Mar 9 2010

Los Letrosos

Gabolonte Blasfemus

image Generalmente vienen del mundo de la filosofía, las letras y el periodismo, y también de los sectores más ombliguistas, muertos o corruptos de cada uno, respectivamente. Pero todos poseen un par de sentimientos en común: Ya sea públicamente (si tienen la posibilidad de hacerlo) o para sus adentros y/o entre colegas, destilan un gran odio y desprecio a esa ya no tan nueva herramienta de comunicación nacida de Internet misma, pero que para ellos nunca dejará de serlo así cumpla 10 años: Los weblogs. Y más allá de que existen otras definiciones emparentadas bajo el mismo término, no encuentro una que le quepa mejor a este tipo de fauna: Letrosos. (Imagen vía emdot)

Por supuesto, no todo filósofo, escritor y/o periodista es uno de ellos, afortunadamente. Muchos de hecho aprovechan por completo las nuevas tecnologías y la web social en su propio beneficio, con la seguridad de que les esperan grandes oportunidades y de que pueden tener tanto o más éxito en ella como en los medios gráficos. Pero el letroso es distinto. Automáticamente asocian a “los blogs y todo eso” con un rejunte de monos que “apenas saben escribir”, metiendo en esa bolsa a todo aquel que no sea de su palo.

Por supuesto, la aversión a la tecnología y el miedo a aprender cosas nuevas es un elemento base de esta actitud, principalmente en mayores de 30, pero yo veo que existe algo más con esta particular gente; es como si en sus más oscuros deseos tuviera que ser necesaria una especie de carnet o identificación que habilite a cada persona al privilegio de ser leída o escuchada por las masas, algo que si no fuera gracias a Internet, aún sería de esa manera. Y eso es lo que muy adentro de su cerebrito de palabras más odia un letroso: Esa libertad de expresión que ellos no dejan de ver como libertinaje, y principalmente como competencia.

image Y es que antes las cosas eran mucho más fáciles. La masa imberbe no tenía mucho para elegir a la hora de decidir quien moldearía sus opiniones y pensamientos, debían sí o sí quedarse con las negociadas influencias provenientes de los grandes medios, esos por los que nuestros amigos letrosos lucharon y entregaron hasta lo innombrable en muchos casos para poder ser parte, independientemente de lo buenos o no tanto que fuesen profesionalmente en lo suyo. Y es por eso mismo que ven como una injusticia universal que ahora cualquier hijo de vecino pueda ser leído, visto o escuchado por miles sólo en base a sus propios atributos o talentos, y sin necesitar de ningún permiso concedido por la pertenencia a cierta logia o gremio. Pero se pone aún peor para esta buena gente si pensamos en todas las ocasiones que negligencias, censuras y engaños, principalmente en el entorno periodístico, han sido destapados por un mísero blog, poniendo en evidencia la otrora incuestionable calidad y veracidad de estos profesionales letrosos, por la cual ahora tienen que rendir examen de manera permanente y de a par a par con cualquiera que quiera hacerse escuchar. (imagen vía Nationaal Archief)

Consecuentemente a lo expuesto, para un letroso la posibilidad de mejorar y abrazar las nuevas tecnologías dentro de su labor está sometida a un gran condicional en su mente: Nosotros sí podemos, pero ellos no deben. Así como no cualquiera puede publicar en un diario o libro sin el beneplácito de grandes medios y editoriales, y sin ser parte de ese ambiente en particular que nuestros amigos consideran superior a todos los demás, pareciera que sus mayores anhelos corren por la misma vertiente en lo que se refiere a la posibilidad de publicar en la web, el cual esta gente, dentro de sus limitaciones, no deja de ver ni más ni menos que como un nuevo modelo de imprenta. ¿Y a quién se le ocurre que los brutos imprenteros tengan derecho a publicar sus ideas a la par con ellos?

Eso es, lo que a ojos de un letroso, somos los geeks en relación a esa nueva e indescifrable imprenta que representa la web para ellos. Sumémosle que cualquiera puede tener y mantener un weblog hoy en día sin muchos conocimientos técnicos, algo gracias a lo que realmente todos pueden publicar en la web, incluidos ellos mismos, y el caos es completo. Para un letroso, el imprentero sólo tiene que aparecer para que le corten la cabeza el día que la imprenta no funcione, o en este caso, que el blog no cargue o la PC se cuelgue. Pretenden que seamos meros esclavos técnicos de esa herramienta que muy a su pesar necesitan utilizar para seguir haciendo lo que ellos consideran su magia. Y los geeks/imprenteros no deben existir para nada más que para su mantenimiento.

Y más allá de sus relativos éxitos o fracasos, ya que hay letrosos para muchos gustos y calidades, podemos reconocer fácilmente a estos especímenes porque tarde o temprano expresarán, de una forma bien directa o no tanto, ese deseo incontenible que poseen de que no cualquier salame pueda escribir y ser leído por muchos, sino únicamente salames con las mismas credenciales que ellos poseen. Muchos, incluso, no soportan de por sí ver la clásica estética cronológica de un weblog; tienen su visión adaptada para reconocer como válidos sólo a sitios web con el típico aspecto de diario o revista online. No es de extrañar entonces, que muchos letrosos estén totalmente de acuerdo con las movidas dictatoriales que emprenden sus papás abusivos, los grandes multimedios, en contra de la verdadera libertad de expresión y la neutralidad de la red, a base de sembrar FUD, acciones judiciales y oscuras alianzas con telcos.

Y ahora, gracias a este hermoso artículo de manos de un imprentero de la Internet, van a saber reconocer a un letroso muy fácilmente, oh amigos del anarquismo de las letras (?)


Dic 31 2009

Balance Geekótico 2009

Gabolonte Blasfemus

Si hasta las grandes series tienen su famoso capítulo relleno donde los personajes “recuerdan” un montón de escenas de capítulos anteriores, los programas de TV muestran por estas épocas “lo mejor del año” y los músicos curran a lo loco cada vez que sacan un “greatest hits”, por qué Geekotic no iba a tener su propio post relleno con un compilado de los más significativos del 2009? Quizá hasta se haga una mala costumbre…

Este año que ya se termina me trajo, como a todos, tanto cosas buenas como malas, que generaron altibajos que de alguna forma se fueron plasmando en los ánimos y la frecuencia con la que actualicé este sitio, al mismo tiempo tan personal y otras no tanto. Desde momentos en los que no tuve tiempo y/o ganas de escribir sobre nada hasta otros en los que me divertí mucho haciéndolo, se fueron sucediendo distintos momentos interesantes que valen la pena rescatar de este imperdonable weblog ahora que despedimos un año más. Con ustedes los mejores/peores momentos/posts del 2009 (seleccionados por mé mesmo, qué esperaban? Aunque si quieren pongo para que voten…).

Continue reading


Oct 26 2009

Dudas Existenciales (69)

Gabolonte Blasfemus

image Esta semana, tanto en la bobósfera como el ambiente tecnológico en general, se dio una de esas situaciones en las que ocurre un evento unificador que hace que todos corran y opinen/hablen sobre lo mismo, cosa que ocurre especialmente cuando se trata del lanzamiento de un nuevo producto o servicio. El rango de opinadores puede variar de acuerdo al producto: Si se tratara de un lanzamiento de Apple, sólo la comunidad de macosos y wannabes afines se acordaría del mismo. Así mismo, en el caso de una nueva versión de Debian o Ubuntu, sólo un entusiasta o fanboy del software libre o alguien que sencillamente le guste Linux como sistema operativo se acordaría de comentarlo. Pero después existen esa clase de productos globalizadores que no pueden dejar indiferente a nadie, en el que casi se siente una obligación irrefrenable de salir a decir algo sobre el mismo, bajo miedo de no existir en caso contrario. Y qué más globalizador que Microsoft y Windows?

Continue reading


Sep 24 2009

Como obtener más seguidores y visitas utilizando Twitter

Gabolonte Blasfemus

cookie Oh sí, amiga (léase con tono de conductora de programa femenino), Geekotic no es sólo un weblog donde su autor desparrama sus egoístas y caprichosos intereses sobre tecnología en cantidades iguales con rants y sarcasmos, no señor. También es un espacio para que tú, querida o querido blogger/flogger/twitero/a o inadaptado digital, encuentres la información que necesitas para regar y hacer crecer esa plantita fruto del egocentrismo que es tu espacio en la red, para que luego puedas salir a pavonearte y hacer mofa de quienes la tengan más chiquita (algo que sucede en todos los órdenes de la vida). Es por eso que es muy importante conocer los trucos que los expertos en SEO, paSEO, y manoSEO tienen para darte, y así logres aumentar tu cantidad de followers en Twitter, visitas en tu blog, o de subscripciones a tu feed, esos numeritos que hacen que al final del día tengas la ilusión de que sos alguien.

A pesar de que existen técnicas muy comunes, siendo una típica en Twitter followear y desfollowear a diestra y siniestra, hoy en particular vamos a presenciar un método muy efectivo para conseguir lo que buscamos, junto a sus diversas variantes. Una técnica que es tan eficaz como antigua, como bien pueden atestiguar los mendigos de las plazas que hacen más plata que el que atiende un quiosquito.

Continue reading


Sep 15 2009

Comentarios Desahuciados (6)

Gabolonte Blasfemus

image Una vuelta a las raíces… podridas.

Es increíble como pasa el tirano tiempo; el último CD data de hace 10 meses. A este ritmo lo mejor va a ser sacarlo directamente una vez al año. A menos que consiga que mucha gente me odie más, claro. También tengo que reconocer que la poca cantidad se debe a que se la estoy haciendo un poco difícil a los queridos HOYGAN, ya que desde hace un tiempo tengo configurado que se cierren los comentarios de las entradas que tienen cierto tiempo de antigüedad.

Con ustedes, esas perlas de la sabiduría humana que estresan a tantos bloggers y que a mí me hacen tanto bien.

Continue reading