Los pochoclos asesinos

Gabolonte Blasfemus

Nuestros pulmones tienen cada día nuevos enemigos. Hace un tiempo descubrimos que las partículas que liberan las impresoras láser pueden hacerles tanto daño como 40 años de fumador compulsivo, y ahora nos venimos a enterar que si comés pochoclos calentados en el microondas pueden afectarse por una rara y extraña enfermedad que nos llevará directo al hospital.

Según sospechan el posible responsable de esto es una sustancia química conocida como diacetyl, la cual se usa para darle el sabor de la manteca a los pochoclos. Aahh… nada mejor que comer un químico con "sabor a…" antes que el ingrediente original… aguante la reducción de costos! Esta sustancia está reconocida como dañina para los pulmones si se inhala durante períodos prolongados, y, saquen sus cuentas, si alguien durante muchos años de su vida come de manera casi diaria pochoclos recién sacados del microondas, bien calentitos, lo más probable es que se esté dando una buena bocanada de diacetyl cada vez que abre la tapa del horno. Esto parece ser lo que le sucedió a Wayne Watson, un yanqui al que le encantaba comer sus pop-corns al calor de las ondas de radio.


One Response to “Los pochoclos asesinos”