Jun 1 2009

Google puede predecir cuando sus empleados quieren renunciar

Gabolonte Blasfemus

image Si alguna vez no consideraron con algo de miedo todo lo que Google conoce de nosotros gracias a los servicios del mismo que usamos a diario, tengan en cuenta la siguiente perla: Google, con su casi infalible costumbre de resolver todos sus problemas mediante un algoritmo, tiene también uno que predice, basándose en las condiciones salariales y demás factores de sus empleados, cuando estos pueden estar pensando en renunciar y abandonar la empresa, incluso antes de que ellos mismos los sepan. ¿A alguien le recuerda un poco esto a la Policía del Pensamiento? Más allá de que las intenciones de Google en particular son buenas, ya que con esto buscan no descuidar su capital humano y evitar que sus mejores cerebros terminen fugándose a nuevas compañías como Facebook y Twitter, el principio subyacente de este tipo de prácticas y su potencial masificación abre las puertas para todo tipo de pesadillas orwellianas.

Vía Zerolibre.


May 21 2009

RunPee.com te dice en qué momento abandonar el cine y correr al baño

Gabolonte Blasfemus

image A veces ocurren ideas realmente locas, y RunPee.com es sin dudas una de ellas. Este sitio pretende ser una base de información para algo tan trivial pero a la vez tan desesperante en el momento que sucede como… saber en que momento de una película abandonar la sala del cine y correr al baño a echarse un meo perdiéndose lo menos posible de la trama. Para eso, los visitantes del sitio pueden ingresar en el los momentos más aburridos y poco importantes del film, indicando el minuto aproximado en que ocurre y describiendo el momento exacto de la trama en la que podemos levantarnos de la butaca y entablar velocidad de crucero hacia el ñorsi. También cuenta cada una de estas pausas sugeridas con un cuadro de texto, inicialmente ininteligible pero decodificable al hacer click en un botón para evitar spoilers, que nos cuenta de qué nos perdimos si fuimos a descargar la agüita amarilla en ese determinado momento. Lo malo, pero a la vez gracioso del sitio, es que como el contenido está subido por sus usuarios, y aún no parece haber algún sistema de votos o moderación, la información con respecto a muchas películas es inútil y casi vandálica, al estilo de “andate a mear todo lo que quieras que no perdés de nada, esta peli es un bodrio”; posiblemente tengan mucha razón, pero la función del sitio no es criticar las películas.

image

Las otras contras para nosotros es que como es un sitio yanqui todo está en inglés y sólo hace referencia a estrenos actuales de aquellos lares. Pero aún así me pareció muy loco como para reseñarlo.

Vía LifeHacker.


Abr 28 2009

Best-Seller escrito desde un smartphone con Windows Mobile

Gabolonte Blasfemus

image The Warded Man es el nombre de una novela que es Best-Seller en el Reino Unido y Polonia, y su autor, Peter V. Brett, buscando una forma de aprovechar el tiempo muerto mientras viajaba en el subterráneo neoyorquino, llegó a escribir el 60% de su libro en su iPaq 6515, un smartphone de HP con Windows Mobile y teclado QWERTY incorporado. Peter asegura haber adquirido este móvil en particular por su capacidad además de correr Microsoft Word, lo cual le iba a permitir escribir su novela en un entorno de usuario conocido y luego al sincronizarlo con su PC, continuar el trabajo en su propio hogar. De esta forma afirma haber escrito alrededor de 400 palabras en cada viaje a su anterior trabajo diurno, lo cual le permitió culminar su obra al cabo de unos dos años, la cual contiene alrededor de 100.000 palabras. Es gracioso y regocijante leer también los comentarios de Peter sobre su smartphone, lo cual lo posiciona como todo un geek de ley:

“I have an HP IPaq 6515 smartphone. It’s a little clunky compared to some of today’s smartphones, but back in late 2005 when I picked it out, it was about as close as you could get to a tricorder.”

“Yo tengo un smartphone HP IPaq 6515. Es un poco anticuado comparado con algunos smartphones de hoy en día, pero allá por el 2005 cuando lo elegí, era lo más cercano que podías estar de tener un tricorder.”

Si exploramos un poco el blog de Peter, podemos observar que le preocupa un poco que el buzz que generó la historia de “el tipo que escribió un libro desde su teléfono” tenga más relevancia y se hable más de eso que del libro en sí, pero también podemos ver como realmente ama a su smartphone como herramienta de trabajo, al que no deja de darle cierto protagonismo:

image

Vía Celularis.


Abr 16 2009

Cuando la invasión a la privacidad de Google Latitud es buena

Gabolonte Blasfemus

image Desde que San Google lanzó su servicio de geolocalización Latitude todo lo que se escucha son comentarios negativos sobre las preocupantes consecuencias que puede tener de cara a nuestra privacidad, pero esta vez, al menos, alguien pudo sacar un buen provecho de ello. A una mujer de San Francisco, USA, le robaron su cartera en la calle (video), pero lo que su ladrón ignoraba era que dentro de la misma llevaba su teléfono móvil, el cual tenía instalado la aplicación de Google Maps con Latitude corriendo de fondo todo el tiempo, y por lo tanto diciéndole a sus contactos, minuto a minuto, dónde se encontraba. A Janina Valiente, la víctima de este arrebato, le tomó sólo el esfuerzo de llamar a su hermana, quien estaba en su lista de Latitude y por ende podía ver la localización de su teléfono en todo momento, para que ella llamara a la policía y les dijera por dónde andaba el criminal que atacó a su hermana.

Desde ya, esto puede pasar sólo en USA y Europa, porque si nos roban a nosotros caminando por el microcentro porteño o en la estación de Liniers, ni San Google va hacer que un cana mueva un dedo para devolvérnoslo, a menos que tengamos pensado ir nosotros y hacer “justicia por mano propia”, lo cual nos puede salir mal y encima a nosotros sí nos va a ir a buscar la ley porque no tenemos carnet de chorro (me fui al carajo, ya sé).

Vía LifeHacker.


Abr 15 2009

Los mensajes codificados de la serie de TV Fringe

Gabolonte Blasfemus

Hace poco me empecé a enganchar con Fringe, una serie con mucho aire a X Files que actualmente está emitiendo la señal Warner Channel por estos lares, y tiene las referencias de venir de la mente de J. J. Abrams (¿sabían que hizo una serie basada en la teoría de los 6 grados de separación que pasó sin pena ni gloria?), un nombre que ya muchos conocen gracias al exitazo de Lost. Como la vengo viendo en capítulos descargados de la red, en estos no se ven los separadores que sí se ven por TV, y hoy me entero gracias al post de Denken Über que se trata ni más ni menos que un código oculto, que en Ars Technica se tomaron el trabajo de descifrar, donde cada imagen, a veces la misma rotada o espejada, representa una determinada letra del alfabeto, y en los separadores de cada capítulo las usan para ir formando una palabra que tiene que ver con lo que se ve en ese episodio en particular.

image

Esto, junto a otros elementos escondidos dentro de la trama de la serie, como el observador, que se dice que en realidad aparece en todos los episodios dando vueltas en el momento que sucede algo, no son caprichos por casualidad ni mucho menos. Son los pilares básicos de guiños y trasfondos argumentales que mantienen a una legión de fanáticos enganchada desde el principio deliberando y creando así lo que se conoce como una serie de culto. Así como X Files tenía al hombre Cáncer y sus inseparables cigarrillos Morley, todo programa que espere generar una secta de fans alrededor suyo que regurgite los eventos de cada capítulo por toda la Internet necesita sus propios mitos. Y esto parece que don J.J. lo tiene bastante claro.