jun 24 2011

Springpad, el sueño del acceso sincronizado y offline a tus notas y otros contenidos

Gabolonte Blasfemus

imageAun recuerdo (vicisitudes de estar haciéndose viejo) una antigua publicidad radial de la hace mucho tiempo gloriosa y ya extinta revista PC Users (hoy existen muchas evoluciones de la misma, pero no, no es lo mismo ni por casualidad…) que rezaba más o menos algo como: ¿Usted tiene una PC? ¡Entonces tiene un problema!

Los usuarios de smartphones con plataformas actuales, como las veneradas plataformas más hot, iOS y Android, tenemos también un problema por el simple hecho de cargar con uno de estos gadgets del deseo. En estos aparatitos, casi toda aplicación que se precie y sirva para guardar algún tipo de información posee sincronización con la nube, bajo el lema ya esgrimido hasta el cansancio de seguir teniendo acceso a esta desde cualquier dispositivo  sin importar si perdemos o rompemos el teléfono; y por supuesto, no solo nosotros podemos tener acceso (punto para la CIA). El problema con esto es que muchos desarrolladores obvian un factor importantísimo a la hora de que este modelo siga siendo al menos igual de práctico que los antiguos: Un usuario necesita acceso offline. Está bien que vivimos tiempos que pretenden ser always-on, pero la alegría se termina cuando para poder ver un pijotero apunte en tu aplicación de elección necesitás sí o sí en ese mismo momento contar con acceso a Internet en tu PC, o peor, con la pésima cobertura celular, en tu teléfono.

Ese es el caso con aplicaciones actuales y muy de onda, como el venerado Evernote y la reciente versión oficial de Google para Android de Google Docs; en el caso de la primera sólo se obtiene acceso offline para sus aplicaciones móviles pagando una subscripción anual o mensual, y en el caso de Google, a pesar de en su tiempo haber encabezado la movida del acceso offline a la info en la nube con Gears, hoy en día este último no funciona con casi ningún navegador actualizado, y Google Docs for Android, al contramano del resto de las apps vitales de Google en Android, no posee aún ningún tipo de acceso sin conexión.

Esto nos dejaba a los androideros en particular muy de a pie en lo que a una buena aplicación de notas con sincronización y acceso offline se refiere. En mi caso aún venía usando GDocs, una aplicación muy práctica que ya había mencionado buscando reemplazos se apps de WinMo en Android y que permite manejar notas de texto simples de manera offline en tanto que las sincroniza con Google Docs en la nube; lamentablemente tiene algunas pequeñas fallas y limitaciones en la sincro que no la hacen del todo confiable, además de no ser lo más agradable al uso para tomar notas rápidas.

Así venía siendo hasta que me topé con Springpad de pura casualidad, buscando una aplicación muy simple para tomar unas notas tipo post-it y sin ningún tipo de sincronización en el Chrome Web Store. Al verla en un principio pensé que no era precisamente lo que estaba buscando en ese momento (algo muy simple y rápido), pero al leer un poco más empecé a ver que podía ser para mí lo que Evernote nunca llegó a ser por cuestiones de limitaciones en su versión gratuita y problemas de performance.

image

Y es que Springpad se parece mucho a Evernote. Es lo que yo definiría rápidamente como una aplicación cambalache. Y no me refiero por eso a una donde simplemente podemos tirar cualquier archivo en una carpeta como con Dropbox, sino a que podemos almacenar notas, imágenes, grabaciones, marcadores, y todo tipo de contenidos que podemos ir etiquetando y catalogando para luego buscarlo fácilmente en el momento que lo necesitemos. Y las diferencias con el elefantito verde son suficientes como para que le apueste unas cuantas fichas:

  • En vez de usar una pesada aplicación para Windows en la PC, se sirve directamente de una aplicación que usa los Gears de Chrome para mantener acceso offline (ver actualización al final) al mismo tiempo que sincroniza con la nube, sumado a una extensión para el mismo navegador que sirve para guardar páginas que tengamos abiertas en él. Puede verse como una contra que no tenga una aplicación nativa para Win, pero el hecho de enfocarse en el escritorio en una aplicación para Chrome lo hace completamente multiplataforma (podemos usarlo en Windows, Linux, Mac y Chrome OS con la velocidad a la que nos tiene acostumbrado el navegador de Google).
  • Cuenta con aplicaciones para Android, iPhone y iPad casi tan completas como la de escritorio, que por supuesto se sincronizan automáticamente con nuestra cuenta y poseen también acceso offline.
  • Para no dejar completamente afuera a otros navegadores, cuenta con un add-on para Firefox y un botón javascript que puede ser incorporado en la barra de marcadores de cualquier otro browser para guardar fácilmente páginas que estemos mirando.
  • Por supuesto, también podemos acceder a nuestra cuenta y sus contenidos de manera online desde cualquier navegador, y todo lo mencionado hasta acá totalmente gratis.

imageOk, muy lindo que no haya que pagar nada, pero eso también nos hace sospechar; como dicen los viejos cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía. ¿Cómo hace Springpad para ganar sus millones más allá de lo que hacen todos como vender información a gobiernos y empresas? Si guardamos info relativa a algún producto o lugar que nos interese, la aplicación nos acercara alertas con ofertas relacionadas de partners como Groupon y otros tantos más, al menos en yanquilandia; a mí todavía no me llegó nada.

Más allá del tema vital para mí del acceso offline a la vez que sincroniza con la nube, lo que más me gustó de esta serviaplicación es el soporte para elementos muy piolas y en los que no habría pensado en un primer momento lo útiles que pueden llegar a ser, como por ejemplo la posibilidad de almacenar códigos de barras de productos o lo que sea desde la misma cámara del teléfono o crear checklists. También puede usarse para guardar masivamente favoritos del navegador, contactos, eventos de calendario y hasta tareas, por lo que en funciones como la primera y la última se presenta como una fuerte competencia para servicios como Delicious por un lado (de hecho posee una función para importar nuestros favoritos del mismo) y administradores de to-do lists como Astrid por el otro. El otro aspecto de Springpad, como no podía ser de otra manera en esta era post Facebook, es su propia red social, donde podemos agregar amigos, integrarlo con otras redes sociales, y compartir con algunos o con todos cualquiera de nuestros elementos guardados. Pero los que solo buscamos una buena aplicación para guardar notas y algo más sin que el mundo nos mire podemos quedarnos tranquilos, que por defecto todo lo que hagamos, a menos que expresamente lo cambiemos, queda absolutamente privado y sólo visible para nosotros por defecto. Hasta que un día hagan la gran Facebook y lo cambien, claro; pero en la vida lo bueno nunca es para siempre, ya lo sabemos.

Actualización: Tiempo después Springpad cambió de una forma bastante radical su diseño y funcionalidad, perdiendo algunas características muy útiles como por ejemplo la sincronización offline en Chrome.


jun 22 2011

Boot-Repair, herramienta gráfica para reinstalar GRUB2

Gabolonte Blasfemus

imageEl mundo Linux tiene esas cosas maravillosas y al mismo tiempo otras que te hacen envejecer algunos meses. Al contrario que en Windows, es genial poder clonar un sistema Linux entero de una máquina a otra con un hardware completamente distinto (por ejemplo utilizando Clonezilla) y que de buenas a primeras al arrancar levante todo como si nada, en tanto y en cuanto la versión del kernel que tengamos ahí soporte ese hardware, algo que en el mundo Windolezco colgaría el sistema clonado si los cambios de hard son tan radicales como un chipset o controlador de disco distintos.

Lo malo son cambios tan radicales como los de GRUB, el boot manager por defecto de Ubuntu, Debian, y una buena parte de las distros Linux. Quienes estábamos acostumbrados a editar el archivo menu.lst del GRUB original para resolver cualquier problema, nos encontramos con algo totalmente diferente en GRUB2, el que ya es utilizado en las versiones más recientes de Ubuntu. A vistas generales, GRUB y GRUB2 son dos herramientas muy distintas en su funcionamiento interno. Por ende, lo que en el GRUB primigenio resolvíamos agregando o modificando mínimamente una entrada en un archivo de texto, en GRUB2 se asemeja más a editar código. De todas formas no hace falta llegar a tales extremos para reinstalar o restaurar GRUB2 en un sistema al que le hayamos copiado un Linux, existen tutoriales bastante fáciles de seguir que permiten, desde un live CD como el de Ubuntu, recuperar GRUB y GRUB2 completamente.

El problema viene cuando no estamos tratando de reinstalarlo en un disco con las mismas particiones y sistemas operativos que se tenían originalmente, sino otros. En particular recientemente tenía la necesidad de copiar el Ubuntu que ya tenía actualizado y personalizado a mi gusto a otro equipo para ahorrarme la pérdida de tiempo y la molestia de instalar todo nuevamente desde cero, pero el nuevo equipo tenía tan sólo un Windows 7, mientras que en el anterior había un sistema más y el orden y asignación de las particiones era muy distinto. Dicho así, una vez copiada la partición Ext4 de este Ubuntu 11.04, luego ajustada mediante Gparted para hacerle lugar a una partición de swap, y finalmente ejecutado el proceso de recuperación de GRUB2, me encontré al arrancar el sistema con el menú original de la otra máquina, en donde figuraba un OS que en el equipo actual no poseía, y donde la opción para arrancar Windows 7 no funcionaba.

Estoy seguro que debe existir una opción por línea de comandos mucho más sencilla para permitir que GRUB2 re-escanee las particiones de un disco y cree desde cero las entradas originales de su menú para arrancar cada uno de los SOs que encuentre, exactamente igual que como hace al momento inicial de instalar una distro Linux como Ubuntu, pero antes de llegar a conocerla me topé con la hermosa sencillez de Boot-Repair. Se trata precisamente de una aplicación que podemos correr desde el entorno gráfico de Linux para realizar las reparaciones más comunes en un sistema en todo lo que a GRUB2 concierne. Todo es accesible mediante opciones gráficas bastante fáciles de entender en tanto y en cuanto tengamos una mínima idea de la asignación de discos en Linux.

image

Desde Boot-Repair podemos fácilmente volver a detectar todos los sistemas operativos de un disco y reinstalar GRUB2 con las entradas correctas en su menú de arranque.

image

Para instalarlo en Ubuntu lo más fácil es recurrir a sus repositorios PPA. En la consola deberemos ingresar:

sudo add-apt-repository ppa:yannubuntu/boot-repair

sudo apt-get update && sudo apt-get install boot-repair-ubuntu

Los paquetes PPA funcionan para las versiones 10.04, 10.10 y 11.04 de Ubuntu y sus derivados. En otros casos será necesario entrar en la molestia de bajar los fuentes y compilarlos. Posiblemente no nos servirá para todos los casos, pero nos sacará las papas del fuego rápidamente en los más recurrentes.


jun 17 2011

Usar “Guardar como…” en Photoshop CS5 desde una netbook llevándola a 1024×768

Gabolonte Blasfemus

Las malas lenguas dicen que no se puede correr Photoshop en una netbook, incluso los más puristas y extremistas seguidores de Bin Jobs dicen que directamente no se lo debería correr en una PC; pero la realidad es que una netbook, aún con sus reducidas especificaciones, es bastante capaz de ejecutar este tipo de aplicaciones de diseño, al menos para tareas que no sean muy avanzadas y mientras no esperemos una velocidad cercana a la inmediatez.

imageEn Adobe Photoshop CS5 existe un problema en particular al utilizarlo desde la mayoría de las netbooks cuya resolución nativa de pantalla es de 1024×600 píxeles: La función Guardar como… (Save as…) del menú Archivo jamás responde. Podemos hacer click una y otra vez o incluso presionar la combinación de teclas asociada a dicha opción (Mayús+Ctrl+S) que nada pasará. Esto se debe al inmenso tamaño que posee la ventana de diálogo de esta función en el Ps CS5, por lo cual requiere como mínimo una resolución de 1024×768. Al no tenerla disponible en la mayoría de las netbooks, Photoshop simplemente elige no mostrar el diálogo, con lo que perdemos totalmente la posibilidad de guardar nuestro trabajo en una nueva copia, bajo otro nombre, o incluso exportarlo a otros formatos distintos al de Photoshop.

Afortunadamente existe una solución para poder usar tanto Photoshop como otras aplicaciones que sí o sí requieran una resolución mayor a los 1024×600 que ofrecen las netbooks estándar. Todo lo que tenemos que hacer es abrir el Editor del Registro de Windows (vamos al botón Inicio/Ejecutar en XP el cuadro de búsqueda rápida en Vista/Windows 7 o simplemente presionamos la tecla Win+R y escribimos regedit y presionamos enter), buscar (menú Edición/Buscar o presionar Ctrl+B) el valor DISPLAY1_DOWNSCALINGSUPPORTED y cambiarlo de 0 a 1 en cada instancia que encontremos. Luego de eso reiniciamos Windows y nos encontraremos luego con que al ir al diálogo de configuración de resolución de pantalla ya podremos ponerla en 1024×768 o incluso más, si no es que al arrancar ya no lo hace en esta nueva resolución. El único catch es que para poder acomodar 1024×768 o más en una pantalla que como máximo tiene 1024×600 Windows realiza un escalado de la misma, por lo que en el caso de tenerla a 1024×768 veremos todo un poco achatado. Sin dudas un bajo precio a pagar para poder usar desde nuestra compañera de viajes algunas aplicaciones exigentes; además siempre podemos volver a configurarla luego en sus 1024×600 originales desde el diálogo de resolución de pantalla de Windows.

Vía Birdman Productions.


jun 16 2011

La telenovela de los servicios de hosting argentos

Gabolonte Blasfemus

Casi todo el que viva de la web o algo similar se enteró durante la semana de que algo malo pasa con El Server. Sí, El Server, ese conocido servicio de hosting de nuestras pampas, el que auspicia desde hace años a Alejo y Valentina, y al que muchos se migraron en su momento, horrorizados, por las prácticas de Dattatec, otro webhosting vernáculo.

Según indica una nota de FortunaWeb, un error humano en las tareas de mantenimiento causó una pérdida de las bases de datos de un servidor MySQL, dejando en Pampa y la vía a aproximadamente 4.000 sitios web. Lo que empeora aún más las cosas es que la compañía expresa claramente en sus promociones que se incluye un sistema de backup que provee “10 copias completas” de cada sitio de manera automática, y en los hechos, ante este desastre, sólo pudieron levantar una imagen del mes de Enero en la mayor parte de los sitios afectados en el mejor de los casos. Un ejemplo emblemático de esto es el del sitio de la Fundación Huésped, que al momento de hoy muestra en su página principal un mensaje de felices fiestas y noticias  relativas al mes de Diciembre pasado.

image

Además de la Fundación Huésped, muchos otros sitios conocidos fueron afectados por este incidente, sobre el cual El Server emitió primeramente un mensaje algo escueto para explicar la situación, y a continuación un informe técnico detallado y un descargo en relación a otra nota de FortunaWeb en la que se entrevistó a uno de sus directores y se resalta su frase de que “Resguardar la información es responsabilidad del cliente”.

Más allá de todo lo explicado, este nefasto hecho produjo reacciones bastantes predecibles, como la ira de quienes sufrieron la caída de sus sitios, muchos de ellos revendedores del plan de hosting que ahora recibirán cartas documento de sus clientes por incumplir el servicio, y que a su vez ellos harán lo mismo para con El Server. Los mensajes ácidos vía Twitter, claro, no se hicieron esperar:

image

image

Geekotic, este amado, más odiado, y a veces preferiría que aún más ignorado weblog, está también hosteado en El Server, y afortunadamente su base de datos reside en un servidor distinto al de la catástrofe ocurrida. Mis experiencias con la empresa han sido generalmente aceptables, pero convengamos que nunca los puse realmente a prueba: Si un día el sitio no carga simplemente espero a ver si se resuelve solo, y en casi todas las cuestiones técnicas me las arreglé solo. Digamos también que si Geekotic está una semana sin funcionar me molestaría pero no estaría perdiendo plata. Además, de puro paranoico, hago mis propios backups regulares de archivos y base de datos.

Aún así, considero que estos son momentos vitales para que El Server se comunique abiertamente como lo viene haciendo, con humildad, amabilidad y compresión hacia los clientes damnificados. Van a tener que hacer una excelente letra de ahora en más si no quieren ser el nuevo Dattatec de la blogósfera, empezando por supuesto por no mandar intimaciones legales a quienes digan algo de ellos que no les guste.

Ahora bien, al margen de los deberes incumplidos de esta empresa de hosting, está visto ante semejante lluvia de sitios rotos que no muchos webmasters profesan el culto a esa palabrita tan conocida: BACKUP. Carajo, ¡si hasta algunos tendríamos que hacer backup de nuestro culo antes de ir al baño! ¿Cómo es posible que, principalmente por puro temor a que algo así suceda, no se encarguen de resguardar los sitios propios, o peor aún, los de clientes que les pagan por hacerlo? Obviamente esto no le quita mérito a El Server que se cargó cuatro mil bases, pero cuesta ver que es tanta la cantidad de clientes que perdieron todo y no tenían ni una pobre copia de seguridad, incluso bloggers que se la dan de capos de la tecnología y que en estos momentos deben estar haciendo copy&paste de sus posts perdidos en el cache de Google.

Pero eso en realidad no me interesa, no. Lo que a mi me importa es un juego. Desde que leí algo tan vago y ambiguo como “error humano”, no pude dejar de pensar en qué era lo que realmente había pasado. Mi lógica es simple: Si realmente hubiera sido algo que calificaría como error humano lo hubieran querido ocultar ante todo, le habrían echado la culpa al software (bueno, de hecho lo terminaron haciendo) o a algo más, pero para que lo reconozcan debe haber sucedido algo peor que necesitan tapar… o no es humano, o no es error, y obviamente apuesto a lo último. No sería la primera vez que un empleado disconforme hace justicia por mano propia cuando sabe que le dan el olivo o cuando ya está colmado de recibir humillaciones. Y los empleados de sectores tecnológicos tienen un karma especial para eso; aún en empresas de tecnología tienen que vivir como a ellos los relegan como meros sirvientes infrahumanos a un sótano húmedo mientras los departamentos comerciales y de marketing hacen fiestas todos los viernes sintiéndose los reyes del mambo (en resumen, mucha-plata-a-marketing-y-cervecitas). ¿Quién apuesta que acá no están lidiando con un regalito de despedida?

 

Esto podría entrar en los grandes mitos y leyendas del IT local, como el de ese ex empleado que cortó una fibra óptica que dejó a la mitad de los clientes de una empresa incomunicados, o ese otro que no borró nada pero lo dejó encriptado. ¿Hacen sus apuestas?


jun 2 2011

De la palma al escritorio

Gabolonte Blasfemus

Ayer Microsoft dio a conocer el nuevo aspecto que tendrá el aún en pañales Windows 8, y queda claro que lo que están haciendo es profundizar aún más en Metro UI, esa interfaz limpia, sobria y a la vez atractiva que nació en las entrañas de los Zune y está floreciendo en los Windows Phone 7.

Sinceramente, no tengo recuerdo de que esto alguna vez haya pasado antes. Si nos ponemos a pensar un poco, es la primera vez que en MS cambia la dirección de la influencia. En su antiguo Windows Mobile, la UI no era más que un reflejo simplificado de lo que se obtenía en ese momento con el Windows de escritorio más reciente. Hoy podemos ver lo contrario: El nuevo Windows no sólo va estar pensado para correr en dispositivos móviles como tablets, sino que hace un gran énfasis en el manejo mediante pantalla táctil, tratando de tomar lo mejor del look&feel de los actuales Windows Phone 7. ¿Un signo de estos tiempos?

WP7-2-W8

Con la supuesta muerte anunciada de las netbooks a mano de las tablets, no resulta extraño que en Redmond se están planteando más que nunca el viejo adagio de renovarse o morir. Si las tablets son lo que hoy en día hace mojar a gurús y gurusitos, entonces a tabletizar Windows se ha dicho.

Lo que yo pienso, desde mi humilde opinión que con el paso de los años, lo admito, posiblemente comience a verse más dinosaurística, es que existe una buena cantidad de cosas para las que una tablet no es el gadget ideal, y una PC lo sigue siendo. Puede que eso en un futuro cambie, seguramente mejorarán en varios aspectos; pero hoy, la tablet es solo una comodidad en el mejor de los casos, y un lujo de ostentosos en el peor. En muchos aspectos vamos a seguir necesitando un teclado físico, vamos a necesitar compatibilidad, y vamos a desear una plataforma de hardware abierta que no nos ate al fabricante del equipo para instalar actualizaciones. A falta de un mejor término, digo que no estaría mal intelizar las tablets, y quizá también los smartphones.