May 25 2012

Crear un hotspot Wi-Fi desde la línea de comandos de Windows 7

Gabolonte Blasfemus

MiFi, módem 3G + router WiFiHoy en día está muy expandida la idea de poder compartir inalámbricamente cualquier conexión a Internet de la que dispongamos, generalmente enlaces de datos de telefonía celular. La mayoría de los smartphones decentes tienen la capacidad de hacerlo nativamente o mediante algun hack y/o aplicación (lo que se le llama tethering), y de hecho ya son bastante comunes las “cajitas para compartir Internet” conocidas como MiFi, que no son más que un modem 3G asociado a un router WiFi, todo integrado en un solo gadget del tamaño de un estuche de anteojos, de manera que facilite tener un enlace móvil para dispositivos que también lo son, como notebooks, netbooks, smartphones, tablets o lo que se nos ocurra. ¡Si hasta ya son comunes los autos con WiFi!

Pero lo más probable es que no tengamos un auto que comparte Internet, ni aún justifiquemos la compra de un MiFi, pero que sí tengamos un modem 3G o 4G USB que usemos en nuestra PC o notebook, y a través del cual algunas veces nos gustaría poder compartir la conexión, inalámbricamente, con otros aparatos. Hace un buen tiempo vimos como una aplicación llamada Connectify nos permitía conseguir exactamente esto, utilizando capacidades propias de Windows 7. Lo que me enteré hace poco, despistado de mí, es que esto mismo podemos lograrlo desde la misma línea de comandos de Windows 7, sin necesidad de descargar e instalar aplicación alguna.

Continue reading


May 19 2012

Creación de DVDs de video en Linux

Gabolonte Blasfemus

"Tan útil como rebobinador de DVDs"

Tal vez no busqué suficiente, o soy medio estúpido (que es lo que suele explicar el %80 de mis problemas), pero encontrar una aplicación de autoría fácil y efectiva de DVDs de video nunca me resultó una tarea fácil. En Windows, existen desde ya muchas opciones, casi todas comerciales, y aún así, todas las que tuve la oportunidad de examinar fallaban en uno o más de estos puntos:

  • Tan minimalistas y limitadas que no se podía ni crear un menú o personalizarlo
  • Tan complejas que requerían un curso para usarlas
  • Directamente no funcionaban

Me costó un tiempo hasta encontrar ese término medio, con toda la funcionalidad que uno podía querer pero fácil de entender, y por sobre todo completamente funcional, que es ConvertXtoDVD, el cual lo disimula bastante bien desde esa interfaz poco trabajada y rústica que posee.

Siguiendo con una especie de meta autoimpuesta que tengo de pretender llegar a hacer en una distro Linux todo lo que normalmente hago en Windows me embarqué en la misma faena desde Ubuntu, y los resultados han llegado a ser similares.

Y es que desde el Centro de software opciones no faltan: Mistelix, tovid, Bombono DVD, o DeVeDe prometen ser la herramienta para crear con nuestros contenidos un DVD que podamos ver cómodamente en cualquier reproductor estándar; incluso el popular y multipropósito Brasero posee una opción que promete crear un DVD reproducible a partir de nuestros videos. Todos muy lindos, open source, y disponibles sin desembolsar ni una moneda, pero por un motivo o por otro cumpliendo con uno o más de los puntos de falla citados.

Pero la esperanza no está perdida, y una de las últimas opciones que me quedaban por probar fue la que final y efectivamente hizo el trabajo. DVD Styler no llega a estar completamente a la altura de ConvertXtoDVD en cuanto a detalles y visuales, pero ciertamente se le acerca mucho. Y eso señores, disponible automágicamente desde los repositorios de nuestra distro Linux favorita a un click de distancia es lo más cerca de la felicidad que se puede estar.

Pantalla de inicio de DVD Styler

Pantalla de inicio de DVD Styler

La interfaz de DVD Styler es, desde el vamos, gráfica e intuitiva, y desde su primer pantalla nos deja definir fácilmente un nuevo proyecto o abrir uno que hayamos creado con anterioridad. De un plumazo nos permite especificar parámetros importantes como la norma de TV, el tamaño del DVD, su título, la calidad del video, el formato del audio y la relación de aspecto. Una vez superada esta etapa el entorno de trabajo presentado es lo suficientemente intuitivo y visual como para no requerir ningún manual de uso. Simplemente arrastramos los videos y automáticamente se generarán las pantallas de menú correspondientes, las cuales podemos personalizar con diversos fondos y elementos. Luego nos restará editar los títulos de cada elemento, y por experiencia personal también recomiendo chequear las propiedades de cada elemento de navegación, para asegurarnos de que se va a comportar como esperamos. Para esto no hace más falta que pararnos en la pantalla de menú deseada, hacer click derecho sobre el elemento a editar y seleccionar sus propiedades.

El entorno de trabajo de DVD Styler en Ubuntu

El entorno de trabajo de DVD Styler en Ubuntu

Cuando terminamos con toda la edición y guardamos nuestro proyecto nos queda solo la fase de producción, o sea crear el DVD que contendrá todos los videos y los menúes dispuestos de la forma que hayamos querido. Como en la mayoría de las aplicaciones de este tipo podemos elegir tanto generar una imagen en un archivo como grabar directamente el DVD. Por supuesto la opción más recomendable siempre es la primera, ya que es normal encontrarse en los resultados con que algo no salió exactamente como se esperaba, y estaríamos desperdiciando un disco virgen por cada vez que esto ocurra. Además, usando VLC como reproductor ni siquiera hace falta montar el ISO en una unidad virtual, lo abre directamente. 🙂

Más allá de todo lo bueno que ofrece, tengo que destacar dos puntos flacos de DVD Styler: El primero y más decepcionante para mí es que los elementos de navegación de los menúes no se comportan exactamente como se esperaría (o al menos como yo espero), por lo que, como mencionaba antes, es muy recomendable tomarse el tiempo extra de comprobarlos uno por uno. El otro tiene que ver con el tiempo de procesamiento; al menos en un Ubuntu de 64 bits tarda varias horas en crear una imagen, mucho más de lo que demoran otras soluciones. Pero lo importante es que es usable, y a pesar de estos problemas tenemos en DVD Styler una muy buena solución gratuita y de código abierto.

Otro poroto a favor, el final, es que es multiplataforma, por lo que podremos disfrutar de su amor no sólo en nuestra distro Linux de uso, sino también en Windows y en Mac OS X.

Y vos, ¿qué herramienta usás y aconsejarías para crear DVDs de video?


Mar 20 2012

Firefox, tenés un Babylon adentro

Gabolonte Blasfemus

imageLo veo todos los días: El típico usuario que se instala el típico freeware, cuyo típico autor, para ganar algo, embebe la típica barra de navegación opcional que nuestro típico usuario, con el siguiente fácil, instala sin titubear.

La mayoría de estas barras son generalmente removibles a través de su propio desinstalador, accesible desde el Panel de Control de Windows al igual que cualquier otro, o, en el caso de navegadores como Firefox y Chrome, suelen ser extensiones para estos que habrá que quitar desde sus correspondientes ventanas de diálogo a tal efecto. En cualquier caso suelen irse sin complicarnos la vida demasiado.

Pero por estos días anda dando vueltas una versión de la barra del otrora famoso traductor Babylon, que ahora en tiempos de Google Translate se nota que no le queda otra que recurrir a estas bajezas, que no se va tan amigablemente del sistema. Para empezar, se instala en todos los navegadores que encuentre: Internet Explorer, Firefox, Chrome… solo me faltaría saber si también se mete con Opera y Safari. Independientemente de que logre colar su barra o no, de lo que sí se asegura es de convertirse en el buscador por defecto en todos nuestros browsers. Sí, así de meteórica resulto la carrera de tantos años de Babylon, de útil traductor a… infrabuscador que vive de publicidad contextual.

Si nosotros o alguien que conocemos cometió el error de dejarse meter un Babylon adentro, el primer paso que debemos chequear para intentar removerlo es buscar si existe una entrada del mismo en Programas y características (Agregar o quitar programas en Windows XP y anteriores); si todo sale bien este desinstalador debería encargarse de remover todo rastro de esta amenaza en todos los rincones del sistema. Pero claro, estamos acá porque no sale todo bien, cierto.

Luego de probar esto, deberemos ir navegador por navegador y, en primer lugar, quitar cualquier extensión o complemento que Mr. Baby nos haya metido; esto dependerá del navegador. Una vez hecho esto, es altamente probable que aún nos quede configurado como buscador por defecto y como página de inicio del navegador, casos en los que tendremos que cambiar la configuración manualmente.

Hasta acá todo (más o menos) bien, si sos un poco geek seguro no tenés problema en seguir todos estos pasos y seguramente no necesites que te los digan. El problema es que Babylon se instala tan ponzoñosamente en el caso de Mozilla Firefox que aunque hagas todo lo anterior te vas a seguir encontrando con que al realizar una búsqueda desde la página de inicio por defecto o desde la barra alucinante quien se va a encargar de gestionarla no va a ser otro que el buscador de Babylon. Es posible que, siguiendo instrucciones en la web o haciéndolo por tu cuenta, vayas borrando todo archivo en la carpeta de perfil y en la de Archivos de programa, así como reseteando referencias al mismo en el about:config para querer solucionarlo, y te vuelvas a dar la cabeza contra la pared al ver que Babylon sigue erigiéndose como el buscador por defecto en Firefox.

Lo que realmente funcionó para mí es algo tan simple como rápido, pero que es posible pasarlo por alto debido a no haberlo necesitado nunca. Todo lo que tenemos que hacer es ir en Firefox al menú Ayuda/Reiniciar con los componentes deshabilitados…

image

Luego de confirmar la orden, llegaremos a un cuadro de diálogo con unas opciones bastante útiles.

image

De todas estás opciones la más importante para nosotros tildar es la que dice Reiniciar todas las preferencias de usuario a las predeterminadas de Firefox, aunque no hará ningún daño seleccionar también Restaurar buscadores predeterminados y Reiniciar barras de herramientas y controles. Eso sí, tengamos en cuenta que al hacer esto perderemos toda personalización hecha a ese Firefox en cuanto a barras, botones y demás, pero mientras conservemos las extensiones y los marcadores es un precio razonable para sacarse de encima a Babylon. Luego nos resta hacer click en el botón Hacer cambios y reiniciar, y si todo sale bien por fin le diremos adiós a esta plaga babilónica.


Mar 9 2012

Controla los permisos de tus aplicaciones Android con Permission Explorer

Gabolonte Blasfemus

Si hay un tema de preocupación recurrente en el mundo tecnológico lo es la privacidad de nuestros datos en los smartphones. A pesar de que existen mecanismos de seguridad emplazados para hacer más segura la experiencia de volcar toda nuestra vida en nuestro teléfono móvil, la realidad muestra que el usuario promedio no vigila activamente qué permisos le concede a cada aplicación que instala. También suceden descuidos que permiten acceder a información personal valiosa, como por ejemplo las fotos tomadas desde el terminal. Por todo esto es que nunca está de más, hoy más que nunca, controlar periódicamente los permisos de las aplicaciones que instalamos, su confiabilidad, y sopesar si realmente la necesitamos en nuestro teléfono.

En el caso de Android existe ya una interesante cantidad de aplicaciones que se encargan de revisar los permisos solicitados por todas las demás que hayamos instalado, pero generalmente adolecen de diversos problemas como ser de pago, demorar mucho en escanear el sistema, o lo más paradójico, ser ellas mismas las que solicitan, sospechosamente, demasiados permisos.

Es por eso que Permission Explorer de Criniti Carlo es una opción para recomendar, ya que además de analizar en segundos cientos de aplicaciones instaladas permite detallar los permisos otorgados a cada una, ordenando los resultados por categorías de permisos que hacen mucho más fácil la revisión para, por ejemplo, ver qué aplicaciones en nuestro teléfono se meten con nuestros mensajes de texto.

20120309_202222

También podemos ver todas nuestras aplicaciones listadas cantidad de permisos, para detectar a aquellas que piden demasiado.

20120309_203321

También, si queremos un detallado de cada permiso por separado, podremos visualizarlo en la última solapa, donde podemos averiguar muy fácil cuales son aquellos más populares:

20120309_202305

¿Y lo mejor? Permission Explorer es totalmente gratuito, no muestra publicidad, y no utiliza ni un solo permiso especial para cumplir su función. Podemos descargarlo ya mismo desde el Android Market (ahora rebautizado Google Play) y comenzar a vigilar más de cerca qué pasa en nuestro androide.


Ene 31 2012

ZombieBooth convierte tus fotos en zombis

Gabolonte Blasfemus

imageEl género zombi es un ítem siempre recurrente en la cultura friko-nerdística, y seguramente una aplicación como ZombieBooth puede hacer las delicias de muchos, ya que es capaz de producir una versión zombi totalmente realista de cualquier persona que figure en una foto.

Pero esta aplicación no sólo se limita a zombificar una foto nuestra para guardarla y mostrarla a los amigos o futuras novias, sino que lo mejor que posee es su habilidad para generar una versión animada, tridimensional e interactiva del zombi creado a partir de la imagen provista.

Lamentablemente la aplicación, al menos en su versión para Android (hay otra para iOS), no incluye ninguna forma de exportar un video con esta animación, por lo que sólo podremos verla desde nuestro smartphone, filmar su pantalla, o capturarla con alguna aplicación extra. Más allá de eso el efecto es increíblemente vivo (o muerto-vivo en este caso 😉 ), y al pasar nuestro dedo por encima de la versión zombificada nuestra o de nuestros amigos la misma intentará morderlo o seguirlo con la mirada. Y si no nos gusta el resultado, con solo sacudir el teléfono veremos una versión zombi distinta de nuestra foto.

La única regla para que funcione sin problemas es que las fotos deben ser preferentemente de frente y contener solo una cara, que se debe ver claramente para que el reconocimiento facial entre en acción. ZombieBooth es completamente gratuita, funciona a partir de la versión 1.6 de Android y se puede instalar desde el Market sin mayores problemas.