Abr 1 2007

El efecto menéame y este humilde weblog

Gabolonte Blasfemus

Esta semana que pasó fui víctima del efecto menéame, a raíz de un post que escribí donde planteaba, y al mismo tiempo contestaba, algunas interesantes preguntas sobre el infame MSN Messenger. Las consecuencias no se hicieron esperar:

Cuando pensé en hacer ese post me imaginé que iba a ser popular, pero no me pude haber imaginado que tanto; mucho antes de ser subido a menéame ya había sido completamente replicado en diversos blogs (los cuales afortunadamente tuvieron al menos la gentileza de linkear al post original), y luego del efecto fueron aún más. Incluso figura en los grupos de discusión de Microsoft.

Continue reading


Mar 9 2007

La nueva cara de Opera Community

Gabolonte Blasfemus

Ayer fue finalmente lanzada una nueva versión del sitio Opera Community, que para quien aún no lo sepa o lo deduzca es el sitio de Opera Software que reúne a la comunidad de usuarios de sus productos (Daniel Goldman, como siempre, tiene muy buena información al respecto). En Opera Community no sólo se pueden encontrar foros de discusión sobre las distintas variantes del navegador Opera, sino que también contiene abundantes recursos para personalizarlo tanto en apariencia como en funcionalidad. A su vez, cada usuario que se registre gratuitamente tiene a su disposición las herramientas para llevar adelante su propio blog así como múltiples álbumes de fotos.

Continue reading


Mar 7 2007

TaskList.org, o cómo a veces los grandes la pifian

Gabolonte Blasfemus

Creo que muchos vamos a empezar a mirar tres veces lo que recomienda el conocido blog de tecnología LifeHacker, al menos en mi caso a partir de este desafortunado post donde recomiendan un sitio con información imprecisa y en donde se publicita de manera encubierta un programa que en el mejor de los casos no sirve y da falsas alarmas.

Continue reading


Mar 7 2007

Ahora sí, mi escritorio de Windows…

Gabolonte Blasfemus

Lo prometido es deuda (volveré y seré mejillones, la casa está en orden, etc…), acá va una captura de mi pc en un momento parecido a cualquier otro:

Los fondos suelen rotarse solos gracias al viejo y nunca bien ponderado Webshots (sigo usando la versión del programita que existía en el 2000 más o menos), el wallpaper que figura es de un personaje de una de mis series de anime favoritas, Fullmetal Alchemist (tengo varios fondos de la serie, entre otros). Como se ve suelo ser muy minimalista con los íconos del escritorio, básicamente odio los escritorios llenos de íconos tirados, por eso, además de tener todo más o menos ordenado en categorías dentro de la carpeta programas del menú inicio, tengo en la barra de acceso rápido también carpetas donde por categorías voy poniendo las aplicaciones que quiero tener más a la mano; de hecho el único ícono de más que tengo ahora en el escritorio es el del software del celular, pero lo dejo porque es un ícono de explorer no un acceso directo. Claro que tener un escritorio de pc ordenado no es lo mismo que tener ordenada la casa o el cuarto, ojalá los objetos de la vida real fuesen tan fáciles de ordenar como los íconos…

Este Windows lo tengo desde el año ’97, nació como un Windows 95 OSR2, pasó luego a ser actualizado a un 98, 98 Segunda Edición, y cuando llegó a ME se me hizo bolsa (qué raro, no?). En esos tiempos sobreviví con una instalación alternativa de Windows 2000 hasta que después lo recuperé llevándolo a XP. Gracias a eso cuento con miles de programas que fui instalando durante tantos años, que jamás en la vida los volvería a instalar a todos si tuviera que arrancar de cero (aunque puede que un día me revire y ponga nada más que lo que uso ahora, pero cuando me pongo a pensarlo bien es demasiada información a considerar y arrugo).

Cada tanto se me pincha por algo (cambio de hardware, instalación del programa equivocado, etc), y ahí tengo que obrar milagros para no perder al paciente, el cual cuando está en terapia intensiva suele convertirme en un verdadero geekótico.


Mar 5 2007

Otro meme: El último gadget que te compraste

Gabolonte Blasfemus

Tomo la pelota que me pasó Lucila y cuento cual fue mi último aparatejo adquirido: Un Sony Ericsson W300i.

Continue reading