La otra trampa del DRM

Gabolonte Blasfemus

image En Denken Über reflexionan sobre otro lado oscuro del DRM que hasta ahora casi nadie había advertido: ¿Qué sucede cuando la compañía emisora del certificado con el que se firmó el contenido deja de existir, cambia su tecnología DRM o decide por cualquier motivo coartar la disponibilidad de las licencias? Como cada vez que se instala el contenido en un sistema hace falta obtener el permiso desde el servidor de licencias correspondiente, esto significa que lo que hayamos obtenido mediante estos sistemas restrictivos quedará atrapado en nuestro equipo e instalación actuales, sin posibilidad de volver a utilizarlo en ningún otro lugar. Y si esa computadora en donde residen es actualizada o su sistema operativo reinstalado por problemas técnicos… adiós contenidos.

Esto no pasaría de ser especulación si no fuera que está pasando, y encima el irresponsable detrás de esta estafa a quienes adquirieron contenidos bajo esta modalidad no es una empresita de morondanga sino la misma Microsoft, la cual cierra su tienda MSN Music y ya le avisó a todos sus clientes que tienen hasta el 31 de Agosto de este año para reinstalar sus contenidos en otros equipos, ya que luego de esa fecha sus servidores de licencias serán dados se baja.

Una prueba más que contundente de que los sistemas de DRM constituyen un abuso al cliente y son, como bien afirma uno de los tantos sitios en su contra, defectuosos por diseño.


Comments are closed.