Mar 7 2007

Ahora sí, mi escritorio de Windows…

Gabolonte Blasfemus

Lo prometido es deuda (volveré y seré mejillones, la casa está en orden, etc…), acá va una captura de mi pc en un momento parecido a cualquier otro:

Los fondos suelen rotarse solos gracias al viejo y nunca bien ponderado Webshots (sigo usando la versión del programita que existía en el 2000 más o menos), el wallpaper que figura es de un personaje de una de mis series de anime favoritas, Fullmetal Alchemist (tengo varios fondos de la serie, entre otros). Como se ve suelo ser muy minimalista con los íconos del escritorio, básicamente odio los escritorios llenos de íconos tirados, por eso, además de tener todo más o menos ordenado en categorías dentro de la carpeta programas del menú inicio, tengo en la barra de acceso rápido también carpetas donde por categorías voy poniendo las aplicaciones que quiero tener más a la mano; de hecho el único ícono de más que tengo ahora en el escritorio es el del software del celular, pero lo dejo porque es un ícono de explorer no un acceso directo. Claro que tener un escritorio de pc ordenado no es lo mismo que tener ordenada la casa o el cuarto, ojalá los objetos de la vida real fuesen tan fáciles de ordenar como los íconos…

Este Windows lo tengo desde el año ’97, nació como un Windows 95 OSR2, pasó luego a ser actualizado a un 98, 98 Segunda Edición, y cuando llegó a ME se me hizo bolsa (qué raro, no?). En esos tiempos sobreviví con una instalación alternativa de Windows 2000 hasta que después lo recuperé llevándolo a XP. Gracias a eso cuento con miles de programas que fui instalando durante tantos años, que jamás en la vida los volvería a instalar a todos si tuviera que arrancar de cero (aunque puede que un día me revire y ponga nada más que lo que uso ahora, pero cuando me pongo a pensarlo bien es demasiada información a considerar y arrugo).

Cada tanto se me pincha por algo (cambio de hardware, instalación del programa equivocado, etc), y ahí tengo que obrar milagros para no perder al paciente, el cual cuando está en terapia intensiva suele convertirme en un verdadero geekótico.


Feb 5 2007

Palm TX, qué bueno que volviste…

Gabolonte Blasfemus

Afortunadamente no todas fueron pálidas esta semana, y una de las cosas buenas que pasaron fue que finalmente tuve en mis manos un reemplazo de mi Palm TX, la cual había tenido problemas con la pantalla táctil. Hoy parece que me voy a quejar de todo, pero es que no fue todo tán fácil.

Continue reading


Feb 5 2007

El gran negocio del robo de celulares

Gabolonte Blasfemus

Hace pocos días fui una víctima más de uno de los objetos más robados en el país: el teléfono celular. En este caso fue un inesperado manotazo a través de la ventana del tren en el que viajaba en ese momento. No digo nada nuevo si me pongo a hablar del tamaño disgusto que significa que a uno le arrebaten algo que le costó su esfuerzo conseguir, y encima algo crítico como un celular en el que uno suele guardar información personal de todo tipo. Pero lo sucesivo a la experiencia me hizo pensar bastante sobre lo que en el fondo casi todos sospechamos y muchos conocen: Los sucios intereses detrás de todo esto.

Continue reading


Ene 31 2007

CD-R’s, el paso del tiempo, y Unstoppable Copier

Gabolonte Blasfemus

Yo lo había leído hace un tiempo pero me evadía negándome a aceptar la dura realidad: Tarde o temprano todos los cd-r’s que tenía grabados iban a empezar a fallar, empezando por el más viejo, a menos que ideara un plan de contingencia consistente en regrabar el contenido en nuevos cd’s cada aproximadamente 2 años, el tiempo que se supone que mínimamente duran, de acuerdo a aquel fatídico informe de PC-Active.

Como tan faraónica tarea a repetir cada 24 meses iba en contra de los principios morales de mi falta de memoria y mi pereza, dejé pasar el tiempo inmerso en un “no quiero mirar” y esperando que el día que tenga que tocar uno de esos discos antiguos me sorprenda con la integridad de sus viejos datos.

Continue reading


Ene 2 2007

Feliz 2007…

Gabolonte Blasfemus

No… no es que estuve encerrado en la cápsula de Futurama por unos días, sino que simplemente no tuve los dos gramos de relajo suficientes como para decir algo medianamente apropiado…

Espero que este año nos vea crecer a todos, más allá de los problemas que siempre hay, y podamos llegar al 2008 concluyendo que tuvimos un año muy productivo.

Y, dicho sea de paso, celebro un poquito el hecho de que este humilde weblog arrancó el año superando las 10 mil visitas 😀

Saludos a todos y que tengan un buen año…