Springpad, el sueño del acceso sincronizado y offline a tus notas y otros contenidos

Gabolonte Blasfemus

imageAun recuerdo (vicisitudes de estar haciéndose viejo) una antigua publicidad radial de la hace mucho tiempo gloriosa y ya extinta revista PC Users (hoy existen muchas evoluciones de la misma, pero no, no es lo mismo ni por casualidad…) que rezaba más o menos algo como: ¿Usted tiene una PC? ¡Entonces tiene un problema!

Los usuarios de smartphones con plataformas actuales, como las veneradas plataformas más hot, iOS y Android, tenemos también un problema por el simple hecho de cargar con uno de estos gadgets del deseo. En estos aparatitos, casi toda aplicación que se precie y sirva para guardar algún tipo de información posee sincronización con la nube, bajo el lema ya esgrimido hasta el cansancio de seguir teniendo acceso a esta desde cualquier dispositivo  sin importar si perdemos o rompemos el teléfono; y por supuesto, no solo nosotros podemos tener acceso (punto para la CIA). El problema con esto es que muchos desarrolladores obvian un factor importantísimo a la hora de que este modelo siga siendo al menos igual de práctico que los antiguos: Un usuario necesita acceso offline. Está bien que vivimos tiempos que pretenden ser always-on, pero la alegría se termina cuando para poder ver un pijotero apunte en tu aplicación de elección necesitás sí o sí en ese mismo momento contar con acceso a Internet en tu PC, o peor, con la pésima cobertura celular, en tu teléfono.

Ese es el caso con aplicaciones actuales y muy de onda, como el venerado Evernote y la reciente versión oficial de Google para Android de Google Docs; en el caso de la primera sólo se obtiene acceso offline para sus aplicaciones móviles pagando una subscripción anual o mensual, y en el caso de Google, a pesar de en su tiempo haber encabezado la movida del acceso offline a la info en la nube con Gears, hoy en día este último no funciona con casi ningún navegador actualizado, y Google Docs for Android, al contramano del resto de las apps vitales de Google en Android, no posee aún ningún tipo de acceso sin conexión.

Esto nos dejaba a los androideros en particular muy de a pie en lo que a una buena aplicación de notas con sincronización y acceso offline se refiere. En mi caso aún venía usando GDocs, una aplicación muy práctica que ya había mencionado buscando reemplazos se apps de WinMo en Android y que permite manejar notas de texto simples de manera offline en tanto que las sincroniza con Google Docs en la nube; lamentablemente tiene algunas pequeñas fallas y limitaciones en la sincro que no la hacen del todo confiable, además de no ser lo más agradable al uso para tomar notas rápidas.

Así venía siendo hasta que me topé con Springpad de pura casualidad, buscando una aplicación muy simple para tomar unas notas tipo post-it y sin ningún tipo de sincronización en el Chrome Web Store. Al verla en un principio pensé que no era precisamente lo que estaba buscando en ese momento (algo muy simple y rápido), pero al leer un poco más empecé a ver que podía ser para mí lo que Evernote nunca llegó a ser por cuestiones de limitaciones en su versión gratuita y problemas de performance.

image

Y es que Springpad se parece mucho a Evernote. Es lo que yo definiría rápidamente como una aplicación cambalache. Y no me refiero por eso a una donde simplemente podemos tirar cualquier archivo en una carpeta como con Dropbox, sino a que podemos almacenar notas, imágenes, grabaciones, marcadores, y todo tipo de contenidos que podemos ir etiquetando y catalogando para luego buscarlo fácilmente en el momento que lo necesitemos. Y las diferencias con el elefantito verde son suficientes como para que le apueste unas cuantas fichas:

  • En vez de usar una pesada aplicación para Windows en la PC, se sirve directamente de una aplicación que usa los Gears de Chrome para mantener acceso offline (ver actualización al final) al mismo tiempo que sincroniza con la nube, sumado a una extensión para el mismo navegador que sirve para guardar páginas que tengamos abiertas en él. Puede verse como una contra que no tenga una aplicación nativa para Win, pero el hecho de enfocarse en el escritorio en una aplicación para Chrome lo hace completamente multiplataforma (podemos usarlo en Windows, Linux, Mac y Chrome OS con la velocidad a la que nos tiene acostumbrado el navegador de Google).
  • Cuenta con aplicaciones para Android, iPhone y iPad casi tan completas como la de escritorio, que por supuesto se sincronizan automáticamente con nuestra cuenta y poseen también acceso offline.
  • Para no dejar completamente afuera a otros navegadores, cuenta con un add-on para Firefox y un botón javascript que puede ser incorporado en la barra de marcadores de cualquier otro browser para guardar fácilmente páginas que estemos mirando.
  • Por supuesto, también podemos acceder a nuestra cuenta y sus contenidos de manera online desde cualquier navegador, y todo lo mencionado hasta acá totalmente gratis.

imageOk, muy lindo que no haya que pagar nada, pero eso también nos hace sospechar; como dicen los viejos cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía. ¿Cómo hace Springpad para ganar sus millones más allá de lo que hacen todos como vender información a gobiernos y empresas? Si guardamos info relativa a algún producto o lugar que nos interese, la aplicación nos acercara alertas con ofertas relacionadas de partners como Groupon y otros tantos más, al menos en yanquilandia; a mí todavía no me llegó nada.

Más allá del tema vital para mí del acceso offline a la vez que sincroniza con la nube, lo que más me gustó de esta serviaplicación es el soporte para elementos muy piolas y en los que no habría pensado en un primer momento lo útiles que pueden llegar a ser, como por ejemplo la posibilidad de almacenar códigos de barras de productos o lo que sea desde la misma cámara del teléfono o crear checklists. También puede usarse para guardar masivamente favoritos del navegador, contactos, eventos de calendario y hasta tareas, por lo que en funciones como la primera y la última se presenta como una fuerte competencia para servicios como Delicious por un lado (de hecho posee una función para importar nuestros favoritos del mismo) y administradores de to-do lists como Astrid por el otro. El otro aspecto de Springpad, como no podía ser de otra manera en esta era post Facebook, es su propia red social, donde podemos agregar amigos, integrarlo con otras redes sociales, y compartir con algunos o con todos cualquiera de nuestros elementos guardados. Pero los que solo buscamos una buena aplicación para guardar notas y algo más sin que el mundo nos mire podemos quedarnos tranquilos, que por defecto todo lo que hagamos, a menos que expresamente lo cambiemos, queda absolutamente privado y sólo visible para nosotros por defecto. Hasta que un día hagan la gran Facebook y lo cambien, claro; pero en la vida lo bueno nunca es para siempre, ya lo sabemos.

Actualización: Tiempo después Springpad cambió de una forma bastante radical su diseño y funcionalidad, perdiendo algunas características muy útiles como por ejemplo la sincronización offline en Chrome.


Comments are closed.