Nov 25 2010

Nautilus Elementary, el explorador de archivos de Gnome mejorado

Gabolonte Blasfemus

En general, no existe demasiado que le podamos criticar a Nautilus, el administrador de archivos por defecto de Gnome, que es a su vez la interfaz gráfica de escritorio con la que viene vestido normalmente Debian, Ubuntu, y varias otras distros. Cumple su función y no es excesivamente pesado, pero existen algunas cosas que nos gustaría que mejoren, o que vuelvan. Por ejemplo, recuerdo cuando, no se ya en qué versión, se contaba con la opción de editar en modo texto la ruta de directorios en la que se estaba parado, de manera de llegar en muchos casos más fácil a una ubicación escribiendo el destino que buscándolo a través de puros clicks del mouse.

image

Aspecto del Nautilus original en Ubuntu 10.10

Carencias como estas fueron notadas por muchos otros en la comunidad, y fue así como comenzaron a aparecer versiones parcheadas de Nautilus, ofreciendo distintas mejoras. Una de las últimas encarnaciones de estas versiones mejoradas con respecto a la oficial es Nautilus Elementary, la cual añade varios cambios sutiles que podremos encontrar sumamente interesantes.

image

Aspecto de Nautilus Elementary

En primer lugar soluciona uno de los puntos que más se le critican al Nautilus actual, el desperdicio de espacio en múltiples barras y botones de tamaño considerable, que deja menos lugar para lo que realmente importa, la visualización de los archivos y carpetas. Nautilus Elementary cambia la doble barra oficial por una sola, con controles más reducidos, lo que deja mucho más lugar para ver los elementos del sistema de archivos, algo ideal para equipos de baja resolución de pantalla como netbooks. Pero las mejoras en este aspecto no acaban ahí. En su versión más reciente podemos hacer click derecho sobre la barra y activar la opción de edición, que nos permite agregar/quitar y reordenar botones y funciones. Y así volvemos a tener a mano, por ejemplo, al botón que nos permite editar en modo texto la ruta de destino.

Existen muchas formas de instalar Nautilus Elementary, la más molesta y complicada es descargarlo y compilarlo, pero la más práctica para cambiar el Nautilus aburrido de siempre por este nuevo y mejor es utilizar los repositorios PPA habilitados a tal fin, ya que de esa forma pasará a actualizarse automáticamente junto con el resto del software. Para eso deberemos ingresar los siguientes comandos desde la consola:

sudo add-apt-repository ppa:am-monkeyd/nautilus-elementary-ppa
  <br />sudo apt-get update &amp;&amp; sudo apt-get dist-upgrade

Normalmente después de esto se recomienda algún comando para cerrar Nautilus y que se vuelva a iniciar solo, pero dada mi experiencia particular les aseguro que, contrario a lo que aseguran algunos acérrimos entusiastas sobre que en Linux nunca hace falta reiniciar y en Windows sí hay que hacerlo por cualquier cosa, en este caso lo mejor para asegurarnos que todo funciona bien es reiniciar nuestro GNU/Linux de cero, y si todo salió bien veremos los cambios.

Las otras mejoras que añade este Nautilus, al cual el término "parche" ya no le hace mucha justicia, son mucho más radicales y están algo más ocultas para quien no las conoce. La primera es una consola incorporada en la misma aplicación que emerge de la parte superior al presionar la tecla F7, otorgándonos inmediatamente una línea de comandos posicionada en el mismo directorio en que nos encontramos parados.

image

La otra es un visor incorporado de imágenes, que se despliega de la misma forma que la consola, pero esta vez al presionar F4. Al hacerlo sobre una carpeta con imágenes podremos previsualizarlas en una vista estilo tarjetas con animaciones 3D.

image

Para que esta característica funcione es indispensable contar con un adaptador gráfico en el equipo que soporte aceleración por hardware OpenGL, por lo que no funcionará en máquinas virtuales y tarjetas de video no debidamente soportadas. También es probable que a la primera no funcione, y en ese caso deberemos editar el archivo /etc/environment. Para eso apretamos Alt+F2 y tipeamos:

gksu gedit /etc/environment

Una vez abierto el editor agregaremos al final la siguiente línea:

export CLUTTER_VBLANK=none

Cerramos y reiniciamos. Si no es nada más grave que esto ya deberíamos disfrutar de nuestra vista estilo naipes.

Por último, quienes hayan prestado algo de atención habrán notado algunas diferencias gráficas entre las primeras imágenes y las últimas. No, no me refiero a los bordes transparentes estilo Aero de Windows de las ventanas, cosa que se consigue mediante el decorador de ventanas Emerald, del cual tal vez podemos hablar en un futuro, sino de un ligero cambio en la forma de mostrar la ruta del directorio:

image

Ese estilo de visualización tan atractivo se activa, una vez que ya tenemos funcionando a Nautilus Elementary, yendo a su configuración a través del menú Editar/Preferencias y luego a la última solapa etiquetada como Ajustes, y activando la opción Mostrar como ‘breadcrums’. El nombre de esta opción puede ser algo engañoso, porque el Nautilus original, así como el Explorador de Windows Vista y Windows 7, ya incorpora por defecto la asistencia en la navegación de carpetas que se conoce justamente como Breadcrums (literalmente, migajas de pan, por lo del cuento de Hansel y Gretel que se guiaron para volver por donde vinieron gracias al camino de migas que dejaron). Lo que esta opción debería hacer es, en teoría, activar la navegación estilo Breadcrums en Nautilus Elementary, pero en realidad esta nunca dejó de estar, sólo que con el estilo de botones del Nautilus tradicional. Al menos en el caso de Maverick Meerkat, el último Ubuntu a la fecha, he podido observar que la única utilidad que encierra esta opción, y sólo de la mano de algún tema especialmente modificado o mediante un hack que veremos a continuación, es habilitar ese estilo de botones en flecha tan vistoso para que se vea exactamente como en las capturas. El hack al que me refiero permite habilitar este estilo de botones sin importar el tema de Gnome que estamos utilizando, y fue aportado por un lector del sitio WebUpd8. Tan sólo debemos descargar el archivo contenedor y extraerlo en nuestro directorio home, o desde la consola directamente ingresar:

cd #
  <br />wget <a href="http://gnaag.k2city.eu/nautilus-breadcrumbs-hack.tar.gz">http://gnaag.k2city.eu/nautilus-breadcrumbs-hack.tar.gz</a>

  <br />tar -xvf nautilus-breadcrumbs-hack.tar.gz

 

Una vez hecho esto y habilitada la opción que vimos antes, nada mejor que volver a reiniciar nuestro Linux para asegurarnos de que lo tomó bien. Y a disfrutar de un Nautilus mejor.


Nov 22 2010

Restaurar o mover iconos de la bandeja de sistema de Ubuntu Linux

Gabolonte Blasfemus

imageA veces hasta lo más simple puede darnos un pequeño dolor de cabeza, principalmente cuando aún no conocemos bien su filosofía.

A muchos nos agradaron los nuevos íconos de integración con mensajería y redes sociales que incorpora Ubuntu desde la versión 10.04 en la bandeja de sistema de Gnome, principalmente el del sobre de correo que permite administrar fácilmente el email a través de Evolution, las redes sociales a través de Gwibber y la mensajería instantánea a través de Empathy o también con Pidgin si es que lo hemos instalado.

imageAhora bien, los problemas pueden ocurrir cuando por algún error nuestro o del sistema perdemos alguno de estos simpáticos elementos de nuestra systray, o simplemente deseamos moverlos para reacomodarlos o dejarlos como originalmente estaban. Primeros intentos para quienes tenemos más experiencia con las GUIs de Microsoft nos llevan a la frustración, viendo que no se pueden mover ni arrastrándolos con el click izquierdo ni con el derecho. Rápidamente averiguamos que en el menú del click derecho existe la opción de mover, pero para inmediatamente decepcionarnos al observar luego que está opción no está presente en el menú de todos los elementos, siendo el icono del Administrador de Redes (Network Manager) el más difícil, ya que como incorpora su propio menú de funciones específicas al recibir un click derecho, no están presentes las estándar que permiten eliminar o moverlo.

Lo primero que debemos tener presente en estos casos es que el botón del mouse que se utiliza en Gnome para mover directamente los elementos en las barras es el botón central, algo que puede ser un pequeño obstáculo si estamos desde el touchpad de una netbook o notebook que raras veces incluyen uno, aunque podría llegar a emularse. También debemos tener en cuenta que existe una opción de bloqueo de movimiento, activada en la mayoría de los elementos de la bandeja del sistema, accesible para deshabilitar desde el menú contextual derecho que también permite elegir la opción de mover a los mismos.

image¿Pero qué hacemos en estos casos con el icono del Administrador de Redes de Gnome, por lejos el más problemático? Aunque este elemento en sí, como dije antes, posee su propio menú contextual relativo a sus funciones de red, lo que anula al menú estándar para moverlo o desbloquearlo, sí posee una casi inexistente e invisible zona, a la izquierda del mismo y justo a la derecha de una diminuta barra casi imperceptible compuesta por tres rayas que lo precede, desde donde es posible invocar este menú o intentar moverlo a través del botón central del mouse. No lo encontraremos a la primera, y deberemos intentar varias veces; sospecho que esta “zona” no debe ser de más de un pixel de ancho, al menos para la invocación de dicho menú (para mover a través del click central funciona en cualquier parte de la barra que precede al elemento), pero al menos de esta forma conseguiremos trasladar a este caprichoso pero útil icono.

imageOtro inconveniente se nos puede presentar cuando directamente perdemos algunos de estos nuevos elementos presentes en el Gnome de Ubuntu, ya que ni siquiera sabemos sus nomenclaturas. Yendo mediante un click derecho en la barra superior de Gnome a Añadir al panel… encontramos con frustración, después de revisar todos los elementos disponibles para agregar, que ninguno de ellos tiene el icono del sobre o el del cambiador de status de mensajería instantánea. Pero están, escondidos per están.

Si lo que queremos es restaurar el icono del sobre que nos permite acceder al email, mensajería instantánea y redes sociales, el elemento que debemos agregar es la Miniaplicación de indicadores, la cual nos restaurará tanto el icono del sobre mencionado como el del volumen del sonido.

En cambio, si lo que deseamos recuperar es el botón de apagado/reinicio o el selector de estados de mensajería instantánea, deberemos agregar entonces a la Miniaplicación de indicadores de sesión, la cual restaura de un plumazo a ambos.

image

Ambas figuran juntas en medio del listado de elementos a agregar, con un icono genérico de información que no las identifica claramente.

Unos pequeños detalles que no estaría mal que se mejoren en futuras versiones de Ubuntu.


Nov 14 2010

Dudas Existenciales (75)

Gabolonte Blasfemus

Un día mientras me duchaba, que suele ser uno de los momentos en los que se me ocurren las ideas más interesantes y más estúpidas (el otro momento, naturalmente, es al trono), vino a mi mente la siguiente analogía, muy iluminadora:

imageTengo en mi casa un archivero, al que le saco todo el provecho que puedo: Lo uso para guardar carpetitas con documentos de mi trabajo en un cajón, en otro guardo las fotos familiares, mientras que en otro más guardo cosas que no puedo categorizar pero que creo que algún día voy a necesitar. Incluso, sin que nadie lo sepa, tengo un pequeño gran secreto: Como seguramente casi todo otro poseedor de archiveros, guardo en una carpeta perdida entre otras muy aburridas, unas fotos de chicas subidas de tono que alguna vez me regalaron algunas conocidas con las que flirteé por ahí, e incluso revistas con fotos de modelos en condiciones de desnudez similar; la tengo muy bien escondida porque no puedo permitir que mi esposa, hijos, madre, o lo que fuese las encuentre y me traiga algún problema.

Todo iba bien con mi archivero, hasta que de repente un día algo sucedió. Noté que algunos cajones se trababan, lo cual me hacía molesto y tedioso ahora buscar y encontrar la información que necesitase. También observé que hacía un ruido irritante al mover los cajones, e incluso algunos no se habrían ya del todo, lo cual me dificultaba llegar a las carpetas y documentos que quedaron al fondo del mismo.

Continue reading


Nov 12 2010

Compañeros de emociones

Gabolonte Blasfemus

La del título es una frase hecha que nunca abandona mi cabeza gracias al oportuno lavado de cerebro de una antigua publicidad de cigarrillos, y que cada tanto refloto cada vez que me surge hacer algún comentario cómico o con sarcasmo. Aún así, es una frase que también me hace sentir identificado cuando pienso en quienes usan lo mismo que yo y alguna vez se toparon con el mismo inconveniente con el que alguna vez yo lo hice y comenté al respecto.

Y en particular hoy pienso en los compañeros de emociones usuarios de WinMo, de los que naturalmente cada vez irán quedando menos, perdidos a manos de tecnologías con más futuro. Y aún así, es reconfortante saber que pueden haber otros por ahí que, como yo, disfrutan de las ventajas de un sistema operativo móvil que aunque sea ya de otra época tenga cosas que los de esta todavía no o recién comienzan a tener ahora, y sin necesidad de jailbreakeos, rooteos ni otras vueltas que violen garantías. Cosas que vinimos pudiendo hacer desde hace mucho tiempo y sin mayores problemas como poder grabar nuestras llamadas automáticamente o seleccionar con cual navegador móvil vamos a abrir cada link que clickiemos en una aplicación.  Y sumado a que Android, posiblemente la mejor promesa actual de un sistema operativo móvil, potente y abierto, tiene todavía un largo camino por recorrer para llegar a ciertas condiciones aceptables, sé que todavía somos algunos cuantos los que no tenemos ningún apuro en abandonar a Windows Mobile.

Y el motivo de toda esta disertación es que me gustaría conocer un poco a estos compañeros de emociones winmobófilas, y a sus objetos de aprecio correspondientes. Me surgió la duda escribiendo en el post anterior, cuando para el final me pregunté cuantos otros usuarios de Touch Viva entrarían a buscar por estos lares algún consejo, y ahora quiero extenderlo a todo aquel que aún sea usuario de WinMo.

Los invito a que pasen, se arrimen al fogón, y cuenten un poco qué dispositivo móvil tienen, con qué versión de WinMo, y por qué razones todavía lo siguen usando.


Nov 12 2010

Agregar ciudades no listadas en el reporte del clima del HTC Touch Viva y otros

Gabolonte Blasfemus

Si tenemos la suerte (depende cómo se lo vea) de vivir en una ciudad importante, chances existen de que esta figure en la base de datos del módulo de información meteorológica de la interface TouchFLO, también conocida como Manila 2D, de nuestro teléfono HTC. En todos los demás casos nos sentiremos un poco frustrados, ya que la lista de ciudades que se ofrecen no permite ningún método para incorporarle otras personalizadas desde la misma interfaz gráfica.

Dependiendo del modelo de winmófono y la versión de TouchFLO, existen diversas formas de conseguir ver el clima de nuestra localidad de interés no incluida en el listado original. En todos los casos involucra, en primer lugar, averiguar el código de AccuWeather.com del lugar en cuestión, ya que es de este reconocido sitio de reportes meteorológicos de donde todas las versiones de TouchFLO extraen la información actualizada sobre el clima. Este código podemos extraerlo directamente buscando nuestra ciudad en el sitio y luego observando los parámetros de la URL en la barra de direcciones del navegador para conseguirlo. Normalmente tiene un formato bien definido, por ejemplo si estuviésemos interesados en la ciudad Argentina de Río Cuarto el código que le corresponde es SAM|AR|AR005|RIO%20CUARTO, mientras que en el caso de Canelones en Uruguay sería SAM|UY|UY002|CANELONES. En caso de no lograr ubicar este código a través de la misma URL de AccuWeather.com, algunos sitios se encargan de extraerlo por nosotros, como weather.joeearl.co.uk, en donde en particular deberemos tener el recaudo de extraer y reemplazar en el código obtenido los punto y coma ( ; ) por la barra vertical ( | ) en el archivo de configuración obtenido, según hiciera falta.

Luego, con esta información en mano, nos corresponde obrar de acuerdo al modelo de HTC que dispongamos. Por ejemplo, en el caso de disponer de un HTC Touch original deberemos editar el archivo HH_0407_WeatherCities.xml que se encuentra en el directorio \Windows del mismo, para agregar así nuestra nueva ciudad según el siguiente formato:

<city name=”Nombre de la Ciudad, PAÍS” locationcode=”CÓDIGO|DE|CIUDAD”/>

En otras versiones de TouchFLO el archivo a editar se llama 2330fc3c_manila y, al igual que el anterior, también reside dentro de la carpeta \Windows\ de la memoria principal de Windows Mobile. En este caso el formato del archivo no es un simple y legible XML, sino que se trata de una base datos SQLite que requerirá o bien seguir una series de pasos para agregar las ciudades deseadas desde nuestra PC con el dispositivo conectado a ella o, gracias una vez más al ingenio de la comunidad XDA Developers, mediante una simple aplicación que se encarga de hacer todo desde el mismo dispositivo móvil.

Pero en el caso de mi viejo y confiable HTC Touch Viva (también conocido como Opal) y al menos en su ROM más reciente no fui capaz de encontrar ninguno de estos archivos antes mencionados, por lo que tuve que hurgar un poco en sus entrañas. Y hete aquí, que el método que encontré para agregar ciudades fácilmente es el siguiente:

  1. En primer lugar agregamos mediante la vía tradicional una cantidad de ciudades acorde con la que deseamos tener, agregando otras ciudades de la lista por defecto de Manila en lugar de las que realmente queremos. Por ejemplo, si queremos tener el clima de Calamuchita y San Fernando del Valle de Catamarca, primero agregamos dos ciudades cualquiera de la base incorporada del teléfono, para “hacerles lugar”.
  2. Una vez hecho esto, cerramos Manila, para lo cual deberemos ingresar en Inicio/Configuración/Hoy/Elementos y deshabilitarlo para que no se cargue en la vista Hoy.
  3. Luego usaremos un editor del registro de Windows Mobile, en donde tenemos dos opciones: O bien abrirlo desde la comodidad de nuestra PC mediante CeRegEditor, un editor que abre el registro de Windows Mobile del dispositivo que tengamos conectado vía ActiveSync a la PC, o usamos uno de los tantos editores que corren dentro del mismo Windows Mobile, existiendo buenas opciones gratuitas.
  4. Una vez abierto el registro de nuestro WinMo iremos a la rama HKEY_LOCAL_MACHINE\Software\HTC\Manila2DWeather, de la cual veremos que cuelgan varias subclaves numeradas desde el cero, donde cada una tendrá los parámetros de alguna ciudad. Puede ser que figuren algunas que no se ven luego en el módulo del clima cuando está en funcionamiento, como ciudades que venían preconfiguradas en el teléfono o alguna que hemos agregado y quitado en el pasado, pero entre ellas seguro encontraremos las dos que hemos configurado previamente. Lo que debemos hacer ahora es editar los valores Location y LocationCode de cada una de estas claves, reemplazando los datos que figuran de las ciudades que agregamos antes con los de las ciudades que realmente queremos tener, por ejemplo, para el mismo caso anterior de Río Cuarto Location será igual a “Río Cuarto, AR” y LocationCode a “SAM|AR|AR005|RIO%20CUARTO” (ambos sin comillas).
  5. Una vez reemplazados los valores correspondientes cerramos el editor del registro y volvemos a ingresar a la configuración tal como en el punto 2 pero para rehabilitar Manila nuevamente.

Si todo salió bien ahora deberíamos tener el clima de nuestras ciudades favoritas a mano y actualizado sin ninguna clase de error. Espero que les sirva a los fieles usuarios de Touch Viva’s y otros HTC con versiones de Manila compatibles.