El mito de la Libreta de Contactos única

Gabolonte Blasfemus

Estos días tuve, en plan de misión imposible, levantar los contactos de una BlackBerry por Bluetooth, la cual como tenía el conector mini USB roto, no podía ser cargada ni conectada a la PC, así que todo tenía que salirme bien antes de que se quedara sin batería. La idea era luego levantarla en una nueva BlackBerry, para lo cual comencé a barajar diversas opciones.

image Pero todo esto me hizo pensar en uno de esos temas que uno tiene delante de las narices por mucho tiempo y nunca exterioriza, y tiene que ver con esa idea, destinada al fracaso a mi entender, a la que nos quieren levar la industria de la libreta de contactos única. Y como en otras ocasiones paso a explicarme conmigo mismo como ejemplo (siempre es el yo, qué le vamos a hacer): Tuve muchas libretas de contactos a lo largo de mi vida, y hay muchas que aún las recuerdo muy bien aunque ya estén oficialmente muertas en lo que a uso respecta, pero que igual tienen su lugar. Mi cliente de correo offline principal es el M2, el cliente que viene incorporado en el navegador Opera, y tiene un importante valor: Están registrados todos los contactos a los que alguna vez les envíe un mail, ni más ni menos. Seguro hoy por hoy no necesito acceder en el día a día ni un 10% de las direcciones que tengo ahí, pero sé que cuando necesite encontrar algo o hacer algún tipo de research (como cuando busqué gente del pasado en FaceBook), esas direcciones siguen ahí. Después tengo otra libreta de contactos, la que sería la más cercana a la que todo cristiano llevaría en su agenda, y es la de mi Pocket PC, que a su vez se sincroniza con Outlook. Ahí guardo contactos que realmente quiero o necesito conservar, y principalmente que tengan teléfono además de email y demás. Desde ya, por una cuestión de comodidad a la hora de “hojear” esta libreta, sería totalmente impráctico para mí volcar en ella los cientos de contactos de email que tengo en la libreta de Opera, aunque de todas formas desee conservarlos.

image Pero mis libretas no terminan acá. La de mi teléfono celular es muy parecida a la de mi Pocket PC, de hecho está derivada de esta al transferirle los contactos por Bluetooth, pero es una versión más reducida, con números que sí o sí tengo que tener a mano, como clientes y servicios que uso (remiserías, deliverys, profesionales varios… no, gatos no 😛 ) y números desde donde sé que se me llama, de manera de poder identificarlos en pantalla con el nombre que le puse al contacto. Esto también me ayuda a que esta libreta no sea innecesariamente larga y que buscar un contacto sea más fácil. Pero también existen otras libretas que, aunque ya no uso, necesitan quedar archivadas. Una por ejemplo es la de mi antigua agenda Casio, que, mitad por recuerdo y mitad por “vaya uno a saber”, tengo guardada en un archivo para ver y consultar en la PC. Esos contactos tampoco tienen sentido de estar en mi(s) libreta(s) actual(es), solo me harían agregar más ruido y hacer más difícil la navegación por contactos que sí son útiles en la actualidad, pero a lo mejor alguna vez necesito recurrir a alguno excepcionalmente. Y para completar el panorama, podría listar un par más que marcaron diversas etapas de mi vida:

  • Números telefónicos almacenados en una aplicación de contactos para la mítica calculadora HP48, usada en mis años de universidad.
  • Una agenda programa por mi mismo en C que corría en DOS y la usé para almacenar muchos teléfonos de amigos y conocidos hace muchos años.

image Y acá es donde llegan justamente Palm, BlackBerry, Windows Mobile y Symbian entre otros, sugiriéndonos y dándonos las herramientas para sincronizar nuestro dispositivo móvil con el escritorio, y principalmente Google con sus smartphones y su idea de tener todo unificado en la su nube. Otros ya decidieron por nosotros que la libreta de contactos que tenemos en nuestro teléfono debería ser exactamente la misma que usamos en nuestro cliente de correo, en nuestro webmail, y en el software/hardware para PIM que usemos. Y la realidad me demuestra día a día, en mi y en los usuarios que conozco, que casi nadie tiene una sola libreta de contactos para todo; que por el contrario, unificar esas libretas sería un verdadero caos para su dueño. Me dirán que ahí entra el tema de consultar contactos haciendo simplemente búsquedas, de la misma forma que buscamos mails en Gmail impulsados por ese concepto compulsivo de Google de hacer eternas búsquedas para todo, que también existen las categorías y podríamos armar una o más para todos esos contactos que no queremos perder pero que no deseamos ver a diario, pero les replicaría que para que eso sirva, todas las aplicaciones en donde visualizásemos nuestra libreta universal de contactos debería contar con excelentes funciones de búsqueda y filtrado por categorías, algo que no suele ser así en todos los casos, haciendo que inmediatamente nos arrepintamos de haber unificado nuestras agujas con el pajar.

Es por eso, además de por la privacidad y el rechazo anti-monopólico a Google, que reniego y me resisto a la idea de tener una libreta única replicada en la gran G junto con todos los demás gadgets y aplicaciones que uso: Teniendo una copia de la libreta de más uso en mi PDA y en mis computadoras es, y debería, ser suficiente para casi todo.

A ustedes qué les sucede con sus libretas? Tienen varias, pocas, una sola? Desearían unificarlas todas?


4 Responses to “El mito de la Libreta de Contactos única”

  • CoskiBukowski despachó:

    por fin me siento bien de ser un geek antisocial y pobre –> no tengo demasiados contactos, ni tengo gadgets donde guardarlos. Solo un celular chotito donde solo guardo los números de teléfono, y mi cuenta de gmail donde guardo las direcciones de mail y direcciones postales, producto de importar libretas anteriores, como la de hotmail y la de “libreta de direcicones” de windows.

    Saludos!


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.6 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux
  • Gabolonte Blasfemus despachó:

    CoskiBukowski: Yo también me considero de esos, a lo mejor será que soy más viejo (aunque no sé cuantos acusás) y pasé por más kilombos 😉


    Usando Opera Opera 9.63 en Windows Windows XP
  • David despachó:

    Pues la verdad es que tengo también 2 libretas diferentes… la de Gmail y la de la pda, que sincronizaba con outlook… digo sincronizaba porque se estropeó la entrada miniusb y a la que le enchufo el cable se cuelga…
    Y por bluetooth fui incapaz…

    También uso Opera, pero nunca me ha gustado su correo M2.


    Usando Opera Opera 9.50 en Windows Windows XP
  • CoskiBukowski despachó:

    Gabolonte, podríamos decir que he comenzado mis 20s hace uno o dos años 😉

    Saludos!


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.6 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux