Dic 30 2012

Feliz 2013 (todo por culpa de los Mayas que les falló la Casio)

Gabolonte Blasfemus

totally agreeFinalmente este accidentado 2012 termina, y descubrimos que no solo es Nostradamus, sino que hasta los Mayas se encargaron de tomarnos el pelo con el trolling más planificado del nuevo mundo desde que éste fue (re)descubierto por la corona española. No puedo hacer más que pensar en todos los préstamos que se habrán de pagar, todos los despidos por insubordinación que se habrán de lamentar, y todos los embarazos de los que habrá que hacerse cargo. Nunca hay que olvidarse que el único fin del mundo es cuando vos te morís. Y en este caso sí lo fue, o mejor dicho lo será en breve, para el pobre MSN.

Continue reading


Nov 6 2012

Patentar el buen gusto

Gabolonte Blasfemus

Hay cosas de las que no hace falta hablar otra vez. Son esas que, si no decidimos alevosamente recluirnos en un retiro espiritual en los montes tibetanos, seguro nos enteramos aunque sea mientras pasábamos un tiempo de calidad en el trono. Por eso no venía con muchas intenciones de emitir palabra sobre la disputa de patentes de moda; quienes carguen con la maldición de seguirme saben lo que opino de la situación. Pero, ya es suficiente. Cartón lleno, inodoro tapado, cloaca desbordada.

Es fascinante (dicho en plan Leonard Nimoy) como crApple posee ese odio intrínseco desmesurado por todo aquél que se atreva a competir en los mercados que asalta. No le bastaba con el circo de la demanda a Samsung en USA en la que se llevó (lo que para Samsung es) un pequeño souvenir de mil millones de dólares. Era previsible que con esa saña que tienen no se iban a quedar ahí. Así fue como les salieron las sorpresas de los reveses en su contra en otras partes del mundo donde no tenían el favor de su país natal. Y ahí es cuando demostraron que además de todo, son malos perdedores; tergiversar una aclaración que están obligados judicialmente a publicar para convertir una disculpa en otro medio más para autoensalsarse erigiéndose como los dueños exclusivos del diseño puede llegar a ser visto como una excelente maniobra publicitaria o una buena forma de convertir contratiempo en algo positivo (que de todas formas les salió mal), pero en el fondo sólo queda a la vista orgullo desmedido, negación, y soberbia.

Continue reading


Oct 16 2012

Revoluciones desde abajo

Gabolonte Blasfemus

“…y ésta es la extensión de mi miembro viril…”

Los 70’s fueron indiscutidamente una época revolucionaria, no sólo en temas políticos y morales, sino también tecnológicos. En esos tiempos, las computadoras ya existían, pero costaban fortunas y sólo una compañía importante podía permitirse el poseer una. Esto comenzó a cambiar cuando unos cuantos jóvenes inquietos crearon, gracias a los recientes avances en microprocesadores de la época, sus propias microcomputadoras, el germen de lo que luego se llamó, genéricamente, la computadora personal.

Este fue el David que venció de una pedrada al Goliat de los mainframes, e incluso así se lo imaginaba el mismo Steve Jobs cuando comparaba a Apple con IBM (como se retrató en Pirates of Silicon Valley, película que si aún no viste te aconsejo encarecidamente que corras y lo hagas). Las PCs eran mucho más básicas y lentas que los poderosos sistemas de cómputo de IBM, pero no importaba: Eran mucho más asequibles y se rompía la regla de una computadora por empresa, ahora podía ser una computadora por persona.

Continue reading


Oct 2 2012

6 años de Geekotic

Gabolonte Blasfemus

Una de las desventajas de venir escribiendo pensamientos durante muchos años en cualquier tipo de bitácora abierta al escrutinio de otros es el repetirse; a nadie le gusta ser reiterativo, que rima imaginariamente con pesado (y posiblemente me esté repitiendo con esto mismo). Este weblog que nació como un experimento para mí hoy cumple 6 años, la misma edad que mi hijo. Afortunadamente, mantener un weblog es bastante más fácil: Basta con pagar la cuenta del hosting. Lo difícil muchas veces es publicar contenido elaborado en el cuando, justamente, se tienen otras obligaciones y prioridades.

Si existe algo grato de volver a observar en este sexto año de Geekotic, es que sigue siendo útil para quien en algún momento tuvo un problema que yo tuve, e interesante para quien comparte mis reflexiones. Eso, en una Internet de 2012 donde el mejor uso que le dan algunos es bardearse por Facebook y en los comentarios de cualquier artículo, no es poca cosa. Quiere decir que todavía quedan seres humanos que debemos juntarnos para entre todos aniquilar a los zombies hay esperanza.

Estoy bastante seguro que este posiblemente haya sido el año más sabático en actualizaciones, de hecho son innumerables las veces que tuve ideas para escribir que se quedaron sólo en eso por no contar con el tiempo o las ganas. No quiero robarle el trabajo a ningún político pero prometo en un futuro volver a cierta continuidad, cuando ciertas mareas existenciales hayan bajado.

Eso sí, cuando sean 10 años nos vamos todos de parranda, una palabra que empieza con p de putas.


Ago 7 2012

Mobile kills the desktop star

Gabolonte Blasfemus

Los windólogos sabíamos que cuando a Microsoft se le ocurrió sepultar de un plumazo el escritorio de Windows tirándole el entorno/interfaz Metro encima se venían tiempos oscuros, tanto para el Windows de siempre como para todo sistema operativo de escritorio, ya que, de una forma o de otra, Windows continúa marcando ciertas tendencias, les guste o no a los miembros del rebaño cupertinense y a los amantes del mundo *nix.  Todo en nombre de la era post-PC y de montarse a caballo de su única obra actual que recibe buenas críticas, la interfaz Metro nacida en el moribundo Zune y que alcanzó su actual aceptación en la línea de Windows Phone 7.

Y ya estamos viendo los primeros síntomas de la agravación del estado del paciente: Los gadgets de escritorio de Windows Vista/7 fueron sentenciados a la muerte y el olvido más humillantes, todo porque recién ahora se dieron cuenta que tener una plataforma de widgets que no se controla puede provocar un tremendo agujero de seguridad. A decir verdad, creo que nadie va a extrañar tanto al gadget del clima que venía por defecto activado, el único más o menos agradable a la vista y que proporcionaba algo útil en medio de los pocos que aportaba la propia Microsoft (y del mar de sinsentido nauseabundo creado por terceros). Opera también se dio cuenta que el concepto de los gadgets palidecía al lado de lo que puede hacer un buen framework de aplicaciones/extensiones debidamente actualizado, optimizado y vigilado.

Pero posiblemente (según gustos, claro) una de las peores afrentas a ese Windows de escritorio pujante y orgulloso que conocemos es la muerte declarada de Aero, la interfaz que debutó con Vista y que mejoró aún más en Windows 7, brindándonos ese estilo vidrioso que tanto nos gustaba a muchos. Esto era así, claro, si nuestro equipo contaba con al menos un adaptador gráfico decente y una edición de Windows que no sea de las “pobres”. Pero ahora resulta que Microsoft se acordó que manejar sombras y transparencias todo el tiempo afecta el rendimiento y además Aero ahora luce, citando textuales palabras, “dated and cheesy” (algo así como antiguo y gastado). Por tanto en Windows 8 el escritorio tendrá un estilo más basado en Metro y no volveremos a disfrutar de transparencias esmeriladas ni nada parecido. Lo único que sobrevive es el Live Preview, que nos permite ver la miniatura de cada ventana al pararnos sobre un botón de la taskbar.

La majestuosa interfaz Aero en Windows 7

Recuerdo mi sensación al enterarme de esto, fue algo como “¿de qué fecha es el frasco de pastillas vencido que confundieron por el actual?”. Simplemente me resulta inadmisible. No es que el escritorio chatito de Windows 8 sea realmente feo, tiene su belleza (¿exótica?), pero de ahí a sepultar a Aero tachándolo de demodé hay una distancia notable, asfaltada por toda la propaganda post-pc. Señores, Aero (en Windows 7, a Vista ni lo cuento) es una de las máximas expresiones de placer visual en la computación de escritorio actual. Sólo debe ser jubilado por algo sencillamente superior en sus logros, no algo inferior en nombre de hacerlo mobile friendly y por la optimización de recursos. Si es por la optimización de recursos bien nos podemos quedar con el desktop de Windows 95 que cargaba hasta en Windows Mobile. Y sobre esta urgida necesidad de llevar las tendencias de las GUIs móviles al escritorio, sólo imagínense buscando a ojo entre los tiles de Metro esa aplicación en particular de entre las 200 que tienen instaladas, o haciendo un movimiento de precisión sobre una pantalla táctil usando el mejor stylus, esos chorizos de carne gruesos y torcidos que muchos tenemos la costumbre de llamar dedos. Lo más loco es pensar en todos los que ni siquiera van a ver de lejos lo bueno que Aero estaba porque otra sabia decisión de Microsoft en su momento fue habilitarlo sólo para las versiones más costosas de Windows Vista/7, dejando el alevosamente asqueroso tema básico, ese pésimo substituto visual de bajo presupuesto de Aero, como única opción en Starter y Home Basic, las versiones más económicas, las que justamente venían preinstaladas en la mayor parte de las PCs.

Como dije, realmente no me desagrada tanto el escritorio metrizado de Windows 8, pero realmente te voy a extrañar Aero, los tiempos fueron injustos con vos.