Oct 5 2010

4 pirulines de Geekotic

Gabolonte Blasfemus

imageNo señores. No me he olvidado ni se me pasó por alto, casi deliberadamente, como en todos los demás años. Este pasado 2 de octubre se cumplían 4 años desde aquel tímido post que invitaba a quien quisiera a continuar disfrutando (o sufriendo) de mis andanzas, pero en esta nueva casa bautizada Geekotic, la que por ahora parece ser la definitiva para mis descuelgues y locuras, aunque nunca se sabe lo que puede suceder a futuro, no?

Repasando un poco el contenido generado en este tiempo, me pasa algo que ya había experimentado en otras circunstancias y ocasiones durante mi vida: Ver algo escrito por mí y vislumbrar a ese otro yo que alguna vez fue, y del cual ya no tengo una concepción cabal o consciente de que siga siendo parte de mi persona actual. Sorprenderme con su chispa, sus ocurrencias, y sentir con algo de desesperanza que ese ya no soy yo, lo cual indicaría que me tengo muy poca confianza (no es un gran secreto) o vengo en un eterno declive. 😀

Pero, no deja de ser gratificante, sentir que se deja una marca, que alguna vez se pudo ayudar o acompañar a alguien, con tan sólo disponerse a compartir unas palabras nacidas desde el fondo de uno mismo. Y en ese sentido, es que valoro mucho más en un blogger (perdón por la mala palabra) esas entradas donde tienen algo para decir, y no donde simplemente regurgitan una noticia de actualidad, y es lo que también valoro en las mías. Y más allá de que retransmitir información de actualidad no deja de ser otra tarea loable si se hace bien, con constancia, y encima le sumamos el plus de la traducción que la acerca a quienes no pueden o no están dispuestos a leerlas en su idioma original, en el caso de un weblog y no un sitio de noticias prefiero leer a su/s autor/es, lo que tienen para decir, y no a la noticia en sí.

En este tiempo, que ya se me hace increíble que sea tanto, atravesé todo tipo de etapas, tanto en lo profesional como en lo personal, que se una forma u otra fueron plasmadas en muchas de las entradas que ahora forman parte de esta bitácora. Tengo bastante claro el hoy de la misma, o al menos… por hoy :D. Aunque existan casos en los que me gustará hablar de determinada noticia del momento, de la semana pasada, o del mes anterior porque sienta que tengo algo que decir, lo que primordialmente Geekotic seguirá acumulando son cosas que me ocurren. Si me ocurre haber probado un programa para mi teléfono que a mí me resulta realmente útil, lo diré tal como lo veo y en el momento que pueda o considere oportuno, así la aplicación haya sido novedad el pasado invierno. También me puede ocurrir tener un típico delirio mío, opinar mal o bien sobre algo, o contar algo interesante que descubrí dentro de la esfera de la tecnología, pero el punto será que concluí que no quiero escribir posts tipo fábrica de chorizos. Cuando me pongo a escribir algo, tal vez no sea una obra maestra ni mucho menos, pero paso horas hasta que queda más o menos como me gusta, o hasta poder verificar sin margen de error que todo lo que digo que pasa con el software X se aplica en todas las condiciones posibles. Y cuando los momentos de reflexión e inspiración sean suficientes para que ese post se vea terminado y vea la luz, ahí estará, caso contrario quedará esperando hasta que exista suficiente tiempo/ganas/energón para que quede algo que me satisfaga.

Eso dará lugar a que puedan pasar en ocasiones algunas semanas sin aparecer noticias de que Geekotic está vivo, o de repente existir la inmensa (?) cantidad de 3 o 4 posts en una semana. Pero aunque la mayoría de lo que espete serán delirios algo largos de leer, también meteré en cuanto pueda algún que otro tip que me guste, haya usado, y me parezca útil, aunque siempre dentro del marco de que va a surgir de mis ganas, no de la obligación de un “trabajo”.

imageY francamente, esa libertad es la mejor sensación que se puede tener. No quisiera estar nunca en la piel del que se siente realmente presionado a escupir palabras todos los días vía web para mantener un nivel de visitas/pagerank/lectores; se vuelve un trabajo y por más que te guste lo que hacés a la larga lo vas a terminar también odiando, al menos esa parte.

Volviendo al concepto de cuando sea el momento será, en cuanto algunos de esos momentos ocurran le cambiaré un poco el aspecto a esta cálida cueva, cuyo aspecto siento que ya cumplió su ciclo y me entusiasma pensar en como podrá quedar luego del nuevo cambio. Por lo pronto, que haga lo que quiera no quiere decir que no esté abierto a sugerencias, mientras no vengan con la prepotencia de quien pretende que por pasar y regalar unos minutos de su valiosa atención a este blog de mala muerte se la tienen que chupar.

Finalizados estos desvaríos, me alegra mucho haber estado acá durante estos 4 añitos expresando muchos de mis conflictos tecnoexistenciales junto a ustedes, y poder seguir haciéndolo. Ahora el Gabolonte emotivo les dice hasta los 5, mientras es guardado cuidadosamente en su caja. Lengua fuera


Sep 24 2010

Por qué Windows Mobile se pone cada vez más lento

Gabolonte Blasfemus

imageMucho se ha hablado sobre los sistemas operativos de Microsoft y de como con el tiempo es necesario hacer una reinstalación en limpio de Windows porque se repite como verdad innegable que con el paso del tiempo la instalación “se va corrompiendo sola” y llega un momento en que todo se arrastra y anda mal; bocadillo especialmente frecuente en Linux fanboys de poca monta a la hora de recomendar al sistema operativo que los hace sentir distintos, al igual que a todo el resto de sus camaradas.

Pero la realidad es que, al menos en el caso de nuestro amado y odiado Windows Mobile, sí existe un bug que hace que cada vez funcione más lento y pesado, llegando al momento en que nos veremos tentados a hacer un hard reset para comenzar desde cero y recuperar la velocidad original, al menos por un tiempo.

La historia de esta falla se remonta al vetusto Windows Mobile 2003, aquel que, a pesar de poseer habilidades básicas para lo que llegó a ser Windows Mobile 6 y otros SOs móviles actuales, disfrutaba de uno de los mejores momentos de esplendor de la plataforma, pero que nacía con un terrible defecto congénito: En cada soft reset (reinicio) se sumaban entradas duplicadas o inválidas a la cola de notificaciones de Windows Mobile. ¿Y eso… con qué se come?

Aclarando un poco, la cola de notificaciones, la mejor traducción que encontré en 5 segundos para su término en inglés notification queue, es justamente una lista de eventos o notificaciones encoladas para ser accionadas de acuerdo a diversos disparadores, y estos eventos comprenden desde las alarmas de nuestras citas, a los cumpleaños de nuestros contactos, la ejecución automática de una aplicación, o los procesos necesarios que se necesitan ejecutar para que al conectar el dispositivo por ActiveSync se realice una sincronización exitosa. De esto se desprende fácilmente que entradas repetidas o inválidas puede llevar al malfuncionamiento de todo lo mencionado recién, y si un elemento tan importante del funcionamiento tiende a agregar entradas erróneas en cada reinicio es toda una invitación al desastre a futuro.

imageAnte los oídos sordos de Microsoft ante los reclamos de los usuarios, un tercero tomó la posta y fue la salvación de todos los que habían adquirido un dispositivo con Windows Mobile 2003. CheckNotifications ofrecía hacer lo que el fabricante ni se molestaba en intentar, ofrecía al menos un paliativo, la posibilidad de eliminar automáticamente cada cierto tiempo estas entradas erróneas y/o duplicadas para evitar que el la cola de notificaciones llegue a un volumen en el que el sistema se resienta u ocurran pérdidas de datos y otros malfuncionamientos.

Llegados acá quisiera decir colorín colorado, y el cuento se ha acabado, pero obviamente si rescato esto es porque no es así, y este tremendo pedazo de bug, que al menos debería haber sido solucionado de raíz en la siguiente versión de WinMo, sigue azotando como si nada en las más recientes versiones, al menos hasta la 6.1, de la que puedo dar buena fe en mi propio teléfono al haber encontrado más de un centenar de elementos duplicados. No hace falta decir mucho sobre cómo hace quedar esto a Microsoft, de quien luego de enterrar a nivel compatibilidad y actualizaciones a una plataforma que fue un éxito en su momento y podía seguir siéndolo si se la sabía canalizar, posiblemente no le vuelva a dar el premio de mi compra por un largo futuro. También me genera mucha curiosidad cómo dentro del mismo círculo de usuarios de Windows Mobile este tremendo fiasco de las notificaciones quedó tapado y mayormente asociado sólo con la antigua versión de WinMo 2003, cuando al parecer todas las que la precedieron lo siguen poseyendo.

El problema en la actualidad es que CheckNotifications, que fue un regalo freeware para quien lo necesitara, no está más disponible desde el sitio de sus fabricantes, habiendo sido totalmente discontinuado ya que su creador no se dedica más, razonablemente, a desarrollar o mantener software para Windows Mobile. Esto no sería de por sí grave porque siempre se podría conseguir la aplicación en otros sitios o redes P2P, pero el otro problema tiene dos nuevas caras: Muchos usuarios aseguran que la versión 2.3 de CheckNotifications, la más reciente que vio la luz, causa más estragos que soluciones en sus dispositivos, y la versión 1.9, en la que todos coinciden que funcionaba de maravillas, no elimina automáticamente ninguna entrada inválida en un WinMo 6.1 como el mío, algo comprobado de primera mano por quien les escribe.

imageAfortunadamente existieron otras aplicaciones que dentro de su paquete onda medikit también incluían esta necesaria limpieza de la notification queue, como Pocket Mechanic Professional o MemMaid , el primero de manera automática y bastante pesado por todos los plus que incluye, y el segundo que sólo permite la eliminación manual de entradas (un tedio imposible cuando hablamos de centenares), y ambos de pago. Era evidente que se necesitaba otra opción.

Increíblemente, y gracias a esta entrada de The PoorHouse, encontré que la solución venía de la mano de una liviana y estimada aplicación gratuita que siempre mantuve en mi lista de programas a tener desde mi primer Pocket PC con Windows Mobile 5: PmClean, el cual no sólo se encarga de eliminar de un plumazo exitosamente todas las entradas erróneas de la cola de notificaciones, sino que también borra la caché y el historial de Pocket Internet Explorer, la carpeta temporal de Windows Mobile, y hasta el caché de la aplicación AvantGo, en caso de que la utilicemos. Al abrirlo, tan sólo debemos tildar los ítems a limpiar y luego pulsar en Cleanup.

Al verlo, recordé que siempre me pregunté qué era eso de las Notifications que PmClean ofrecía limpiar. afortunadamente lo hace y muy bien, e incluso se puede ejecutar para limpie automáticamente este y los otros ítems a elección de manera programada y regular desde Tools/Automatic Start.

Así que ya saben, si son usuarios de Windows Mobile y todavía no lo era, a partir de hoy PmClean se va a convertir en uno de sus mejores amigos.


Sep 18 2010

Wake on WAN desde Windows Mobile

Gabolonte Blasfemus

image La tecnología WOL (Wake On LAN), esa que nos permite mediante un paquete mágico enviado por la red encender una computadora sin tocarla, lleva ya mucho tiempo entre nosotros, pero seguramente su uso más útil e interesante es el que permite hacerlo a través de Internet, el cual se conoce como Wake On WAN.

Y tal es el nombre de la aplicación que nos permite encender equipos remotamente por Internet desde nuestro dispositivo Windows Mobile. Wake On Wan de Charlie-Soft es una herramienta que a pesar de sencilla cumple muy bien con su cometido. Tan sólo necesitamos especificar el nombre de host o la dirección IP del router que levantará nuestro paquete especial, la MAC Address del equipo dentro de la LAN remota que queremos despertar, y el puerto UDP en el que nuestro router/firewall estará escuchando listo para reenviarlo. Luego basta únicamente presionar el gran botón Send magic packet ! para que la magia ocurra.

Este resucitador de máquinas a distancia necesita como mínimo Windows Mobile 6 para funcionar, admite cualquier resolución de pantalla (en QVGA tendremos que desplazar la pantalla un poco hacia arriba para llegar a ver el botón Quit), y almacena en el registro de WinMo los últimos valores ingresados en sus campos de texto al salir, de manera tal que si sólo lo utilizamos con una computadora en particular no deberemos estar reingresando los parámetros todo el tiempo.

Por supuesto es, además, completamente gratuito, y como si fuese poco su autor ofrece su código fuente. Lo único un poco difícil es poder manejarse en su página oficial, ya que está en francés, pero no es nada que el traductor de Google no pueda solucionar. Si quieren hacer el trámite rápido, para descargarlo sólo tienen que hacer click en el enlace que dice Toutes les résolutions (Todas las resoluciones).


Sep 17 2010

microIRC, cliente IRC para Windows Mobile

Gabolonte Blasfemus

image No va a ser el primero, ya que existen algunos que otros antes que el, pero microIRC (o µIRC) es una aplicación para nuestro querido WinMo desde la cual podremos conectarnos a servidores IRC para chatear como en los viejos tiempos, y que tiene unos cuantos pros en su haber.

Para empezar nos encontramos ante un proyecto open source licenciado bajo GPL v2, actual y en actividad comparado con otras aplicaciones similares. Incorpora una interface mediante solapas como la mayoría, pero con una interfaz bien sobria. También incluye un capturador de URLs para abrir fácilmente en el navegador cualquier dirección que nos hayan pasado, así como notificaciones para poder enterarnos si alguien escribió aunque no tengamos el programa en primer plano.

Pero la mejor característica de microIRC reside en su soporte para múltiples servidores, ya que permite crear un perfil para cada servidor IRC que deseemos desde donde podremos configurar nuestro nick, nombre completo, textos al partir o hacer un kick, e incluso configurar un canal de ingreso automático. Si a esto le sumamos que podemos abrir varios perfiles/servidores en simultáneo para luego switchear entre ellos desde cualquier administrador de programas en Windows Mobile, ya tenemos un ganador para cualquier freak heavy-user del IRC.

Para coronarlo, basta decir que es totalmente nativo (no requiere de ningún framework para andar), funciona desde WinMo 5 en adelante, y no requiere instalación, tan sólo descomprimir la carpeta con sus archivos en cualquier parte de nuestro storage.

Vía FreewarePocketPC.


Sep 16 2010

SciLor’s GrooveDownloaderWM descarga la música de Grooveshark en tu WinMo

Gabolonte Blasfemus

image SciLor es un nombre al que ya conocíamos por haber sido el primero en traernos el deleite de poder escuchar cualquier tema musical que este en Grooveshark en nuestro dispositivo Windows Mobile, desde su aplicación GrooveMobile. Ahora vuelve a la carga y ya no sólo podemos escuchar la música de Grooveshark, sino que también podemos bajarla, gracias a SciLor’s GrooveDownloaderWM.

Desde una interfaz muy sencilla podremos buscar temas en esta aplicación ingresando palabras clave, para luego simplemente tildar aquellos temas que luego deseamos descargar en el dispositivo. Ideal para cuando se nos pegó en la cabeza alguna canción que no tenemos, así podemos bajarla y tenerla para escuchar a la vuelta.

Claro está que el descargarse la música que transmite una aplicación web como Grooveshark es algo que roza en la supuesta ilegalidad, por lo cual lo que hagamos con este programa cuenta por nosotros mismos, y desde su página oficial su autor aclara que es sólo una prueba de concepto, no una invitación a descargar música de este sitio.

Por último, he de comentarles como aspecto negativo que SciLor’s GrooveDownloaderWM se resistió a ejecutarse en mis dispositivos tirando un error relativo al runtime de .NET, por lo que no puedo asegurar que funcione correctamente; quedará en cada uno probarlo y ver si en su móvil o PDA funciona.

Vía FreewarePocketPC.