El fiasco de los MP4

Gabolonte Blasfemus

Hace poco cierta inquietud me llevó a averiguar qué tipos de videos reproducirían esa nueva generación de reproductores que desde hace un buen tiempo abundan en los sitios de remates online y en los boliches de computación y/o electrónica. Me refiero a lo que comúnmente todos conocen como reproductor MP4, esa “familia” de aparatitos de origen chino que prometen, además de reproducir MP3, también mostrarnos videos en sus diminutas pantallas. Lo que descubrí fue bastante interesante.

Estos bichitos de origen asiático, de los cuales muchos de ellos intentan parecerse lo más posible a un iPod, esconden un oscuro secreto. Si es un reproductor MP4 debería reproducir videos en formato MP4, no? Pues no.

Primero hagamos una breve reseña del formato MP4. Este tipo de archivo es lo que se conoce básicamente como un contenedor, o sea, al igual que un archivo avi, puede contener distintos tipos de codecs de video y audio, con lo cual no todos los mp4 son iguales. Apple, por ejemplo, admite en sus iPods archivos mp4 en donde el video esté codificado bajo el estándar H.264. Algunos teléfonos celulares también reproducen video en mp4 pero el codec de video que aceptan puede ser distinto.

Ahora volvamos a lo que sucede con nuestros amigos los MP4 (los reproductores). Estos bichos, a pesar de que su nombre claramente indicaría que deberían reproducir el mencionado formato de archivo, realmente no lo hacen; en su lugar la mayoría reproduce un formato conocido como AMV, aunque también existen otros de la misma familia como MTV, ATV o ACT. Lo que todos estos formatos raros tienen en común es que fueron diseñados exclusivamente en función de estos reproductores, con el objetivo de que se necesite muy poco poder de procesamiento para la decodificación del video, y así por ende poder funcionar en estos equipos tan baratos. En consecuencia, estos formatos comprimen mucho menos la información de video para poder ahorrar procesamiento, teniendo por ende el efecto negativo de que un video codificado de esta forma ocupa más espacio, limitando así el tiempo de video que podemos almacenar en la memoria del reproductor.

Estos reproductores MP4, que en realidad sólo reproducen el formato AMV en su mayoría, suelen incluír en el kit un cd que entre otras cosas trae un soft para convertir distintos formatos de video conocidos al formato mencionado, intentando paliar de esta forma las limitaciones del equipo.

Así vemos de qué otra manera no es lo mismo un iPod o un celular con capacidades multimedia con estos artefactos de origen chino, en lo que a reproducción de videos se refiere. Como podrán imaginar un formato como el AMV no es soportado en los equipos mencionados anteriormente, así como tampoco en los reproductores de video más populares para Windows, o en una PDA.

De lo que pude averiguar hablando con conocidos que posean alguno de estos reproductores es que pocos realmente notan esto (obviamente hablando de usuarios que no sean geeks), ya que por lo general suelen conformarse con ver algún que otro video de ejemplo que venga precargado en el equipo y después no le dan más bola al tema del video en sí, y termina usándose exclusivamente para pasar mp3.

Para quienes quieran saber más sobre este tipo de reproductores tan popular (más que nada por su bajo precio) existen comunidades online como por ejemplo MP4 Player Search, donde se discuten todos los tips y pormenores al respecto de los mismos, incluso tienen su entrada en Wikipedia.


4 Responses to “El fiasco de los MP4”

  • felipe despachó:

    yo tengo uno de estos. no porque mo lo compre,fue un regao de un vecino. y aparte de su bajo costo (U$60 por un aparato de 1 GB), tienen mas ventajas, lo puedes conectar en cualquier momento sin necesidad de un soft para la musica (no asi el video). la bateria que usan por lo general se pueden cambiar metiendoles un poco de mano (son las mismas que un nokia) y se pueden alargar las 8 horas a 12 de reproduccion por unos pocos pesos (U$5), no te gastaste un monton de plata en el aparatito, si se muere o te lo roban, no duele tanto :P. Son muy utiles como regalo!

    entre los contras estan: lo del video como ya se dijo, una calidad de sonido bastante pobre, cero garanatia, cero servicio tecnico (aunque no es dificil abrirlos y arreglarlo uno con espiritu geek). el firmware tiene muchas fallas o falencias en su programacion (terminas arreglandolo tu).

    y eso, esa es la experiencia de un dueño de este tipo de aparatos, saludos.
    felipe


  • Gabolonte Blasfemus despachó:

    Felipe: Gracias por el aporte, realmente muy interesante. Ahora, me surgen un par de dudas:

    1. Quiero saber donde vivís así me mudo ahí. Acá los vecinos no te regalan ni un buenos días.

    2. “el firmware tiene muchas fallas o falencias en su programacion (terminas arreglandolo tu)” Si realmente me estás queriendo significar que te tomás el trabajo de modificar el firmware que traen estos bichos para arreglar los bugs del código y luego reflashearlos, mínimo me saco el sombrero :P


  • Lucila despachó:

    Yo sigo diciendo que el mp4 aca en Argentina te hace ser un blanco seguro para los chorros :P
    por eso prefiero un mp3, no me da la cara para ir en el tren “mirando algun video..”
    Aparte, tuve la posibilidad de mirar un video en un mp4..y la verdad no me gustó para nada..

    Saludos!


  • SpamLoco despachó:

    Aguanten los mp3!

    Y ahora hay uno que es mp3 y lee CD también, re loco.


    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 2.0.0.6 en Windows Windows XP