Dudas Existenciales (75)

Gabolonte Blasfemus

Un día mientras me duchaba, que suele ser uno de los momentos en los que se me ocurren las ideas más interesantes y más estúpidas (el otro momento, naturalmente, es al trono), vino a mi mente la siguiente analogía, muy iluminadora:

imageTengo en mi casa un archivero, al que le saco todo el provecho que puedo: Lo uso para guardar carpetitas con documentos de mi trabajo en un cajón, en otro guardo las fotos familiares, mientras que en otro más guardo cosas que no puedo categorizar pero que creo que algún día voy a necesitar. Incluso, sin que nadie lo sepa, tengo un pequeño gran secreto: Como seguramente casi todo otro poseedor de archiveros, guardo en una carpeta perdida entre otras muy aburridas, unas fotos de chicas subidas de tono que alguna vez me regalaron algunas conocidas con las que flirteé por ahí, e incluso revistas con fotos de modelos en condiciones de desnudez similar; la tengo muy bien escondida porque no puedo permitir que mi esposa, hijos, madre, o lo que fuese las encuentre y me traiga algún problema.

Todo iba bien con mi archivero, hasta que de repente un día algo sucedió. Noté que algunos cajones se trababan, lo cual me hacía molesto y tedioso ahora buscar y encontrar la información que necesitase. También observé que hacía un ruido irritante al mover los cajones, e incluso algunos no se habrían ya del todo, lo cual me dificultaba llegar a las carpetas y documentos que quedaron al fondo del mismo.

Como, a pesar de lo útil que me resulta esta maravillosa pieza de tecnología humana, no tengo ni la menor idea de sus pormenores internos, mi decisión fue tajante: Llamaría a un técnico reparador de archiveros para llevarle el mío y que le arregle todo lo que está mal. Sería mucho más fácil llevarlo si primero le sacara todas mis carpetas y documentos, además de que así me quedaría tranquilo al saber que tengo mis cosas y no están en las manos de un extraño, pero como yo no sé nada sobre estas máquinas, francamente no tengo ni idea de cómo debería hacer para sacar toda mi información personal, incluidos mis más íntimos secretos. Alguna vez me quisieron explicar como era la tarea de sacar todas las carpetas una por una y apilarlas en otro lado, pero francamente, me pareció algo muy arduo y difícil, y no me importa ni me interesa; no tengo tiempo para esas cosas y yo sólo quiero que mi archivero ande, y para eso mismo ahora le estoy pagando a alguien para que se ocupe de arreglarlo, y tenga todos los recaudos que haya que tener con mis cosas, las cuales quiero que vuelvan junto con mi archivero tal y como estaban.

Llevo mi archivador dañado con toda mi información y se lo dejo al técnico de archivadores. Tal vez le debería haber dicho que tenía información muy importante que no logré, o en el fondo no quise, sacar y resguardar; pero él seguramente con todo lo que sabe se dará cuenta en un minuto. Me voy tranquilo y sigo con mis cosas.

Pero a la noche, cuando comienzo a dormir, me sucede algo muy estremecedor. De repente comienzo a tener un vívido sueño, tanto que parece que estuviese realmente ahí, donde puedo ver al técnico al que le dejé mi archivador trabajando en la reparación del mismo. Veo como comienza a desarmarlo, a revisar los cajones, a ver si se deslizan bien; y veo también como en cada cajón están mis carpetas y documentos personales, aquellos que no me molesté en sacar porque no tenía tiempo para esas pavadas.

imageVeo entonces algo que me pone muy nervioso: El técnico comienza a agarrar con sus manos mis carpetas, las saca de los cajones, una por una, y las va apilando en otro lado. Como no está seguro qué carpetas tienen documentos míos y cuales están vacías, y aparentemente para no tomarse el trabajo de resguardar toda la basura de volantes publicitarios y demás porquerías que tenía tirada en los cajones, observo como empieza a darle ojeadas rápidas a algunos documentos. Según lo que habla en voz baja para sus adentros, deduzco que puede que lo esté haciendo para saber cuál es la información mía que tiene que resguardar, pero a mi me parece que ya se trata de alguien poco profesional y con una curiosidad malsana. Comienzo a tener un fuerte deseo de ir a buscar mi archivero con mis carpetas y pedirle a este fulano una buena explicación.

Mientras continúa con la tarea de sacar mis carpetas del archivero, en un momento me agarra casi taquicardia al observar que justo se le acaba de caer al piso a este impresentable, mientras movía mis carpetas, esa tan escondida con fotos muy personales que nadie más debía ver, y que aún así, dejé en mi archivero que iba a llevar a reparar. Al caerse, unas fotos quedan asomando de la carpeta en cuestión, lo cual llama la atención de este técnico de cuarta, que las levanta y así comienza a ojear y mirar todas las fotos y cartas personales de mi vida más íntima. Le dedica un buen rato a mirar todo, yo ya me salgo de mí y al mismo tiempo de que sé que me moriría de la vergüenza cuando tenga que mostrar mi cara por ese lugar para pasar a buscar mi archivero, también me entra un fuerte deseo de propinarle unos cuantos golpes a este infame técnico de archivadores que resultó ser un voyeurista y un depravado que espía mis cosas impunemente. Ya entro en un grito de desesperación cuando observo como el incompetente este se toma el atrevimiento de ir y sacar fotocopias de todas mis fotos para guardárselas, esas fotos que jamás nadie debía encontrar.

Y como si todo esto no fuera suficiente, de alguna forma logro advertir que una de las mis carpetas quedó dentro del archivador; por algún motivo este malnacido, que estaba muy ocupado haciéndose una copia personal con mis más íntimos secretos, se le pasó de largo y no la rescató. Tal vez pudo haber sido porque yo ni me molesté en decirle que había información importante que no saqué del archivador antes de llevarlo, de hecho toda mi información importante. Pero eso no importa, yo no tengo por qué saber de estas cosas complicadas de sacar carpetas y apilarlas sobre una mesa, y a este tipo se supone que le pago lo mismo que me sale una cena para que haga bien su trabajo! Veo que comienza a trabajar sobre el cajón donde está la carpeta que omitió quitar, le pone algo caliente que supongo será un soldador o algo así para comenzar la reparación, y sin querer toca con el mismo mi carpeta y se termina prendiendo fuego! ¡Este imbécil acaba de destruirme información importantísima!

Me despierto a la mañana con un fuerte dolor de cabeza, y sin saber si lo que soñé fue real o no, salgo corriendo como una tromba a buscar mi archivador. Cuando llego y el técnico me lo trae, me dice que tuvo que reacondicionar los cajones a nuevo, por lo que tuvo que sacar las carpetas mías que estaban adentro para trabajar y luego volver a ponerlas. Yo lo escucho, pero no puedo dejar de pensar en la pesadilla que tuve, y lo primero que quiero hacer es llegar a mi casa para ver como quedaron mis cosas. Le pago por su pésimo trabajo, pensando en que lo voy a denunciar si descubro que se metió con mis datos.

Llego a mi casa, y casi sin sentarme apoyo mi archivero reparado y comienzo a revisar las carpetas. Todas mantienen más o menos el mismo orden que tenían, pero no encuentro la carpeta que en mi sueño este mediocre técnico de archivadores me destruía. Ahí concluyo que todo fue real, y que mi carpeta secreta, que está en el mismo lugar donde yo la había dejado, fue vista, manipulada y fotocopiada por este tipo. Ahora va a ver lo que le espera. Lo voy a denunciar en todo lugar donde pueda, no puede ser que siga trabajando alguien a quien uno le confía su archivador con todas sus carpetas y este tipo ande por ahí manoseándolas con la excusa que le da su trabajo!

Pensamiento metafórrico terminado. Ahora saquemos algunas conclusiones.

imagePosiblemente casi todo geek, y digo geek de verdad, no como algunos personajes que se autotitulan así para currar en este segmento y después le llevan la computadora a uno de verdad para que se las arregle o instale, ya haya entendido todo muy bien y no necesite explicación alguna. Pero vayamos por partes.

En primer lugar no vamos a ponernos completamente del lado de nadie; es evidente que el “profesional” de nuestro ejemplo tuvo un par de deslices muy poco profesionales de su parte, pero sí propios de la naturaleza humana. Está más que claro que el archivero de nuestro amigo es la metáfora de una computadora, que sus carpetas y documentos en papel representan sus datos en el disco rígido de la misma, y que todas las tareas que realizó nuestro profesionalmente cuestionable técnico son de alguna manera el reflejo a grandes rasgos de una tarea de reparación genérica estándar de dicho equipo. También tenemos otra analogía más, llevada al ridículo por el caso de hablar de archivadores, pero justamente necesario para entender de lo que estamos hablando. Así como miles de usuarios irresponsablemente llevan a reparar sus computadoras con toda su información personal disponible en las mismas y sin siquiera haberles hecho un backup, nuestro personaje hacía lo mismo con su archivero por la excusa aparentemente justificadora al 100% de “no saber como funcionan estas cosas”. En el caso del archivero suena claramente ridículo, y fácilmente cualquier cristiano le replicaría a nuestro muchacho que si no tiene ni la más mínima idea ni interés por aprender en cómo resguardar la información del soporte tecnológico que utiliza para trabajar con ella (en este caso el archivero) entonces no debería estar utilizándolo en un primer lugar, para evitar este acto hipócrita de lavarse las manos y hacer responsable de todo al reparador de archiveros. De la misma manera que no mandaríamos ropa al lavadero conscientemente sabiendo que dejamos dinero y documentos personales en los bolsillos de la misma, tampoco deberíamos hacerlo con un archivero. Sabemos que por más profesional que alguien pueda ser o no en su trabajo, la carne es débil y no podemos andar tentando así a cualquiera. Ahora lamentablemente, cuando se llega al caso de una computadora, aquellos que no quieren ni molestarse en aprender a manejar un archivo en la misma parecen pensar distinto. No le exigiríamos ser un santo con nuestras cosas personales olvidadas y descuidadas por nuestra propia incompetencia personal al tintorero, tampoco al reparador de archiveros. Pero en el caso del técnico de computadoras estamos dispuestos a exigirle la conducta de un mártir. Y claro, cualquiera nos miraría como desquiciados si como técnicos fuésemos a decirle a un usuario que primero aprenda a usar al nivel más básico su equipo informático antes de comenzar a depender de el. Por supuesto, en este caso estoy hablando exclusivamente de equipos hogareños o de pequeñas oficinas, no de servidores o estaciones de trabajo corporativas donde obviamente no se le puede pedir a ningún usuario la responsabilidad de todos sus datos. Estamos hablando de que sean capaces de algo tan básico como ocuparse de sus documentos, su correo, sus contactos guardados.

imageY sobre el caso en particular de la manipulación de datos por parte del técnico, la metáfora trata de aclarar básicamente el punto que todo informático conoce: Para resguardar los datos de un usuario, antes de cualquier trabajo que los pueda poner en peligro, es necesario muchas veces ver levemente u ojear, aunque más no sea los nombres de los archivos, para saber si corresponde resguardar lo que estamos viendo. Ni hablar si se nos pide recuperar archivos. Y si vemos algo que nos llama la atención, quién sería el que tiraría la primer piedra de hipocresía afirmando que no iría más allá llevado por su curiosidad? Desde ya que hay que separar esto del acto extremista y sí condenable de nuestro “técnico de archiveros”, que se tomó el trabajo de fotocopiar todas las fotos hot de nuestro amigo, lo cual equivaldría a aquel técnico de computadoras que encontró una carpeta en el disco llena de pr0n o fotos de amiguitas del dueño de la PC en cuestión, y se hizo una copia para disfrute personal. Y esa misma curiosidad malsana, casualmente, es la que llevó a descubrir y denunciar a varios pederastas en USA, cuando tuvieron la mala idea de llevar su computadora a que sea reparada; y ahí nadie se atrevió a quejarse del técnico que encontró las fotos y luego hizo la denuncia.

Evidentemente no trato de defender a ningún trabajador de la informática que sea tan descarado de revisar con toda la mala intención los archivos personales de sus clientes para guardarse todo lo que le guste, pero sí me pareció interesante destacar para la reflexión esta conducta hipócrita de condenar tecnicuchos que se guardan lo que el dueño del objeto dejó descuidadamente, de la misma forma que lo haría el empleado del lavadero, el reparador de archiveros, el mecánico del auto, o la señora de la esquina que nos cose los pantalones rotos, a quienes ciertamente no crucificamos de la misma manera.

Entonces, ¿por qué a un pibe que repara computadoras le exigimos más? ¿Sólo porque no las conocemos bien? ¿Por que tampoco queremos hacerlo y sentimos recelo de los que sí lo hacen? Pasen y armen kilombo, mientras sea con buena argumentación.


15 Responses to “Dudas Existenciales (75)”

  • lucho despachó:

    Hago como que soy tecnico de pcs jajaja. En verdad, le “arreglo el windows” a muchas personas, en principio familiares y con el tiempo a amigos de amigos de amigos. La cuestión es que siempre se repite el círculo: –> PC que anda lenta (o no prende en el peor de los casos) –> Usuario:”tiene toda mi informacion super importante que no tengo en ningun otro lado” –> Caso típico: Disco C 160GB sin particiones –> Rescato todo lo que considero importante en mi propio disco de backups –> 2hs despues –> Reinstalo y restauro los datos –> Usuario feliz –> 3 dias mas tarde (o cuando se me ocurre limpiar un poco los backups): C:/Archivos de programa/RAM/Importante/pr0n.avi.
    Basado en hechos reales


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.6.12 en Windows Windows 7
  • lucho despachó:

    Me olvidé, con respecto a tus dos post anteriores, los leo ilusionado, pero mi teléfono tiene pantalla monocromática. Saludos


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.6.12 en Windows Windows 7
  • Josue-181 despachó:

    Todo eso que contaste es verdad? Si es así que loco jeje

    De verdad yo soy “técnico” de computadoras y sin que me quede nada por dentro las pocas veces que me han pedido guardar información nunca me pongo haber que es lo que tiene y que no simplemente hago backup de Mis Docmentos y de una que otra carpeta a que tenga por ahí pero sin llegar al extremo de ponerme a curiosear metódicamente archivo por archivo.

    Ya quedara por parte de la persona ver si borra la información demás o la deja así.

    Por cierto muy bueno post 🙂


    Usando Opera Opera 10.63 en Windows Windows XP
    • Gabolonte Blasfemus despachó:

      Josue: Han existido casos documentados sobre técnicos que “se guardan” cosas, y sucede mucho más de lo que la gente suele pensar. Por supuesto que en ese sentido es muy importante la confianza que se tenga de quien se contrata; como lo dije antes sucede lo mismo con cualquier otro servicio. Yendo en particular a la manera en la que afirmas manejarte al hacer backup de datos, no es necesario revisar archivo por archivo, creo que nadie en su sano juicio lo haría, además de que se podría pasar días en eso, pero sí es inevitable la visualización de parte de la información para diversas verificaciones. En tu caso, copiando las carpetas sin jamás ver nada (calculo que cuando se muestran en pantalla los nombres de los archivos mientras se realiza la copia mirarás para un costado también) es muy probable que además estés copiando en la nueva instalación el mismo malware con el que el usuario arruinó su equipo en un principio, además de no saber si la información es accesible o no. Lo mismo a la hora de resguardar el repositorio de emails del cliente de correo y la libreta de direcciones, si al restaurarlo no verificas que haya quedado bien abriendo al menos uno o dos emails y verificando que sean legibles, estarías cometiendo grandes negligencias, ya que si algo salió mal no lo sabrías y el usuario se encontraría con la desagradable sorpresa al llegar a su casa de que no podría acceder a sus datos. La diferencia, claro está, es entre quien mira dos o tres cosas para verificar su trabajo y quien lo hace realmente con la mala intención de espiar la intimidad de otro, siendo este último posiblemente el primero en levantar la mano y gritar en voz alta que es un ejemplo de ética y jamás mira nada 😉


      Usando Opera Opera 10.63 en Windows Windows 7
      • Josue-181 despachó:

        Para eso existen los antivirus no? Cuando se que fue un virus que la daño y no “sola” como siempre dicen paso el antivirus igual mientras se están pasando los datos el antivirus me avisaría si encuentra virus y lo último de los correos no me a tocado ninguna que use esto a duras penas lo usan solo vía web.

        Saludos.


        Usando Opera Opera 10.63 en Windows Windows XP
        • Gabolonte Blasfemus despachó:

          Josue… respuesta equivocada! O cómo pensaste que tu “cliente” se infectó en un primer lugar? Porque la basura que se bajó y ejecutó no fue detectada por su antivirus! Lo que implica que, salvo en los casos donde el malware pasó porque el antivirus en sí estaba desactualizado, roto, o no instalado (algo a estas alturas impensable), tenés altísimas chances de copiarlo sin que tú propio antivirus tampoco diga nada. Por eso sirve mucho un pequeño repaso a ojo de los exes extraños que un usuario común pueda tener entre sus documentos…

          Ah, de nada, y para Servirte 😛


          Usando Opera Opera 10.63 en Windows Windows 7
          • Josue-181 despachó:

            Me entendiste MAL yo dije el antivirus que YO LE COLOCO después de FORMATEAR que por supuesto LO ACTUALIZO de inmediato y luego paso la info 😉

            Ah y no soy tan idiota como para no darme cuenta de los .exe extraños generalmente habilito las opciones ocultas y luego lo quito.

            Saludos.


            Usando Opera Opera 10.63 en Windows Windows XP
          • Gabolonte Blasfemus despachó:

            No, Josue, estoy seguro que te entendí más que bien. Existe malware que tarda semanas, con suerte, en ser reconocido por las bases de definiciones de los antivirus, por lo que no importa todo lo que actualices se te puede colar igual, o incluso software molesto y dañino como toolbars y demás que no suelen calificar para estas definiciones.
            Y si no sos tan idiota como para no darte cuenta de posibles ejecutables peligrosos, ¿cómo es que lo haces si has afirmado, y te cito textualmente aquí, que “nunca me pongo haber que es lo que tiene y que no simplemente hago backup de Mis Docmentos y de una que otra carpeta a que tenga por ahí”? ¿Es que cuando dijiste que no mirabas nada simplemente exagerabas, o mejor dicho, mentías, y sí te ponés a mirar? Y si te ponés realmente a mirar como afirmás ahora, pero lo primero que hiciste fue saltar y anunciarte como un dechado de virtudes que nunca se fija en nada ni cuando es necesario revisar, y ahora te contradecís; ¿qué otras cosas podrías andar directamente espiando de tus clientes sin que estos lo sepan y sin que sea necesario hacerlo, si es que tu moral te permite hasta mentir en algo que a veces sí se tiene que hacer, sólo para quedar bien y hacer quedar mal a alguien más? No te molestes en contestar, el troll-o-meter se excedió de la cuota hoy… 😉


            Usando Opera Opera 10.63 en Windows Windows 7
  • CoskiBukowski despachó:

    Yo le arreglo las PCs a amigos y conocidos, a lo sumo amigos de amigos.
    Hasta ahora más que copiarme algunas discografías, albumes o películas no hice 😉

    No es por dármelas de santo, simplemente cofcofhastaahoracofcof no lo hice 😛


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.6.8 en Debian GNU/Linux Debian GNU/Linux
  • PSarg (Peter Smile) despachó:

    ¡Excelente post de mi amigo @Geekotic ! Realmente para aplaudir de pie: http://geekotic.com/2010/11/14/dudas-existenciales-75/


  • novalettres despachó:

    Buenas, mira que de todo el tiempo de seguir a Guille y de leer y recontra leer tus comentarios, jamas se me había pasado por la cabeza entrar a tu blog o siguiera revisar la dirección a la cual enlazabas (cosa que hago con casi todo comentario que me gusta), pero ahora que lo he hecho no me quedan dudas, SOS GROSO!, realmente esa es la posta, no es que “podes” revisar los archivos, “tenes” que hacerlo, para asegurarte de una buena calidad en tu trabajo, ahí siempre queda el criterio y la moderación de cada uno para frenarte hasta donde indagar.
    Generalmente trato de ver que ejecutables quedan, que en el backup se queden algunas discografías o películas también puede pasar.
    Pero a veces el voyeur de algún técnico, es mas que su moderación, y ciertamente, me ha pasado, de quedarme en carpetas pa chusmear que carajo tenían.
    Que bueno es encontrar a alguien que piensa como uno che!


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.6.3 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux
  • El Pibe de Sistemas despachó:

    EXCELENTE tu artículo, te felicito por la analogía. Te leo hace mucho por RSS pero creo que no comenté nunca… ésta no la pude dejar pasar 🙂

    Saludos,
    El Pibe de Sistemas


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.5.9 en Linux Linux
  • Dudas Existenciales (76) | Geekotic despachó:

    […] Y qué mejor lugar para expresarme que éste, mi espacio propio y personal. Es por eso que ya el Dudas anterior fue medio “polémico”, y así como en aquel no faltó el corto de visión o, con mayor […]


    Usando WordPress WordPress 3.0.3