“A mí me mató la láser…”

Gabolonte Blasfemus

Parece que ya no sólo nos tenemos que preocupar de las radiaciones que emiten nuestros celulares y los monitores de CRT, sino que ahora tenemos un nuevo enemigo que quiere acabar con nosotros: La impresora láser.

Según estudios realizados por científicos australianos de la Universidad Tecnológica Queensland, por lo menos un 30% de las docenas de impresoras láser que fueron estudiadas emiten niveles potencialmente peligrosos de micropartículas similares a las del tóner en el aire.

Estas partículas ultra-finas pueden penetrar los pulmones y causar el mismo daño que el humo del cigarrillo en las personas, aseguran, y, dependiendo de su composición, causar desde irritación en los pulmones, problemas cardiovasculares, y hasta cáncer.

De las 62 impresoras testeadas, 17 fueron calificadas como “altos emisores de partículas”. Asímismo, el nivel de partículas emitidas, lógicamente, es proporcional a la cantidad de tóner utilizado en cada impresión.

Los investigadores aconsejan mantener ventanas y puertas abiertas donde se utilicen impresoras láser o fotocopiadoras para que exista una buena ventilación y así estas partículas se dispersen.

Visto en Kriptópolis, vía brisbanetimes.


Comments are closed.