dic 18 2009

Lindo adelanto. Linda tecnología. Fea hipocresía.

Gabolonte Blasfemus

De los mismos creadores de “Yo hago la torta, la parto, reparto, y me la como”, llega su nuevo éxito “Compra mis minicomponentes copia-mp3 así después decimos que está lleno de piratas”.

image (click para ampliar)

Imagino que un buen slogan para estos aprendices de corporación Zik-Zak sería “haciendo cada día más fácil que cometas eso que nos conviene llamar delito”.


nov 27 2009

Adiós al negocio de los antivirus

Gabolonte Blasfemus

image Una de las tantas notas recurrentes que siempre se reciclan tanto en blogs como en sitios de noticias tecnológicas son las típicas estadísticas sobre los antivirus, firewalls personales, o suites de seguridad más usados, vendidos, descargados o queridos por los usuarios a la hora de proteger Windows. Porque, claro, en los otros SOs no existen los virus, los ataques… y además sus usuarios son muuuuy entelegentes, por lo que si un día vemos a un linuxero o macoso con su equipo infectado… sepan que todo es culpa de él y señálenlo con el dedo para espetar un nelsonesco “HA HA!”. Pero reencarrilémonos en el tema, samigos.

Generalmente cada ciertos años uno de estos antivirus o suites lograba ser mejor que los otros, porque demostraba claramente detectar más amenazas, poseer más funciones, o simplemente aplastar menos al sistema que los demás. Hace unos 7 años por ejemplo el podio era para Norton Antivirus 2002; por estos años el líder indiscutido fue el ídolo de niños y adultos, el remarcable NOD.

Pero esa historia acaba de cambiar, ya que en estas semanas acaba de suceder algo que se veía venir desde hace mucho pero parecía que nunca iba a llegar por completo, hasta que finalmente lo hizo: Microsoft lanzó su propio antivirus, Microsoft Security Essentials, gratuito para todos los Windows originales. En él se pueden ver solidificados los anteriores intentos incompletos que significaron Windows Defender y OneCare, que nunca reemplazaron completamente a un buen antivirus.

image

Pero esta vez es distinto. MSE es un Señor Antivirus que no tiene mucho que envidiarle a los conocidos de siempre, capaz de escanear y monitorear el sistema contra todo tipo de malware y actualizarse automáticamente, como cualquier otro que se precie. Y todo accesible a través de una interfaz simple y clara que mezcla el tipo de diálogos nortonizados que estamos acostumbrados a ver en otras suites con la claridad y simplicidad que conocemos de otras aplicaciones de MS.

image Posiblemente lo único que le falte a MSE es incluir un motor de detección heurística (ver actualización al final del post), pero a cambio de eso es hoy por hoy el antimalware menos pesado para tener instalado en Windows. En conjunto con el firewall personal básico que incorpora Windows XP SP2/3, y los más avanzados de Vista y 7, ciertamente dan lugar a que muchos anuncien que ya no hace falta pagar por seguridad en Windows, nunca más.

Y esta bomba de Microsoft en la industria de la seguridad cae en el mejor momento para su éxito, en unos tiempos de cybercrimen organizado donde el desarrollo de malware se volvió tan complejo que cualquier antivirus, incluso los considerados como los mejores, tienen graves problemas a la hora de detectar todo el código malicioso que anda dando vueltas y se actualiza día a día. Hoy ya es moneda corriente que un equipo con un buen antivirus perfectamente actualizado y un firewall personal activo se infecte de todas formas, ya sea por falta de educación del usuario o por exploits en aplicaciones, con malware que ninguna de estas dos herramientas supo detectar y frenar; entonces, para qué pagar extra si ya está visto que ni el mejor antivirus llega a tener niveles aceptables de infalibilidad?

image Ahora imagínense toda esa horda de PCs hogareñas y PyMEs de mala muerte, donde suelen ser moneda corriente los AVGs gratuitos con barras molestas, problemas de compatibilidad y molestas publicidades de sus versiones pagas más completas, pero principalmente los NODs truchos que forman legión, ya que hasta el más idiota sabe que es (o era) el antivirus con la mejor relación seguridad/molestia, aunque en países como el nuestro casi nadie quiera dignarse a pagarlo. Imaginen que de ahora en más cada vez que haga falta una reinstalación del sistema, un upgrade de ese AV que resulte molesto y/o cueste plata, o que simplemente el crack del NOD deje de funcionar, en esa máquina pase a haber un MSE, lindo, limpito, funcional, no intrusivo, y totalmente gratuito. Imaginen a todas las empresas que hacían millones alrededor del mercado de la seguridad en Windows yéndose al tongo, porque por más que a estas alturas cuenten con ultra avanzadas y complicadas suites para servidores y todo tipo de servicios y plataformas, su verdadero ingreso y su vidriera/marquesina estaba en esas versiones trial o con updates por un año que vienen en las máquinas nuevas y hacen que el usuario se acostumbre y esté más inclinado a pagar por el producto. Imaginen cuando ya a ningún fabricante de hardware le importe incluir alguna de estas suites, porque MSE (o como se llame para ese momento) venga preinstalado en Windows o se instale automáticamente ni bien el sistema comience a bajar updates. Imaginen además cuando MS saque versiones para servidores que contemplen a Exchange, ISA, MS-SQL e IIS. Veo a mucha gente preocupada.

Ya era hora que Microsoft se hiciera cargo de la seguridad de su propio SO. Lástima por los que especulaban con eso.

Actualización: Según la misma Microsoft, MSE sí posee detección heurística.


nov 26 2009

Preguntas sin Respuesta

Gabolonte Blasfemus
  • ¿Por qué esos lugares para pagar facturas y servicios que se publicitan como fáciles y rápidos siempre tienen interminables colas y pocos cajeros, o directamente no funcionan cuando atienden a través del negocio de un tercero?
  • ¿De qué sirve sufragar para elegir al poder legislativo si el ejecutivo luego tiene tiempo de sobra para asegurarse que antes de salir sus peones en el primero dejen todo listo para que ellos sigan haciendo lo que quieran con el país?
  • ¿Por qué cuando son ellas las que hacen sugerencias subidas de tono no les decimos desubicadas, babosas o pervertidas?

Esto se me puede hacer una mala costumbre…


nov 24 2009

Espejitos de colores

Gabolonte Blasfemus

image Hace una semana me preguntaba qué sería del futuro de Windows Mobile, frente a la implacable embestida de Google con su “apadrinado” Android en la plataforma donde más fuerte y dividida se encuentra la competencia: La arena de los smartphones. Leyendo en el artículo Windows Mobile vs. Android: WinMo Is Better Than You Think de James Kendrick una buena e interesante comparación entre el despreciado WinMo y el incondicionalmente amado Android, me hace entrar en la cuenta de que casi, sino todos, aquellos a los que vi hablar maravillas de la mentada plataforma móvil impulsada por el Gigante tienen algo en común: Jamás lo usaron.

De hecho, todas las maravillas que normalmente leemos sobre el alabado Android son meramente filosófico-conceptuales o ambiguamente generalistas. Que es software libre por lo que siempre se va a mejorar, perfecto; pero eso no quita que un SO propietario tampoco pueda hacerlo. Que todo el mundo puede hacer lo que quiera con él; perfecto, aunque eso a mí como usuario de un smartphone no me incita a mucho, de hecho existen largas comunidades que hacen con el “cerrado” WinMo lo que quieren desde hace años, cocinando imágenes con modificaciones y mejoras. Que sea el futuro porque es nuevo, “pensado para los móviles de hoy” y WinMo lleva varios años con lo mismo… ok, esa afirmación puede engañar a muchos por un rato, pero la realidad es que habría que ver qué es lo que realmente mejora Android con respecto a otras plataformas.

imageEn la nota de Kendrick se compara a WinMo con Android desde 4 aspectos: Multitasking, aplicaciones disponibles, interfaz gráfica e integración con sistemas de escritorio. No se puede decir que en todos gana WinMo, pero tampoco pierde en ninguno. Y, sinceramente, enterarme que en Android no es posible instalar aplicaciones fuera de en la memoria principal del teléfono, que en el mejor de los casos como el del Motorola Droid/Milestone llega a 256 MB, es un verdadero turn-off para todos aquellos application freaks que lo primero que hacemos ni bien nos hacemos con nuestro smartphone es cargarlo con cientos de aplicaciones, y bien sabemos que la memoria del teléfono jamás alcanza. Ahora bien, yo no puedo estar seguro de esto porque no pude probar un Android aún, y tengo que creer que Kendrick lo habrá hecho antes de afirmar esto. Ahora el tema es, cuántos de los que lo defienden y hablan maravillas realmente lo hicieron? ¿Cuántos lo han venido usando lo suficiente como para encontrar, si es que los tiene, sus puntos desagradables o sus promesas incumplidas?

Así y todo Android me parece una plataforma muy interesante y digna de probar, y el Droid un excelente smartphone a nivel características/precio; pero a lo mejor, sólo a lo mejor, muchos están hablando al pedo. Pero está bien; Apple ya nos enseñó que una vez que se consigue que un gadget se vuelva un objeto de deseo más allá de todo razonamiento lógico, la gente incluso se guardará para sí las molestias o errores imperdonables que el mismo pueda tener, actuando todo el tiempo una imagen de bienestar y satisfacción con su símbolo de status. Es algo así como lograr casarse con la mejor mina del pueblo/barrio: Si después resulta que en la cama es un desastre o no podemos escucharla hablar ni 10 segundos no se lo vamos a andar diciendo a nadie.


nov 21 2009

El chiste de los adaptadores para tecnologías obsoletas

Gabolonte Blasfemus

image El hardware de PC sufrió un antes y un después luego de la llegada del bus PCI allá por mediados de los ‘90. Hasta ese momento la percepción que se tenía de varios de los periféricos y puertos de la computadora personal de aquella época era bastante concreta y tangible: Los puertos paralelo tenían direcciones e interrupciones predefinidas, lo mismo los puertos serie. Un módem se regía bajo estos mismos parámetros y no era difícil de configurar mediante jumpers (pequeños puentes eléctricos que se establecen sobre determinados pines en la placa) para que luego funcionara bajo cualquier software y sistema operativo.

Pero las cosas a partir de ahí empezaron a cambiar, y como sucedió muchas veces, en nombre de hacer más fácil algo, al mismo tiempo se volvió más difícil. En el bus PCI la configuración es totalmente dinámica, y dejan de existir las direcciones e IRQs fácilmente asociables con determinado tipo de hardware. Para conseguir esto y mantener cierta retrocompatibilidad con software anterior, y así evitar que muchos geeks se arranquen los pocos pelos que les quedan, en muchos casos el acceso mediante estas coordenadas bien conocidas se emula desde el driver del periférico en sí, de lo cual se denota el papel vital que juega la eficacia y calidad del mismo para el sistema operativo que estemos usando.

image Pero las arenas del tiempo siguieron corriendo y no sólo sucedió la migración al bus PCI (y ahora al PCIe) de muchos periféricos, sino que tantos otros comenzaron a desaparecer como parte del progreso natural hacia tecnologías más avanzadas. Ese es el típico caso del hoy omnipresente puerto USB, bajo el reinado del cual casi toda PC moderna viene ya sin esos vestigios del pasado que simbolizaban los puertos serie y paralelo, para incluir únicamente numerosos puertos USB en su lugar.

Esto desde ya crea importantes disrupciones con cierto equipamiento especializado u obsoleto pero vital. Por ejemplo, el único método infalible de comunicarse con el sistema operativo de todo router o switch administrable sigue siendo el puerto de consola, el cual se maneja bajo el arcaico protocolo RS-232 que manejan esos puertos seriales que ya no vienen más en casi ninguna PC y mucho menos en notebooks/netbooks. Otro caso es el de las llaves de hardware para la activación de aplicaciones comerciales, de las cuales las antiguas se conectaban al puerto paralelo y todavía son bastante usadas en diversas empresas donde por un motivo o por otro están atoradas con algún aplicativo de hace muchos años.

image Y acá es donde supuestamente viene al rescate toda esa fauna de adaptadores y periféricos fabricada en plantas chinas de la más dudosa reputación. Claro, me refiero a los famosos adaptadores USB-a-LoQueSea, que formarían parte de ese segmento que Guillermo ha definido como Oildgets, pero también podemos incluir a todo adaptador PCI o PCIe a alguna tecnología obsoleta, como el caso de las placas PCI a puerto paralelo.

Esta familia de periféricos suelen tener una serie de rasgos comunes y siempre presentes:

  • Nunca son de marca (a menos que nombres como NogaNet sean considerados como marca por alguien)
  • Desde su caja o blister genérico de dos mangos prometen reemplazar sin problemas al hardware original funcionando en cualquier situación, sin jamás aclarar todas las situaciones en las que no funciona.
  • Como sucede con todo periférico de hoy en día son fuertemente dependientes de sus drivers, que en este caso casi nunca suelen estar incluidos en Windows y mucho menos en otros SOs, dependiendo exclusivamente del que viene en el maltrecho mini-CD que se incluye en la caja, el cual muchas veces no es siquiera legible.
  • Dicho CD contendrá no sólo el driver específico para el adaptador con el que venía, sino que estará perdido entre otros 40 drivers más, ya que para sus fabricantes fue más cómodo hacer un sólo CD con todos los drivers que luego incluyen con todos los distintos adaptadores que fabrican, teniendo que realizar todo un proceso investigativo para hallar al indicado para el adaptador que adquirimos.
  • Una vez hecho todo esto, nos encontraremos que dicho driver es una reverenda porquería, que cuelga el sistema y funciona cuando quiere, o directamente nunca, haciéndonos entender que hemos tirado la plata.

image Y por supuesto, esto es muy gradual y dependiente del caso: Existen ignotas “marcas” chinas que los fabrican con algo más de calidad que otras resultando entonces en que estos últimos generalmente funcionen, existen usos para los que funcionan y otros para los que no. Pero en la mayoría de los casos, y principalmente en los más angustiosos, seremos víctimas propensas de caer ante el falso canto de sirena de esos simpáticos adaptadores que prometen agregarle a nuestra PC en problemas ese puerto serie o paralelo del que carece, para luego hundirnos en la inmensa decepción del tiempo y el dinero malgastados.

Yo más de una vez caí bajo el engañoso canto de sirena china de estos económicos y muy pocas veces funcionales adaptadores, y ustedes?