ene 25 2011

Migrar de Windows Mobile a Android (1): Usabilidad, Integración y documentos de Office

Gabolonte Blasfemus

imageA los efectos de colocar un título descriptivo que cumpla con las reglas básicas del manoSEO me quedé con este bastante aburrido, pero por momentos este post bien podría intitularse “Android: Seguí participando”, “Google y la RPMQTP” o “Volvé WinMo que te perdono”. Bueno, no tan así tampoco, pero lo cierto es que existen ciertos cambios algo radicales y algunas decepciones para quien venga de ser un heavy user de Windows Mobile. Ciertamente no son suficientes ni por asomo para hacer que quiera regalar mi nuevo teléfono con Android y seguir con WinMo, es innegable que el SO del robotito verde tiene muchas ventajas comparado con un sistema diseñado hace ya muchos años, y estamos en un momento en el que finalmente está alcanzando ese equilibrio donde comienza a adquirir esas características y detalles muy deseables y típicas de un software con algo de madurez. Android está ahí mismo ahora, terminando de quitarnos motivos para los que todavía veíamos que le faltaban cosas que WinMo tenía hace rato, aunque todavía le falta un poquito, claro. Con este post inicio una serie donde voy a intentar analizar las diferencias con las que se encuentra cualquier usuario serio de Windows Mobile cuando aterriza en Android, dividido en distintos apartados: Algunos clásicos, otros más exóticos y exclusivos de los usos que yo le daba a mi WinMo y pretendo ahora darle a mi droide.

En general mi impresión de Android es muy positiva, aunque estoy seguro que esto también se debe y mucho al teléfono en sí, porque sencillamente un Milestone 2 es una bestia. Por tanto corre con esa ventaja, pero aún así quiero destacar lo que hoy por hoy podemos y no podemos esperar de Android. Vamos a los bifes con esta primer entrega.

Continue reading


ene 15 2011

¿Apagás el móvil cuando te vas a dormir?

Gabolonte Blasfemus

imageHace minutos reflexionaba sobre la BlackBerry de un usuario la cual sufría la extraña dolencia de que no podía navegar en Opera Mini, aunque quedaba descartado de plano que fuera un problema de falta de conexión ya que bajaba correo como siempre. Luego de jugar un poco con los permisos de las aplicaciones y observar que no habían cambios, recordé hacerle caso a Roy, más que nada considerando que el dueño del gadget tiene ciertos problemitas graves con la tecnología, como por ejemplo nunca apagar el Windows de su oficina porque no sabe ni quiere saber cómo. Realizada esta sencilla pero demorante tarea (no sé si pasará con todos los modelos pero esta BlackBerry tarda como 6 minutos desde que se la enciende hasta que está operativa) compruebo que el problema se había ido, y que por ende lo más probable es que sucedió justamente por alguna corrupción típica del sistema al no ser reiniciado nunca por su usuario.

Cuando le entregué el aparato en cuestión a su dueño y le pregunté si la había apagado y quitado la batería me contestó con total vehemencia que había realizado la tarea varias veces para mi desconcierto, hasta que recordé la máxima de House (aaahh… qué sería de mí si no fuera por la buena TV!).

imageEl punto de todo esto es que me hizo recapacitar sobre uno de esos hechos que por su cotidianeidad difícilmente nos ponemos a analizar: Nunca apagamos el móvil. No sólo mi amigo usaurio que no quiere molestarse ni en apagar Windows XP; nunca he sabido de alguien en la actualidad que lo haga, nos vamos a dormir y el celular queda prendido, y me arriesgaría a decir que a menos que requiera quedarse conectado al cargador en la mayoría de los casos duerme debajo de la almohada de su dueño/a. Seguramente la radiación electromagnética hace soñar en colores.

Ahora bien, ¿por qué lo hacemos? ¿Y por qué antes no lo hacíamos? Cuando el teléfono móvil era sólo eso, un teléfono pero celular, tenía sentido; la batería se moría demasiado pronto y tampoco nos haría gracia recibir un llamado mientras dormimos, qué sentido tenía dejarlo encendido? Ahora las cosas cambiaron un poco. En la última década el teléfono celular se convirtió en el máximo nodo de enlace tecnológico personal, es la herramienta individual básica que todo ser humano de estos tiempos necesita para moverse, y cuya mejor expresión, mucho antes de que los smartphones actuales fuesen una realidad palpable, se pudo observar en la fabulosa obra de Gene Roddenberry: Earth: Final Conflict, en la que todos usaban unos dispositivos personales multifunción conocidos como Global. No es solo nuestro teléfono. Es nuestra agenda, nuestra central de mensajes, nuestro reloj despertador; también nuestra consola de entretenimientos portátil y nuestro acceso más básico en muchos casos a Internet. Tal vez nos comenzó a dar la sensación de que cuando lo apagamos, estamos apagando nuestra arteria con el mundo. El móvil es cada vez menos móvil, y más keitai, el término que se usa para denominarlos en Japón y que encierra toda una cultura detrás de vivir a través del móvil.

imagePero es posible que me equivoque, y aún exista mucha gente que religiosamente apague su teléfono antes de caer en los brazos de Morfeo. Ustedes me dirán, de a poquito y sin amontonarse, qué hacen con la pieza de tecnología avanzada que más tiempo pasa a su lado cuando llega el momento de babear la almohada.


ene 12 2011

Paranoid Android

Gabolonte Blasfemus

imageQue el tiempo que tenía Windows Mobile en mis manos estaba contado, a pesar del amor que le tengo, era algo que supe durante buena parte del año pasado. Me gusta decidir sin dejarme influenciar (en lo posible) por las mayorías, y yo con WinMo estaba muy contento, a pesar de correrlo en un procesadorcito de unos míseros 200 MHz y sentir muchas veces que iba en cámara lenta. Pero cuando una plataforma es oficialmente desechada por su fabricante, todos empiezan a mudarse hacia tierras más fértiles. Por un lado se volvió algo bastante decepcionante la cada vez mayor escasez de nuevas aplicaciones, quedando la comunidad de WinMo de XDA-Developers como el único estandarte levantado que aún sigue desarrollando. Por otro, existen motivos tan dispares como desear aplicaciones que por su novedad son lanzadas directamente para plataformas más calientes. De hecho, el grado de hotness de Android alcanzó límites muy extremos, principalmente gracias a los modelos de media gama que lo acercaron a un público mucho más amplio, no sólo al de los que disponen de la plata para comprarse el último iPhone o el HTC más groso. Y cuando te encontrás un día con más de un usuario que de buenas a primeras cambia su celular y aparece con uno nuevo movido por el droide de Google y comienza a hacerte preguntas sobre el mismo, te das cuenta que llegó el momento preciso de saltar de ese barco en pleno hundimiento. Y yo tengo algo experiencia saltando de barcos que se hunden en el mundo móvil, primero salte de Palm, y ahora de WinMo.

Durante estos meses, y a pesar de que venía muy cómodo con lo que mi HTC Touch Viva me ofrecía, venía considerando que ya había esperado suficiente para que aparezca un andróifono que cumpla por lo menos con los siguientes puntos:

  1. Que incluya o disponga de actualización oficial para ese modelo a la última o penúltima versión disponible de Android.
  2. Que esas últimas versiones de Android estén lo suficientemente pulidas e incluyan esas cositas básicas que siempre se olvidan en las primeras versiones, y principalmente, cosas que en la actualidad vengo pudiendo hacer sin problemas en WinMo . En el caso de Android podemos hablar de perfiles Bluetooth faltantes, tethering, y la posibilidad de instalar/mover aplicaciones a la tarjeta SD por ejemplo.
  3. Que no tenga demasiados puntos flojos en el hardware; por ejemplo una cámara muy pobre.
  4. Y lo principal, que no rompa una regla que siempre trato de seguir con respecto a la compra de móviles viviendo en un país como Argentina: Que sea lo suficientemente barato como para que en caso de robo pueda reponerlo en un tiempo relativamente corto y no sentir que me quedo “de a pie” por tener que volver a un teléfono de características inferiores por un largo rato.

Evidentemente el punto 2 y el 3 siempre estarán en oposición, y es por eso que casi todos los modelos que podían llegar a tener mi sello de aprobado estaban en un monto que para mi economía y la realidad del país en el que vivo no son muy compatibles. Y es que aunque te puedas comprar un teléfono de tres mil pesos como si nada, dudo que te haga gracia que te sea arrebatado en poco tiempo.

Aún así, tengo que reconocer que rompí un poco esa regla por esta vez. Estuve a punto de decidirme por el Samsung Galaxy 550, posiblemente la mejor elección en media gama para un androide, ya que viene con Éclair (Android 2.1), conectividad 3G y radio FM (algo que muchos extrañamos en algunos smartphones), todo a un excelente precio. Pero finalmente me decanté por la oferta del operador Personal, quien vía emperne de año y medio con un costoso plan de AR$199, está ofreciendo, bastante silenciosamente diría yo, el Motorola Milestone 2 al ultracompetitivo precio de AR$1.299. Y para el nivel de las especificaciones que ostenta este aparatejo, he de decir que aún así con ese oneroso contrato es una excelente oferta. Aunque vale aclarar algo que a Personal se le “escapa” a la hora de describir su plan Personal Black Todo Incluido de AR$199: Los 500 minutos libres para hablar que dice incluir se componen de 250 minutos para cualquier destino y los otros 250 son únicamente para llamar a otros números de Personal, lo cual en la práctica nos deja con 250 minutos reales, siendo los otros tan sólo un bonus que puede que lleguemos a aprovechar o no.

P1120092Ahora, a casi una semana de tenerlo, y haber intentado con mayor o menor éxito tener la misma funcionalidad que ya tenía en mi teléfono anterior con WinMo, creo estar en condiciones de emitir unas cuantas opiniones sobre Android, que tendrán lugar en otro post para no alargar tanto este. Sobre el Milestone 2 de Motorola en cambio les puedo resumir que es un muy lindo fierro, se siente muy robusto, y la cámara no me decepcionó tanto; para tomar fotos está bastante bien, el flash ilumina lo suficiente como para que de noche la calidad sea aceptable… pero sólo a una distancia corta. La calidad del video en HD supera a las fotos me atrevo a decir, aunque no me gustó nada que uno de los videos que filmé quedó inexplicablemente corrupto y no se pudo abrir en ningún reproductor. Ahora bien, existe algo a tener muy en cuenta con el matrimonio Android-Moto, y es el tema de como vienen garcando a quienes confiaron en la marca, al no liberar actualizaciones oficiales a las posteriores versiones de Android en sus modelos, o hacerlo sólo para determinadas áreas geográficas. En pocas palabras, si tu MotoAndroid no es un modelo top y vivís por sudamérica, tenés todas las de perder. Aún así me decidí por este Moto porque, más allá del factor precio, viendo que algo de soporte le dieron al Milestone original es posible que al menos vea un upgrade oficial a Gingerbread (Android 2.3), y ya Honeycomb será otra historia.

Volviendo a las diferencias entre WinMo y Android, tengo que decir en primer lugar que voy a evitar hablar de performance, porque no me parece justo comparar un Windows Mobile que venía usando en un procesador de 200 MHz de hace 3 años contra un Android en un procesador actual de 1 GHz y con mucha más memoria; sólo puedo acotar que en el MM2, salvo algún cuelgue muy ocasional y por poco tiempo que tuve después de darle bastante caña instalando aplicaciones a troche y moche, el resto del tiempo la experiencia es totalmente fluida, todo un paraíso viniendo desde lo anterior. A nivel funcionalidades básicas no estoy tan conforme, y termino de confirmar que WinMo es una excelente solución PIM la que al día de hoy Android ni se le acerca, pero ya hablaré de eso más en detalle, y de sus mitigaciones. Por lo pronto sepan que ahora me siento del club de los tops, porque ahora por fin tengo un teléfono donde se puede jugar al Angry Birds.


dic 11 2010

WoL Everywhere, enciende computadoras y ejecuta comandos remotamente desde Windows Mobile

Gabolonte Blasfemus

imageHace no mucho habíamos visto una interesante herramienta para WinMo que permite hacer Wake On WAN, la versión más cool y útil del estándar Wake On LAN (WOL), siendo una de las pocas cosas a reclamarle que no permitía memorizar múltiples equipos para no tener que andar reescribiendo las direcciones físicas y nombres de host cada vez que decidimos despertar a uno distinto.

En ese sentido, se puede decir que WoL Everywhere vendría a ser la versión pro de aquel otro. Para empezar nos permite hacer lo que el anterior no, definir múltiples entradas de hosts para no tener que volver a reingresar los parámetros de los equipos con los que trabajamos, teniéndolos a partir de entonces a sólo unos toques de distancia. Además, tenemos la opción en cada entrada de utilizar el Wake On LAN convencional, que funciona sólo dentro de la misma red local, o el Wake On WAN mencionado antes, mediante el ingreso de los datos extra necesarios como la dirección del host y el puerto UDP.

Esto ya de por sí sería más que suficiente para una aplicación que es completamente gratuita, pero lo más interesante es que no se queda ahí. WoL Everywhere incluye una función extra que, mediante la previa instalación y configuración en cualquier PC con Windows de un muy liviano software servidor desarrollado por el mismo autor, permite la ejecución remota de cualquier archivo de comando .bat o script .vbs que tengamos definido en la misma, brindándonos una muy buena opción de administración remota que está casi a la altura de varias soluciones comerciales de administración móvil de equipos, siendo especialmente útil en servidores. Al igual que en el apartado WOL en sí, también es posible definir y almacenar múltiples entradas de servidores para administrar remotamente.

WoL Everywhere, como no podía ser de otra forma, es otra joya de la corona nacida en XDA-Developers, y requiere del .NET Compact Framework 3.5 para funcionar. Aunque su última versión estable está únicamente en inglés, su autor está solicitando ayuda a la comunidad para traducir la aplicación en todos los idiomas posibles, estando disponible ya una versión de prueba que incluye 9 idiomas extra, entre los que se incluye el español.

Definitivamente una excelente herramienta para cualquier administrador de redes.


nov 29 2010

Facebook en Windows Mobile en la era pos-WP7

Gabolonte Blasfemus

imageMuchas cosas cambiaron para Windows Mobile desde la llegada de su nueva propuesta en smartphones conocida como Windows Phone 7, y el soporte de aplicaciones para el acceso a los servicios web de moda es uno de ellos. Sin embargo, y en el caso de la red social más popular, Facebook, se podría decir que nunca hubo tantas formas de accederlo desde este SO móvil como ahora, principalmente gracias al esfuerzo concentrado de esa usina de ideas que XDA-Developers. En particular nos vamos a concentrar en el apartado propiamente social de Facebook, o sea en sus notificaciones y noticias del muro, separándolo de su subsistema de mensajería instantánea, del cual para su acceso podemos acudir mejor a esta lista de mensajeros instantáneos para Windows Mobile.  A continuación vamos a ver unas cuantas opciones en forma de aplicación o módulo totalmente gratuitas, y que en la mayoría de los casos permiten una experiencia algo mejor o con ciertas ventajas con respecto a la versión web móvil tradicional del propio Facebook.

Continue reading