Los Blackberroides

Gabolonte Blasfemus

imagePor siempre, todo modelo exitoso siempre generó que otros, también deseosos de ese éxito, se sumaran al caballo tratando de ofrecer lo mismo o parecido. En el mundo de la telefonía móvil de consumo tenemos más de un ejemplo, siendo posiblemente el más notorio la iphonización, a nivel formato físico e interfaz, de smartphones y featurephones, desde la aparición del teléfono de Apple.

Pero desde hace un tiempo está corriendo otro ejemplo de este mecanismo de competencia, uno igual de engañoso pero a mi juicio más peligroso, por lo que espera el usuario empresarial del formato.  Así como existe esa deshonesta tendencia a fabricar coches adornados para que parezcan costosas 4×4, estamos presenciando un fenómeno similar con otro de los formatos exitosos dentro del mundo de los smartphones: El formato BlackBerry.

Seguro, BlackBerry no inventó el teléfono de barra ancha con el diminuto teclado qwerty debajo de la pantalla. De hecho si tengo que pensar en un pionero ese sería sin lugar a muchas dudas la difunta línea Treo de las ya extintas Handspring/Palm. Pero queda más que claro para cualquiera que se pasee por algunas vidrieras o folletos de operadoras móviles que existe una llamativa oferta de celulares de gama media-baja que fueron hechos para parecerse físicamente casi al completo con el ya grabado-a-fuego-en-la-cabeza-del-consumidor formato BlackBerry y que, es necesario aclarar, no son smartphones. Es que hoy en día existen dos vertientes remantes exitosas en el difuso mercado móvil y que incluya telefonía: El formato iPhone y el formato BlackBerry, cada uno apelando a cierto segmento de la población. Quién esté más atraído por el entretenimiento y el boludeo va a querer sin lugar a dudas algo “como el aifon”, y eso va a ser lo que entre a pedir al local de su agente oficial amigo. En cambio, aquel que se quiera sentir un ejecutivo exitoso y no haya comprado el PRIP de Nextel, seguramente se va a decantar por lo que la mayoría de la garca bussines people usa a sus alrededores: Un BlackBerry, o al menos algo que esté a su alcance y lo parezca. Y parece mentira pero ya existe todo un segmento que puede agruparse dentro de las últimas nueve palabras de la oración anterior.

Y no me importa mucho la copia barata que existe de casi todo formato exitoso, sino la de marcas reconocidas, como es el caso de Samsung, Motorola, Nokia, e incluso la siempre marginada pero omnipresente Alcatel (que de francesa tiene solo el nombre, detrás suyo se encuentra el grupo chino TCL), que han sacado al ruedo modelos muy económicos con un diseño de teclado qwerty muy BlackBerry-like. En todos los casos, vuelvo a repetir, estos terminales no pasan de ser feature-phones con un lindo tecladito qwerty; están a años luz de un smartphone, y más de una BlackBerry con sus servicios de RIM asociados.

image
El Motorola MotoKey EX112, perfecto ejemplo de un blackberry-like no-smartphone.

Nokia C3, decepción a primera vista

No puedo hablar por la aptitud de todos estos modelos, pero sí me gustaría avisarle a todo aquel que pretenda adquirir un Nokia C3 a lo que se enfrenta si lo que esperaba es algo parecido a la experiencia de un BlackBerry.

image

Nokia C3, sería un telefonazo si no fuera por… S40.

Para empezar, vamos con la primer aclaración que ya debería ser recontra obvia pero la quiero dejar bien en claro: Un celular como el Nokia C3 o cualquiera de los mencionados no es un smartphone. ¿Qué significa esto? No vamos a poder instalarle aplicaciones nativas con funcionalidades de peso, sólo applets java limitadas en el mejor de los casos. No tendremos nada parecido a multitarea, salvo por la posibilidad de escuchar música mientras hacemos otra cosa. Pero posiblemente lo peor de todo es que estaremos atados a las limitaciones de base del sistema operativo embebido que incluya el terminal, que no será Android, ni iOS, ni BlackBerry OS; ni siquiera Symbian o Windows Mobile 6.

Y el Nokia C3 es posiblemente el mejor de esos ejemplos. Un teléfono que por fuera se ve muy atractivo, capaz de engañar a cualquier usuario no geek en que “es como una BlackBerry”, pero que por dentro tiene el alguna vez robusto y funcional pero ahora arcaico Series 40, el mismo sistema operativo que viene moviendo todo celular no-smartphone Nokia desde hace años, con alguna que otra mejora y agregados.

image

Por supuesto, esto no detiene a este cacharrito de tener Wi-Fi, Bluetooth, cliente de correo, tienda Ovi para descargar aplicaciones (?), y alguna que otra aplicación social incluida para Twitter y Facebook. Si vemos todo esto escrito en un papel, al lado de la foto del móvil y su bajo precio, es difícil resistirse, no? El problema lo tendremos cuando para lograr navegar un ratito por Wi-Fi haya que recurrir a ilógicos y poco intuitivos diálogos de configuración, que el Wi-Fi se bloquee frecuentemente y haya que apagar y volver a encender el equipo, que las aplicaciones que se pueden instalar sólo sean J2ME y Flash Lite con las limitaciones que eso involucra, que el cliente de email no termine nunca de bajar el correo, que sólo muestre unos pocos mensajes recientes y no se pueda cambiar… y tal vez lo peor para un usuario que piensa trabajar con su teléfono, que no exista ninguna aplicación capaz de abrir adjuntos como documentos de Office y archivos PDF. Estoy seguro que el rango de falencias y molestias varía de un fabricante a otro, pero lo que queda claro es que quien compre un teléfono de estos pensando en tener algo “como una BlackBerry” va a sufrir una profunda decepción.

Lamentablemente tengo un cliente que lo tuvo que descubrir de la peor manera, cuando su vistoso C3 no descargaba emails, no se conectaba a la red inalámbrica de la empresa, y no podía abrir ni una mísera planilla de Excel. Ahí descubrió la vieja, famosa, y omnipresente máxima que reza que lo barato sale caro. Por suerte salió del paso rápido al intercambiarlo con el de su esposa, que aunque también se trataba de otro móvil con formato simil-Blackberry, al menos era un smartphone con Windows Mobile 6.5 Standard que al día de hoy sigue estando a la altura de sus necesidades.

Por ende hoy deseo aconsejarte, querido ejecutivo, profesional, o deseoso de serlo: Si querés algo como una BlackBerry, comprate una BlackBerry; aunque sea la más barata, o en su defecto un buen smartphone con Android, o incluso un iPhone, pero no caigas por los espejitos de colores de los tecladitos qwerty.


4 Responses to “Los Blackberroides”

  • Sergio despachó:

    No se como llegue pero te cuento que tu nota antinokia ya que es el unico ejemplo que utilizas es incompleta e injusta. Poseo el nokia E63 y como el E71 posee todo lo que solicitas a un No BB, incluso A-GPS, sin tener el servicio (abono pago) de BB. !Si! podes abrir y modificar adjuntos de office 2010, navegar decentemente al igual que en cualquier BB y obtener utiles aplicaciones. Si queres comparar deberias hacerlo con por ejemplo el E5 ya que la linea Bussines de nokia es la “E” y no la “C” de Consumer. Por supuesto que la linea Nokia no evoluciono como el BB por lo que la comparacion con los nuevos terminales BB es mas que injusta. Es extraño que adules la linea WindowsMobile 6.5 ya que es demasiado “vieja” y si utilizaste un Treo o un Samsung seguramente te diste cuenta de su dificultad de uso y carencia de funciones, ni hablemos de sincronizacion. Si comparto tu ultimo comentario. “quien quiere un BB, que lo compre” sin embargo la linea nokia “E” no lo va a decepcionar y a un menor precio. Saludos Sergio


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 4.0.1 en Windows Windows XP
    • Gabolonte Blasfemus despachó:

      Hola Sergio, y gracias por visitar mi sitio sin saber como. A lo mejor cierto cariño especial que le tengas a la marca Nokia te hacen ver ataques a la misma donde no los hay. En primer lugar, si hubieras leído el post completo te darías cuenta que hago referencia a una subcategoría específica de móviles, y no a una marca en particular; de hecho menciono a modelos de varias marcas. Que luego tome al de Nokia como ejemplo de toda esa subcategoría obedece a dos cosas: Fue el simil-BlackBerry-no-smartphone con el que más contacto tuve y, al menos en mi opinión, a nivel de lo que espera del software el usuario común, una reverenda porquería. Pero es mi opinión, por eso va en mi blog. Desde ya las líneas E de Nokia quedan fuera de este artículo (sos vos el que las trajo), porque SON smartphones, usan el SO Symbian, el que de todas formas, y hablando también de opiniones, me parece bastante limitado, incluso comparado con WinMo 5.x y 6.x que me dieron muchas gratificaciones como usuario. De todas formas tanto Symbian como WinMo, lamentablemente, son sistemas de otra época ya, nos guste o no.
      Espero que esto satisfaga tus inquietudes, saludos.


      Usando Android Browser Android Browser
  • El Pibe de Sistemas despachó:

    Puede que mi odio visceral hacia RIM no me deje ver las virtudes de la marca. Sinceramente me parecen bueno equipos, sólidos en su construcción y con buenas funciones, pero dejemos de contar. Al lado de iOS o Android el término “smartphone” le queda grande, a mi criterio.

    Nunca tuve contacto con los “c” de Nokia, si con los “e”, los cuales a pesar de ser más caros que los primeros ofrecen casi las mismas funcionalidades que una BB por la mitad de costo.

    En conclusión, los BlackBerry cuestan mucho más de lo que valen, al menos para mi… pero coincido en que no da para comprarse cualquier baratija con teclado Querty creyendo que es la misma linea (como ocurrió con el nefasto LG Cookie con gente que lo compraba como loco creyendo que tenía una alternativa a un iPhone… no), simplemente es cuestión de encontrar el punto medio.

    Buen artículo, da para debatir bastante.

    Saludos,
    El Pibe de Sistemas


    Usando Debian IceWeasel Debian IceWeasel 4.0b11 en Linux Linux
    • Gabolonte Blasfemus despachó:

      Aunque con menor intensidad, comparto esa sensación que tenés de que los BlackBerrys son como unos smartphoncitos comparado, incluso, con WinMo. Pero además de la robustez tienen algo a nivel usabilidad, que parece difícil de descifrar a veces si uno los juzga por sus toscas interfaces, que hace que sea corpuser-friendly, como ningún otro. Yo al día de hoy sé que le pongo una BB a un ejecutivo y no va a llamarme con ningún martes 13 de que algo no le anda o no lo encuentra… es simple, tal vez limitada, pero lo que hace lo hace bien y es a medida de lo que requiere un profesional.
      En pocas palabras, yo no usaría una BlackBerry, pero como sysadmin me quedo tranquilo de que es una de las mejores opciones para los usuarios.


      Usando Opera Opera 11.10 en Linux Linux