Jul 18 2012

Consola de root con derechos de escritura desde el menú de recuperación de Ubuntu

Gabolonte Blasfemus

Es sabido que en Ubuntu, por una cuestión de políticas acordes a su concepción de la seguridad, no se permite el ingreso bajo ninguna forma desde la cuenta de superusuario, normalmente conocida como root. A todos los efectos, todo usuario que tenga que realizar cualquier tarea administrativa en el sistema operativo deberá utilizar el comando sudo precediendo al comando original en la consola y luego validarlo ingresando su contraseña, o escribir esta cuando el sistema se lo pida ante determinadas acciones que requieren elevación de privilegios.

Sin embargo, existe un único caso en el que la distro de Canonical permite ingresar como root, aunque solo a una línea de comandos; y esto es cuando se elige desde el menú de inicio de GRUB2 la opción de arranque en modo de recuperación. Cuando la elegimos, en vez de cargar la interfaz gráfica como es habitual se acaba en un menú en modo texto con diversas opciones útiles a la hora de reparar un Ubuntu roto. Una de ellas, por razones obvias la más avanzada, es la de cargar una línea de comandos bajo la cuenta del superusuario. El problema es, al menos en la versión 12.04 de Ubuntu (Precise Pangolin), que esta opción monta al raíz del sistema como solo lectura; por tanto, tenemos todos los derechos para hacer lo que haga falta, pero como no podemos escribir nada al disco, no podemos hacer casi nada.

Desconozco si esto es una omisión o error o simplemente la aplicación de otra política más de seguridad para evitar que usuarios novatos metan mano y rompan algo, pero la realidad es que cuando se aterriza en el menú de recuperación y en particular en la opción de la consola de root es porque uno ya está medio desesperado porque su Ubuntu no levanta y está dispuesto a probar algunas cosas, al menos en mi caso con extremo cuidado y siguiendo instrucciones de antemano cuando no sé qué hacer, para ver si se resuelve. En estas situaciones, llegar hasta ahí y encontrarse con la impotencia de no poder hacer nada para reparar el sistema es bastante frustrante.

Pero como decía antes, tal vez se trata solamente de una pruebita más puesta por Canonical para evaluar si sabemos lo que hacemos cuando nos dirigimos a la todopoderosa opción de la línea de comandos de root. No hay que olvidar que como le repitieron hasta el hartazgo a Peter Parker, con grandes poderes llegan grandes responsabilidades. Para resolver este root con acceso de solo lectura al disco, todo lo que tenemos que hacer es utilizar el comando mount para remontarlo con acceso de lectura/escritura, de la siguiente manera:

mount -o remount,rw /

Y listo, solo con introducir este comando ahora sí tenemos acceso a hacer, solucionar (o romper aún más) nuestra Ubuntu box.

Como dije, bien puede ser una feature by design. ¿Alguna vez la tuvieron que usar?


Jul 11 2012

Minority Report, un poroto al lado

Gabolonte Blasfemus

Es increíble como se pierde la capacidad de asombro (pero no la preocupación) cuando ciertos eventos se hacen frecuentes. Y este es el tipo de noticia que de hecho ya no sorprenda a nadie por su innovación tecnológica, y sin embargo nos preocupe aún más por el nivel de control y conocimiento que van a tener sobre nosotros los gobiernos, las corporaciones, y demás organizaciones no muy bienintencionadas.

Acorde a esta nota de Gizmodo, el gobierno estadounidense va a estar instalando durante los próximos dos años, o en menor tiempo aún, un tipo de escáner en sus aeropuertos que va mucho más allá de detectar metales o mostrar figuras 3D del cuerpo desnudo de los pasajeros para “ver si esconden algo”; esta nueva tecnología de detección se sirve de un rayo láser que, en un radio de 50 metros, le permitirá a las autoridades (o quien sea que use esta tecnología) conocer pormenores impensables de la intimidad de cada ser humano al instante: Qué desayunaron esa mañana, qué drogas y sustancias (legales o no) consume, incluso qué enfermedades padece, siendo esta última una de las potenciales aplicaciones positivas que, por lo que se ve, no entra en las prioridades del Tío Sam.

Esta tecnología es tan avanzada que es capaz de detectar mínimas porciones de cualquier sustancia, de tamaños tan diminutos como el de un grano de azúcar, siendo este, y su inmediata velocidad que permite escanear a todas las personas presentes al instante, sus principales argumentos de venta. No es de extrañar que la empresa desarrolladora de este equipamiento, llamada Genia Photonics, esté recibiendo financiación del mismo gobierno norteamericano.

Ellos dicen, por supuesto, que lo van a utilizar para hacer más efectiva la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico, y todos esos grandes cucos de nuestros tiempos que se traen a colación cada vez que nos la quieren poner hasta la garganta con nuestro consentimiento, pero la realidad es que no se puede inferir demasiado de alguien que tenga sobre su ropa un residuo de una sustancia penada por la ley del tamaño de una mota de polvo. Innumerables sustancias fraccionadas a ese nivel se vuelven de transmisión aérea, y el mal uso de esta tecnología puede terminar en extremos como, por ejemplo, ser acusado de terrorista, o como mínimo ser detenido, demorado, interrogado, y vaya uno y el Imperio saber qué más, como consecuencia de habernos chocado previamente con alguien que, vaya a saber por qué motivos, tenía restos de pólvora o algún químico explosivo encima. ¿Parece demasiado improbable? La misma nota se encarga de mostrar que ya está ocurriendo: En Dubai, ese supuesto paraíso del que a muchos les encanta reenviar y publicar las fotos de sus lujosos edificios, posee una ley de tolerancia cero contra todo tipo de drogas ilegales y no tanto, y ya le dio cuatro años de prisión a un inglés porque le detectaron una mota de cannabis bajo un zapato. Esto ya no se trata de seguridad hace mucho tiempo, se trata de tener a la mano el poder y la excusa de disponer de cualquiera, cuando se quiera.

¿Se imaginan las situaciones y usos que podría tener esta tecnología, una vez masificada, en un país como el nuestro? Mejor no pensarlo demasiado para no arruinar la digestión.


Jun 18 2012

Llegó Opera 12 con todo, pero…

Gabolonte Blasfemus

Los adeptos al glorioso navegador vikingo tenemos otra nueva versión para celebrarlo, ya que Opera alcanzó su doceava versión hace unos días, incorporando como siempre un conjunto de mejoras y nuevas tecnologías. La mayoría tienen que ver con reposicionarlo nuevamente como el navegador más rápido sobre la Tierra, como por ejemplo la disponibilidad de versiones nativas para sistemas de 64 bits (aunque nadie las usa por la poca disponibilidad de plugins ya que los de 32 bits no funcionan), de manera tal de aprovechar el poder de estos.

Otra innovación muy esperada es la aceleración por hardware completa, algo bastante disruptivo. Básicamente significa que, además de utilizar tecnologías como WebGL (que permiten utilizar aceleración gráfica de la GPU del sistema para páginas que así lo requieran), toda la interfaz del navegador pasa a ser renderizada por hardware. Esto se supone que ya lo hace Internet Explorer 9, pero sólo en Windows 7 y Vista. Opera 12 está pensado para hacerlo en todo sistema que posea aceleración gráfica por hardware, así sea un Windows XP, una distro Linux, o Mac OS X. Pero, como la eficacia de esta aceleración puede variar enormemente de acuerdo a la calidad del hardware y sus drivers, en Opera 12 esta funcionalidad viene deshabilitada por defecto, ya que podrían existir casos en los que funcionando bajo la misma ande más lento o se cuelgue más que por software. Para habilitarlo debemos ir a la página de configuración avanzada de Opera, en particular a opera:config#UserPrefs|EnableHardwareAcceleration. Para habilitar WebGL también deberemos hacer lo mismo, yendo a opera:config#UserPrefs|EnableWebGL. En ambos casos debemos poner el valor en 1, guardar, y reiniciar Opera.

Continue reading


Jun 16 2012

Error al actualizar Skype 4 para Linux

Gabolonte Blasfemus

Los usuarios de Linux tienen una razón más para estar contentos esta semana ya que Skype, que parecía eternamente estancado en su beta 2.x, dio el salto a una versión 4 final que, según aseguran, lo pone más o menos a la par de las características y mejoras que ya son moneda corriente en las versiones para Windows. Todo esto bajo el paraguas de Microsoft, actual dueño de Skype, no es poco.

El punto es que cuando me apresuré a instalar este nuevo Skype en mi Ubuntu, su Centro de software me ofrecía hacer una actualización desde mi actual versión 2.2 que tenía instalada, lo cual tiró un error al intentarlo que rezaba algo como lo siguiente:

“…dpkg: error processing /home/gabo/Descargas/skype-ubuntu_4.0.0.7-1_amd64.deb (–install):
trying to overwrite ‘/etc/dbus-1/system.d/skype.conf’, which is also in package skype-bin:i386 2.2.0.35-0precise3
dpkg-deb (subprocess): data: internal gzip write error: Broken pipe
dpkg-deb: error: subprocess returned error exit status 2
dpkg-deb (subprocess): failed in write on buffer copy for failed to write to pipe in copy: Broken pipe
Errors were encountered while processing…”

Este tipo de error con Skype, resumido como el error broken pipe, parece que es algo común, y aunque mi primer reacción fue desinstalar el Skype que ya tenía para repararlo, el problema persistía. Pero si eliminamos Skype desde la línea de comandos mediante apt-get es probable que luego de realizada la operación un mensaje nos liste una enorme cantidad de librerías y paquetes que eran utilizados por la aplicación y que permanecerán en el sistema mientras no elijamos desinstalarlos mediante el comando (sudo) apt-get autoremove. Si lo hacemos, luego podremos instalar el paquete .deb de Skype 4 con normalidad.

Saludos y buenas videoconferencias.


Jun 10 2012

Dudas Existenciales (90): Los “Sos un boludo”

Gabolonte Blasfemus

Anoche me espanté (suena un poco gay o de vieja malhumorada decir “me espanté” me parece, pero bueno, es la palabra que más se acerca a la sensación que tuve y que se me ocurre en este momento) luego de leer que a Richard Stallman le robaron en Buenos Aires el bolso donde contenía su notebook, pasaporte, dinero y medicamentos en medio de una conferencia que estaba dando en la Universidad de Buenos Aires. Aparentemente el ladrón aprovechó la confusión mientras algunos asistentes al evento se sacaban fotos con él. Aunque de momento no circuló demasiado la noticia, por lo que no estoy 100% seguro de que no sea alguna clase de broma, creo que no es inusual encontrarse con relatos de este tipo en la web, en particular en lo concerniente a la realidad de nuestro país. Y eso si no nos sucedió a nosotros mismos.

Continue reading