En qué ando

Gabolonte Blasfemus

Estos días ando bastante enkilombado, sumado a mi de por sí ocupada vida: Muchas cosas que andaban y dejaron de hacerlo y estoy viendo por qué, más tiempo familiar, ocupaciones, trámites, etc. En fin, muy poco tiempo para enterarme de lo que pasa por la bobósfera he tenido. Pero como soy seguidor como perro viejo, siempre busco hacerme un tiempito y escribir algo.

Por estos días llegaron los CD’s de Ubuntu 7.04 que ordené:

Ubuntu

Comparto el sentimiento con otros de qué lindo que es que te manden cosas gratis, aún así si no es algo que te morías por tener.

Ahora que tenía los CD’s “oficiales” pensé que sería realmente bueno aprovechar y dejarme instalado un Ubuntu en algún rincón, más que nada porque hace muchos años que no juego el suficiente tiempo con una distro (tengo un OpenSuse en VMWare pero lo uso poco porque no me da el hardware para tenerlo todo el tiempo de fondo) y además se supone que el “Ubun” es el más fácil. Así que viendo dentro de las limitadas opciones que tenía, decidí que iba a instalarlo como segundo sistema operativo en una PC que la uso mayoritariamente como router de Internet y como máquina de reserva.

Ese maquinón, que actualmente corre un Windows 2000 Professional más un buen software que hace de firewall y router, adivinen, es un Pentium I de 200MHz con 128 MB de RAM. Y después hay tantos que dicen que con Windows no se puede aprovechar hardware viejo…

El primer problema que experimenté es que, dados los escasos 128 MB, el Ubuntu Desktop CD (que en realidad es un Live CD) no llegaba a levantar exitosamente, por lo que busqué si había alguna forma de instalarlo sin tener que bootear el Live CD. Ahí me encontré con lo que en las últimas versiones de Ubuntu se conoce como Alternate Install, que básicamente es un CD que en vez de levantar la interface gráfica levanta directamente un instalador en modo texto desde la consola. Esto hace posible el poder instalar Ubuntu en equipos donde no hay suficiente RAM para levantar todo el sistema sin recurrir a una partición de swapping.

XublogoPero no quise quedarme ahí, yo ya sabía que una distro como Feisty Fawn es de por sí pesadita, así que estuve mirando y me decidí directamente por instalarme Xubuntu, un sabor de Ubuntu que utiliza la interface Xfce, mucho más liviana y con un menor consumo de recursos que Gnome o KDE.

De ahí en más, me bajé el iso, lo grabé, y lo instalé. Cuando arrancó el sistema mi primer dolor de cabeza fue para poder poner una resolución superior a los 640×480 que me mostraba como única opción posible desde el ícono de configuración de pantalla. Me llevó un tiempito encontrarle la vuelta.

Cuando terminé eso llegó el otro pequeño parto: Configurar mi conexión adsl y compartirla con mi otra PC. Ahí es cuando uno ve que por más que se maten con los programitas de configuración y los asistentes siempre se tiene que terminar en la consola tipeando comandos poco conocidos (para alquien que no se sabe de taquito cada uno). De todas formas no es difícil hacerlo, si fue difícil lograr que funcione a la segunda vez, porque una vez configurada y levantada la conexión al reiniciar, a pesar de volver a conectarse, no permitía tráfico alguno. En fin, no sé bien qué pasó ahí pero se solucionó solo :S. Para compartir la conexión recurrí a Firestarter para no complicarme vía consola con iptables.

El siguiente paso fue compartir alguna carpeta para poder sacar o poner algún archivo. Me llevó bastante tiempo ver que mi principal problema era que primero tenía que crearme una regla desde Firestarter que permita a la IP de mi PC entrar (asumí que por defecto Firestarter garantizaría acceso a mi LAN). De todas formas para esas alturas ya estaba tocando a mano el smb.conf para arreglar algunas cosas, por lo que sigo pensando que a las utilidades gráficas que vienen para estos menesteres aún les falta para ser eficaces y evitarle a uno liarse con archivos de configuración, aunque una vez que te acostumbrás a tocarlo es como todo.

Abajo mi desktop de Xubuntu, con un detalle que para mí no podía faltar :

Corre bien en mi vejestorio, pero aún así me resulta bastante más responsivo Windows 2000 en él.

Lo instalé hace dos noches, y la noche anterior configuré el acceso adsl y el ruteo, y hace un rato por fin pude acceder vía Samba :D. Por suerte hay muchos tutoriales dando vueltas por ahí, tratar de hacer la mitad de esto hace 8 años sin un buen libro a mano sí que era un parto de quintillizos!

Lo que quiero y no encontré aún es algún DNS forwarder, pero tiempo al tiempo.


4 Responses to “En qué ando”

  • Lucila despachó:

    Xubuntu no lo probé todavía, a pesar de que el entorno gráfico me tienta. Lo vi en una pc viejita de un amigo, estaba todo cambiado el entorno y quedaba increíble, es mas mucho mas lindo que KDE o Gnome.

    Espero que puedas solucionar todo!! y acostumbrarte va a costar, mas si tenías Windows instalado, hay bastante diferencia.

    Saludetes!! y Buen findeee!


  • Gabolonte Blasfemus despachó:

    Si, igual el Win2000 no lo saqué, y no es mi PC principal, sonará muy antirevolucionario pero prefiero Windows que lo conozco bien y no me da tantas sorpresas.

    Lo que me va a permitir esto es tenerlo ahí (al Xubuntu) e irle probando cosas en los ratos libres. Al Vim por ejemplo lo terminé sacando medio entre mezcla de algun dato más adivinar, porque mucha info no coincidía (se nota que del Vi al Vim cambiaron algunas cosas).

    Saludos y buen finde para vos también!


  • SpamLoco despachó:

    Cuesta acostumbrarse… a mi con 256 de RAM me pasa lo mismo con el Live-CD, no se tranca… pero correo lento. Tambien lo tengo instalado hace dias y lo voy probando de a poco. Hace unos meses atrás por probar una distro media rara, conde se configuraba solo el XGL (yo queria jugar con el cubo 3D) al instalarla seleccioné la partición que no era y todavía la instalación se tranco en la mitad… por supuesto… los datos que tenía ene sa partición no los pude recuperar con ningun programa, son cosas que pasan.

    Ayer probaba ubuntu en la lap de un amigo (core duo – 512 tarjeta grafica – 2 GB de RAM DDR2 – un maquinón) y funcionaba como si estuviera instalado en el disco.

    No tuvimos suerte con la conexión inlámbrica a internet, pedia una contraseña del router que no sabíamos cuál era, o sea, él decia que la escribía bien… en Windows con la misma contraseña podía entrar a la configuracion del router. asi que me quedé sin saber que pasó. Igual el no estaba muy convencido, es mas bien windosero de corazón y no queria instalarlo porque no queria estropear Windows. Tras explicaciones de todo tipo para que entendiera que la partición de Windows no se toca y no lo afecta en nada, un día de estos capaz que se anima a instalarlo.


  • Gabolonte Blasfemus despachó:

    SpamLoco, consejo: Hacé una imagen de todo el disco a través de la LAN a otro equipo con Ghost, True Image, o lo que quieras. Nunca se sabe cuando algo puede salir mal!