Flasheo de ROM en HTC: La odisea, la experiencia, los consejos

Gabolonte Blasfemus

image Habiendo pasado por mis manos tres dispositivos con Windows Mobile, y siendo dos de ellos smartphones de HTC, la experiencia de regrabar la ROM de uno de estos con una nueva versión, lo que en la jerga se conoce como flashear, era toda una suerte de asignatura pendiente para mí, la cual hasta el momento no había podido ser por una serie de obstáculos: Primero tuve una iPaq, para las cuales generalmente no existe forma de flashearlas ni ROMs disponibles, luego tuve un HTC Prophet (Qtek 200) ya flasheado a WinMo 6.1, por lo que no veía una real necesidad de meterle mano y potencialmente cagarla con el que en su momento usaba como teléfono y PDA para mis labores diarias, y para cuando tuve mi HTC Touch Viva, el anterior ya estaba agonizante, y tenía los mismos motivos para no meterme a joder con mi nueva adquisición. Porque en la PC todos somos machos ya que podemos reinstalar una y otra vez si algo sale mal, pero con los dispositivos móviles siempre existe el peligro de brickificarlos, o sea, convertirlos en un caro y vistoso pisapapeles.

Pero llegó el momento en el que, a pesar de estar inmensamente conforme con el buen funcionamiento y todos los detalles mejorados en funcionalidad e interfaz que HTC le introdujo a la ROM original con WinMo 6.1 de la que proveyó al Viva, mi corazoncito geek me pedía algo más. Jamás me compraré un ZunePhone, y de momento no veo plausible para mi relación costo-beneficios la adquisición de un ya deseado Android, pero al menos tenía la posibilidad, si me animaba asumiendo los riesgos, de conseguir la última versión que posiblemente vaya a existir jamás de una excelente plataforma móvil como de momento lo es Windows Mobile, en mi teléfono.


Resistencia al cambio

Pero no era tan fácil, ya que HTC jamás lanzó una actualización a WM6.5 para el Touch Viva ni lo hará, y por tanto la única forma de tener lo más actual de este SO en dicho modelo de smartphone era recurrir a las famosas ROMs cocinadas, uno de esos maravillosos fenómenos que desde hace años se viene dando en el universo de WinMo. Las ROMs cocinadas o cooked ROMs son creadas por miembros de las diversas comunidades de usuarios de WinMo y HTC esparcidas por Internet, como el caso del renombrado XDA-Developers, y son las artífices de darle nueva a vida a antiguos teléfonos, al crearse ROMs con las últimas versiones del sistema operativo para modelos que de otra forma jamás las hubiesen tenido. Para lograr esto, los cocineros de ROMs básicamente usan de materia prima la última versión disponible de WinMo extraída de las ROMs oficiales de los más recientes modelos de smartphones, integrándoles luego los drivers y aplicaciones propios del modelo para el cual harán la ROM resultante compatible, algo posible gracias a la extraordinaria adaptabilidad y compatibilidad de WinMo con el hardware, así como con versiones anteriores de sí mismo. Los últimos retoques generalmente incluyen el agregado de aplicaciones de terceros esenciales y personalizaciones que mejoran la experiencia del usuario, generalmente algunas de las que la misma HTC coloca en sus terminales. Vendría a ser un equivalente, salvando las distancias, del fenómeno de las versiones tuneadas de Windows XP que por muchos años, e incluso ahora mismo, siguen dando vueltas por los sitios de descargas. Pero lamentablemente, las ROMs cocinadas comparten algo más en común con los Windows tuneados: La proliferación de bugs indeseables. Porque por supuesto ni los cocineros de ROMs de WinMo ni los creadores de CDs o DVDs tuneados de Windows trabajan con el propietario código fuente de estas plataformas, sino que se manejan en base a parchear ejecutables y librerías, y modificar configuraciones; lo que resulta en, más allá de lo fabuloso de que esto sea posible y que todos lo podamos disfrutar, verdaderos frankensteins que por más fantásticos que se vean siempre hacen agua por algún lado comparados con las versiones originales. Y no es que hablemos de bazofias que no sirven para nada, de hecho muchas ROMs agregan mejoras no encontradas en ninguna versión original, pero el hecho de tarde o temprano encontrar alguna falencia que antes no se tenía hace que a algunos heavy users y obsesivos hinchapelotas como el que escribe les resulte difícil considerarlas como una opción realmente seria más allá del uso casual y el entretenimiento lúdico. Y mi experiencia reciente me lo terminó confirmando. Pero los resultados, así como las millas, pueden variar, de acuerdo a nuestras expectativas y usos.

El candidato

Por lo pronto, yo todo lo que quería era conseguir una buena ROM con WinMo 6.5.3 para mi Viva. Y acá es donde tenemos que saber lo primero a la hora de buscar una ROM: Generalmente se referencia a los modelos de smartphone bajo el nombre clave original del proyecto del mismo más que con el que finalmente se le dio a fines comerciales. En el caso del HTC Touch Viva, el mundo de los hackers de teléfonos HTC lo conoce mucho mejor como Opal, su denominación original.

Otro factor a tener en cuenta es que, lógicamente, la mayoría de las ROMs están creadas por habitantes del mundo angloparlante, por lo que nos será mil veces más factible encontrar buenas y mejores ROMs cuyo idioma es el de la lengua de Shakespeare. Asimismo, y dependiendo de la popularidad del modelo por tierras ibéricas principalmente, es posible que también nos topemos con buenas traducciones u horneadas originales procedentes de las mismas. En el caso del Opal/Viva parece haber un serio faltante al respecto de buenas ROMs en castellano ya terminadas, por lo que en mi caso me decanté por una en inglés con cierta fama de ser más rápida que el resto: Evolution 2.

image

 

El flasheo

Flashear un smartphone es una tarea que tiene, como casi todo lo que involucra joder con las entrañas de un hardware, una forma difícil y otra más fácil desarrollada con el tiempo para que casi todo usuario con dos dedos de frente pueda hacerlo. Por razones de comodidad, seguridad y vagancia obvias me decanté por una de las últimas. Para tal menester, la misma HTC nos lo pone bien fácil gracias a su conocida herramienta ROM Update Utility, o RUU.

image

De hecho la RUU se convirtió de alguna forma en el método estándar para realizar este tipo de tareas hasta tal punto de que se pueden conseguir versiones modificadas por usuarios para resultar compatibles con todos los modelos de teléfonos y versiones de SPL. Ah, que cómo…? Qué es SPL?

IPL, SPL y Radio

Estas dos siglas las van a ver mucho si se meten en el mundito de los flasheos de teléfonos HTC, y aunque al principio puedan parecer algo crípticas, como todo tiene una explicación. En un smartphone como los de la reconocida firma taiwanesa existen básicamente 3 cosas más además del sistema operativo que son flasheables con el objeto de poder realizar mejoras o actualizaciones, y se muestran con sus respectivas versiones al momento de encender o reiniciar el aparato:

  • El IPL o Initial Program Loader, que vendría a ser el equivalente directo al BIOS de una PC, cuyo objetivo es iniciar al hardware del dispositivo en su nivel más básico y necesario como para poder funcionar y cargar la ROM con el SO. Dependiendo el modelo, también puede ser referenciado como ONBL (One Nand Boot Loader).
  • El SPL, o Secondary Program Loader, vendría a ser como la “segunda parte” de este BIOS del smartphone que se encarga de chequear que todo esté en condiciones para luego cargar al sistema operativo; es por tanto que generalmente va casi de la mano con el IPL a la hora de las actualizaciones, aunque también puede actualizarse uno y no el otro. Para el usuario de a pie no aporta mayores ganancias ponerse en el riesgo de flashear estos dos módulos, pero para aquél que gusta de estar probándose ROMs como si fuera ropa o que simplemente quiere un poco más de tranquilidad a la hora de futuras actualizaciones, se vuelve importante hacerlo, ya que existen SPLs especialmente modificados para permitir la recuperación y el reflasheo del dispositivo en caso de que el SO que le cargamos no levante o se haya cortado su transferencia a la mitad, lo cual con un SPL común de fábrica no nos dejaría otra opción más que comenzar a ostentar un nuevo y lujoso pisapapeles.
  • La Radio, también llamada simplemente GSM, que es la ROM del módulo de comunicación de telefonía celular del smartphone, el cual trabaja separado e independiente de la parte de PDA (es por eso que muchas veces podemos ver, como a pesar de tener nuestro WinMo colgado, que si nos llamamos en ese momento escuchamos el tono de llamada, tal como si el teléfono estuviese funcional, ya que la parte de la radio lo sigue estando). Las actualizaciones de la ROM de la Radio suelen aportar mejoras en la calidad de recepción de la señal así como en el consumo de batería, por lo que tampoco resulta superfluo realizarlas.

Ahora bien, ya sea para facilitar la tarea del upgrade, o para complicarnos más la existencia, la realidad es que un sólo archivo de ROM, de los cuales vienen normalmente bajo la ubicua nomenclatura de ruu_signed.nbh, puede contener tanto al Sistema Operativo para flashear así como a algunos, todos, o específicamente sólo uno de los 3 módulos mencionados recién, por lo que hay que leer muy bien antes de descargar y flashear un archivo ROM para ver qué es lo que nos va a actualizar específicamente, ya que por lo general es menos peligroso flashear una ROM que el IPL o SPL, y más si ya contamos con un SPL preparado para rescatar ROMs que fallen. Generalmente un archivo ROM con SO incluído pesa entre 60 y 90 MB, mientras que los que sólo contienen a alguno o varios de los módulos descriptos anteriormente no suelen superar el megabyte.

A los bifes

El método para realizar el flasheo en sí mediante el RUU es más que simple: Teniendo al smartphone conectado a la PC vía USB y debidamente reconocido en ActiveSync o Windows Mobile Device Center, dependiendo de si estamos en Windows XP o en Vista/7 respectivamente, sólo nos resta ejecutar la utilidad, seguir sus instrucciones, aceptar sus pantallas, seleccionar el archivo de ROM a flashear y cruzar los dedos hasta que termine. Si actualizamos módulos pequeños como IPL/SPL o la Radio la tarea de hará en segundos, caso contrario si lo que estamos transfiriendo incluye al SO tendremos para alrededor de 10 minutos, en los que no está de más decir que para evitar todo tipo de imprevistos es totalmente recomendable no tener ninguna aplicación extra abierta en la PC, así como asegurarnos de contar con suficiente carga de batería en caso de ser una portátil que no está conectada a su cargador, y deshabilitar temporalmente todas sus funciones de suspensión e hibernación (eso o no dejar de mover el puntero del mouse hasta que termine). Una vez terminado el proceso RUU nos lo avisará en una última pantalla e inmediatamente veremos como nuestro teléfono se reinicia sólo, arrancando exitosamente con sus nuevas actualizaciones en caso de que todo haya salido bien.

En mi experiencia y de puro apurado, primero flashié por desconocimiento un archivo que sólo contenía una nueva versión del SPL para Opal, para luego ver que afortunadamente reinició correctamente y que seguía teniendo a mi WinMo de siempre con todos mis datos. Cuando entendí un poco mejor como era el tema finalmente le cargué a mi Viva la ROM de Evolution 2, la cual contiene un Windows Mobile 6.5.3 en inglés casi sin retoques ni agregados extra salvo por una skin e iconos que lo hacen mucho más vistoso que en versión original, no poseyendo ninguna aplicación de terceros con excepción de algunos módulos necesarios de HTC. Eso le permite entre otras cosas arrancar extremadamente rápido y dejar mucho más espacio libre en memoria.

Mi experiencia con Evolution 2

Screen03 Debo reconocer que a pesar de mis ganas me costó horrores abandonar al olvido la ROM original que venía de fábrica con mi Viva, en la cual HTC mejoraba a WinMo al extremo en todo aspecto para acercarlo lo más posible a un smartphone digno de incluir la palabra Touch dentro de su nomenclatura comercial. Ya sabía además que con una ROM cocinada vendrían pequeñas y no-tan-pequeñas incongruencias y bugs, y en el caso de Evolution 2, me daría el placer de jugar con CHome, la nueva vista Home de WinMo 6.5, pero para eso dejando de lado a TouchFlo o Manila 2D, la conocida interfaz que HTC incorpora en sus equipos para hacerlos realmente únicos y placenteros al uso. Además al no haber, o al menos no haber encontrado yo, una forma de backupear la ROM original y en español de mi HTC Touch Viva, estaba aceptando nerviosamente el riesgo de clavarme con una ROM que tranquilamente podría decepcionarme, y sin antes haberme puesto a buscar, de puro ansioso, si estaba al menos disponible en alguna parte para descarga la original que estaba pisando. Esta de más decir en este caso “Niños: No intenten esto en sus casas”.

Y tengo que decir que si no fuera por un par de problemas que sufrí a continuación, me hubiese quedado tranquilamente con Evolution 2, el cual cumple con su promesa de arrancar muchísimo más rápido que lo que estaba acostumbrado con la ROM original, además de funcionar a primera vista como un hermoso y vistoso juguete nuevo que no quería dejar de tocar. Pero la realidad es que luego de haber instalado decenas de aplicaciones “de cabecera” y tenido que hacer un Hard Reset para comenzar de nuevo por culpa de haberla cagado de una forma que sinceramente a esta altura ya ni recuerdo, confirmé un problema que tal vez para otros no habría sido importante pero para mí resultaba vital: ActiveSync estaba roto para sincronizar archivos. Y no es que el subsistema de sincronización de información de WinMo sea una maravilla, de hecho con la ROM original siempre vivía teniendo algún que otro problemita menor para amenizarme la semana, pero en este caso hablábamos de directamente no sincronizar la carpeta de archivos desde el teléfono a la PC; mientras que desde el escritorio al móvil sí funcionaba, en el caso de realizar cualquier cambio o adición desde el smartphone el resultado era que, a pesar de mostrar todo el tiempo que la sincronización fue exitosa, no se veía reflejado el cambio en la PC, e incluso que el contenido original de esta pisara cualquier modificación hecha en el móvil.

Screen01 Pero aunque no estaba dispuesto a darme por vencido después de todo lo que había jugado y aprendido con lo nuevo de Windows Mobile 6.5.x, mientras que seguía pensando y buscando una forma de solucionar este problema, sucedió algo más que me hizo replantear seriamente el seguir utilizando esta ROM.

Cuando ya tenía reinstalado por segunda vez prácticamente todas mis aplicaciones favoritas, y venía usando sin problemas mi teléfono con su nuevo WinMo, ocurrió un imprevisto del que en un primer momento no se me hubiese antojado jamás atribuirle la culpa al mismo: A la noche descubro el mensaje de “no service”, con el consiguiente icono que me indica algún tipo de problema con el servicio (la típica antenita seguida de un signo de admiración), verificando que ni siquiera puedo realizar llamadas. Esa noche no hice nada más y me fui a acostar, pensando en que no sería la primera vez que había alguna falla semejante en el servicio y que posiblemente estaría resuelto al día siguiente. Cuando me levanto, noto que el problema sigue igual, y alrededor del mediodía llamo a mi compañía, la querida Vomistar, para verificar si era un problema de ellos o de mi teléfono, ya que a esta altura tenía mis serias dudas. El dron tercermundista que me atendió, luego de preguntarme aparentemente concienzudo en qué zona geográfica me encontraba, me confirma que ahí mismo había un problema con el servicio de la compañía seguido del clásico mensaje de casette “estamos trabajando para resolverlo lo antes posible”. Dicho esto me quedé tranquilo que no era mi teléfono, di las gracias y colgué. Gente, seguramente no hace falta que a estas alturas se los aclare, pero nunca, nunca confíen en lo que les diga un pelotudo de callcenter subcontratado por una empresa de telecomunicaciones.

Más a la tarde parto fuera de mi casa a otra zona, y durante el viaje aprovecho a ver si el problema del servicio mejora al abandonar la supuesta área de conflicto. Para mi decepción veo que no es así, aunque descubro que puedo enviar y recibir SMSs, e incluso conectarme por GPRS, aunque el icono de error no me lo confirme. Fue cuando más al rato me di cuenta de que algo extraño realmente sucedía y tenía que ser con mi teléfono, ya que hablando con otra persona que también tenía Vomistar y no teniendo ningún problema de servicio en el lugar en donde estábamos, yo seguía con los mismos dilemas. Cuando volví a mi casa hice un par más de verificaciones, y ahí descubrí que realmente el problema estaba en mi WinMo, al cual caprichosamente se le ocurrió anular la parte de telefonía a pesar de que esta funcionaba perfectamente, ya que hice la prueba de llamarme y verificar que el módulo GSM manejaba perfectamente mi llamada, sólo que me veía incapacitado de atender al no tener control desde el lado de la PDA.

Las búsquedas por una solución fueron totalmente infructuosas, pero ahí descubrí que el legendario cartelito de “no service” luego de andar jodiendo con las ROMs es mucho más frecuente de lo que me hubiese imaginado, y que incluso les pasa a quienes flashean teléfonos con Android.

Finalmente, y luego de desinstalar un par de aplicaciones que habían sido de las últimas en agregar, revisar la configuración de telefonía varias veces y hacer varios reinicios, recién después de otro hard reset pude volver a tener un teléfono funcional como tal. Ahora la pregunta era por cuánto tiempo.

Back to the roots

Visto y considerando que no tenía ni las más ramerísima idea de por qué a este WinMo cocinado se le había ocurrido decir de un momento para el otro que no había servicio y sin saber si continuando con el mismo volvería a suceder, haciéndome perder aún más tiempo del que perdí hasta el momento, y sumado al fallo de ActiveSync, decidí buscar por nuevas ROMs con WinMo 6.5.3 que pudieran darme las satisfacciones que Evolution 2 no me terminó de dar, así como también tratar de ver si encontraba la ROM de fábrica de mi teléfono que tan imprudentemente había abandonado a cambio de (no tan) modernos espejitos de colores. Y aunque encontré otras ROMs con 6.5 que podría haber probado y experimentado, también hallé algo de lo que ya tenía sabido de su existencia desde hace un tiempo y que me pareció lo más cercano a volver a como estaba antes: Una versión actualizada y mejorada de la misma ROM original de mi Viva, liberada por la misma HTC para el operador Orange de España y en el idioma de esa tierra. Teniendo que contar con un teléfono funcional y confiable al día siguiente, qué más podía elegir?

Y aunque esta ROM sólo está disponible para los abonados españoles de Orange, siendo posible su descarga desde el sitio de HTC únicamente al ingresar el número de serie correspondiente a uno de los HTC Touch Viva de los que hayan sido comercializados exclusivamente por el operador ibérico, es posible hacerse con la misma gracias a otro de los voluntariosos miembros de XDA-Developers, quién además de la ROM original provista por HTC, la cual muestra el molesto logo de Orange al arrancar, también incluye una versión modificada que lo reemplaza por el original de HTC. Este último fue el que decidí utilizar y al día de hoy no me arrepiento; a pesar de seguir siendo un Windows Mobile 6.1 las mejoras en velocidad, estabilidad e interfaz fueron muchas, y ActiveSync funciona incluso mejor que antes. Algunas de las mejoras que le encontré a esta ROM con respecto a la original son:

  • image Arranque ligeramente más rápido y, en caso de estar bloqueado el sistema con contraseña, la pantalla se hace responsiva en muchísimo menos tiempo que antes para permitirnos ingresar la clave.
  • Significativa disminución del tiempo requerido para cargar y mostrar los archivos dentro de la carpeta \Windows, ya sea desde el Explorador de Archivos original de WinMo o desde otra aplicación como Total Commander.
  • Mejor integración de eventos en la pantalla principal de Manila como el listado de mensajes de voz.
  • Nuevo diseño de la pantalla que aparece al recibirse una llamada entrante que permite atender o rechazar la misma deslizando hacia un lado u otro un control, además de los clásicos botones de hard del teléfono para atender o colgar.

Por todo esto y otras mejoras importantes que no recuerdo en este momento es que realmente me siento mucho más conforme con esta ROM con WinMo 6.1 integrada a la perfección por HTC para su teléfono que con cualquier otra cocinada por más que venga con las promesas de WinMo 6.5.x; simplemente las mejoras no ameritan tanta molestia. Otro punto a considerar es que hay muchas aplicaciones para WinMo útiles que no se actualizaron, y posiblemente no lo hagan nunca, para soportar el nuevo diseño y ubicación de los botones de sistema provistos por WinMo 6.5.3, lo cual provoca incompatibilidades bastante molestas a la hora de utilizarlas, y que incluso funcionan mejor bajo los aditamentos de HTC para volver “Touch” a WinMo 6.1.

Es por eso que como conclusión final saco una que ya de alguna forma presentía: WinMo 6.1 fue el último de su clase que valió la pena, mientras que lo que vino después fueron vagos intentos de hacer de una buena  pero ya añeja plataforma móvil, que tenía sus pro y sus contras, algo que no era, y encima a los apurones. Las modificaciones visuales y de manejo de la interfaz están muy buenas pero no son mucho mejores de lo que HTC ya vienen haciendo desde afuera, lo cual debería haberles dado vergüenza.

También aprendí a no subestimar la atención a los detalles que un fabricante de la talla de HTC puede poner para hacer de un sistema operativo que ni siquiera es propio una experiencia totalmente clara y transparente en sus modelos, como la que seguramente sucede en terminales donde tanto el hardware como el software provienen de la misma compañía, como el icónico caso del iPhone.

Ahora, quien tenga una experiencia de flasheo, que se acerque al fogón y cuente.


5 Responses to “Flasheo de ROM en HTC: La odisea, la experiencia, los consejos”

  • toni.b despachó:

    Gabolonte, aunque sea un off topic, quiero decirte que comparto totalmente tu postura elegiaca y resistente a favor de WinMo y en contra de los SO memos, limitados y atontantes ultracools que ahora nos rodean y de los que -solo parcialmente- se salva algo Android, más por su cuna Linux que por cualquier otro detalle. Detesto el cerrojazo que todos los nuevos SO moviles llevan a cabo y que impiden trabajar sobre ellos… Ya solo queda consumir: todos a la store como borregos y punto.

    Un afectuoso saludo.


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.5.9 en Windows Windows XP
  • Marcos despachó:

    Puedo presumir de tener una experiencia amplia en el flasheo de mi querida P3300, o Artemis. No bromeo al decir que posiblemente hayan pasado por este equipo más de 20 ROMs.

    Si bien es cierto que en algunas ROMs te encuentras los problemas que comentas, quiero romper una lanza a favor de los excelentes cocineros españoles, que cogen estas ROMs de XDA-Developers y las traducen al español, pero a la vez que solucionan muchos de estos estúpidos problemas y les dan incluso un toque personal sólo disponible en sus ROMs. Niax, Flecky, Dave, EPL, son personas a las que nunca podré agradecer suficiente su esfuerzo. Claro que sólo puedo hablar de las ROMs para P3300. En otros equipos lógicamente YMMV

    Siempre he sido fiel a los foros de HTCManía y puedo decir que prácticamente todas las ROMs que he probado han sido “rock-solid” y sólo cambiadas por la siguiente más actual, que añadía mejoras e interfaces nuevos de HTC.

    El único problema que he encontrado, es que mi P3300 tiene sólo 64 Mb de RAM y un procesador a 200MHz. Para el Windows Mobile 5 que traía cuando se lanzó, era más que suficiente, pero actualmente es muy complicado utilizar un teléfono que con las ROMS de WinMo 6.5.3 y SPB Mobile Shell corriendo, deja unos 16Mb de RAM libres que al final del día se convierten en 8. El reset nocturno es imprescindible, aunque se realiza durante el backup programado.

    Te doy la razón en un punto: he usado creo que todas y cada una de las betas de WinMo 6.5 aparecidas en el último año y medio. El rendimiento del teléfono ha mejorado con cada una, al irse depurado el SO. Sin embargo, nada me alegró más que comprobar lo rápido que iba el teléfono al probar a volver a Windows Mobile 6.1. Coincido contigo en que es la versión más indicada para equipo “no de última hornada”, y aunque echo de menos el scroll con el dedo, agradezco tener de nuevo un teléfono que hace las cosas cuando yo necesito, y no cuando él quiere.

    Disfruta de tu Viva con su nueva ROM oficial como yo hago de mi P3300 con su ROM cocinada 6.1.


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.6.3 en Windows Windows 7
  • Xombra despachó:

    men porfavor respndeme esta simple pregunta.

    tengo una pocket pc Acer N5o – con windows mobile 2003 second edition.
    lo que quiero saber es si puedo actualizar mi sistema operativo ?
    estube viendo lo de linux , pero aun no soy tan experto como para hcerlo y bueno prefiero algo mas conocido como instalr otro winmo
    puedo hacerlo? y si es asi me podrias ayudar con informacion sobre como hacerlo
    gracias


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.6.3 en Windows Windows XP
    • Gabolonte Blasfemus despachó:

      Xombra: Desconozco qué hay para las Acer, pero haciendo una simple búsqueda en Google veo que muchos tienen tu mismo dilema y al parecer nunca habrá un update del SO para ese modelo, algo similar a lo que ocurre con las iPaq. Lamentablemente sólo HTC parece tener detrás una comunidad lo suficientemente fuerte como para generar sus propias ROMs.


      Usando Opera Opera 10.51 en Windows Windows XP
  • Xombra despachó:

    ok thank you men por la informacion, aunq aun no pierdo las esperanzas

    bye


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.6.3 en Windows Windows XP