Feb 16 2011

El fin de las plataformas móviles antiguas

Gabolonte Blasfemus

imageLa semana anterior fue todo expectación por la novedad de Nokia recurriendo a Microsoft y a su Windows Phone 7 para formar una alianza que la saque del pozo en el que se está metiendo (paso de la metáfora gastada del supuesto memo de su CEO). Muchos, entre los que me incluyo, celebraron y se babearon por adelantado al imaginarse y tener un vistazo de lo atractivos que podrían resultar toda una nueva gama de smartphones con la calidad constructiva de Nokia y la (dicen) adictiva y novedosa GUI de WP7. Otros, principalmente los dueños actuales de teléfonos con Symbian o viejos fans de este y de Nokia en sí, que esperaban ver a la compañía finlandesa despegar por sus propios medios ya sea mejorando al primero o abrazando a MeeGo, su apuesta a futuro, quedaron profundamente decepcionados y no es para menos: Aunque Nokia afirme mil veces que seguirán lanzando teléfonos con Symbian y mejorándolo, suena exactamente igual a cuando Palm dijo que seguiría soportando Palm OS mientras preparaba nuevos gadgets con SOs basados en Linux, o más recientemente, cuando Microsoft lanzó Windows Phone 7 y anunció que Windows Mobile pasaría a llamarse Windows Phone Classic, y que continuaría recibiendo soporte y comercializándose en mercados emergentes y PDAs industriales; no hace falta sumar dos más dos para darse cuenta que cuando se apuesta a una nueva plataforma completamente diferente e incompatible con la anterior, esta última, no importa como lo quieran suavizar, queda completamente muerta a los efectos generales. De hecho con Nokia, la ironía quedaba servida: Hace cinco meses un ejecutivo de la firma comparaba el adoptar una plataforma comoditizada como Android con orinarse los pantalones, una metáfora originada aparentemente en el hecho de que los niños finlandeses suelen hacer esto, literalmente, como una solución cortoplacista para obtener algo de calor al mojarse con su propia orina durante el crudo invierno, cuando al rato empeorarán al sentir aún más frío cuando dicha orina se congele; algo similar le pasaría a los fabricantes de teléfonos que apuestan por Android en busca de un éxito a corto plazo, para luego perder por no poder ganar ninguno diferenciándose del resto según esta teoría. Y ahora, Nokia abraza a otra plataforma comoditizada, la de Microsoft, aún más aborrecida que la de Google, por el claro resentimiento de dos décadas hacia la compañía de Redmond. De hecho el primer comentario en la entrada que anunciaba la alianza en el blog oficial Nokia Conversaciones resume perfectamente lo que siente todo usuario de Nokia y Symbian:

image

Por todo esto pensaba, más allá del algo dudoso futuro de Nokia de ahora en más, en que la cantada muerte de Symbian con esta decisión sella el fin de los tres sistemas operativos móviles más populares y antiguos de la década anterior. Podría contar a BlackBerry por sus años de antigüedad también en el club, pero por el momento en el que realmente alcanzó su apogeo veo a RIM más cerca de la segunda mitad del ‘00 y del suceso del iPhone.

image

Y toda esta situación me trajo a la mente una imagen como esta, y una pregunta: ¿Quién será el próximo caído en la encarnizada batalla? ¿Será RIM justamente? ¿Algún día veremos las lápidas de iOS o de Android también, caídos a manos de nuevas plataformas? De esto último estoy seguro, lo que no sé es cuándo, por supuesto.


Feb 14 2011

Palm, te vamos a extrañar

Gabolonte Blasfemus

imageAl igual que los grandes imperios, las plataformas tecnológicas y sus compañías, como la vida misma, también están sujetas a un tiempo de vida finito, caracterizados por un período de apogeo, y seguido por uno de decadencia, hasta que ocurre su final. Y hoy podemos afirmar sin lugar a dudas que Palm está completa y oficialmente muerta. Ya resultaba obvio que lo estaba desde el instante en que la adquirió HP, momento desde el cual tenía ganas de dedicarle unas palabras. Pero fue esta semana que pasó cuando, con el anuncio de HP de sus nuevos smartphones y tablet corriendo web OS, se pudo ver que Palm también murió oficialmente como marca; la nueva Pre ya no es una Palm Pre, sino una HP Pre, así como el resto de los productos: HP Veer, HP TouchPad, HP web OS. El nombre Palm sólo figura en HP Palm, nombre del departamento de HP

Engadget notó esto mismo y también le dio su merecido RIP a Palm, y desde este humilde rincón no puedo más que hacer lo mismo, para una marca que, a pesar de todos sus errores y descuidos, me dio muy lindas satisfacciones.

Hasta siempre Palm.

image


Nov 16 2009

Dudas Existenciales (70)

Gabolonte Blasfemus

La guerra de los smartphones

super droid Todo parece indicar que Windows Mobile es el nuevo Palm. Lo que algunos ya reseñan alevosamente con el hollywoodense título the war of the droids ya es una realidad contundente que se terminó de materializar con Android 2.0 y los dos droides que tienen el honor de ser de los primeros en portarlo: El Motorola Droid (o Milestone fuera de USA) y el HTC Droid Eris. Con estos lanzamientos, sumados a las promociones increíbles con las que ya se pueden conseguir alguno de estos dos teléfonos incluso en países como el nuestro, queda más que claro que Google viene con todo, no va a dar tregua, y en muy poco tiempo va a dejar en posiciones más que vulnerables a jugadores importantes del mercado como RIM y sus BlackBerrys, o Symbian que sobrevive únicamente gracias a la capacidad de Nokia para fabricar numerosos y magníficos smartphones. A Palm ni hace falta mencionarla; su suerte estaba echada desde mucho antes, y las Pre por más que sean terminales muy interesantes constan por el momento de únicamente dos modelos, una disponibilidad muy reducida hasta en su propio país, y lo más importante, llegaron demasiado tarde como para salvar a la agonizante Palm, perdiendo así los favores de miles de viejos seguidores y, principalmente, de los desarrolladores, lo que más necesita una plataforma para crecer.

El que parece evidente a todas las luces que sobrevivirá el embate de los droides es Apple, la cual aún disfruta de los beneficios de haber sido pionera en conceptos como el de una tienda de aplicaciones exclusiva, la cual ya supera las 100.000 (a pesar de la dudosa utilidad de varias de ellas), y por supuesto, una terminal totalmente disruptiva en aspecto y usabilidad, o al menos lo suficiente como para que sus fans le perdonen a cambio tantas falencias básicas que tuvo en sus primeros años.

image Pero el caso de Windows Mobile es bastante singular. Hasta hace un año no le iba nada mal, siendo bastante fuerte en el mercado corporativo, donde se necesitaba una plataforma móvil compatible 100% con Exchange en la mayoría de los casos, pero ese segmento comenzó a ser devorado desde muchos costados hace cierto tiempo, con RIM enarbolado en el smartphone perfecto para ejecutivos y la terminal de Apple que avanzaba desde el lado del hogar y el entretenimiento, pero queriendo agradarle también al gerente que necesitaba chequear su casilla corporativa. Y Microsoft cometió el mismo error que Palm, el cual le había permitido comerle una gran parte de mercado a esta última: Dormirse en sus laureles, no innovar, y no tener en cuenta las innovaciones que de la competencia. Su peor error, por supuesto, fue ignorar la importancia del concepto de interfaz del iPhone.

Hoy, si nos detenemos a ver el panorama actual nos encontramos con un Windows Mobile que, amén de ser odiado por ser hijo de Microsoft, ya realmente nadie quiere, mientras el grueso de los usuarios de smartphones actuales se regodean entre el presente del iPhone y principalmente en el futuro, que ya llegó, de Android y Google. Y motivos no faltan. Steve Ballmer nunca tomó en serio la amenaza que representaba en ese sentido el iPhone (y en otros), y la plataforma desperdició dos años vitales en los que se podría haber puesto a la altura de las circunstancias, haciendo exactamente lo mismo que antes. Ahora que ya están con el agua hasta el cuello, se acordaron de adornar un poco las vistas principales con un estilo más touch recién en WinMo 6.5, algo que vinieron haciendo todo este tiempo por ellos fabricantes como HTC y Samsung para conseguir darle un poco de gracia y atractivo a sus terminales; porque si hay algo que realmente es aburrido y deprimente es la vista Hoy con los plugins estándar de Windows Mobile. Pero ahora ya es demasiado tarde, y para cuando aparezca Windows Mobile 7, el que se supone que recién estaría a la altura de la usabilidad de los dos hits del momento, va a ser demasiado tarde; a menos que realmente se venga con un buen par de trucos bajo la manga, todo lo que WinMo 7 va a encontrar es un mercado lleno de droides que ya vienen haciendo lo mismo que él recién viene a ofrecer, desde hace rato, y de fanáticos que quieren mucho a su teléfono con manzanita.

image Y hay muchas señales que dan por hecho el apocalipsis del nuevo Palm. Para empezar, un Android que está en boca de todos, pero hay mucho más: Un par de terminales que piensan romper todos los esquemas, miles de usuarios que quieren saber como instalar Android en su teléfono con Windows Mobile, y lo peor, cada vez más aplicaciones novedosas y populares que salen exclusivamente para iPhone y/o para Android, pero omitiendo olímpicamente a WinMo, algo totalmente impensable hace nomás un año, cuando era una plataforma que aún conservaba el favor de los desarrolladores.

Y más allá de que se trate de Microsoft, el cual todos odiamos en mayor o menor medida y nadie le tiene ninguna compasión, me da bastante pena ver el ocaso de una plataforma tan útil y funcional en el universo móvil como WinMo. Creo que aún tiene mucho para dar, si MS realmente hace las cosas bien con la próxima versión 7, así como ahora lo hizo en el escritorio con Windows 7. Pero mientras tanto, lo años y el poco cuidado al desarrollo de WinMo se empiezan a notar más que nunca, y Android ya atravesó oficialmente esa barrera que separaba su primigenia condición de “experimento loco de Google”, del de una plataforma novedosa e innovativa que ofrece una alternativa real, y que principalmente todos ven como el futuro gracias al apoyo del Gigante.

Para estas fiestas hasta en un país tercermundista como el nuestro tendremos la oportunidad de adquirir por un precio muy tentador un smartphone con la última versión de Android, algo jamás acontecido del lado de Windows Mobile, y por mucho que me gusten varios de los puntos fuertes que WinMo aún ofrece, ni yo ni nadie en su sano juicio puede no querer ver qué tiene Android para ofrecerles.

image Por todo esto, desde el punto de vista de las tecnologías móviles, 2010 parece un año que nos encontrará a muchos con un androide en nuestros bolsillos, y yo no puedo dejar de imaginarme un típico argumento de western cuando veo lo que le está pasando a Microsoft con la competencia, y en especial con Google: Los blancos para hacer frente a los pieles rojas se atrincheran en el fortín de forma que quedan totalmente atrapados, mientras se desesperan tratando de parar a los indios que vienen por todos los costados posibles. En este caso, cada costado o punto de acceso del fortín son los distintos mercados en los que MS comenzó a perder contra Google: Buscadores, publicidad, webmail, mapas, aplicaciones en la nube, y ahora un golpe tan fuerte como el de los smartphones. Y el fortín simboliza lo único que todavía está en control de los blancos, porque es lo que siempre tuvieron, y por ende lo que recién van a perder en el final, cuando ya estén realmente muertos. Y claro, para MS eso no es ni más ni menos que Windows y (por ahora) MS Office, seguramente la reina y el rey que quedarán al final de todo para ese jaque mate que parece que le tienen jurado Larry y Sergei, cuando ya se hayan comido todo lo demás.

Y mis preguntas rondan alrededor de todas estas cuestiones: ¿Android realmente aniquilará a Windows Mobile? ¿Éste correrá la suerte de Palm? ¿Existen terrenos en los que aún es imprudente meterse con Android o algo distinto a la plataforma móvil de MS? ¿Ustedes se comprarían un smartphone con Android? ¿O ya lo tienen y están de acuerdo/en contra de lo dicho? Comenten o mastúrbense para siempre (con el smartphone en vibrar).


Oct 13 2009

BOLT 1.5 con mejoras en la reproducción de videos

Gabolonte Blasfemus

image Venimos atravesando un momento en el desarrollo tecnológico en el que la web es cada vez más central e importante, y gran parte parte de ella pasa cada vez más por el mundo móvil, por eso no es raro ver como cada tanto los navegadores de bolsillo más importantes se actualizan. En este caso BOLT, un browser para la plataforma J2ME omnipresente en casi todo tipo de celulares del que ya hablamos hace un tiempo, llega con su merecido upgrade en el que, entre varias cosas, promete ser un 15% más rápido que antes, permite retroceder a páginas anteriormente vistas cargándolas directamente desde el cache, incorpora un manejador de descargas que guarda directamente los archivos en la memoria del teléfono a través del módulo JSR 75 presente en los intérpretes Java de varios modelos de teléfonos, así como una barra de búsqueda dedicada.

Pero posiblemente la mejora más llamativa sea la capacidad de reproducir videos directamente desde la página web en donde están contenidos, algo que hasta la versión no era posible y se recurría a pasar el link de descarga de la versión optimizada del video en cuestión directamente al navegador wap del teléfono para que sea almacenado y luego reproducido por el mismo. Esta funcionalidad de todas formas no es compatible con todos los modelos, por lo que antes de acceder al primer video que vayamos a cargar BOLT nos ofrecerá ejecutar un asistente que testeará las capacidades de nuestro móvil para configurar el modo de reproducción adecuado.

BOLT sigue siendo totalmente gratuito, y viene en versiones con y sin firmas digitales, para que podamos instalar en nuestro teléfono la que mejor se lleve con el mismo.


Sep 17 2009

Opera Mini 5 Beta, un “grande” que vuelve con todo

Gabolonte Blasfemus

No hace mucho hacía una review sobre los que a mi juicio eran los mejores navegadores J2ME y un poco me quejaba sobre el hecho que Opera Mini, el pionero de su clase, a pesar de seguir siendo una excelente opción con todo lo que ofrece en su versión 4.2, se estaba quedando atrás en prestaciones con respecto a nuevos competidores, sin ver en el frente ninguna nueva versión que continuara con el camino innovador al que Opera nos tiene acostumbrados. Es por eso que cuando me enteré que los noruegos habían lanzado una beta de su flamante Opera Mini 5 no dudé en probarlo cuando tuve oportunidad, y como siempre, lo que han logrado es asombroso.

image

Nuevo aspecto de la pantalla de arranque en Opera Mini 5 beta

Lo primero que notar en esta nueva versión Opera Mini es su completo cambio de aspecto; la interfaz sufrió un rediseño total, siendo muchísimo más agradable a la vista, con íconos y elementos llenos de eye candy y con proporciones que optimizan el uso en dispositivos con pantalla táctil a través de los dedos. La vista principal fue uno de los elementos que sufrió cambios radicales; ahora, imitando en aspecto a su hermano mayor del escritorio, Opera Mini muestra por defecto una serie de paneles/botones con la vista miniaturizada de los sitios que tenemos agregados en su SpeedDial.

image

La nueva vista principal de Opera Mini con SpeedDial.

Continue reading