Adiós amigo

Gabolonte Blasfemus

Windows XP actualizándose, una futura imagen del pasado

Esta es una imagen que no vamos a volver a ver. Una futura imagen de museo de la tecnología.

Microsoft trató de que le quede claro a todo el mundo como viene la mano, así que incluso el oficinista promedio puede que sepa que hoy, 8 de abril de 2014, es oficialmente el último día de vida de Windows XP. La última vez que recibirá nuevas actualizaciones que corrijan problemas de seguridad, por lo que con cada nueva vulnerabilidad que se le descubra, será más y más peligroso usarlo, hasta que quede hecho un quesito gruyer.

Por supuesto a mucha gente, tanto en pantuflas en su casa como a algunos todavía en la empresa, les importa poco; de hecho vaya a saber uno, gracias al enorme ejército de técnicos improvisados y  ahijados instaladores de Windows que todavía existe, cuántos XP andarán por ahí sin un solo update, tal como vinieron al mundo desde el ISO. Pero todo eso no importa: XP ha muerto, larga vida a XP.

Quienes aún lo necesiten por utilizar sistemas que jamás fueron actualizados para funcionar en nuevas versiones de Windows deberán arriesgarse y seguir igual, enfrentar el costo de un upgrade masivo, o incurrir en los terrenos del firewalling y la virtualización para mitigar un poco la exposición del nuevo fósil viviente.

Casi 13 años. Seguramente muchas relaciones han durado menos. Si fuese una persona sería un preadolescente granoso ya. Pero para muchos discípulos de la pc fue todo un amigo, un compañero de emociones, que aún sigue dando batalla en máquinas con mucha más trayectoria que varios empleados.

Aunque sé que te voy a seguir viendo durante mucho tiempo más, hoy es el día en el finalmente fuiste presa de la obsolescencia y hay que decirte, o al menos ir pensando en hacerlo, adiós, querido amigo.


Comments are closed.