El éxito de HTC, Windows Mobile, y Android

Gabolonte Blasfemus

image Resulta un interesante ejercicio comparativo leer el artículo de Wired titulado Strapped to Android, HTC Takes a Dizzying Ride to the Top, del cual se hicieron eco en Celularis bajo el título HTC llegando a la cima gracias a Android, y cotejarlo contra lo que conocemos quienes tenemos años de conocer a la empresa, su marca, y sus fabulosos móviles.

Resumiendo a la parte que más me llama la atención de dicha nota, en la misma su autora, Priya Ganapati relata como esta exitosa compañía taiwanesa cambió radicalmente su suerte gracias a una temprana alianza con Google y su proyecto para fabricar un Google Phone, lo cual la transformó de ser una “boutique de equipos OEM” a una “poderosa compañía móvil”.

image Más allá de otros errores en el mismo artículo, como insinuar que Android fue diseñado por Google (lo compró y seguramente lo mejoró, pero no lo creó), me resultó muy llamativo como se obvió olímpicamente el hecho de que HTC ya era una firma ampliamente reconocida, mucho antes de sacar a la venta móviles con Android, como el mejor fabricante de smartphones con Windows Mobile. Se habla de su pasado pre-Android como un simple contratista que fabricaba dispositivos a pedido de otras marcas; lo cual es totalmente verídico, ya que muchos móviles de HP o Palm, por ejemplo, fueron fabricados en su momento por la compañía taiwanesa. Pero se omite gran parte de la historia de HTC al no mencionar en absoluto como ya llevaba años fabricando los mejores teléfonos con Windows Mobile bajo sus propias marcas, lo cual fue lo que realmente los puso en el mapa. Por supuesto que el involucrarse con Google y Android no hizo otra cosa más que aumentar su popularidad, ganancias y fortaleza como marca, pero incluso antes de eso HTC era ya un reconocido jugador en el mercado móvil. En la nota también se afirma que HTC mantiene su compromiso con Windows Mobile, “al menos públicamente”, una insinuación que ya he visto en numerosos artículos apuntando a al cliché de que “ahora que tienen al caballo joven ganador, deben querer deshacerse del viejo y perdedor”, cuando, paradójicamente a esta idea, el que fue considerado como el mejor smartphone del 2009 no es otro que el HTC HD2, el cual no corre ninguna versión de Android, sino Windows Mobile 6.5.

image Dicho todo esto, no puedo evitar pensar en cierta intensión tendenciosa en el mencionado artículo, que me costaría creer que tenga que ver con algo tan escandaloso como una nota financiada por Google (algo que muchos sí esperarían de MS sin cuestionárselo un minuto), sino más bien una mezcla de información insuficiente sobre el gigante taiwanés a la hora de redactarlo, sumado a la tendencia que dictaminan the rules of cool de la industria (WinMo is out, Hansel Android is so hot right now…).

Vaya este pequeño rant como mi homenaje personal a HTC, una compañía que tantas satisfacciones me dio con sus móviles, y que claramente era reconocida y admirada mucho antes de fabricar móviles con Android o de que llegara a mis manos mi primer HTC con Windows Mobile.


Comments are closed.