Oct 21 2011

Geolocalización falsa en Android con Fake GPS

Gabolonte Blasfemus

Vivir con un smartphone moderno en la actualidad es lo más parecido a cargar un rastreador de puro gusto, con la excepción que en vez de seguir nuestros pasos un detective privado contratado por nuestra esposa lo hacen en realidad numerosas compañías para quienes conocer qué hacemos y a dónde vamos reviste información valiosísima en términos de comportamiento del consumidor y marketing dirigido; sin contar con que las fuerzas de seguridad de la gran potencia del norte puede acceder a toda esta información con solo desearlo. La situación se agrava considerando que los smartphones actuales están intencionalmente diseñados para que cualquier aplicación pueda geolocalizarnos cada vez que lo quiera, aunque no la hayamos usado en semanas, convirtiéndolos en verdaderos y efectivos rastreadores personales. Pero este lado profundamente negativo siempre se minimiza en comparación a sus anunciadas ventajas: Podemos saber en dónde sacamos nuestras fotos o dijimos algo, y mostrárselo a nuestros amigos y seguidores; cuando hagamos búsquedas se nos mostrarán automáticamente resultados relevantes a la zona en la que nos encontremos, e incluso podemos intentar localizar nuestro equipo en caso de robo o extravío, entre otras tantas cosas.

Ahora bien, ya sea porque estemos planeando el crimen perfecto, deseemos asegurarnos de que no exista manera posible de que nuestra pareja sepa en dónde estuvimos esa noche, o simplemente porque como seres humanos con dignidad y orgullo propio consideramos en todo nuestro derecho manejar la información de nuestra ubicación geográfica como mejor nos plazca, es posible que existan muchos momentos en los que no estemos dispuestos a gritar a los cuatro vientos cibernéticos en dónde nos encontramos. Para eso lo más fácil es simplemente deshabilitar la geolocalización en nuestro teléfono, algo que al menos en Android es posible. De esta forma, ninguna aplicación será capaz de obtener información sobre la ubicación geográfica del equipo, que puede extraerse a través del GPS, las torres de telefonía celular o las redes Wi-Fi cercanas.

Pero a veces esto no es suficiente. No nos alcanza con simplemente callar a nuestro smartphone justo en el momento en que no deseamos que se sepa nuestra ubicación si el resto del tiempo la estamos divulgando constantemente; llama más la atención que no haberla ocultado en un primer lugar. También es posible que sí deseemos anunciar nuestra ubicación, pero que no sea exactamente aquella en la que físicamente nos encontremos. Puedo imaginarme a más de un aspirante a experto en social-humo-media local que desearía escribir todo su contenido geolocalizado desde Palermo, pero suele andar por lugares como Lomas de Zamora. En todos estos casos se hace sumamente útil e interesante conseguir engañar a nuestro smartphone para que divulgue que estamos en donde quisiéramos decir que estamos, pero no en dónde realmente nos encontramos.

Tanto en iOS como Android existen aplicaciones que se encargan de conseguir esta tarea; en el primero existe el inconveniente de que es necesario hacerle el famoso jailbreak al dispositivo ya que en caso contrario las restricciones de fábrica del sistema lo impiden completamente. En el caso de Android, satisfactoriamente, ni siquiera hace falta rootear el equipo, sólo es necesario activar la opción Ubicaciones de prueba yendo desde la home a Menú/Aplicaciones/Desarrollo.

De las aplicaciones disponibles a tal efecto en el Android Market probablemente una de las mejores sea Fake GPS, ya que es efectiva, simple de utilizar, no demanda permisos incoherentes, y es totalmente gratuita, aunque también se puede encontrar una versión de donación, que no reviste ninguna diferencia en funcionalidad con la versión gratuita y cuyo único propósito es permitir una forma rápida de realizar donaciones a su creador para continuar con su desarrollo.

Usar Fake GPS es sumamente fácil, aunque necesitaremos contar con conexión a Internet para tal efecto. Ni bien se carga nos mostrará el típico mapa de Google Maps, desde donde podremos desplazarnos hasta el lugar deseado. Una vez hecho esto simplemente ubicamos el indicador en el lugar exacto en donde queremos aparecer y luego presionamos el botón Set location; de esta forma nuestro Android permanecerá enviando las coordenadas geográficas elegidas a toda aplicación que las solicite. Posiblemente una de las mejores funciones extra que contiene es la capacidad de almacenar ubicaciones favoritas para uso frecuente, tantas como necesitemos.

Mientras Fake GPS se encuentre activa nos mostrará un icono en la barra de notificaciones para recordárnoslo. Una vez que ya no la necesitemos, simplemente regresamos a la aplicación y presionamos el botón Stop.

Para asegurarse que esta útil aplicación funcione como se debe hay que tener en cuenta sin embargo un par de precauciones. Como ya dijimos antes, es imprescindible activar la creación de ubicaciones de prueba, pero además es recomendable desactivar la opción que utiliza a las redes inalámbricas para detectar la ubicación, más precisamente en Menú/Ubicación y seguridad/Usar redes inalámbricas.

Ahora bien, más allá de lo divertido y tentador que pueda resultar aprovecharse de una función semejante, es sumamente recomendable utilizarla con precaución. En primer lugar debemos tener en cuenta que mientras una aplicación como Fake GPS se encuentre activa estableciendo unas coordenadas geográficas que no son reales, todas las aplicaciones se verán engañadas, y eso incluye a cualquier aplicación anti-robo que nos ayude a localizar el equipo en caso de pérdida, por lo que es recomendable activarlo únicamente en situaciones en las que estamos seguros de que no corremos peligro alguno de extravío o hurto, como por ejemplo en nuestro hogar. También es importante tener en cuenta que si recién escribimos una actualización desde Buenos Aires, y a los diez minutos enviamos otra desde Rosario o algún otro lugar que resulte físicamente imposible alcanzar en ese lapso de tiempo, estaremos echando por tierra cualquier indicio de credibilidad con respecto a nuestra ubicación, volviendo toda la cuestión carente de sentido.

¿Ya usaste una aplicación como Fake GPS? ¿En qué situaciones la encontrarías útil?


Sep 21 2011

Tu smartphone habla por vos

Gabolonte Blasfemus

Este no es más que un homenaje al excelente humor de El espíritu de los cínicos de Eduardo Salles, el cual me ha hecho soltar una sonrisa en más de una ocasión, y en particular con su comparativa intitulada Qué dice tu celular de ti, donde claramente vemos que este fabuloso muchacho tiene un marcado gusto por la manzanita.

Pensando en que era casi mi deber ofrecer la otra cara de la moneda al respecto y describir con el mismo humor qué pensamos los usuarios de Android cuando vemos a alguien con determinado smartphone, acá van algunas sugerencias. Por supuesto, la intención es únicamente reírse un poco, y a quien se lo tome en serio le recomiendo dejar sus datos; si son muchos puede ser que sortiemos una vida entre todos.

Estos son tan sólo algunos, pero por supuesto acepto sugerencias 😀


Sep 14 2011

Ventajas y situaciones de programar el envío de mensajes SMS (y cómo hacerlo)

Gabolonte Blasfemus

Dentro de la categoría “quiero que esto se haga por mí sin tener que recordar hacerlo en el momento exacto que necesito que se haga” entra sin lugar a dudas lo que muchos de nosotros hemos querido en algún momento dado, e incluso averiguado como hacerlo: Programar el envío automático de determinado tweet, actualización de Facebook (y ahora de Google+) o, aún más popular: Programar el envío de un SMS con el mensaje y destino de nuestra elección. Si tenemos un celular común, habrá que contar con la tremenda suerte de que el mismo incluya dicha función. Si disponemos de un smartphone los horizontes se amplian, ya que con seguridad nuestra plataforma móvil seleccionada contará con al menos una aplicación, ya sea gratuita o no, que lo haga.

SMS SchedulerEn el caso de Android contamos con SMS Scheduler, que posiblemente sea la mejor debido a su simpleza, eficiencia, disponibilidad en Android Market y costo cero, ya que más allá de lo que nos saldrá con nuestro plan enviar los mensajes SMS en cuestión, esta aplicación es totalmente gratuita, mantenida por un banner publicitario como en la mayoría de los casos. Su interfaz es muy simple y no cuenta con grandes secretos, nos permite configurar una cantidad virtualmente infinita de mensajes programados a ocurrir una vez o repetirse en el intervalo que elijamos.

Genial, tenemos el poder de hacerlo pero… realmente, ¿cuáles son las ventajas útiles de programar un SMS más allá de molestar conocidos u ostentar que podemos hacerlo? ¿Pueden existir contratiempos al hacerlo?

Posiblemente uno de los primeros usos que se nos puede ocurrir para esto es como una especie de recordatorio o alarma que podemos enviarle a algún amigo que lo necesite; por supuesto que si el aviso es para nosotros nada mejor que programarnos una alerta real en el calendario o despertador de nuestro móvil. Pero los usos más interesantes, y los que todo el mundo percibe al ver con tentación esta funcionalidad, son por supuesto los sociales, los que nos permiten engañar a los otros, hacerles creer que nos tomamos el trabajo de mandar un mensaje en un momento en el que no podríamos o no recordaríamos hacerlo.

Uno de los más inocentes en este sentido puede tener utilidad profesional, y se trata de poder enviar cierta información a un jefe o colega. Si el momento en el que nos acordamos o podemos hacerlo no es propicio, como por ejemplo a las 2 de la mañana, podremos programar un mensaje que a primera hora laboral del día siguiente lo haga por nosotros y así descansar tranquilos.

Otros usos pueden resultar aún más engañosos o directamente malintencionados, como por ejemplo hacerle creer a esa franja de la raza humana tan pendiente de fechas y aniversarios que realmente nos acordamos de su cumpleaños, o incluso aturdir con molestos mensajes repetitivos a alguien que nos caiga mal, lo cual sería algo ilegal y estúpido por partes iguales si lo hiciésemos desde nuestro teléfono.

Sin embargo, una utilidad que encontré curiosamente interesante para la posibilidad de enviar un SMS desatendido fue la de simplemente saludar. ¿Suena tonto, no? Pero déjenme explicarme. El mejor ejemplo de esto es cuando conocemos una chica y nos pasa su número con la idea de seguir en contacto. Francamente es muy fácil olvidarse luego y quedar como cortados o faltos de interés, que no sería tan grave ya que si alguien nos da su número y nos deja contando los días eso sí lo sería por darle demasiada importancia a una situación casual. Por supuesto, podemos agendarnos un recordatorio para escribir el mensaje en el momento decidido pero, ¿qué mejor que ahorrarse todo el trabajo y que el mensaje salga directamente por nosotros? Tal vez en el momento elegido no podamos hacerlo o nos encontremos poco inspirados para arrancar el intercambio. De todas formas, nos acordaremos de todo cuando la otra parte nos responda, y ahí sí, por supuesto, deberemos contestar escribiendo esta vez nuestros mensajes en tiempo real.

Y esa es justamente una de las peores desventajas que nos puede suceder si nos confiamos programando SMSs. ¿Qué pasa si la chica nos contesta el saludo pero no nos enteramos porque, claro, estábamos muy distraídos en otra cosa? No contestar es mucho peor que no iniciar la conversación, eso seguro. Lo mismo puede pasarnos si nuestro jefe nos pregunta algo a las 8 de la mañana sobre ese reporte que le dimos y nosotros aún seguimos en el séptimo sueño. Son cuestiones delicadas, y la aparentemente ideal solución de programar un mensaje SMS deberíamos aplicarla con mucha sabiduría, analizando cada caso por separado.

Pero este análisis de los pormenores de los SMSs automatizados no estaría completo sin tu opinión: Si alguna vez usaste esta función, ¿en qué situación fue? ¿Salió bien o complicó más las cosas?


Jul 31 2011

Un verdadero Tricorder para Android

Gabolonte Blasfemus

O al menos lo más cercano a eso. Al contrario de otras versiones puramente cosméticas, Tricorder de Moonblink es una aplicación que, aprovechando los sensores que incluye cualquier smartphone Android, lo convierte en un verdadero monitor multi-sensorial del entorno. Desde su interfaz LCARS que recrea a la perfección las vistas en las icónicas series y películas de Star Trek, se puede analizar y monitorear el campo gravitatorio y la aceleración, la geolocalización, la intensidad de los sonidos cercanos, campos magnéticos cercanos, el nivel y la existencia de señales Wi-Fi y de la red celular, e incluso el estado del Sol y el viento solar, con información y fotos actualizadas descargadas por Internet. Todo está tan bien contemplado y pensado al detalle que hasta muestra el día actual en el formato de fecha estelar usado por la Federación!

Estas características convierten a esta aplicación para Android en algo único, ya que por un lado es un juguete, algo con pura intención lúdica para el disfrute de todos los fans del universo trekker, pero por el otro es una herramienta con funciones reales que puede utilizarse perfectamente para un buen número de tareas.

Por si todo esto fuera poco, Tricorder es completamente gratuito, compatible con todas las versiones desde Android 1.6 en adelante, y puede descargarse e instalarse ya mismo desde el Android Market (ya no se encuentra disponible, ver actualización al final del post). Las malas noticias son que su autor informa que ya no tiene tiempo para seguir manteniendo este proyecto que nació como un hobby, así como tampoco, por más que se lo han solicitado muchos, jamás portará la aplicación a iOS; debido principalmente, y esto seguro no va a sorprender a nadie, a las fascistas políticas dictatoriales que emplea Apple para decidir cuáles aplicaciones pueden y cuáles no tener los usuarios en sus iPhones, iPods y iPads. Las buenas son que así como está funciona perfectamente en cualquier Android actual, y que si alguien desea portarlo a iOS o alguna otra plataforma el código fuente está disponible bajo una licencia GPL.

Actualización: Gracias al comentario de Guachanchoya me entero no sólo de que esta genial aplicación fue eliminada del Android Market gracias a una intimación legal realizada a Google por parte de la CBS, compañía que aparentemente retiene ciertos derechos de autor sobre la interfaz LCARS, sino que además su creador se vio obligado a removerla también de su página oficial en Google Project Hosting para no verse en problemas. Toda una contradicción si lo pensamos, ya que en el utópico universo imaginado por Gene Roddenberry, la Federación de Planetas Unidos, de la cual forma parte la Tierra, es una sociedad donde no existe el dinero y el conocimiento y la cultura son compartidos por todos. Es por eso que para que nadie que haya leído esta entrada se quede con las ganas de probar el mejor Tricorder para Android ahora lo pueden descargar desde acá; es una copia de seguridad directamente extraída de mi propio teléfono, al cual le había instalado la aplicación desde el Market cuando aún estaba disponible . El archivo apk está dentro de un zip, con una contraseña que es igual a la del nombre del archivo, solo que hay que cambiar de lugar el nombre de nuestro mentor y ponerlo al principio de la frase. Creo que no hace falta ser vulcano para entenderlo, no?


Jul 25 2011

El error “invalid command-line parameter: Files” en el SDK de Android

Gabolonte Blasfemus

Vengo trasteando un poco con el SDK de Android, o al menos eso intento (mis disculpas al maestro Yoda). Cuando lo instalé en Ubuntu no tuve ningún problema, salvo la limitación de resolución de la netbook donde lo corro; en cambio en Windows la primer sorpresa fue que necesitaba tener el JDK (Java Development Kit), o sea el entorno de desarrollo de Java. Entre esto y Dalvik después nos horrorizamos que Oracle demande a Google. Nada grave de todas formas, sólo una espera y una descarga extra para llegar al mismo resultado pensé, pero luego de la eterna espera a que se descarguen e instalen todos los paquetes del SDK me encuentro con esto al querer arrancar una emulación:

sdkandroiderror

Sin importar la variante de dispositivo virtual Android (o AVD) creado, siempre sale el mismo error al querer iniciarlo: invalid command-line parameter: Files. Puede resultar desalentador encontrarse con tan ilógico error ni bien se piensa probar algo; afortunada y vergonzosamente a la vez para Google este problema tiene una causa y solución bien simples. En Windows, y en particular en las versiones de 64 bits, todas las aplicaciones de 32 bits se instalan por defecto en la carpeta C:\Programs Files (x86)\, cuya “complejidad” es la que causa este alboroto. Por ende para resolverlo deberemos desinstalar el SDK y volver a instalarlo en una carpeta más friendly, por ejemplo c:\android\.

Se nota que a Windows no lo quieren.