Oct 5 2007

Representante del Estado yanqui muestra pornografía accidentalmente a estudiantes de secundaria

Gabolonte Blasfemus

El hecho ocurrió en Norwalk, Ohio. El político estadounidense Matt Barrett (que con esos ojos inyectados como salió en la foto de al lado no puede engañar a nadie) estaba dando una conferencia en una escuela secundaria, cuando al introducir su pen drive en una computadora destinada a la exhibición el sistema operativo de la misma automáticamente comenzó a mostrar en secuencia las imágenes encontradas en el mismo, que, para sorpresa de todos los estudiantes y las autoridades, eran de mujeres desnudas (bueno… al menos eran mujeres!). Ofuscado, el político alegó la típica defensa del usuario garca, diciendo que no tenía idea de donde salieron esas imágenes y que el pen drive había sido un regalo. Ahora tanto el pen drive como la computadora afectada están en manos de la policía local para una investigación, ya que los muchachos se quedaron con las ganas de ver las fotitos y por lo que contaban los pendejos del secundario cuando atestiguaron estaban buenísimas.

Qué se puede esperar de un país donde el congreso aprobó una ley que prohibe hacer amistad con extraterrestres


Oct 3 2007

Farsa 9/11

Gabolonte Blasfemus

Todos lo sabíamos o lo sospechábamos como posibilidad casi desde ese fatídico día en que todos los televisores del mundo repetían una y otra vez las mismas imágenes; pero que tenga semejante respaldo la idea de que el atentado a las torres gemelas fue planeado por los mismos yanquis realmente me llama la atención.

Un grupo de científicos bajo el nombre Scholars for 9/11 Truth asegura a la luz de toda evidencia que el derrumbe de las dos edificaciones jamás pudo haber ocurrido sin que se realizara una demolición controlada de los mismos, con explosivos colocados estratégicamente dentro de los mismos.

Otro dato para tomar nota es que hace dos años, el millonario Jimmy Walter ofreció una recompensa de un millón de dólares a quien demostrase que las torres podrían haberse derribado sin utilizar explosivos. Nadie acepto aún el desafío, ni siquiera los expertos oficiales.

Vía 11-s.net, visto en Menéame.


Sep 7 2007

Los pochoclos asesinos

Gabolonte Blasfemus

Nuestros pulmones tienen cada día nuevos enemigos. Hace un tiempo descubrimos que las partículas que liberan las impresoras láser pueden hacerles tanto daño como 40 años de fumador compulsivo, y ahora nos venimos a enterar que si comés pochoclos calentados en el microondas pueden afectarse por una rara y extraña enfermedad que nos llevará directo al hospital.

Según sospechan el posible responsable de esto es una sustancia química conocida como diacetyl, la cual se usa para darle el sabor de la manteca a los pochoclos. Aahh… nada mejor que comer un químico con "sabor a…" antes que el ingrediente original… aguante la reducción de costos! Esta sustancia está reconocida como dañina para los pulmones si se inhala durante períodos prolongados, y, saquen sus cuentas, si alguien durante muchos años de su vida come de manera casi diaria pochoclos recién sacados del microondas, bien calentitos, lo más probable es que se esté dando una buena bocanada de diacetyl cada vez que abre la tapa del horno. Esto parece ser lo que le sucedió a Wayne Watson, un yanqui al que le encantaba comer sus pop-corns al calor de las ondas de radio.


Sep 6 2007

24 consejos si estás por tu cuenta

Gabolonte Blasfemus

Gracias a Denken Über conocí este valioso artículo con 24 tips para freelancers (o sea. profesionales independientes), donde realmente cada uno de los consejos es digno de seguir. Aunque difícilmente los podemos seguir a todos. Vale la pena leerlo, aunque está en inglés.


Ago 12 2007

Delirios del día del niño

Gabolonte Blasfemus

Antes que nada, muy feliz día a todos los niñitos que leen el blog! :-P (seguramente ninguno, pero quién sabe). Hoy estaba mirando Lazytown con mi nene como tantas otras veces, que es lo que solemos ponerle, y en general casi toda la programación de ese canal. Y en un momento de delirio pensaba las siguientes cosas:

  • RobbieEl personaje de Robbie Rotten en la versión teatral argentina debería sin lugar a dudas ser interpretado por Mario Pergolini; desde que vi al personaje por primera vez (que me resulta graciosísimo) me pareció una especie de clon deforme del flaco.
  • También reparábamos en una botellita con una forma bastante particular de donde Sportacus toma, por supuesto, agua, ya que siempre el personaje promueve una vida sana. Y pensaba que buen curro sería para una empresa de agua mineral como Villavicencio o Villa del Sur sacar las "Botellitas de Sportacus". Así que ya saben, si en un mes salen las botellitas es que me curraron la idea!
  • magnusTambién en la línea del merchandising local teníamos otra idea desahuciada. Esto tiene que ver con una estupidez que dijo mi suegra, a quien aparentemente una compañera del trabajo le dijo que "Sportacus promovía la alimentación sana a base de frutas y verduras porque el tipo tenía una verdulería y quería vender más sus productos". Y esta gente trabaja para el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, así que tengan cuidado! Bueno, mientras se recomponen de la risa, les cuento por si no lo sabían que Magnus Sheving, además de interpretar a Sportacus y ser el productor/creador de la serie, también es uno de los atletas más famoso de su país, Islandia, y originalmente concibió a Lazytown como una forma de promover un estilo de vida sano en los chicos. Originalmente Lazytown comenzó como un show en vivo, hasta terminar convirtiéndose en lo que es ahora. En fin, esto me dio a pensar qué loco sería que a algún business man local se le ocurra crear una cadena de verdulerías con el nombre de la serie, y ambientadas como el interior del zepelín de Sportacus, todo blanco reluciente, nada de tierra, y las frutitas expuestas como trofeos en estantes. Y el personal que atendería dichas sucursales tendría que estar vestido como el personaje y moverse haciendo acrobacias todo el tiempo, y cuando por ejemplo le pidan 1 kg de manzanas las tendría que revolear como hace Sportacus. Seguramente abrirían la primer sucursal en una zona bien cheta como Martínez, para luego seguir por Olivos, Recoleta, Barrio Norte, Belgrano, etc, en ese orden, y ahí paramos, claro.
  • Luego algún empresario más osado lanzaría un boliche con una versión para adultos que, para no usar directamente el nombre del Sportacus, se llamaría Spartakus, reseñando a un tristemente conocido lugar de perdición al que asistía un famoso juez federal de la nación. Seguramente no funcionaría porque recibiría severas demandas tanto del productor de Lazytown, como del dueño de ese lugar al que asistía ese juez, si es que aún existe.