Migrar de Windows Mobile a Android (1): Usabilidad, Integración y documentos de Office

Gabolonte Blasfemus

imageA los efectos de colocar un título descriptivo que cumpla con las reglas básicas del manoSEO me quedé con este bastante aburrido, pero por momentos este post bien podría intitularse “Android: Seguí participando”, “Google y la RPMQTP” o “Volvé WinMo que te perdono”. Bueno, no tan así tampoco, pero lo cierto es que existen ciertos cambios algo radicales y algunas decepciones para quien venga de ser un heavy user de Windows Mobile. Ciertamente no son suficientes ni por asomo para hacer que quiera regalar mi nuevo teléfono con Android y seguir con WinMo, es innegable que el SO del robotito verde tiene muchas ventajas comparado con un sistema diseñado hace ya muchos años, y estamos en un momento en el que finalmente está alcanzando ese equilibrio donde comienza a adquirir esas características y detalles muy deseables y típicas de un software con algo de madurez. Android está ahí mismo ahora, terminando de quitarnos motivos para los que todavía veíamos que le faltaban cosas que WinMo tenía hace rato, aunque todavía le falta un poquito, claro. Con este post inicio una serie donde voy a intentar analizar las diferencias con las que se encuentra cualquier usuario serio de Windows Mobile cuando aterriza en Android, dividido en distintos apartados: Algunos clásicos, otros más exóticos y exclusivos de los usos que yo le daba a mi WinMo y pretendo ahora darle a mi droide.

En general mi impresión de Android es muy positiva, aunque estoy seguro que esto también se debe y mucho al teléfono en sí, porque sencillamente un Milestone 2 es una bestia. Por tanto corre con esa ventaja, pero aún así quiero destacar lo que hoy por hoy podemos y no podemos esperar de Android. Vamos a los bifes con esta primer entrega.

Usabilidad

imageCasi no haría falta análisis alguno en esto, la proverbial lentitud de la interfaz gráfica de WinMo hace que cualquier otra plataforma sea bastante mejor. Android en un hardware como el del MM2 es un sueño, una fluidez que no se corta prácticamente nunca. En este punto lo que puede resultar algo desconcertante al principio es adaptarse a la nueva filosofía de menús y opciones que presenta.

En Windows Mobile teníamos básicamente dos teclas de software, las clásicas soft-keys, de procedencia ancestral desde los primeros teléfonos celulares digitales de Nokia. Estos botones eran los que permitían aglutinar los menús y las funciones de cada aplicación, de acuerdo al gusto del desarrollador. Cada botón figuraba representado en las esquinas inferiores correspondientes de la pantalla, donde básicamente el botón en sí era una etiqueta con el nombre de la función que el botón tenía asignada en ese diálogo de la aplicación en particular; podía ser una función específica, o un menú que desplegara más opciones. Los botones de hardware para estos dos soft-keys podían existir o no, ya que en los dispositivos con pantalla táctil podían accionarse simplemente tocando el área de la misma donde se encontraban representados. Sumado a esto teníamos el clásico menú Inicio, el equivalente en WinMo del que posee su hermano mayor Windows en la PC.

Esto cambia mucho en Android, donde estos soft-keys no existen. Todo el paradigma de navegación de la interfaz se centra en cuatro botones: Home, Menu, Back (atrás), y Search (búsqueda). Home por supuesto es el equivalente a la opción del menú Inicio de Windows Mobile que permitía ir a su home, la vista Hoy. El botón Back es muy similar al de los teléfonos móviles de Sony Ericsson, básicamente permite ir un paso para atrás en cualquier diálogo, con lo que podemos volver a la pantalla anterior en una aplicación o incluso a la aplicación anterior que teníamos en pantalla.

Search es parte del toque personal de Google, que se supone que debe centrar todo en la búsqueda, pero créanme que no es tan usado como Google quisiera. De todas formas muchos desarrolladores lo usan y no es raro encontrar que permite hacer búsquedas en distintos elementos de acuerdo a la aplicación donde se lo ejecuta.

Finalmente llegamos a Menu, que viene a ser el que reemplaza a las viejas Soft-Keys que tiene WinMo. Al igual que estas, Menu es totalmente contextual y presentará las opciones que correspondan al diálogo o aplicación en la que estemos parados en ese momento, sólo que de una forma mucho más cosmética: Mientras en WinMo sólo teníamos un menú con opciones de texto, aquí veremos botones con texto e íconos descriptivos. Sin embargo hay que acostumbrarse a algo que generalmente con las Soft-Keys de WinMo no sucedía, y es que las opciones realmente cambian de una pantalla a otra. Una aplicación en WinMo, por ejemplo un mensajero instantáneo, era normal que tuviera programado un menú de opciones en una de las Soft-Keys, y estas opciones eran siempre las mismas mientras estuviésemos en las pantallas principales de la aplicación. En Android, puede que sólo en cierta pantalla específica encontremos la opción que buscamos al accionar el botón Menu, como por ejemplo la configuración general del programa.

imageEstos cuatro botones estándar en Android suelen ser capacitivos antes que mecánicos, aunque parece que la versión 3.0 del sistema, Honeycomb, los iconificará en la parte inferior de la pantalla, volviendo así a ser virtuales, como los soft-keys de WinMo. Se supone que es para ayudar a la usabilidad en tablets donde al poder usarse en cualquier dirección los botones físicos quedarían para cualquier lado.

Integración entre aplicaciones y servicios

screenshot_3La integración entre aplicaciones necesita una sección propia para reseñarse ya que en Android es uno de sus puntos más fuertes, no teniendo comparación alguna con lo que sucede en WinMo; en pocas palabras hablamos de una mejora 100% positiva. Puedo arrancar por lo que sucede al presionar cualquier link a una URL en cualquier aplicación: En WinMo el comportamiento por defecto es que esta se abra en el navegador predeterminado para esta tarea, algo muy similar a lo que sucedería en Windows, y que depende de cuál fue el último navegador que se configuró en nuestro dispositivo para ser el predeterminado. Si queríamos la opción de elegir en cual de todos los navegadores que tenemos instalados se abrirá cada link que accedemos, sólo podíamos hacerlo gracias a una excelente herramienta externa como JZ SmartMort. Este comportamiento en Android en cambio ocurre por defecto, y todo navegador nuevo que vayamos instalando irá a engrosar la lista que se nos presentará cada vez que vayamos a abrir un link, para que elijamos, de acuerdo a las características del enlace, nuestra conexión de datos y nuestra paciencia, cuál es el que más idóneo nos resulta en ese preciso momento. Lo mismo sucede con los clientes de email instalados a la hora de accionar un enlace a una dirección de correo electrónico, y también con cualquier tipo de enlace o archivo que se vaya a abrir.

Pero el punto donde realmente se ve la fabulosa integración de Android en acción es la función Compartir que poseen la mayor parte de las aplicaciones: Desde ella podemos compartir cualquier foto, video, página o prácticamente lo que sea que estemos observando, con cualquiera de las aplicaciones sociales que tengamos instaladas, como Facebook, Tweetdeck, Twicca (ambos dos clientes de Twitter), Evernote (notas!), Bluetooth, AndFTP (cliente FTP para Android), WordPress y un larguísimo etcétera. Compartir algo en la mayoría de los casos deja de convertirse en una molestia así, y pasa a ser algo natural e intuitivo de realizar desde el móvil.

Manejo de documentos de oficina

screenshot_4Según alguna vez leí, los dispositivos con Windows Mobile podían venir con o sin la suite de Microsoft Office Mobile, de acuerdo a su target. Equipos más económicos y pensados para el uso hogareño y particular podrían no incluirlo, mientras que otros más apuntados a la empresa lo tendrían obligatoriamente. La realidad es que tuve 3 dispositivos con Windows Mobile y nunca ninguno vino sin su Office, por lo que más allá de sus faltas o limitaciones, contaba out-of-the-box con una aplicación para ver y editar sin problemas documentos de texto, planillas de cálculo y hasta presentaciones.

En mi Milestone 2 me encontré con una aplicación precargada para manejar documentos de oficina, pero que sólo permite verlos, no editarlos. Quickoffice, tal el nombre de la aplicación, posee una versión que sí permite editar los documentos, pero previo pago y descarga desde el Android Market. Y por supuesto no contamos con una versión del padre de Office, lo más conocido que podemos encontrar para los viejos es Documents2Go que sigue firme como rulo de estatua.

 

En breve seguiré relatado más diferencias encontradas en Android desde WinMo, y cuáles son las opciones a disposición.


6 Responses to “Migrar de Windows Mobile a Android (1): Usabilidad, Integración y documentos de Office”