Klaxon, el despertador recargado

Gabolonte Blasfemus

image Hace tiempo que tenía ganas de tocar una de las funciones más básicas y simples que todo celular y smartphone moderno posee, y que a pesar de eso posiblemente sea una de las más utilizadas con en conjunto con la telefonía y los SMS. Me refiero a al despertador o alarma, omnipresente en cualquier móvil, y mucho más confiable que cualquier despertador electrónico chino y más práctico que los mecánicos antiguos, por lo cual se volvió desde hace mucho una característica indispensable en nuestro compañero tecnológico de emociones. (imagen vía betta design)

Por supuesto que así de simple como pueda resultar, la función de despertador también fue evolucionando acorde a como lo hacían los teléfonos, arrancando con una simple alarma monofónica hasta llegar a hoy en día, donde en la mayoría de los modelos es posible elegir el ringtone o mp3 de nuestra predilección para despertarnos, así como configurar diversas alarmas, seleccionar específicamente los días en que debe sonar cada una, y poder apagarlas mediante la activación de los imagesensores de aceleración o luz del teléfono. Y desde ya que los smartphones también incluyen dicha función vital, aunque en algunos casos con limitaciones difíciles de entender si los comparamos con celulares convencionales actuales. En el caso de WinMo, sus años en el mercado comienzan a notarse en omisiones como las de este apartado.

Sin necesariamente calificarla de poco funcional, la función de alarmas de Windows Mobile a lo largo de casi todas sus versiones mantuvo un set de características útiles pero al mismo tiempo una serie de carencias importantes: Se pueden utilizar varias alarmas y darle un nombre a cada una pero la cantidad está sólo limitada a 3; se pueden seleccionar varios sonidos pero únicamente de entre las alarmas disponibles por defecto en el SO, sin posibilidad de seleccionar ningún ringtone favorito; tampoco es posible desactivarlas moviendo el teléfono o encendiendo la luz en el caso de poseer sensores para tal efecto. Sólo en la última versión, la 6.5.3, se incorporan algunas mejoras como la posibilidad de seleccionar ringtones como tonos de alarma, pero sigue faltando mucho más.

image Y seguramente aplicaciones de despertador para WinMo existen muchas más de las que ahora puedo llegar a enumerar, pero dudo que pocas lleguen al nivel de calidad y usabilidad de Klaxon, el cual a todas luces está llamado a rellenar ese hueco en particular de nuestro querido y odiado WinMo.

La primera impresión que esta aplicación de alarmas nos genera es ya de por sí agradable, con una interfaz limpia, iconográfica, y con el tamaño suficiente como para manejarla con dedos gordos. Eso sí, así de vistoso como puede resultar disponer sólo de íconos y mínimo texto para identificar las funciones, también puede resultar confuso por algunos minutos figurarse algunas funciones y opciones, aunque el minimalismo general del programa ayuda mucho. Para quienes sean felices poseedores de teléfonos con acelerómetro y sensores de luz, Klaxon los dejará más que satisfechos, ya que permite configurar acciones basadas en las detecciones de estos sensores para pausar o apagar la alarma en curso, funcionando especialmente bien en el HTC Diamond, aunque hoy en día ya es compatible con otras marcas y modelos. Pero aunque no dispongamos de un smartphone de alta gama, de todas formas encontraremos en Klaxon un despertador irremplazable para nuestro WinMo varios motivos: Podemos configurar tantas alarmas como se nos venga en gana, así como elegir cualquier wav, mp3 o wma que tengamos en nuestro dispositivo o en la tarjeta flash, con lo que podemos usar cualquier tema de nuestra librería de música como nuestro próximo despertador.

image Para terminar, podemos elegir el volumen al cual sonarán las alarmas independientemente del volumen general del teléfono, configurar los tiempos de pausa, expiración y demora de cada una, y hasta es compatible con la interfaz TouchFlo de HTC, mostrando en esta la próxima alarma de la misma forma que mostraría las originales de Windows, y permitiendo bloquear a estas en caso de no querer usarlas ni de casualidad y confiar todas nuestras alarmas a Klaxon, lo cual recomiendo como una excelente idea. ¿Lo único malo que le encontré? Que para poner en hora casa alarma no queda otra que tocar sobre los números tantas veces como sea necesario, por ejemplo 30 veces para llegar de 00 a 30 minutos.

Klaxon es compatible con dispositivos que corran Windows Mobile 6.x y que usen pantalla táctil, y podemos descargar la última versión directamente desde acá o a través de alguna de las tiendas aplicaciones de WinMo. Es totalmente gratuito, y además su autor liberó su código fuente para que otros puedan mejorarlo. También existe una versión de Klaxon para Android disponible desde su tienda de aplicaciones, pero en este caso bajo el módico valor de $1,99 USD.


Comments are closed.