Abr 2 2009

Cómo navegar seguro a través de SSH (2): Configuración de un servicio de DNS dinámico

Gabolonte Blasfemus

En la primera parte de esta serie de posts que explican como armar un túnel SSH para navegar sin ser espiado, vimos como instalar un servidor SSH bajo una PC con Windows. Una vez levantado el servidor, el problema es como alcanzarlo desde Internet, ya que normalmente, el equipo que utilicemos (por ejemplo la PC de nuestra casa) estará conectado a la red a través de un servicio domiciliario, los cuales se caracterizan por asignar direcciones IP dinámicas que suelen cambiar de un día para el otro. En consecuencia, no seremos capaces de alcanzar en todo momento a nuestro flamante servidor SSH con sólo recordar la dirección IP que hoy le otorgó nuestro proveedor de Internet, hace falta un método mejor. Ese método es el conocido como DDNS o DNS dinámico, el cual básicamente es un servicio de DNS que actualiza constantemente sus registros de acuerdo a la dirección IP que tienen en cada momento los hosts pertenecientes al dominio en el que es autoritativo. En el video a continuación vamos a ver paso a paso como registrar una cuenta en No-IP, uno de los servicios de DDNS gratuito más populares, y descargaremos una aplicación cliente desde este sitio que instalaremos en el mismo equipo donde habíamos instalado y levantado nuestro servidor SSH, el cual le comunicará a los servidores de No-IP cuál es su dirección IP a cada momento, para que, no importa si esta cambia, siempre podamos acceder a nuestro servidor por medio de una URL controlada por el servicio de No-IP.

En la tercera y última parte, ahora que ya tenemos nuestro servidor SSH funcionando y accesible, vamos a ver como conectarnos desde otro equipo y hacer un túnel SSH a través del cual redireccionaremos todas nuestras conexiones, o al menos las que nos interese proteger.


Mar 20 2009

OpenStreetMap: Mapas “open source”

Gabolonte Blasfemus

Para buscar algo en el mapa no hay como Google Maps, pero si lo que necesitamos es utilizar su información en un producto o servicio propio, estaremos sujetos a lo que Google nos permita o no hacer. OpenStreetMap en cambio es ideal para usarse en cualquier tipo de emprendimiento, ya que es un proyecto totalmente comunitario en formato wiki que, utilizando sólo fuentes libres e información provista por sus usuarios, ofrece mapas de todo el mundo con la misma navegabilidad que su par de Google, pero sin ninguna restricción en cuanto al uso que le podemos dar. El proyecto existe gracias a las donaciones y la contribución desinteresada de usuarios de todo el mundo, así que si alguna vez lo usamos, no estaría mal darle las gracias de alguna forma. Y como pueden ver, tienen mapas hasta de Buenos Aires.

image

Vía LifeHacker.


Mar 1 2009

Conocer el estado de los servicios de Google

Gabolonte Blasfemus

image La caída de Gmail del pasado martes dejó a muchos pataleando y despotricando contra los problemas de depositar todo lo que usamos, y algo tan importante como el correo, en la gran G; parece que Gmail y Google vienen andando tan bien que ya muchos se olvidaron que alguna vez puede caerse, como cualquier otro servicio online, aunque les cueste creerlo, por ser Google no es Dios. Una de las cosas que se criticó fueron las escasas señales que dio la compañía para comunicar lo que estaba sucediendo. Ahora Google trata de redimirse de la situación presentando a Google Apps Status Dashboard, una única página desde donde puede consultarse rápidamente la disponibilidad e incidencias en los últimos días de los servicios más críticos del gigante. De hecho si entramos ahora mismo, podemos ver marcados los problemas acontecidos con Gmail este 24 pasado y ver que tenía Google para decir al respecto. Nada mal.

Vía Genbeta.


Feb 10 2009

Cuanto tiempo dura una cuenta de webmail inactiva en cada servicio

Gabolonte Blasfemus

18541 Me acuerdo cuando era joven e ingenuo y todavía usaba Hotmail para algo. Además de las estrechas limitaciones en espacio a la que el servicio nos tenía acostumbrado hasta que llegó Google para cambiar ese modelo, otro de los grandes problemas con las cuentas gratuitas era su escasa duración si no se las accedía con cierta regularidad, siendo en el caso de Hotmail, para no perder contactos ni correos, al menos una vez por mes.

En estos días al usar Gmail creo que ninguno de nosotros se pone a pensar en estos límites, incluso llegando a tener la percepción de que una cuenta creada en este servicio, aunque sea gratuita, se queda ahí para siempre aunque no la usemos casi nunca. Pero parece que no es tan así, y Mashable viene con una lista sobre duración de una cuenta gratuita en cada uno de los servicios de webmail más conocidos, para que sepamos a que atenernos, la cual transcribo a continuación:

  • Yahoo Mail: 4 meses (un poquito más de lo que solía ofrecer Hotmail).
  • Gmail: 9 meses (sorpresa sorpresa, es bastante pero puede hacer que uno se olvide de chequear una cuenta en desuso y se pase el año…)
  • AOL Mail: 30 días (y a alguien le importa?)
  • Hotmail: Al llegar a los 120 días sin accederla se borran todos los mails, carpetas y contactos de la cuenta. Luego de esto, y si se sigue sin ingresar, en 90 días la cuenta es eliminada completamente. En este sentido Hotmail no cambió demasiado. El Windows Live ID (el viejo Passport de Microsoft) en cambio, puede llegar a durar 365 días sin que lo utilicemos.

Al ver esto me acordé de mi primer cuenta de Gmail, la cual nunca utilicé demasiado, y creo no haber accedido en mucho, mucho tiempo. Afortunadamente sigue existiendo porque dentro del caos de cuentas de correo que tengo configurado en Opera se sigue chequeando, pero hay otras que sí pasaron a mejor vida.


Feb 7 2009

Convirtiendo tu escritura en una fuente tipográfica

Gabolonte Blasfemus

image Posiblemente alguna vez todos nos preguntamos en un ataque de ego qué tan copada quedaría nuestra letra manuscrita si pudiésemos digitalizarla y convertirla en una fuente para poder usarla en la redacción de documentos de Word y demás. Ahora podemos sacarnos la duda al mundo en YourFonts, un sitio que nos lo permite hacer y gratis. El proceso es simple y sencillo: Nos bajamos una plantilla en PDF que imprimiremos, la rellenamos con nuestra hermosa y maravillosa letra (o lo que se nos ocurra en un ataque de creatividad), la escaneamos y la enviamos de vuelta al sitio, el cual se encargará de entregarnos, previo review para verificar si nos salió algo decente, nuestra nueva-reluciente-original fuente para hacernos los bananas con los amigos. Lo que se dice un puema.

Vía LifeHacker.