may 24 2011

Elegir un smartphone Android en Argentina (recomendaciones y mini-review del Moto Milestone 2)

Gabolonte Blasfemus

imageHace algunas días me escribió Lucas, un lector de este intento de weblog que tanto amor atrae, con una duda con la que me sentí muy identificado: Quiere comprarse su primer Android, su límite monetario para tal compra ronda los AR$ 1.200, y por supuesto quiere terminar con algo bueno en sus manos, preferente lo mejor que se pueda conseguir por ese monto. De por sí esto hace que la única opción sea la adquisición de alguno de los terminales Android ofrecidos por las operadoras nacionales con un buen descuento, a cambio por supuesto de encadenarnos a un contrato. Además, dicho sea, hay que tener un muy buen pasar o estar muy desconectado de la realidad para andarse por la calle con un teléfono que sólo se consiga desembolsando arriba de los 2.000 pesos. Todo eso nos deja con un rango de opciones específico y limitado de elección en marcas: Hablamos de Motorola, Samsung, Sony Ericsson y eventualmente LG. A continuación, además de responder esta duda desde lo mejor que se e invitarlos a contribuir sus aportes al respecto, también le voy a dedicar una pequeña pero merecida review al Motorola Milestone 2 que poseo, más desde el punto de vista del dispositivo en particular que desde Android en sí, lo cual está más cubierto en la serie de posts Migrar de Windows Mobile a Android. Lucas también me consulta por la viabilidad del Motorola Defy, caso para el cual le recomiendo darse un paseo por esta detallada review de Guillermo de Alt-Tab. Comencemos.

Continue reading


abr 27 2011

Motorola desbloquearía sus dispositivos Android para finales de 2011

Gabolonte Blasfemus

imageLa noticia es excelente para todos los poseedores de un teléfono Android de la marca de la M estrambótica que, tirando un número tentativo, en nuestro país debe ser como la mitad de los usuarios de Android al menos, algo posible sin duda gracias a la penetración de los terminales de este fabricante en los operadores locales y al precio tan competitivo con el que han sido ofrecidos con respecto a la competencia.

La carrera de Motorola en la fabricación de móviles y tablets con Android viene sufriendo muchas críticas, siendo la principal el restrictivo bloqueo del bootloader (la pieza de software inicial que se encarga de cargar al sistema operativo, algo así como el equivalente al BIOS de una PC), el cual sólo arranca la versión de Android que tenga almacenada en su ROM si la misma está firmada digitalmente por la compañía, haciendo imposible el uso de ROMs modificadas que pueden actualizar, mejorar, y darle nueva vida al dispositivo.

Ayer se recogió los dichos de una fuente no identificada dentro del fabricante que admitía que el bloqueo existe para satisfacer las demandas de seguridad de las compañías operadoras (algo que bien podría explicar por qué los teléfonos Motorola son los más vendidos por estas dentro del segmento Android), pero que al mismo tiempo desean colaborar también con la comunidad de desarrolladores, quienes necesitan total y absoluta libertad a la hora de decidir que meter dentro de sus teléfonos, y en base a esto la compañía tendría la intención de permitir que todo su portfolio de dispositivos sea desbloqueable para finales de 2011. Este rumor hoy fue confirmado con Will Moss, director de comunicaciones de Motorola Mobility en el norte de Asia, a quien no puedo dejar de imaginármelo de una forma que hace que me caiga muy bien:

image

De todas formas, existe un gran diferencial en esta buena noticia, y es que Moto sólo desbloquearía los dispositivos cuyas operadoras “dueñas” lo permitan. Así es, parece que aunque paguemos una jugosa cantidad de efectivo más un aplastante abono mensual obligatorio por un año o más, un teléfono adquirido en una compañía de telefonía celular nunca deja de pertenecerle a la misma en el fondo, y jamás será del todo nuestro. Habrá que moverse y quejarse por estas pampas para que nuestras operadoras locales no impidan que ocurra este avance.

Vía Ausdroid.


abr 21 2011

Medidas contra robo gratuitas para un smartphone con Android

Gabolonte Blasfemus

imageMe acuerdo de tiempos generosos, cuando en mi Windows Mobile con una sola aplicación gratuita y fabulosa como Lookout (antes conocido como Flexilis)podía tener Antimalware, Firewall, Backup en la nube y protección anti-robo, que incluía geolocalización, borrado remoto de datos, e incluso la posibilidad de hacer sonar una alarma en el teléfono por si anda cerca.

Hoy en día las cosas son distintas, o al menos lo son para Android. En esta plataforma también Lookout sigue siendo la opción con más estrellas, pero hay algunos cambios: No hay más firewall (tiene sentido si consideramos que Android con su herencia Linux incluye a iptables), y dos de las opciones más importantes en cuanto a protección contra robo, como el borrado y bloqueo remoto, sólo están disponibles para las cuentas premium de pago. Y mientras que me parece genial el servicio de esta firma e invito a quien lo tenga en sus posibilidades a pagarlo y disfrutar del mismo, permítanme abordar la perspectiva del usuario tercermundista de escasos recursos que no quiere tener un cargo recurrente más en su tarjeta de crédito, si es que tiene una.

Pero vamos por partes: A nivel antimalware, difícilmente encontremos en estos momentos una solución más probada y eficiente sin pagar nada que Lookout, el que continúa siendo el mejor, sin experimentar extrema lentitud o consumo excesivo de batería en el equipo por utilizarlo. También nos sirve para localizar nuestro smartphone si lo hemos perdido vía geolocalización y alarma remota (hacer sonar el móvil), por tanto lo que realmente necesitamos es un reemplazo gratuito que se encargue de aquellas dos funciones vitales restringidas a usuarios premium: El bloqueo y, mucho más importante, borrado de datos remoto. También debemos tener en cuenta que la mencionada aplicación, aunque es capaz de ser disparada mediante un SMS, este solo puede provenir de la misma Lookout y depende fuertemente de que el teléfono esté conectado a Internet para su correcto funcionamiento, algo de lo que no podemos estar absolutamente seguros que siga sucediendo en caso de que nos sea sustraído. Lo que necesitamos es una aplicación similar a la genial RemoteTracker para Windows Mobile, que no depende de ninguna conexión de red al recibir comandos nuestros directamente por SMS desde ciertos números de control configurados con anterioridad. En Android tenemos una solución equivalente que, aunque aún le falta desarrollarse, promete mucho: TotalCare.

De hecho TotalCare funciona de una forma muy similar al mencionado RemoteTracker, recibiendo comandos vía SMS con una sintaxis definida y una clave de validación. Por ejemplo uno de los comandos que podemos enviar es el siguiente:

MCS 12345 DELETE MMC

Con este comando enviamos la orden para que sea completamente borrada la tarjeta SD, donde 12345 es el PIN o clave que hayamos elegido (posee la limitación de ser solo numérica). Otro comando que nos permite borrar datos, pero en este caso todos los contactos de nuestra agenda, es:

MCS 12345 DELETE CONTACTS

De la misma forma existen comandos para eliminar los mensajes SMS y el registro de llamadas, y también uno para borrar todo de una sola vez:

MCS 12345 DELETE ALL

Una de las funciones que aún faltan sin embargo, principalmente por su carácter temprano de aplicación en fase beta, es la posibilidad de realizar un bloqueo remoto del dispositivo. De todas formas es algo que podemos paliar activando el bloqueo automático en Android luego de unos minutos de inactividad mediante una clave. En cambio sí ya podemos disfrutar de comandos sumamente útiles en caso de hurto o extravío como:

MCS 12345 START AUTO ANSWERING

Con esta función habilitamos la respuesta automática ante cualquier llamado que reciba nuestro teléfono perdido, al mismo tiempo que la rutea por el altavoz, por lo que puede tener una doble utilidad: Utilizar nuestro móvil extraviado como un micrófono espía remoto en caso de llamar con el que tengamos en mano con su micrófono mudo, o utilizarlo para comunicarnos y hacernos escuchar fácilmente con aquel que se encuentre en poder de nuestro smartphone. En el sitio oficial de la aplicación podemos ver la lista completa de comandos y su descripción

Es importante hacer notar que esta aplicación no coloca ningún tipo de icono en el sistema para ser invocada una vez instalada; todo lo que debemos hacer para activarlo una vez que lo instalamos es reiniciar el teléfono. Al volver a arrancar aparecerá automáticamente la pantalla de configuración de la aplicación, la cual nos permitirá definir la clave numérica y dos números de teléfono móvil de control desde donde se aceptarán los comandos, los cuales llegarán sin ningún tipo de notificación o registro en la aplicación de mensajes SMS del sistema. Una vez configurada y activada, y en caso de necesitar cambiar la clave o los números de control, también podemos hacerlo vía comandos SMS.

Por último, tampoco se descuida una parte vital de todo software de control por SMS: El envío automático de un mensaje de aviso a los números de control configurados en caso de cambio de la SIM. Por tanto, mientras el equipo no sea sometido a un hard reset y tenga una SIM con crédito, siempre podremos mantener el control de nuestro equipo.

TotalCare es totalmente gratuito, al menos de momento en esta temprana etapa, pero demostró ser eficaz y bastante estable. Su autor asegura haber hecho todo lo posible para que el servicio tenga un consumo muy reducido y al mismo tiempo no pueda ser matado nunca, invitando a los usuarios a probarlo y reportarles errores o sugerirle nuevas funciones, y podemos instalarlo desde el Android Market.


abr 16 2011

Librarse de los proxys de las compañías de telefonía móvil

Gabolonte Blasfemus

P4200006Hace un par de semanas fue noticia algo que para muchos usuarios de telefonía celular en Argentina fue muy preocupante, y más en particular para quienes somos clientes de la compañía Telecom Personal: Al navegar con nuestro móvil se enviaba nuestro número telefónico a todos los sitios web consultados.

El culpable de esto no era ni más ni menos que el servidor proxy de Personal, el cual se encargaba de enviar unos encabezados http extra en cada petición a un sitio web, entre los que se hallaba uno bajo la denominación HTTP_X_MSISDN, que contenía el número del abonado bajo el formato 5411XXXXXXXX, si por ejemplo tenemos una línea del AMBA.

A raíz de semejante escándalo hubo mucho eco dando vueltas, por suerte el suficiente como para que Personal se percatara de que no podía seguir haciendo lo mismo, por lo que si al día de hoy verificamos esto nos encontraremos con que ya fue corregido y este encabezado http directamente no aparece. Podemos hacerlo visitando desde un celular de esta compañía un sitio como whoer.net/extended que brinda información detallada sobre toda la información provista del lado del cliente al navegar la web.

Ahora bien, ¿con esto podemos decir problema solucionado y olvidarnos de todo el asunto? Al menos yo opino que no.

Primero deberíamos indagar un poco sobre lo que es un servidor proxy. El propósito original de un proxy http en sus orígenes era el de servir como una suerte de memoria caché de la web, una forma de que los usuarios conectados al mismo puedan descargar con mayor velocidad sitios web de visita recurrente al estar sus páginas ya almacenadas en memoria. El ejemplo de uso típico se daba allá por finales de los ‘90s en las empresas conectadas a Internet por un pobre y lento acceso dial-up telefónico compartido para toda la red local de la oficina. En estos casos, colocar un proxy era casi obligatorio, porque permitía que sitios de consulta frecuente (por ejemplo webs de noticias, sitios de proveedores, etc) quedaran ya guardadas en la memoria del servidor la primera vez que fueron solicitadas, para luego servir el mismo contenido a otro usuario dentro de la empresa que quisiera consultarlo, pero a una velocidad mucho mayor (la velocidad de la red local que conectaba al proxy con las máquinas de los usuarios, miles de veces superior a la del enlace telefónico), y al mismo tiempo ahorrando el escaso ancho de banda de la conexión dial-up para descargar otros sitios que aún no habían sido almacenados por el proxy. Por supuesto, esto no era perfecto, y uno de las  mayores contras era la visualización de páginas con información desactualizada, algo normal en sitios de actualización frecuente cuyo contenido cambia varias veces al día.

Aún así, la tecnología llegó para quedarse, y se expandió a todos los rincones: Hoy en día todo ISP (proveedor de conexión a Internet) destinado al mercado masivo utiliza, sin que la mayoría de los abonados se enteren, proxys transparentes, los cuales no necesitan ser configurados en cada máquina cliente, ya que todo tráfico http es automáticamente interceptado y ruteado a dicho proxy. Esto para los ISPs no es sólo una forma de ahorrarse tráfico al exterior, sino también una forma más eficiente de control, al quedar registrado en sus servidores de una forma mucho más fácil toda actividad web de sus clientes. De hecho se da regularmente el caso de encontrarse con proxys transparentes en los algunos ISPs que funcionan tan mal que hacen que la navegación sea más lenta que sin ellos, o que incluso no carguen sitios específicos, contradiciendo totalmente el propósito para el cual fueron concebidos en un primer lugar.

Dicho esto, para escapar del proxy transparente de nuestro ISP hogareño tenemos dos opciones: Cambiar por los servicios de un ISP corporativo más costoso que no los utilice o, mediante un túnel SSH o VPN, salir desde nuestra conexión a través de un enlace de este tipo si tenemos la suerte de tener acceso al mismo en nuestro trabajo o por parte de algún amigo.

Afortunadamente, con el servicio de Internet móvil aún no se llegó a la tiranía descarada de utilizar  un proxy transparente, principalmente porque no hace falta: En la configuración del APN se registra el proxy de la compañía y a partir de ahí, el navegador incluido en el móvil o incluso algunos otros que instalemos automáticamente lo utilizarán para su tráfico web. Esta es la manera en la que casi todo usuario de Personal venía regalando su número de teléfono a todo sitio web que visitase con el móvil, pero como se puede ver, aún dejando este problema específico de lado utilizar el proxy de nuestras compañías de telecomunicaciones tercermundistas sigue revistiendo grandes desventajas.

Una forma de evitarlo es utilizar un navegador como Opera Mini que usa sus propios servidores, pero si queremos librarnos por completo lo bueno es que deshacerse de un proxy de Internet móvil es (por ahora) mucho más fácil que con un ISP tradicional: Sólo debemos editar en nuestro teléfono la configuración del APN WAP o de Internet (no tocar el APN MMS), borrando o deshabilitando los parámetros de la dirección y puerto del proxy. La única desventaja al hacer esto es que no tendremos acceso al portal móvil de nuestro operador, pero dado que en casi todos los casos se trata nada más que de un rejunte de servicios mediocres para sacarnos aún más plata, dudo que alguien lo extrañe.


mar 14 2011

Pajímetro, el analizador de rendimiento masturbatorio para Android

Gabolonte Blasfemus

Señores, por fin se hizo justicia. Luego de decenas de aplicaciones para monitorear el período menstrual femenino finalmente los muchachos tenemos algo a la altura de nuestras necesidades, lo que nos permite averiguar lo que siempre quisimos saber: Qué tan bien nos pajeamos. Con ustedes, el Pajímetro.

image

Pajímetro, o Wank-o-meter en inglés, es una aplicación totalmente gratuita y disponible en el Android Market que, al igual que el Capitán Picard, ha ido osadamente a donde nunca antes había ido nadie: Nos permite medir nuestra performance onanística, analizando las calorías gastadas, el tiempo y las fuerzas empleadas, para luego subir los resultados a un ranking mundial o mejor aún, compartirlo directamente en Twitter o Facebook. ¡Por fin las redes sociales cobran sentido!

En palabras de sus propios creadores, “Desde hace demasiados años, la masturbación ha cruzado una edad de oscuridad. Sin métricas, sin referencias, sin análisis de rendimiento. Pajímetro persigue un sueño: reunir a todos los pajilleros del mundo y que todos y cada uno de ellos alcance la paja perfecta, la paja óptima. Tecnología al servicio de los amantes del onanismo”.

Continue reading