El país dado vuelta

Gabolonte Blasfemus

Este es el tipo de noticias de las que uno no tiene ganas de hablar, pero que lo superan y hay que decir algo. Cualquiera que tenga la mala suerte de vivir en Argentina sabe que hace unos días se está viviendo una situación de muy alta tensión entre los trabajadores del campo y el gobierno nacional, debido a la decisión unilateral por parte de éste de implementar aumentos en las retenciones sobre las ganancias de los primeros. Como el gobierno no piensa dar marcha atrás y el campo tampoco por considerar que el porcentaje es prácticamente confiscatorio (pasó de un 35% a un 44%), en estos momentos se está viviendo una situación de crisis, donde las rutas están cortadas y desde el interior llegan imágenes de como se tira la leche porque no es posible transportarla desde los tambos. Mientras tanto, el campo sigue protestando, cortando rutas e impidiendo que lleguen los alimentos, y el gobierno manda piqueteros a sueldo a echar a los que protestan en Buenos Aires. Evidentemente tiene que existir una forma civilizada de resolver esto, pero creo que no se puede esperar mucho de un campo prepotente y de un gobierno que, además de prepotente y soberbio, se aprovecha de gente que está en la marginalidad para utilizarla como sus "fuerzas de seguridad" y así deslindar hacerse cargo. Y me quedo con esta frase de Denken Über:

¿Quieren saber quien gana? Fijénse quienes NO están haciendo piquetes, quienes son los que exportan cereales y al mismo tiempo distribuyen agroquímicos. Fijense quien recibe subsidios para ir a la plaza y pegarle a los que no piensan como el. Y todo sale del mismo bolsillo que reparte el total de las retenciones a las exportaciones, por eso se necesitan bien altas.

En última instancia, el campo, como casi toda industria de este país, ya está en manos de grupos extranjeros, y obviamente no son éstos los que van a salir perdiendo.


One Response to “El país dado vuelta”

  • Net.Addict despachó:

    Yo veo dos problemas graves:
    1.- El campo no quiere perder más guita.
    2.- Cristina no quiere perder. Nunca. A nada.

    Va a ser muy dificil un acuerdo y por lo que paso esta noche me parece que se va a poner peor…


    Usando Internet Explorer Internet Explorer 7.0 en Windows Windows Vista