Clonezilla, y chau Ghost!

Gabolonte Blasfemus

Prólogo largo: Qué usábamos antes

image Muchos de los que ya contamos varios años de revolver fierros informáticos venimos, por una cuestión de antigüedad y masividad del mundo MS y de su universo de aplicaciones desarrolladas con sus productos en mente. Uno de esos productos que le sacaba una expresión de alivio a cada informático que lo conocía era Ghost, una herramienta para clonar discos rígidos que en su principio se trataba ni más ni menos que de un ejecutable de DOS pensado para correr desde un disquete… qué tiempos aquellos. Con el tiempo evolucionó esta herramienta de Symantec, pero también las necesidades y exigencias de quienes la usábamos. Se hizo imperante el poder hacer imágenes a través de la red, ya que no era cómodo ni práctico andar desarmando equipos cada vez que se necesitaba hacer una copia, a su vez luego ya se pensó en poder disponer de servidores de imágenes en la red que atiendan la alta carga de estaciones de trabajo que podrían llegar a descargar dichas imágenes de manera simultánea.

La familia de productos Ghost ya atiende todos estos requerimientos, pero como todo software comercial hay que pagar, y mucho, si pensamos en servidores de imágenes. Además, para todo lo que sea acceso a red, nos topamos con una debacle muchas veces insalvable: Soporte de drivers para el adaptador de red del equipo en cuestión. En la época del disquete de Ghost eso era casi impensable, ya que ese soporte era mínimo; luego, gracias a discos de arranque armados en base a Windows XP de la mano de BartPE, muchos conocimos ese Ghost de 32 bits que trabaja directamente sobre Windows y aprovecha por ende todos sus recursos, por lo que si desde XP veíamos la red y mapeábamos una unidad, desde Ghost podíamos usarla para guardar una imagen del disco. Pero los años y el avance del hardware nos trajo nuevos problemas.

Si teníamos un de esos live CD de Windows XP armado, digamos en el 2005, con seguridad a partir del 2006 empezaríamos a notar que no es capaz de detectar muchos adaptadores de red, con lo que debíamos decir adiós a clonar a través de la LAN. Pero ahora se pone aún peor. Ante los nuevos equipos con soporte AHCI y la imposibilidad de XP para reconocerlos con los drivers que trae de fábrica, este tipo de soluciones terminan de volverse completamente inútiles.

Yo mismo lo viví en carne propia al pretender hacer una imagen de una notebook nueva, sin tener que andar cambiando en el BIOS el controlador a modo compatibilidad IDE ni tener que sacar el disco rígido y ponerlo en una PC donde tenga una placa de red viejita que sea fácilmente reconocible. Y la solución, mal que le pese a MS y como viene pasando en muchas ocasiones últimamente, viene del lado de Linux y del software libre.

Lo que importa: ¿Qué usamos ahora?

La herramienta que en ese momento me salvó del escollo, reconoció el controlador AHCI y el adaptador Ethernet como si nada, fue Clonezilla, una herramienta de clonado open source basada en Linux que viene como un live CD, con el que arrancamos el equipo y seleccionamos como queremos hacer la copia. Una de las molestias que podemos notar respecto de aplicaciones como Ghost o Acronis es que toda la interfase es en modo texto; olvídense de ver un gráfico salvo por la pantalla de arranque. Pero más allá de eso, el manejo es claro y no representa mayores problemas si tenemos nociones básicas de lo que estamos haciendo.

image

Una de las primeras cosas que debemos notar es que debido justamente a su procedencia del mundo Linux, esta herramienta no sólo clona a la perfección particiones Windows, sino que también las que se usan en el mundo del pingüino, como ext2, ext3, ReiserFS, XFS y JFS.

Pero lo que realmente hace que Clonezilla destaque son las opciones de conectividad por red que presenta. No sólo podemos conectarnos a un servidor SAMBA o Windows para almacenar ahí nuestra imagen, también podemos transferirla a un servidor NFS o a uno SSH. Si no queremos usar la red también podemos elegir una unidad USB que hayamos conectado.

image

Tratando de utilizar la conectividad a SAMBA tuve algunos problemas, pero utilizando SSH fue un espectáculo… hasta se podría transferir una imagen a un servidor en Internet si el tamaño no es desmedido.

Clonezilla también dispone de una edición server que implementa su propio servidor de imágenes, con lo que no tiene nada que envidiarle (exceptuando la interfaz gráfica) a sus equivalentes comerciales. Un live CD que no nos debe faltar.


5 Responses to “Clonezilla, y chau Ghost!”

  • Imzyos despachó:

    Yo uso Northon Ghost 11.0.2 y también permite hacer clones de las particiones de linux, pero el uso de la transferencia a un servidor es realmente bueno, te recomendaria que probaras el Hirens Boot CD


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.1 en Windows Windows Vista
  • Gabolonte Blasfemus despachó:

    Imzyos, al Hirens lo conozco, pero de todas las opciones para clonar que trae (además de Ghost) ninguna me pareció a la altura de este o de Clonzilla, que hasta donde recuerdo no lo trae (corregime si me equivoco). De todas formas también es otro Tools CD a tener a mano.


    Usando Opera Opera 8.65 en Microsoft PocketPC Microsoft PocketPC
  • SpamLoco despachó:

    A Godzilla, digo Clonzilla el Hirens no lo trae… viene con ImageCenter, Acronis True Image, Partition Saving, COPYR.DMA y el Ghost (me fijé en la página de memoria no me acordaba).

    El Ghost del Hiren recuerdo que alguna vez me dio problemas para copiar a un USB pero creo que era porque no era original 😀

    Se ve bien Clonzilla, lo voy a probar en estos días.


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.1 en Windows Windows Vista
  • Imzyos despachó:

    Síp, no lo trae, pero debería… XD lo probare que tal esta gracias por el dato


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.1 en Windows Windows Vista
  • Pedro despachó:

    muy buen post.. lo voy a probar.


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.1 en Windows Windows XP