que estos últimos generalmente funcionen, existen usos para los que funcionan y otros para los que no. Pero en la mayoría de los casos, y principalmente en los más angustiosos, seremos víctimas propensas de caer ante el falso canto de sirena de esos simpáticos adaptadores que prometen agregarle a nuestra PC en problemas ese puerto serie o paralelo del que carece, para luego hundirnos en la inmensa decepción del tiempo y el dinero malgastados.

Yo más de una vez caí bajo el engañoso canto de sirena china de estos económicos y muy pocas veces funcionales adaptadores, y ustedes?


Sep 13 2009

Dudas Existenciales (65)

Gabolonte Blasfemus

image Anécdota 1: Hace algo de un mes me tocó ir a comprar un disco rígido IDE, o lo que en la era post-SATA se conoce como PATA, para su reemplazo por uno que había capotado estrepitosamente en la máquina de un cliente. Como queda cerca, fui a uno de los mejores lugares para conseguir rápidamente lo que necesitaba: Galería Jardín, el archiconocido reducto donde se aglutinan decenas de bolichones informáticos y donde si alguien no tiene algo, se puede seguir preguntando hasta encontrarlo. En este caso, me imaginaba que no iba a ser así, que posiblemente conseguiría mi HD a la primera o la segunda vez que consultara, como había pasado la última vez que lo hice hace unos meses, pero… me equivoqué.

  • Lugar Nro. 1: (con cara de “¿estás en pedo?”) Nooooo… no tenemos!
  • Lugar Nro. 2: No…
  • Lugar Nro. 3: (casi cagándoseme de la risa en el gesto) No tenemos más..

Podría seguir enumerando los locales donde obtuve respuestas negativas pero sería muy aburrido, lo importante es que ya por el tercero comencé a advertir que los queridos y entrañables HD IDE habían pasado irremediablemente a ese bando del hardware que es tan obsoleto que se hace muy difícil de conseguir.

También necesitaba una placa de video PCI, y me pasó exactamente lo mismo, al punto de tener que andar aclarando que necesitaba PCI “solo”, “el slot blanquito”, “de los de antes”, que no quería una PCI-E.

Conclusión que tuve que bajar a los avernos de Galería, o sea al subsuelo; una de esas zonas, junto con la periferia del primer piso, donde suelen establecerse todos los boliches de mala muerte y que a nadie le importa, como los de soporte técnico, algún negocio tradicional como una cerrajería, una agencia de clasificados, o un sex-shop (aunque a este puede que vayan más que a la cerrajería). También era el lugar donde residía un local que se dedicaba a vender hard obsoleto, y donde pude conseguir finalmente los dos repuestos que buscaba.

Continue reading